noviembre 2015

!!! Te lo PROMETO y NO te lo CUMPLO !!! FEDERACION OLVIDA OBRAS en TAMAULIPAS.

noviembre 30, 2015 // 0 Comentarios

Otro año más y los recursos federales por casi 2 mil millones de pesos que Tamaulipas requiere para continuar o iniciar obras de infraestructura hidráulica y penitenciaria no fueron incluidos en el Presupuesto de Egresos de la Federación del 2016. 

Uno de los proyectos es la segunda línea del Acueducto Guadalupe Victoria, cuyo convenio de construcción se publicó desde el 24 de junio del 2013 en el Diario Oficial de la Federación y que requiere de 900 millones de pesos para arrancar, pero no fue contemplada en el presupuesto del próximo año. 

“Es un tema que se tiene que decir el próximo año (2016) cuándo se inicia. No tengo el detalle de los números, todavía no lo hemos recibido así oficialmente”, dijo el director de la Comisión Estatal de Agua de Tamaulipas (CEAT), Jaime Cano. 

La obra urge porque con la cancelación del proyecto Monterrey VI, se suspendió el plan de dejar una toma para consumo humano en época de estiaje en Tamaulipas. 

Cano dijo que se requiere al menos tres años para terminar el acueducto, por lo que no estará listo en la gestión del Gobernador Egidio Torre, que termina el 30 de septiembre del 2016 y existe el riesgo de que también lo deje pendiente el Gobiernode Enrique Peña Nieto. 

Junto con el Acueducto Guadalupe Victoria se aprobó la construcción del acuaférico en la capital del Estado, que requiere 320 millones de pesos, de los cuales se han invertido 167 millones. 

Aunque en enero del 2015 el titular de la CEAT ofreció concluir la obra este año, los trabajos de la primera de tres etapas están detenidos y tampoco está contemplada en el presupuesto federal. 

“Se debe concluir el año que entra, ojalá se pueda licitar los primeros meses del año, es una mezcla de recursos de la Federación y del Estado”, precisó.

Otra obra que espera apoyo federal es el Penal de Ciudad Victoria, cuya edificación está detenida desde el pasado sexenio estatal por falta de recursos y tiene un avance del 30 por ciento. 

La primera etapa del penal, que se construyó en el sexenio del Presidente Felipe Caderón, costó 250 millones de pesos y requiere más de 700 millones de pesos para continuar la segunda etapa.

Fuente.-

Denuncian RED de Agentes Federales al servicio del “Comandante Toro” del CDG en Reynosa

noviembre 30, 2015 // 0 Comentarios

La impunidad con la que actuaba un grupo de agentes federales en Reynosa al servicio del Cártel del Golfo en Tamaulipas, se está acabando

Ese grupo, de acuerdo con investigaciones federales, asesinaba, secuestraba y limpiaba los cadáveres dejados en las calles de las ciudades tamaulipecas por el Cártel, y era intocable

Pese a las denuncias, durante meses hubo negligencia gubernamental, que mantuvo intacta su actuación como parte estructural del Cártel del Golfo. 

La semana pasada se publicó en este espacio parte de la denuncia que presentó un grupo de tamaulipecos al más alto nivel del gobierno federal, frustrados por la falta de respuesta. 

Las cosas, sin embargo, se están moviendo. 

Varios de los policías señalados en la denuncia fueron trasladados a la Ciudad de México, uno fue suspendido y se preparan órdenes de presentación contra toda la estructura institucional que protegía al Cártel. 

Cómo terminarán las cosas es incierto todavía. 

En la investigación participan la Comisión Nacional de Seguridad, a cuyo titular Renato Sales le entregaron en su oficina la denuncia hace un mes, y la Subprocuraduría Especializada en Investigaciones de la Delincuencia Organizada. 

Funcionarios federales dijeron que la persona más importante dentro las instituciones en esa estructura criminal es Salvador Silva, expolicía federal con licencia, adscrito a la Comandancia de Homicidios de la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas, quien fue recientemente suspendido. 

Silva, su pareja y el también oficial policial Gisel García, el expolicía federal y ahora suboficial en Homicidios, Joaquín Romero Salgado, así como el jefe de los tres, William López Ramírez, jefe de la División de Homicidios en Reynosa de la procuraduría tamaulipeca, son investigados por ser la cabeza de las bandas de secuestradores en Reynosa y Ciudad Victoria, autores intelectuales del reciente secuestro de alto impacto de los empresarios Juan Manuel Gómez Fernández y su hijo Juan Manuel Gómez Monteverde, que fueron encontrados sin vida en Ciudad Victoria y sus cuerpos dejados en Veracruz en septiembre. 

Silva, a quien apodan El Santero, aunque segundo mando, es la figura central en la estructura criminal del Cártel del Golfo en la policía tamaulipeca. 

De acuerdo con funcionarios federales, es el enlace de Juan Manuel Loza Salinas, apodado Comandante Toro, jefe de la plaza de Reynosa con las instituciones de seguridad en el estado. 

López Ramírez, Silva, García y Romero, conforme a las investigaciones, protegían el dinero del Cártel del Golfo, y quincenalmente guardaban entre dos y cinco millones de dólares en el hotel El Camino Inn, una franquicia estadounidense, sujeto también a investigación. 

La persona señalada en las investigaciones como el contacto del comandante López Ramírez que les entrega ese recurso es identificada solamente como “Gaby”, con una edad aproximada entre 34 y 38 años, que maneja una camioneta Lincoln.

Silva y Romero eran los encargados de recibir el dinero del Cártel del Golfo para pagar las nóminas de los policía federales, policías de caminos y de miembros de la procuraduría tamaulipeca. 

Silva, quien se hospeda en el Camino Inn, según la investigación, usaba una motocicleta para una rápida movilidad, una Suzuki negra que llevaba una mica en amarillo y rojo con la leyenda “Moto Club Dragones Reynosa”. 

Junto con Romero, como se señaló en este espacio la semana pasada, “se encargan de recoger todos los cuerpos de los ejecutados por el CDG. Ellos dan la protección y vigilan conductas delictivas como la venta de drogas, la trata de personas, el lavado de dinero y el tráfico de armas”. 

Según la investigación, cuentan con cuatro casas de seguridad, donde mantenían a sus víctimas de secuestro en espera del pago, que oscilaba entre tres y cinco millones de pesos.

La denuncia ante la SEIDO fue presentada el 7 de septiembre pasado, como consta en el acta circunstanciada AC/PGR/SEIDO/UEIDCS/177/2015, y quedó registrada como “anónima”. 

No tuvieron respuesta. 

Una copia del documento en el que se sustentó la denuncia se entregó en las oficinas de los secretarios Miguel Ángel Osorio Chong, de Gobernación, general Salvador Cienfuegos, de la Defensa, almirante Vidal Soberón, de la Marina, así como del comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales, el almirante Luis Gerardo Alcalá, jefe del Estado Mayor General de la Armada, y el jefe de la Base Temporal de la Infantería de Marina en San Nicolás de los Garza, Nuevo León. Hasta hace unos días, les hicieron caso.

El grupo de personas que presentó la denuncia, dijo que la información “nos costó mucho trabajo y tiempo obtenerla, gente arriesgó su vida y tuvo que huir por su seguridad”. 

Hacer públicos detalles generales de su denuncia, se debió a la impotencia por la no respuesta. 

“Todos han hecho caso omiso de toda esta información, lo cual no causa indignación puesto que es imposible que tantas instituciones conozcan del asunto y no se haga nada al respecto”, se quejó ese grupo de tamaulipecos.

Finalmente las cosas cambiaron cuando se movieron las aguas de la opinión pública. 

Las autoridades policiales y ministeriales entraron de fondo a investigar la denuncia y a tomar acciones. 

Si se comprueba que los jefes policiales en Reynosa en efecto forman parte de la estructura criminal del Cártel del Golfo, y son responsables de los secuestros, la banda de narcotraficantes habrá sufrido un golpe importante en su protección institucional y habrán delimitado significativamente su estructura. 

Esto sería una buena noticia para los tamaulipecos, urgidos de estas nuevas.

Las "LAVADORAS del NARCO",mas de 1,000 MUJERES "BLANQUEANDO DINERO MAFIOSO" por 500 PESOS….y no solo "mujeres",así esta todo el país.

noviembre 30, 2015 // 0 Comentarios

El periodista sinaloense Silber Meza, fue reconocido con el premio de periodismo alemán Walter Reuters gracias a su trabajo en el reportaje “Las Lavadoras del Narco”, el cual habla de las mujeres que abren cuentas a nombre de narcotraficantes, con el objetivo de lavar dinero; mientras que ellas reciben un pago de 500 pesos. (Video…)


Entrevistado, vía telefónica en el noticiero de Manuel Feregrino, “Fórmula de Fin de Semana”, indicó que son mujeres de “las más pobres de Culiacán, y tienen problema con la educación, bajo nivel educativo, mujeres marginadas y que viven en los alrededor de los cerros, mujeres acostumbradas a que partidos políticos vayan a comprarles el voto,estas mujeres son presa del crimen organizado”. 


Precisó que el crimen organizado depositaba a las cuentas bancarias de ellas, y de esa manera se legaliza el dinero y los responsables terminan siendo las mujeres, sin saber que cometían en un delito tan grave. 

Detalló que se habla de cientos de mujeres, ya que se estima más de mil, que incluso las colonias están incluidas en los polígonos de violencia del Gobierno Federal. 

Precisó que: “Ellas recibieron un citatorio por parte de la PGR (Procuraduría General de la República) para que se presentarán a declarar; se les decía que estaban vinculadas con el delito de blanqueo de capitales; entonces las mujeres se llenaron de miedo, fueron con una asociación de Culiacán y así se dio a conocer la información”. 

Añadió que después de haber publicado el reportaje lograron atrasar la acusación de las mujeres. 
fuente.-

!!! NI EFICACIA,NI EFICIENCIA !!! "FRACASAN GRUPOS ANTISECUESTROS en los ESTADOS"…casi 500 MDP tirados a la basura.

noviembre 30, 2015 // 0 Comentarios

Pasados seis años de su creación, las Unidades Especializadas de Combate al Secuestro (UECS) no logran consolidarse con buenos resultados en los Estados.

En el 2009, cuando arrancó formalmente el proyecto como parte de la Estrategia Nacional de Prevención del Delito y Combate a la Delincuencia, el País registraba mil 162 averiguaciones previas y carpetas de investigación de secuestro, en el fuero común, en las 32 entidades. 

Para el 2014 las fiscalías estatales reportaron mil 395 casos.

En lo que va del 2015 se han registrado 855 denuncias por secuestro que involucran a mil 064 víctimas.

Además, organizaciones de la sociedad civil han insistido en que hay una cifra negra de secuestros que no se denuncia o de casos que toma la Policía Federal y las entidades no reportan.

TAMBIEN PUEDES VER.-ACUSAN a ‘ZAR ANTISECUESTROS de TAMAULIPAS de estar “INVOLUCRADO… en el SECUESTRO”.

La Coordinación Nacional Antisecuestro advierte que las UECS presentan un déficit de elementos e insuficiencia de software, bases de datos y de equipo tecnológico.

También, agrega, carecen de instalaciones adecuadas, adolecen de estructura administrativa y su personal requiere mayor capacitación.Esto, a pesar de que año con año Gobernación apoya el combate al secuestro, independientemente de los recursos que destinan los Estados.

En el 2014, la Segob canalizó 440.6 millones de pesos para las UECS, vía el Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública, y en el 2015 acordó el suministro de 476.7 millones.

Patricia Bugarín, coordinadora Nacional Antisecuestro, pidió más apoyo de los Estados.

Dijo que las unidades de Nuevo León, Puebla, Morelos, Sinaloa y Jalisco operan en condiciones más óptimas.

fuente.-

Denuncian LEVANTONES de Jovenes en Tampico

noviembre 30, 2015 // 0 Comentarios

Denuncia ciudadana Tampico: 

“Extremen precauciones por favor, los delincuentes se han estado enfocando en jovencitos que agarran en la vía pública. no hay mucho sentido en privar de su libertad a las personas que han secuestrado de forma express.

Algo ocurre con estos levantones, y los objetivos son jovencitos por los que no hay interés en cobro de rescate. Por favor tengan cuidado y estén atentos. Padres de Familia.

No muy seguido sugiero extremar precauciones al menos que se vea una tendencia específica”.

Division NARCÓPOLITICA del Estado de Tamaulipas; ZETAS Y CDG

noviembre 30, 2015 // 0 Comentarios

Tamaulipas.- Estructura actual de la división narcopolitica del estado. Hasta el momento los Z y el CDG han continuado con sus fronteras inamovibles. Los grupos internos del CDG son los que han tenido una reorganización.

Uno de los cambios es que CDG de Altamira y González marcaron su diferencia con Aldama y Soto la Marina. San Fernando zona norte pareciera que el comandante Caballo también tiene presencia en área de Nuevo Progreso. 

La zona norte de Veracruz, y fronteriza con Tamps de SLP ya están bajo control del CDG y no de los Z.

"MATAR NARCOS": el "DILEMA MORAL y LEGAL" de MATARLOS cuando se "PUEDE RESPETARLES la VIDA"….para que "enfrenten" el castigo,morir es escapar.

noviembre 30, 2015 // 0 Comentarios

La muerte de narcos en México violenta protocolos internacionales de derechos humanos, sostiene especialista; aquí se les mata, cuando pueden respetarles la vida. 
Especialistas en temas de seguridad y uso legítimo de la fuerza pública recomiendan a la sociedad civil exigir al Gobierno federal que retire al Ejército y la Marina de las calles porque ese no es su papel.

TAMBIEN PUEDES VER.-“CAPOS del CDG en la MIRA”: la “MARINA en la CACERIA del “WERO CLEOFAS”,lo “BUSCAN para MATARLO”…le “cancelarían” el castigo.


La ausencia de una ley general de Uso de la Fuerza Pública que regule la actuación de las policías y fuerzas armadas en el país está acentuando la crisis de derechos humanos en el país, coinciden en un foro organizado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.
El especialista en derecho penal, Héctor Chicuate, reconocido investigador en temas de delincuencia organizada, sostiene que la política que aplica el gobierno federal para combatir la delincuencia organizada, es excesiva e irracional.
Invitado a disertar sobre la importancia del Derecho Operacional Policial en el nuevo modelo de Justicia Penal sobre el tema del uso legítimo de la fuerza, destaca que el excesivo uso de la fuerza por parte de las policías, el Ejército y la Armada mexicanas en su combate contra organizaciones criminales, ha hecho que este sexenio y el anterior se cometan violaciones muy graves a los derechos humanos, que además ilustran cómo el gobierno federal encara la lucha contra la delincuencia organizada, sin atender los protocolos y principios del derecho internacional humanitario.
Si el sexenio anterior se ejerció una política criminal desafortunada, dice, en el actual la situación es más grave, porque los casos de Tlatlaya, Tanhuato y Apatzingán demuestran que hubo un uso desproporcionado, irracional y excesivo de la fuerza pública.
El especialista asegura que esto demuestra la forma arbitraria en que el Gobierno Federal justifica su lucha contra el narcotráfico creando la figura del “enemigo del Estado” y utilizando la violencia mortal en su contra, es decir, matarlo antes de consignarlo y juzgarlo.
“Esto solamente se da en un Estado totalitario que no respeta los derechos fundamentales de sus gobernados”, indica.
Para ilustrar estas violaciones flagrantes a las violaciones de los derechos humanos recordó las muertes de capos como Heriberto Lazcano Lazcano; Ezequiel Cárdenas Guillén, alias Tony Tormentas; Nazario Moreno González, el Chayo; Ignacio Coronel y Arturo Beltrán Leyva.
Especializado en temas de narcotráfico, el doctor en derecho penal asegura que en la lucha contra los capos de la droga el Estado ha cometido violaciones muy graves a sus derechos humanos. En  el caso de Arturo Beltrán Leyva, el enfrentamiento se dio en un edificio de condominios. Por tanto no había manera de escapar. Caso similar fue el de Ezequiel Cárdenas, quien estaba totalmente rodeado. Sin embargo se dio el enfrentamiento hasta privarlo de la vida.
Es aquí, dice, donde vemos el exceso en el uso de la fuerza, precisamente por la formación que tienen nuestras fuerzas armadas de que al enemigo hay que matarlo. Y se pierde de vista que estos operativos se realizan en un Estado democrático donde por ley se deben respetar los derechos fundamentales de las personas, pues con todas las atrocidades que se sabe cometen estos delincuentes, también tienen derechos.
Los “enemigos del Estado”, recalca, antes que todo son personas y las reglas de operativos para su abatimiento son peligrosamente flexibles.
Dice que la ley general sobre uso legítimo de la fuerza, que establezca buenas prácticas de los derechos humanos, permitirá evitar confusiones de roles y funciones policiales y militares así como la generalización de responsabilidades.
Considera urgente que México atienda esta disciplina del derecho operacional para regular las actividades policiales y de las fuerzas castrenses, para que todas las operaciones de combate contra organizaciones criminales se apeguen a protocolos uniformes y estandarizados.
Engarzada 
A veces hay que matar personas pero es normal: vicealmirante Renato Bermúdez
ALMIRANTE. La función de las fuerzas armadas es eliminar al enemigo.
El Almirante Renato de Jesús Bermúdez Flores, miembro de la generación fundadora de Ciudad Universitaria y Profesor del Colegio Militar y del Centro Superior Naval, afirma que “nunca hemos salido con el armamento a matar a nadie. En los 40 años al servicio de la armada jamás recibimos una orden de matar a nadie. Tuvimos, si, la obligación muchas veces de ocasionar la pérdida de muchas vidas”.
Al abordar el tema, remarca que “posiblemente hemos sido atacados. No somos ni matones ni enemigos de la sociedad, somos los garantes de la seguridad en el país. No estamos contra el crimen organizado porque hayamos querido salir. No es nuestra función, nuestra tarea prioritaria es la defensa del país, pero cuando las demás autoridades no pueden hacer frente al flagelo del narcotráfico y demás delitos de alto impacto, alguien tiene que salir a hacerles frente”.
“Se ha considerado que sean las fuerzas armadas las que deban hacerlo y es una orden que debemos acatar. En la milicia las órdenes se cumplen, no se discuten. No es verdad que salgamos y andemos matando gente en la calle. Nos han tildado de que nuestra doctrina de guerra es matar al enemigo y eso no es cierto”.
Opina que la función de las fuerzas armadas es eliminar al enemigo, de acuerdo con las convenciones de Ginebra. “Posiblemente en esa eliminación hay que matar algunas personas, pero eso es normal. Pero ni el armamento ni las municiones que tenemos son de alto impacto para matar a nadie. En cambio, todos ustedes saben que nos enfrentamos a los señores del narcotráfico, a las hermanitas de la caridad que no hacen absolutamente nada, digo, trafican, y usan unas pequeñas armas que se llaman matapolicías que tienen mucho más capacidad que las armas que tiene la policía”.
El militar retirado afirma que “las fuerzas armadas nunca han usado bazukas o armas de gran poder para matar a narcotraficantes Estuve 40 años en las fuerzas armadas. Las defiendo creo necesario hacerle saber a la población que no somos matones, ni criminales, que no salimos a realizar ninguna actividad ilícita y salimos a aplicar la fuerza cuando es necesario.
Por su parte, Juan Ibarrola Carreón, Consultor de las Fuerzas Armadas y periodista especializado en temas de seguridad, se atrevió a afirmar que los muertos registrados en la estadística nacional en forma violenta no los mataron las fuerzas federales, no los mató ni la policía ni las fuerzas armadas, sino que “se mataron entre ellos”.
El también profesor del Centro de Estudios Superiores Navales, comenta que las escuelas de medicina del país deben estar contentas por tanto muerto por examinar, haciendo referencia a que en México los familiares no acostumbran a reclamar los cuerpos de sus hijos, esposos, hermanos, porque saben a lo que se dedican.
En respuesta a una pregunta hecha sobre el rol de los militares en la matanza de Tlatelolco, contestó que en el movimiento del 68 no fueron miles, ni siquiera cientos los muertos de aquella noche madrugada: “Solamente se presentaron 42 familias a reclamar a los ministerios públicos para que les entregaran los 43 cuerpos de fallecidos que reportó este suceso violento”.
Afirma que no hubo los miles de muertos ni un campo militar número uno que se ha hecho ver como el gran panteón donde quedaron sepultados muchos estudiantes desaparecidos aquel dos de octubre. Y lo refrenda argumentando que fuera de esas familias no hubo otra más que se acercara a reclamar la identidad de sus hijos supuestamente muertos o desaparecidos.
En su afán por justificar el abuso de la fuerza pública perpetrada por militares en la década de los 70, el columnista de Milenio Diario evidenció que las cifras sobre muertes violentas en el país no son confiables porque los medios de comunicación tienen unas y los familiares las suyas.
Fuente.-

Tenian "RETEN FEDERAL PATITO",DETIENEN a 11,entre ellos 2 EFECTIVOS de PGR y 9 MADRINAS…luego por eso las "desconfianzas".

noviembre 30, 2015 // 0 Comentarios

Foto ilustrativa.

La Procuraduría General de la República (PGR) dio a conocer la detención en Tlaxcala de nueve personas que se hacían pasar por policías federales y que realizaban revisiones en puntos carreteros de la entidad.
En un comunicado, la PGR abundó que en esta acción también fueron capturados dos efectivos de la Policía Federal ministerial, quienes eran auxiliados en estas revisiones por los nueve detenidos.
La procuraduría informó que derivado de las acciones de investigación que la PGR desarrolla al interior de la institución, a través de la Visitaduría General, se inició averiguación previa con detenido para establecer la probable responsabilidad de los presuntos.
De acuerdo con la PGR, los nueve civiles se ostentaban como efectivos policiacos, y “sin serlo, desarrollaban acciones de revisión en un punto carretero que actuaba al margen de la legalidad en Tlaxcala, con la autorización y en auxilio de los elementos”.
La detención ocurrió cuando integrantes de la Dirección General de Asuntos Internos de la Visitaduría General desarrollaban una investigación iniciada derivada de una denuncia ciudadana en la que se hacía referencia a la existencia de un retén ilegal, operado, entre otros, por sujetos conocidos como madrinas.
El pasado 27 de noviembre, aproximadamente a las 18:20 horas, personal de dicha dirección se constituyó a la altura del kilómetro 182+700 de la carretera conocida como Arco Norte con dirección hacia Calpulalpan, Tlaxcala.
“Sorprendiendo en flagrancia a los nueve particulares, que ostentándose como policías ante los conductores y pasajeros de vehículos que transitaban por el lugar, realizaban actos de molestia al someter a revisiones arbitrarias a la ciudadanía, bajo la supervisión de dos efectivos de la Policía Federal ministerial”, detalló.
Además, la PGR informó que elementos de la Agencia de Investigación Criminal, adscritos a la delegación de Morelos, detuvieron a cuatro personas en la carretera Cuautla-Cuernavaca, en Cocoyoc, cuando pretendían extorsionar a un comerciante, a quien le exigían 5 millones de pesos.
Dicha captura se dio en coordinación con elementos de la Comisión Estatal de Seguridad del estado, y de acuerdo con el expediente, en seguimiento a una carpeta de investigación integrada por la agente del Ministerio Público adscrito la Unidad Especializada en Combate al Secuestro de Morelos, a los inculpados se les detuvo en flagrancia.
La Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, delegación en Morelos inició una carpeta de investigación por el delito de extorsión agravada contra las personas detenidas, quiens fueron puestas a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación.
En tanto, el MP obtuvo del juzgado decimoprimero de distrito de procesos penales federales, sentencia condenatoria de cinco años de prisión y 100 días de multa equivalentes a seis mil 476 pesos contra una persona por su responsabilidad en el delito contra la salud, en la modalidad de posesión de los narcóticos.
El inculpado, quien prestara sus servicios en empresas de seguridad privada en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México fue detenido en 2013 por efectivos de la Policía Federal, cuando intentaba sustraer dos maletas de la banda de equipaje 22 de la terminal uno del área de llegadas internacionales, procedentes de Bogotá, Colombia. 
fuente.-

Tras "DIVISION ZETA",siguen MATANDOSE en CIUDAD VICTORIA,dejan "NARCOMENSAJE"….y el "referí" nomas viendo.

noviembre 30, 2015 // 0 Comentarios

En un evento mas de la imparable violencia desatada en la “sede de los poderes” que “no pueden” capital del estado de Tamaulipas” presuntamente originadas en la “división zeta” sumo dos hechos de violencia mas el fin de semana que fueron ejecutadas dos personas,en uno de estos los ejecutores abandonaron un “narcomensaje” con la leyenda “ATTE GRUPO BRAVO”.
Cd.Victoria.-30/Nov/2015  Los  dos hechos cometidos por separado se suscitaron este sábado alrededor  de las 22:00 del sábado en el 32 Morelos e Hidalgo, de la colonia Héroe de Nacozari, lugar a donde acudieron agentes de la Policía Estatal Acreditable y Ministerial.
En el lugar fue encontrado el cadáver de un hombre, con la cabeza completamente vendada.
El occiso era de complexión delgada, de aproximadamente 30 años de edad y vestía un pantalón de mezclilla color azul, playera del mismo color y botas cafés.

TAMBIEN PUEDES VER.PRESUMEN “CRISIS ZETA” en TAMAULIPAS,en VICTORIA se ESTAN MATANDO entre ELLOS”

La causa de su muerte fue por un balazo en la cabeza. A su costado estaba una cartulina color naranja la cual tenía un texto que decía: ATTE GRUPO BRAVO.
ATAQUE EN ANTRO

En otro atentado, personas desconocidas agredieron a balazos a dos guardias de seguridad de un antro, muriendo uno de ellos en el lugar y el otro fue llevado a un nosocomio.
El incidente sucedió alrededor de las 00:30 horas del domingo en el 12 Olivia Ramírez, lugar a donde acudieron paramédicos de la Cruz Roja para atender a un hombre el cual sufrió diversas heridas de bala.
También fue atendido otro joven el cual resultó herido a balazos, siendo llevado a la sala de urgencias del Hospital General, donde quedó internado.
El incidente sucedió afuera del bar Polox, cuando los guardias se encontraban en el lugar y en esos momentos arribaron varias personas a bordo de un vehículo y les dispararon.
Personal de servicios periciales se congregaron en el lugar y recolectaron al menos una decena de cartuchos.
Se desconoce el motivo de la agresión en contra de los guardias y de los hechos dio fe el agente del Ministerio Público Investigador.
fuente.-

CAEN "MINISTERIALES FEDERALES" que PROTEGIAN al TORO y al CDG en "REYNOSA"…resultaron mas "hampones" que el citado "Toro".

noviembre 30, 2015 // 0 Comentarios

La impunidad con la que actuaba un grupo de agentes federales en Reynosa al servicio del Cártel del Golfo en Tamaulipas, se está acabando. 

Ese grupo, de acuerdo con investigaciones federales, asesinaba, secuestraba y limpiaba los cadáveres dejados en las calles de las ciudades tamaulipecas por el Cártel, y era intocable. 

Pese a las denuncias, durante meses hubo negligencia gubernamental, que mantuvo intacta su actuación como parte estructural del Cártel del Golfo.

La semana pasada se publicó en esteespacio parte de la denuncia que presentó un grupo de tamaulipecos al más alto nivel del Gobierno Federal, frustrados por la falta de respuesta. Las cosas, sin embargo, se están moviendo.   


Varios de los policías señalados en la denuncia fueron trasladados a la Ciudad de México, uno fue suspendido y se preparan órdenes de presentación contra toda la estructura institucional que protegía al Cártel. 

Cómo terminarán las cosas es incierto todavía. En la investigación participan la Comisión Nacional de Seguridad, a cuyo titular Renato Sales le entregaron en su oficina la denuncia hace un mes, y la Subprocuraduría Especializada en Investigaciones de la Delincuencia Organizada. 

Funcionarios federales dijeron que la persona más importante dentro las instituciones en esa estructura criminal es Salvador Silva, ex policía federal con licencia, adscrito a la Comandancia de Homicidios de la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas, quien fue recientemente suspendido.   

Silva, su pareja y el también oficial policial Gisel García, el ex policía federal y ahora suboficial en Homicidios, Joaquín Romero Salgado, así como el jefe de los tres, William López Ramírez, jefe de la División de Homicidios en Reynosa de la procuraduría tamaulipeca, son investigados por ser la cabeza de las bandas de secuestradores en Reynosa y Ciudad Victoria, autores intelectuales del reciente secuestro de alto impacto de los empresarios Juan Manuel Gómez Fernández y su hijo Juan Manuel Gómez Monteverde, que fueron encontrados sin vida en Ciudad Victoria y sus cuerpos dejados en Veracruz en septiembre.   

Silva, a quien apodan “El Santero”, aunque segundo mando, es la figura central en la estructura criminal del Cártel del Golfo en la policía tamaulipeca. 

De acuerdo con funcionarios federales, es el enlace de Juan Manuel Loza Salinas, apodado “Comandante Toro”, jefe de la plaza de Reynosa con las instituciones de seguridad en el Estado. López Ramírez, Silva, García y Romero, conforme a las investigaciones, protegían el dinero del Cártel del Golfo, y quincenalmente guardaban entre dos y cinco millones de dólares en el hotel El Camino Inn, una franquicia estadounidense, sujeto también a investigación. 

La persona señalada en las investigaciones como el contacto del comandante López Ramírez que les  entrega ese recurso es identificada solamente como “Gaby”, con una edad aproximada entre 34 y 38 años, que maneja una camioneta Lincoln.   

Silva y Romero eran los encargados de recibir el dinero del Cártel del Golfo para pagar las nóminas de los policía federales, policías de caminos y de miembros de la procuraduría tamaulipeca. Silva, quien se hospeda en el Camino Inn, según la investigación, usaba una motocicleta para una rápida movilidad, una Suzuki negra que llevaba una mica en amarillo y rojo con la leyenda “Moto Club Dragones Reynosa”. Junto con Romero, como se señaló en este espacio la semana pasada, “se encargan de recoger todos los cuerpos de los ejecutados por el CDG. Ellos dan la protección y vigilan conductas delictivas como la venta de drogas, la trata de personas, el lavado de dinero y el tráfico de armas”. Según la investigación, cuentan con cuatro casas de seguridad, donde mantenían a sus víctimas de secuestro en espera del pago, que oscilaba entre tres y cinco millones de pesos.   

La denuncia ante la SEIDO fue presentada el 7 de septiembre pasado, como consta en el acta circunstanciada AC/PGR/SEIDO/UEIDCS/177/2015, y quedó registrada como “anónima”. No tuvieron respuesta. Una copia del documento en el que se sustentó la denuncia se entregó en las oficinas de los Secretarios Miguel Ángel Osorio Chong de Gobernación, General Salvador Cienfuegos de la Defensa,  Almirante Vidal Soberón de la Marina, así como del Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales, el Almirante Luis Gerardo Alcalá, jefe del Estado Mayor General de la Armada, y el jefe de la Base Temporal de la Infantería de Marina en San Nicolás de los Garza, Nuevo León. Hasta hace unos días, les hicieron caso.   

El grupo de personas que presentó la denuncia, dijo que la información “nos costó mucho trabajo y tiempo obtenerla, gente arriesgó su vida y tuvo que huir por su seguridad”. Hacer públicos detalles generales de su denuncia, se debió a la impotencia por la no respuesta. “Todos han hecho caso omiso de toda esta información, lo cual no causa indignación puesto que es imposible que tantas instituciones conozcan del asunto y no se haga nada al respecto”, se quejó ese grupo de tamaulipecos.   

Finalmente las cosas cambiaron cuando se movieron las aguas de la opinión pública. Las autoridades policiales y ministeriales entraron de fondo a investigar la denuncia y a tomar acciones. 

Si se comprueba que los jefes policiales en Reynosa en efecto forman parte de la estructura criminal del Cártel del Golfo, y son responsables de los secuestros, la banda de narcotraficantes habrá sufrido un golpe importante en su protección institucional y habrán delimitado significativamente su estructura. Esto sería una buena noticia para los tamaulipecos, urgidos de estas nuevas.

Fuente.-   

twitter: @rivapa

1 2 3 4 73