abril 2016

"CIFRAS lo DEMUESTRAN",la VIOLENCIA AUMENTA y se EXTIENDE a REGIONES "DONDE ANTES NO HABIA CRIMEN ORGANIZADO"…vamos bien ?

abril 30, 2016 // 0 Comentarios

Datos compilados por un grupo de la sociedad civil mexicana confirman una preocupante tendencia en México en los últimos meses: la violencia no solo aumenta en forma pronunciada, sino que también se extiende a regiones que anteriormente no se consideraban áreas álgidas para el crimen organizado.
En el primer trimestre de 2016, la organización mexicana Semáforo Delictivo documentó un incremento de 15 por ciento en los homicidios relacionados con el crimen organizado. El director del grupo, Santiago Roel, indicó que el 57 por ciento del total de homicidios este año fueron resultado de las ejecuciones criminales, por encima del 48 por ciento en el mismo periodo de 2015, según Excelsior.
En total, Semáforo Delictivo registró 4.456 homicidios durante los tres primeros meses de 2016 —por encima de los 3.862 de 2015—, lo que pone a México en un ritmo según el cual terminaría el año con 18.000 homicidios.
Los estados que arrojaron las tasas de homicidios más elevadas fueron: Colima (17,7 por 100.000 ciudadanos), Guerrero (14,5) y Sinaloa (8,3). Los que menos registraron fueron: Nayarit (0,9), Aguascalientes (0,7) y Yucatán (0,7). Guerrero tuvo el mayor número de muertes violentas que pueden estar vinculadas al crimen organizado, con 436.
Semáforo Delictivo también mide las incidencias de otros delitos de alto impacto en México, y halló una reducción de 12 y 9 por ciento en extorsión y secuestro, respectivamente, en el primer trimestre de 2016.
En general, se identificó a Colima, Guerrero y Morelos como los estados con el mayor deterioro de las condiciones de seguridad este año, entre las que la organización destacó la situación de Colima como de alarma especial, según informes de Animal Político.

Análisis de InSight Crime

Los datos de Semáforo Delictivo confirman observaciones anteriores de una tendencia preocupante: las tasas de homicidios en México están subiendo.
El gobierno mexicano divulgó recientemente estadísticas que muestran 1.725 víctimas de homicidio en marzo, el mayor número desde enero de 2014, cuando comenzaron a compilarse esos datos. Más aún, los datos oficiales gubernamentales registraron 3.158 homicidios en lo corrido de enero y febrero, un incremento de 11 por ciento sobre el mismo periodo de 2015.
El alza sostenida en los índices de homicidios en México tiene que ver en parte por regiones geográficas asociadas generalmente a la violencia y la actividad criminal, en especial Guerrero. No cabe duda de que la situación de seguridad en Guerrero, alguna vez orgullosa meca turística de Acapulco, sigue siendo crítica, con cifras oficiales que muestran 332 personas asesinadas en la ciudad en lo que va del año, pese a un sinnúmero de operaciones de seguridad que buscan devolver la calma en los últimos años. Recientemente, una organización de la sociedad civil mexicana catalogó a Acapulco como el municipio más violento del país, con índices de violencia casi cuatro veces sobre el promedio nacional.
Sin embargo, la tendencia alcista en los homicidios es aún más preocupante por los incrementos en lugares de los que no se sospecharía a primera vista, como Colima. En 2015 Colima ni siquiera ocupaba uno de los cinco primeros lugares entre los estados más violentos de México, pero un aumento de más de 300 por ciento en los homicidios lo ha llevado a convertirse en el estado más violento de México por primera vez en su historia.
Fuente.-

Tamaulipas: Quitan VISA a ex Alcalde de Reynosa Everardo Villarreal

abril 30, 2016 // 0 Comentarios

Este viernes autoridades federales estadounidenses retiraron la visa lasser al ex alcalde de Reynosa, Everardo Villarreal Salinas, quien actualmente se desempeña como Secretario de organización del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional. 

Los hechos ocurrieron en las inmediaciones del Puente Internacional Del Condado de Hidalgo, Texas, cuando Villarreal Salinas intentaba ingresar a los Estados Unidos y un agente federal le retiro él documento. 

Cabe destacar que hasta el momento no se sabe los motivos de este hecho, dado que ni las autoridades, ni el mencionado partido han emitido algún comunicado.

"MATAN" en VERACRUZ a ALBINO SOSA PADRE de DIPUTADA LOCAL PRIISTA de TAMAULIPAS. ..la "muerte",la única demócrata.

abril 30, 2016 // 0 Comentarios

Una gran consternación causa entre la sociedad del puerto de Tampico esta tarde la fatídica noticia de la presunta muerte  de ALBINO SOSA TERAN  PADRE de la DIPUTADA LOCAL PRIISTA en TAMAULIPAS  OLGA PATRICIA SOSA RUIZ y ademas  conocido  y reconocido socio del “CLUB CAMPESTRE” de esa misma localidad. 

Tampico,Tam,-30/Abr/2016 El trascendido en “redes sociales” advierte que ALBINO SOSA TERAN habría sido presuntamente EJECUTADO hoy en VERACRUZ cuando regresaba a la ciudad de Tampico donde reside y viajaba por CARRETERA de ese entidad con rumbo a TAMAULIPAS cuando fue ultimado por disparos de arma de fuego en la cabeza,según versiones en las mismas redes sociales.



Luego del suceso  habría sido trasladado a la ciudad de Tampico y atendido en el Hospital de la “Beneficencia Española” en donde se propala un medico de apellido “Salazar” de este mismo nosocomio declaro había fallecido esta tarde.

REDADA de ‘polleros’ en Texas

abril 30, 2016 // 0 Comentarios

Dallas, Texas- Agentes del Departamento de Seguridad Pública (DPS) de Texas arrestaron a 23 personas en la comunidad de Elmendorf, al sureste de San Antonio, acusados de participar en una banda de contrabando de inmigrantes indocumentados.

Funcionarios del DPS y de los condados de Wilson y Atascosa informaron los detalles de una investigación conducida en forma conjunta durante dos años para detectar y desmantelar a la banda de traficantes.

La organización contrabandeaba a los inmigrantes a través de la frontera con México y los trasladaba a los condados de Wilson, Atascosa y Bexar.

En rueda de prensa, las autoridades dijeron que la investigación está haciendo “un enorme hueco” a las operaciones de contrabando y extorsión de humanos en el sur de Texas.

‘‘Está claro que tendrá impacto’’, dijo Steve McCraw, director ejecutivo del DPS.

McCraw dijo que se debe tener en consideración, cuando se investiga este tipo de contrabando, que lo que se trafica aquí no son drogas, sino la vida de personas humanas.

TRASCIENDE en REYNOSA,el "EJERCITO INVESTIGA al EJERCITO por PROTEGER al TORO y al CARTEL del GOLFO"…se "repite" la historia de 2013 ?

abril 30, 2016 // 0 Comentarios



Un trascendido en “redes sociales” presume la “colusión” de efectivos del “Ejercito Mexicano” que habrían estado dando protección al “TORO” y al “Cartel del Golfo” al filtrarse información que revela se  encontraron presuntas evidencia que incriminan a Militares y Policias Federales con “nominas de pagos” que presumen sobornos que habrían obligado a la SEDENA a llevar a cabo “INVESTIGACIONES y DETENCIONES” entre su personal adscrito al 19 Regimiento  con destacamento en Reynosa.

Reynosa,Tam.-30/Abr/2016 La especie ya difundida en el sitio “Reynosa Codigo Rojo” en la red social Facebook en su mas reciente publicacion hoy en los hashtags #Reynosafollow “advierte”: 

….”El día de los 8 abatidos cuando abatieron al central del Toro alias la Mojarra, al Trompas, Tetera, Quaker al Willy que acababan de hacer sicario se encontraron nominas d pagos a ‪#‎Sedena‬ con nombres y cantidades y de ‪#‎Policias‬ Federales no van soldados razos en la bola va un Coronel, un Mayor y otros rangos en si van de oficiales en adelante, por eso se los llevaron a entrevistas, lo mismo paso en 2013 con el Comandante Gringo cuando la Policía Federal hayo nominas de pagos a militares y se los llevaron a México.

En otra mas de las publicaciones del referido sitio se abunda en detalles e incluso se difunde una imagen del momento de un “presunto” traslado de Militares investigados como refiere el texto:

…”Anónimo….
..”Les comparto esta imagen de algunos militares que se llevaron ayer 29/04/2016. A las 7pm..las personas que se los llevaron son los que están con ropa de civil.. Desde las 7 am del día d ayer se los están llevando pero por partes y al parecer en estos momentos están en san Fernando pero con el fin de llevárselos a otro lugar desconocido….antes de llevárselos los metieron a un lugar dentro del regimento para investigarlos y revisarlos como delincuentes…algunos les quitaron los celulares manteniéndolos incomunicados con sus familias ….les quitaron sus armas y sin saber a donde los llevan……NO LOS LLEVAN A NINGÚN ENTRENAMIENTO como dice el general xq no llevan armas y en ningún momento firmaron oficios para salir ni entrenarse ni en nada en especial y repito ellos no saben ni a donde los llevan ni para que….Queremos información verdadera…”

La información en este sentido con carácter de evidentemente un “trascendido” sin estatus “oficial”,si bien es cierto podría tratarse de una especulación,no es de descartarse a la luz de otros “sucesos” también en Reynosa en donde aquellos que han tenido la obligación de cumplir y hacer cumplir las leyes han terminado por pasarse al “bando maloso” brindándoles protección como recién ocurrió en esta misma frontera de Reynosa y en esta  misma Zona Militar en 2013 poniendo al descubierto una “red de militares” que brindaban protección a miembros del Crimen Organizado ,estos  fueron detenidos entonces por el mismo personal castrense adscrito a la Policia Militar en la 8a Zona y bajo total hermetismo fueron presuntamente trasladados a la ciudad de mexico.
La detención de 32 militares entre ellos mandos,ocasiono una protesta en el exterior de la Zona Militar en Reynosa ,los familiares del personal retenido solicitaban cmo ahora información sobre los motivos y reclamaban el maltrato de que habían sido objeto. 


Una de las manifestantes,entonces identificada como Alejandra Cuevas reclamaba que su esposo Jose Ulises Gonzalez Madera había sido “obligado” a firmar documentos con el “rostro cubierto”,situación semejante en el caso del Cabo Angel Lopez que decía vía su esposa “Juana Vargas” que había sido golpeado.


En igualdad de circunstancias estaban entonces el Sargento Milton Rene Gonzalez Lopez y el Teniente de Caballeria  Cesar Flores Guzman,de cuyos casos no volvió a saberse mas,salvo un “trascendido” entre los mismos familiares que ventilaba habían sido acusados de “proteger” al Narco CDG en Reynosa  “venderles” armas y drogas  que previamente les decomisaban…sin embargo  un REPORTAJE de los hechos publicado por  ZETA TIJUANA…. bajo el titulo “MILITARES ENCUBRIAN al NARCO” da detalles al respecto.

….” Después de una encarnizada guerra con Los Zetas y ser desplazados de la región que conforman los estados de Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León, los miembros del Cártel del Golfo han recuperado espacios y territorios, contando para ello con la complicidad de algunos mandos policiales y hasta militares.


Así queda de manifiesto después de la detención de un grupo de soldados que conformaban una de las llamadas Base de Operación Mixta (BOM) en Reynosa, coordinando acciones con otras corporaciones. A pesar de ello, brindaban protección a narcotraficantes. 


El 19 de marzo de 2013, un comunicado de la BOM informó a la sociedad de la detención de siete presuntos delincuentes, el aseguramiento de ocho kilos de marihuana, una granada de humo, tres vehículos -entre éstos una Jeep Cherokee blanca-, armas de fuego y municiones de diferentes calibres, así como equipo táctico. 


En la acción, registrada dos días antes de la fecha señalada, participaron las fuerzas de Seguridad Pública Estatal, Policía Federal, SEDENA, SEMAR, así como agentes del Ministerio Público del Fuero Común y Federal. 


Lo que nunca expresó el boletín es que minutos antes de esa detención, ocurrida a las 14:10 horas en la calle Celeste 382, de la colonia Arco Iris, el Teniente de Caballería César Guzmán Flores, quien iba al mando del personal del 10/o. Regimiento de Caballería Motorizado de Reynosa, dejó escapar a una octava persona, al parecer líder de la célula delictiva capturada. 


Este hecho trascendió hasta que habitantes de la ciudad fronteriza enviaron una carta anónima a la SEDENA, denunciando reuniones entre presuntos miembros del Cártel del Golfo y militares (algunos identificados por nombres o apodos) para traficar con armas y drogas. “Esperamos que investiguen a estos soldados que con sus actos desprestigian a los que sí protegen a la ciudadanía de la delincuencia organizada”, señalaba el mensaje. 


El mismo 19 de marzo del año pasado se conoció de una “buena acción” por parte de los soldados del BOM, “Tango G”, liderados por el Teniente de Caballería César Guzmán Flores. En una zona despoblada localizaron dentro de una fosa 145 paquetes rectangulares que en su interior contenían 146 kilogramos de cocaína, mismos que fueron puestos a disposición del Ministerio Público Federal en Reynosa. No hubo detenidos. 


El hecho no trascendió mediáticamente, como tampoco se conoció de la sustracción de paquetes de droga que habrían realizado los militares antes de hacer la entrega a las autoridades competentes. Fue hasta que los mandos de la Octava Zona Militar investigaron el reparto de dinero que Guzmán Flores hizo entre la tropa a cambio de guardar silencio. 


En los dormitorios del regimiento se aseguraron mil 325 dólares americanos y 32 mil 500 pesos. Aproximadamente 28 elementos castrenses que participaban en acciones de seguridad bajo el mando de César Guzmán fueron investigados. La gravedad del caso los hizo confesar que la noche del 18 de marzo, para amanecer el 19, salieron de patrullaje a bordo de tres camionetas Chevrolet Cheyenne y un vehículo Sand Cat. 


El Teniente de Caballería ordenó al personal dirigirse por una brecha hasta una finca abandonada. En el sitio, el mando militar integró equipos para que realizaran un reconocimiento de los terrenos donde supuestamente se había reportado la presencia de personas sospechosas. 

Luego de varias horas de búsqueda, uno de los equipos de soldados encontró una fosa donde había ocho maletas de color negro que contenían paquetes con polvo blanco. 

Algunos de los indiciados aseguraron  que el Teniente Guzmán, en contubernio con un capitán segundo de Caballería, separaron dos de las maletas con droga para llevarlas hasta una de las unidades militares. Después sus jefes hicieron algunas llamadas telefónicas y, tras otro lapso de tiempo, en el lugar aparecieron dos taxis, entregándole su superior una maleta a cada uno de los conductores. 


Diversos soldados coincidieron en sus declaraciones al señalar que Guzmán Flores les comentó que la delincuencia organizada le había prometido una recompensa sí encontraban una droga que tenían extraviada. “Hay algo de feria para mandar a cambiar, para alivianarlos y darles un enganche”, les dijo el Teniente de Caballería en alusión a una cantidad de dólares que le habían entregado los taxistas. Los declarantes, ahora procesados en la causa penal 57/2013 del Juzgado Primero Militar de la Primera Región Militar, recibieron 5 mil pesos cada uno. 


A otro le entregaron 15 mil pesos. Con relación a los hechos del 17 de marzo, los soldados que formaban parte del operativo en el que se detuvo a siete presuntos delincuentes, confesaron que ese día formaban parte del convoy de coordinación policial, pero que se salieron de la ruta para perseguir al ocupante de una camioneta Jeep Cherokee blanca, la cual interceptaron más adelante para realizarle una revisión de rutina a su conductor. 


Los militares se dedicaron a dar cobertura de seguridad en la zona, mientras el Teniente de Caballería César Guzmán Flores dirigía la revisión al sujeto, al cual le aseguraron un arma de fuego cromada en cuyas cachas tenía las leyendas “Cártel del Golfo” y “Flaco”. De repente, coinciden, escucharon que su jefe gritaba “vete a la verga” y vieron que el sospechoso se echó a correr, sin que Guzmán hiciera nada, ni les ordenara detenerlo. 


Enseguida se realizó la acción de captura de los presuntos narcotraficantes que estaban en una casa cerca de la zona, y al operativo se incorporó el resto de las corporaciones que conformaban la base de operaciones móvil “Tango Urbano G”. Los mandos castrenses determinaron enjuiciar a los militares implicados en la fuga de un presunto miembro del Cártel del Golfo, en el robo y tráfico de droga, por lo que fueron consignados por los delitos de traición a la patria y contra la salud en la modalidad de colaboración de cualquier manera para posibilitar el tráfico de narcóticos. 


Algunos de los soldados alcanzados por las investigaciones son: Emmanuel Mayorga Cabrera, Rubén Sandoval, Milton González, Iván Sotelo, Jonás Torres y Ángel López, entre otros. En su mayoría, los procesados fueron trasladados de la prisión militar de la Ciudad de México, al Centro Federal de Readaptación Social Número 5, en Villa Aldama, Veracruz. Una ficha informativa de la Octava Zona Militar expuso al Ministerio Público Militar que “en el Estado de Tamaulipas tienen presencia las organizaciones delictivas denominadas ‘Cártel del Golfo’ y ‘Los Zetas’, quienes se disputan el control de las ciudades y municipios más importantes del estado para la venta y tráfico de armas y drogas, ver anexo a área de influencia de organizaciones delictivas, siendo las siguientes actividades que llevan a cabo los integrantes de la delincuencia organizada como sigue: a. trasiego de drogas; b. tráfico de armamento; c. secuestros; d. extorsiones; e. venta de piratería; f. robo de vehículos; g. robos y asaltos en carreteras; h. retenes clandestinos; i. trata de blancas; j. taxis piratas; k. liberación de reos; l. casas de seguridad; m. actividades de halconeo; n. colocación de antenas clandestinas; o. robo de combustible, entre otros…”.

Con información de :Zeta Tijuana/ReynosaCodigo Rojo.

TRASCIENDE: en "REYNOSA el EJERCITO INVESTIGA al EJERCITO por PROTEGER al TORO y al CARTEL del GOLFO"…se "repite" la historia de 2013 ?

abril 30, 2016 // 0 Comentarios



Un trascendido en “redes sociales” presume la “colusión” de efectivos del “Ejercito Mexicano” que habrían estado dando protección al “TORO” y al “Cartel del Golfo” al filtrarse información que revela se  encontraron presuntas evidencia que incriminan a Militares y Policias Federales con “nominas de pagos” que presumen sobornos que habrían obligado a la SEDENA a llevar a cabo “INVESTIGACIONES y DETENCIONES” entre su personal adscrito al 19 Regimiento  con destacamento en Reynosa.

Reynosa,Tam.-30/Abr/2016 La especie ya difundida en el sitio “Reynosa Codigo Rojo” en la red social Facebook en su mas reciente publicacion hoy en los hashtags #Reynosafollow “advierte”: 

….”El día de los 8 abatidos cuando abatieron al central del Toro alias la Mojarra, al Trompas, Tetera, Quaker al Willy que acababan de hacer sicario se encontraron nominas d pagos a ‪#‎Sedena‬ con nombres y cantidades y de ‪#‎Policias‬ Federales no van soldados razos en la bola va un Coronel, un Mayor y otros rangos en si van de oficiales en adelante, por eso se los llevaron a entrevistas, lo mismo paso en 2013 con el Comandante Gringo cuando la Policía Federal hayo nominas de pagos a militares y se los llevaron a México.

En otra mas de las publicaciones del referido sitio se abunda en detalles e incluso se difunde una imagen del momento de un “presunto” traslado de Militares investigados como refiere el texto:

…”Anónimo….
..”Les comparto esta imagen de algunos militares que se llevaron ayer 29/04/2016. A las 7pm..las personas que se los llevaron son los que están con ropa de civil.. Desde las 7 am del día d ayer se los están llevando pero por partes y al parecer en estos momentos están en san Fernando pero con el fin de llevárselos a otro lugar desconocido….antes de llevárselos los metieron a un lugar dentro del regimento para investigarlos y revisarlos como delincuentes…algunos les quitaron los celulares manteniéndolos incomunicados con sus familias ….les quitaron sus armas y sin saber a donde los llevan……NO LOS LLEVAN A NINGÚN ENTRENAMIENTO como dice el general xq no llevan armas y en ningún momento firmaron oficios para salir ni entrenarse ni en nada en especial y repito ellos no saben ni a donde los llevan ni para que….Queremos información verdadera…”

La información en este sentido con carácter de evidentemente un “trascendido” sin estatus “oficial”,si bien es cierto podría tratarse de una especulación,no es de descartarse a la luz de otros “sucesos” también en Reynosa en donde aquellos que han tenido la obligación de cumplir y hacer cumplir las leyes han terminado por pasarse al “bando maloso” brindándoles protección como recién ocurrió en esta misma frontera de Reynosa y en esta  misma Zona Militar en 2013 poniendo al descubierto una “red de militares” que brindaban protección a miembros del Crimen Organizado ,estos  fueron detenidos entonces por el mismo personal castrense adscrito a la Policia Militar en la 8a Zona y bajo total hermetismo fueron presuntamente trasladados a la ciudad de mexico.
La detención de 32 militares entre ellos mandos,ocasiono una protesta en el exterior de la Zona Militar en Reynosa ,los familiares del personal retenido solicitaban cmo ahora información sobre los motivos y reclamaban el maltrato de que habían sido objeto. 


Una de las manifestantes,entonces identificada como Alejandra Cuevas reclamaba que su esposo Jose Ulises Gonzalez Madera había sido “obligado” a firmar documentos con el “rostro cubierto”,situación semejante en el caso del Cabo Angel Lopez que decía vía su esposa “Juana Vargas” que había sido golpeado.


En igualdad de circunstancias estaban entonces el Sargento Milton Rene Gonzalez Lopez y el Teniente de Caballeria  Cesar Flores Guzman,de cuyos casos no volvió a saberse mas,salvo un “trascendido” entre los mismos familiares que ventilaba habían sido acusados de “proteger” al Narco CDG en Reynosa  “venderles” armas y drogas  que previamente les decomisaban…sin embargo  un REPORTAJE de los hechos publicado por  ZETA TIJUANA…. bajo el titulo “MILITARES ENCUBRIAN al NARCO” da detalles al respecto.

….” Después de una encarnizada guerra con Los Zetas y ser desplazados de la región que conforman los estados de Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León, los miembros del Cártel del Golfo han recuperado espacios y territorios, contando para ello con la complicidad de algunos mandos policiales y hasta militares.


Así queda de manifiesto después de la detención de un grupo de soldados que conformaban una de las llamadas Base de Operación Mixta (BOM) en Reynosa, coordinando acciones con otras corporaciones. A pesar de ello, brindaban protección a narcotraficantes. 


El 19 de marzo de 2013, un comunicado de la BOM informó a la sociedad de la detención de siete presuntos delincuentes, el aseguramiento de ocho kilos de marihuana, una granada de humo, tres vehículos -entre éstos una Jeep Cherokee blanca-, armas de fuego y municiones de diferentes calibres, así como equipo táctico. 


En la acción, registrada dos días antes de la fecha señalada, participaron las fuerzas de Seguridad Pública Estatal, Policía Federal, SEDENA, SEMAR, así como agentes del Ministerio Público del Fuero Común y Federal. 


Lo que nunca expresó el boletín es que minutos antes de esa detención, ocurrida a las 14:10 horas en la calle Celeste 382, de la colonia Arco Iris, el Teniente de Caballería César Guzmán Flores, quien iba al mando del personal del 10/o. Regimiento de Caballería Motorizado de Reynosa, dejó escapar a una octava persona, al parecer líder de la célula delictiva capturada. 


Este hecho trascendió hasta que habitantes de la ciudad fronteriza enviaron una carta anónima a la SEDENA, denunciando reuniones entre presuntos miembros del Cártel del Golfo y militares (algunos identificados por nombres o apodos) para traficar con armas y drogas. “Esperamos que investiguen a estos soldados que con sus actos desprestigian a los que sí protegen a la ciudadanía de la delincuencia organizada”, señalaba el mensaje. 


El mismo 19 de marzo del año pasado se conoció de una “buena acción” por parte de los soldados del BOM, “Tango G”, liderados por el Teniente de Caballería César Guzmán Flores. En una zona despoblada localizaron dentro de una fosa 145 paquetes rectangulares que en su interior contenían 146 kilogramos de cocaína, mismos que fueron puestos a disposición del Ministerio Público Federal en Reynosa. No hubo detenidos. 


El hecho no trascendió mediáticamente, como tampoco se conoció de la sustracción de paquetes de droga que habrían realizado los militares antes de hacer la entrega a las autoridades competentes. Fue hasta que los mandos de la Octava Zona Militar investigaron el reparto de dinero que Guzmán Flores hizo entre la tropa a cambio de guardar silencio. 


En los dormitorios del regimiento se aseguraron mil 325 dólares americanos y 32 mil 500 pesos. Aproximadamente 28 elementos castrenses que participaban en acciones de seguridad bajo el mando de César Guzmán fueron investigados. La gravedad del caso los hizo confesar que la noche del 18 de marzo, para amanecer el 19, salieron de patrullaje a bordo de tres camionetas Chevrolet Cheyenne y un vehículo Sand Cat. 


El Teniente de Caballería ordenó al personal dirigirse por una brecha hasta una finca abandonada. En el sitio, el mando militar integró equipos para que realizaran un reconocimiento de los terrenos donde supuestamente se había reportado la presencia de personas sospechosas. 

Luego de varias horas de búsqueda, uno de los equipos de soldados encontró una fosa donde había ocho maletas de color negro que contenían paquetes con polvo blanco. 

Algunos de los indiciados aseguraron  que el Teniente Guzmán, en contubernio con un capitán segundo de Caballería, separaron dos de las maletas con droga para llevarlas hasta una de las unidades militares. Después sus jefes hicieron algunas llamadas telefónicas y, tras otro lapso de tiempo, en el lugar aparecieron dos taxis, entregándole su superior una maleta a cada uno de los conductores. 


Diversos soldados coincidieron en sus declaraciones al señalar que Guzmán Flores les comentó que la delincuencia organizada le había prometido una recompensa sí encontraban una droga que tenían extraviada. “Hay algo de feria para mandar a cambiar, para alivianarlos y darles un enganche”, les dijo el Teniente de Caballería en alusión a una cantidad de dólares que le habían entregado los taxistas. Los declarantes, ahora procesados en la causa penal 57/2013 del Juzgado Primero Militar de la Primera Región Militar, recibieron 5 mil pesos cada uno. 


A otro le entregaron 15 mil pesos. Con relación a los hechos del 17 de marzo, los soldados que formaban parte del operativo en el que se detuvo a siete presuntos delincuentes, confesaron que ese día formaban parte del convoy de coordinación policial, pero que se salieron de la ruta para perseguir al ocupante de una camioneta Jeep Cherokee blanca, la cual interceptaron más adelante para realizarle una revisión de rutina a su conductor. 


Los militares se dedicaron a dar cobertura de seguridad en la zona, mientras el Teniente de Caballería César Guzmán Flores dirigía la revisión al sujeto, al cual le aseguraron un arma de fuego cromada en cuyas cachas tenía las leyendas “Cártel del Golfo” y “Flaco”. De repente, coinciden, escucharon que su jefe gritaba “vete a la verga” y vieron que el sospechoso se echó a correr, sin que Guzmán hiciera nada, ni les ordenara detenerlo. 


Enseguida se realizó la acción de captura de los presuntos narcotraficantes que estaban en una casa cerca de la zona, y al operativo se incorporó el resto de las corporaciones que conformaban la base de operaciones móvil “Tango Urbano G”. Los mandos castrenses determinaron enjuiciar a los militares implicados en la fuga de un presunto miembro del Cártel del Golfo, en el robo y tráfico de droga, por lo que fueron consignados por los delitos de traición a la patria y contra la salud en la modalidad de colaboración de cualquier manera para posibilitar el tráfico de narcóticos. 


Algunos de los soldados alcanzados por las investigaciones son: Emmanuel Mayorga Cabrera, Rubén Sandoval, Milton González, Iván Sotelo, Jonás Torres y Ángel López, entre otros. En su mayoría, los procesados fueron trasladados de la prisión militar de la Ciudad de México, al Centro Federal de Readaptación Social Número 5, en Villa Aldama, Veracruz. Una ficha informativa de la Octava Zona Militar expuso al Ministerio Público Militar que “en el Estado de Tamaulipas tienen presencia las organizaciones delictivas denominadas ‘Cártel del Golfo’ y ‘Los Zetas’, quienes se disputan el control de las ciudades y municipios más importantes del estado para la venta y tráfico de armas y drogas, ver anexo a área de influencia de organizaciones delictivas, siendo las siguientes actividades que llevan a cabo los integrantes de la delincuencia organizada como sigue: a. trasiego de drogas; b. tráfico de armamento; c. secuestros; d. extorsiones; e. venta de piratería; f. robo de vehículos; g. robos y asaltos en carreteras; h. retenes clandestinos; i. trata de blancas; j. taxis piratas; k. liberación de reos; l. casas de seguridad; m. actividades de halconeo; n. colocación de antenas clandestinas; o. robo de combustible, entre otros…”.

Con información de :Zeta Tijuana/ReynosaCodigo Rojo.

TRASCIENDE: en "REYNOSA el EJERCITO INVESTIGA al EJERCITO por PROTEGER al TORO y al CARTEL del GOLFO"…se "repite" la historia de 2013 ?

abril 30, 2016 // 0 Comentarios



Un trascendido en “redes sociales” presume la “colusión” de efectivos del “Ejercito Mexicano” que habrían estado dando protección al “TORO” y al “Cartel del Golfo” al filtrarse información que revela se  encontraron presuntas evidencia que incriminan a Militares y Policias Federales con “nominas de pagos” que presumen sobornos que habrían obligado a la SEDENA a llevar a cabo “INVESTIGACIONES y DETENCIONES” entre su personal adscrito al 19 Regimiento  con destacamento en Reynosa.

Reynosa,Tam.-30/Abr/2016 La especie ya difundida en el sitio “Reynosa Codigo Rojo” en la red social Facebook en su mas reciente publicacion hoy en los hashtags #Reynosafollow “advierte”: 

….”El día de los 8 abatidos cuando abatieron al central del Toro alias la Mojarra, al Trompas, Tetera, Quaker al Willy que acababan de hacer sicario se encontraron nominas d pagos a ‪#‎Sedena‬ con nombres y cantidades y de ‪#‎Policias‬ Federales no van soldados razos en la bola va un Coronel, un Mayor y otros rangos en si van de oficiales en adelante, por eso se los llevaron a entrevistas, lo mismo paso en 2013 con el Comandante Gringo cuando la Policía Federal hayo nominas de pagos a militares y se los llevaron a México.

En otra mas de las publicaciones del referido sitio se abunda en detalles e incluso se difunde una imagen del momento de un “presunto” traslado de Militares investigados como refiere el texto:

…”Anónimo….
..”Les comparto esta imagen de algunos militares que se llevaron ayer 29/04/2016. A las 7pm..las personas que se los llevaron son los que están con ropa de civil.. Desde las 7 am del día d ayer se los están llevando pero por partes y al parecer en estos momentos están en san Fernando pero con el fin de llevárselos a otro lugar desconocido….antes de llevárselos los metieron a un lugar dentro del regimento para investigarlos y revisarlos como delincuentes…algunos les quitaron los celulares manteniéndolos incomunicados con sus familias ….les quitaron sus armas y sin saber a donde los llevan……NO LOS LLEVAN A NINGÚN ENTRENAMIENTO como dice el general xq no llevan armas y en ningún momento firmaron oficios para salir ni entrenarse ni en nada en especial y repito ellos no saben ni a donde los llevan ni para que….Queremos información verdadera…”

La información en este sentido con carácter de evidentemente un “trascendido” sin estatus “oficial”,si bien es cierto podría tratarse de una especulación,no es de descartarse a la luz de otros “sucesos” también en Reynosa en donde aquellos que han tenido la obligación de cumplir y hacer cumplir las leyes han terminado por pasarse al “bando maloso” brindándoles protección como recién ocurrió en esta misma frontera de Reynosa y en esta  misma Zona Militar en 2013 poniendo al descubierto una “red de militares” que brindaban protección a miembros del Crimen Organizado ,estos  fueron detenidos entonces por el mismo personal castrense adscrito a la Policia Militar en la 8a Zona y bajo total hermetismo fueron presuntamente trasladados a la ciudad de mexico.
La detención de 32 militares entre ellos mandos,ocasiono una protesta en el exterior de la Zona Militar en Reynosa ,los familiares del personal retenido solicitaban cmo ahora información sobre los motivos y reclamaban el maltrato de que habían sido objeto. 


Una de las manifestantes,entonces identificada como Alejandra Cuevas reclamaba que su esposo Jose Ulises Gonzalez Madera había sido “obligado” a firmar documentos con el “rostro cubierto”,situación semejante en el caso del Cabo Angel Lopez que decía vía su esposa “Juana Vargas” que había sido golpeado.


En igualdad de circunstancias estaban entonces el Sargento Milton Rene Gonzalez Lopez y el Teniente de Caballeria  Cesar Flores Guzman,de cuyos casos no volvió a saberse mas,salvo un “trascendido” entre los mismos familiares que ventilaba habían sido acusados de “proteger” al Narco CDG en Reynosa  “venderles” armas y drogas  que previamente les decomisaban…sin embargo  un REPORTAJE de los hechos publicado por  ZETA TIJUANA…. bajo el titulo “MILITARES ENCUBRIAN al NARCO” da detalles al respecto.

….” Después de una encarnizada guerra con Los Zetas y ser desplazados de la región que conforman los estados de Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León, los miembros del Cártel del Golfo han recuperado espacios y territorios, contando para ello con la complicidad de algunos mandos policiales y hasta militares.


Así queda de manifiesto después de la detención de un grupo de soldados que conformaban una de las llamadas Base de Operación Mixta (BOM) en Reynosa, coordinando acciones con otras corporaciones. A pesar de ello, brindaban protección a narcotraficantes. 


El 19 de marzo de 2013, un comunicado de la BOM informó a la sociedad de la detención de siete presuntos delincuentes, el aseguramiento de ocho kilos de marihuana, una granada de humo, tres vehículos -entre éstos una Jeep Cherokee blanca-, armas de fuego y municiones de diferentes calibres, así como equipo táctico. 


En la acción, registrada dos días antes de la fecha señalada, participaron las fuerzas de Seguridad Pública Estatal, Policía Federal, SEDENA, SEMAR, así como agentes del Ministerio Público del Fuero Común y Federal. 


Lo que nunca expresó el boletín es que minutos antes de esa detención, ocurrida a las 14:10 horas en la calle Celeste 382, de la colonia Arco Iris, el Teniente de Caballería César Guzmán Flores, quien iba al mando del personal del 10/o. Regimiento de Caballería Motorizado de Reynosa, dejó escapar a una octava persona, al parecer líder de la célula delictiva capturada. 


Este hecho trascendió hasta que habitantes de la ciudad fronteriza enviaron una carta anónima a la SEDENA, denunciando reuniones entre presuntos miembros del Cártel del Golfo y militares (algunos identificados por nombres o apodos) para traficar con armas y drogas. “Esperamos que investiguen a estos soldados que con sus actos desprestigian a los que sí protegen a la ciudadanía de la delincuencia organizada”, señalaba el mensaje. 


El mismo 19 de marzo del año pasado se conoció de una “buena acción” por parte de los soldados del BOM, “Tango G”, liderados por el Teniente de Caballería César Guzmán Flores. En una zona despoblada localizaron dentro de una fosa 145 paquetes rectangulares que en su interior contenían 146 kilogramos de cocaína, mismos que fueron puestos a disposición del Ministerio Público Federal en Reynosa. No hubo detenidos. 


El hecho no trascendió mediáticamente, como tampoco se conoció de la sustracción de paquetes de droga que habrían realizado los militares antes de hacer la entrega a las autoridades competentes. Fue hasta que los mandos de la Octava Zona Militar investigaron el reparto de dinero que Guzmán Flores hizo entre la tropa a cambio de guardar silencio. 


En los dormitorios del regimiento se aseguraron mil 325 dólares americanos y 32 mil 500 pesos. Aproximadamente 28 elementos castrenses que participaban en acciones de seguridad bajo el mando de César Guzmán fueron investigados. La gravedad del caso los hizo confesar que la noche del 18 de marzo, para amanecer el 19, salieron de patrullaje a bordo de tres camionetas Chevrolet Cheyenne y un vehículo Sand Cat. 


El Teniente de Caballería ordenó al personal dirigirse por una brecha hasta una finca abandonada. En el sitio, el mando militar integró equipos para que realizaran un reconocimiento de los terrenos donde supuestamente se había reportado la presencia de personas sospechosas. 

Luego de varias horas de búsqueda, uno de los equipos de soldados encontró una fosa donde había ocho maletas de color negro que contenían paquetes con polvo blanco. 

Algunos de los indiciados aseguraron  que el Teniente Guzmán, en contubernio con un capitán segundo de Caballería, separaron dos de las maletas con droga para llevarlas hasta una de las unidades militares. Después sus jefes hicieron algunas llamadas telefónicas y, tras otro lapso de tiempo, en el lugar aparecieron dos taxis, entregándole su superior una maleta a cada uno de los conductores. 


Diversos soldados coincidieron en sus declaraciones al señalar que Guzmán Flores les comentó que la delincuencia organizada le había prometido una recompensa sí encontraban una droga que tenían extraviada. “Hay algo de feria para mandar a cambiar, para alivianarlos y darles un enganche”, les dijo el Teniente de Caballería en alusión a una cantidad de dólares que le habían entregado los taxistas. Los declarantes, ahora procesados en la causa penal 57/2013 del Juzgado Primero Militar de la Primera Región Militar, recibieron 5 mil pesos cada uno. 


A otro le entregaron 15 mil pesos. Con relación a los hechos del 17 de marzo, los soldados que formaban parte del operativo en el que se detuvo a siete presuntos delincuentes, confesaron que ese día formaban parte del convoy de coordinación policial, pero que se salieron de la ruta para perseguir al ocupante de una camioneta Jeep Cherokee blanca, la cual interceptaron más adelante para realizarle una revisión de rutina a su conductor. 


Los militares se dedicaron a dar cobertura de seguridad en la zona, mientras el Teniente de Caballería César Guzmán Flores dirigía la revisión al sujeto, al cual le aseguraron un arma de fuego cromada en cuyas cachas tenía las leyendas “Cártel del Golfo” y “Flaco”. De repente, coinciden, escucharon que su jefe gritaba “vete a la verga” y vieron que el sospechoso se echó a correr, sin que Guzmán hiciera nada, ni les ordenara detenerlo. 


Enseguida se realizó la acción de captura de los presuntos narcotraficantes que estaban en una casa cerca de la zona, y al operativo se incorporó el resto de las corporaciones que conformaban la base de operaciones móvil “Tango Urbano G”. Los mandos castrenses determinaron enjuiciar a los militares implicados en la fuga de un presunto miembro del Cártel del Golfo, en el robo y tráfico de droga, por lo que fueron consignados por los delitos de traición a la patria y contra la salud en la modalidad de colaboración de cualquier manera para posibilitar el tráfico de narcóticos. 


Algunos de los soldados alcanzados por las investigaciones son: Emmanuel Mayorga Cabrera, Rubén Sandoval, Milton González, Iván Sotelo, Jonás Torres y Ángel López, entre otros. En su mayoría, los procesados fueron trasladados de la prisión militar de la Ciudad de México, al Centro Federal de Readaptación Social Número 5, en Villa Aldama, Veracruz. Una ficha informativa de la Octava Zona Militar expuso al Ministerio Público Militar que “en el Estado de Tamaulipas tienen presencia las organizaciones delictivas denominadas ‘Cártel del Golfo’ y ‘Los Zetas’, quienes se disputan el control de las ciudades y municipios más importantes del estado para la venta y tráfico de armas y drogas, ver anexo a área de influencia de organizaciones delictivas, siendo las siguientes actividades que llevan a cabo los integrantes de la delincuencia organizada como sigue: a. trasiego de drogas; b. tráfico de armamento; c. secuestros; d. extorsiones; e. venta de piratería; f. robo de vehículos; g. robos y asaltos en carreteras; h. retenes clandestinos; i. trata de blancas; j. taxis piratas; k. liberación de reos; l. casas de seguridad; m. actividades de halconeo; n. colocación de antenas clandestinas; o. robo de combustible, entre otros…”.

Con información de :Zeta Tijuana/ReynosaCodigo Rojo.

TRASCIENDE: en "REYNOSA el EJERCITO INVESTIGA al EJERCITO por PROTEGER al TORO y al CARTEL del GOLFO"…se "repite" la historia de 2013 ?

abril 30, 2016 // 0 Comentarios



Un trascendido en “redes sociales” presume la “colusión” de efectivos del “Ejercito Mexicano” que habrían estado dando protección al “TORO” y al “Cartel del Golfo” al filtrarse información que revela se  encontraron presuntas evidencia que incriminan a Militares y Policias Federales con “nominas de pagos” que presumen sobornos que habrían obligado a la SEDENA a llevar a cabo “INVESTIGACIONES y DETENCIONES” entre su personal adscrito al 19 Regimiento  con destacamento en Reynosa.

Reynosa,Tam.-30/Abr/2016 La especie ya difundida en el sitio “Reynosa Codigo Rojo” en la red social Facebook en su mas reciente publicacion hoy en los hashtags #Reynosafollow “advierte”: 

….”El día de los 8 abatidos cuando abatieron al central del Toro alias la Mojarra, al Trompas, Tetera, Quaker al Willy que acababan de hacer sicario se encontraron nominas d pagos a ‪#‎Sedena‬ con nombres y cantidades y de ‪#‎Policias‬ Federales no van soldados razos en la bola va un Coronel, un Mayor y otros rangos en si van de oficiales en adelante, por eso se los llevaron a entrevistas, lo mismo paso en 2013 con el Comandante Gringo cuando la Policía Federal hayo nominas de pagos a militares y se los llevaron a México.

En otra mas de las publicaciones del referido sitio se abunda en detalles e incluso se difunde una imagen del momento de un “presunto” traslado de Militares investigados como refiere el texto:

…”Anónimo….
..”Les comparto esta imagen de algunos militares que se llevaron ayer 29/04/2016. A las 7pm..las personas que se los llevaron son los que están con ropa de civil.. Desde las 7 am del día d ayer se los están llevando pero por partes y al parecer en estos momentos están en san Fernando pero con el fin de llevárselos a otro lugar desconocido….antes de llevárselos los metieron a un lugar dentro del regimento para investigarlos y revisarlos como delincuentes…algunos les quitaron los celulares manteniéndolos incomunicados con sus familias ….les quitaron sus armas y sin saber a donde los llevan……NO LOS LLEVAN A NINGÚN ENTRENAMIENTO como dice el general xq no llevan armas y en ningún momento firmaron oficios para salir ni entrenarse ni en nada en especial y repito ellos no saben ni a donde los llevan ni para que….Queremos información verdadera…”

La información en este sentido con carácter de evidentemente un “trascendido” sin estatus “oficial”,si bien es cierto podría tratarse de una especulación,no es de descartarse a la luz de otros “sucesos” también en Reynosa en donde aquellos que han tenido la obligación de cumplir y hacer cumplir las leyes han terminado por pasarse al “bando maloso” brindándoles protección como recién ocurrió en esta misma frontera de Reynosa y en esta  misma Zona Militar en 2013 poniendo al descubierto una “red de militares” que brindaban protección a miembros del Crimen Organizado ,estos  fueron detenidos entonces por el mismo personal castrense adscrito a la Policia Militar en la 8a Zona y bajo total hermetismo fueron presuntamente trasladados a la ciudad de mexico.
La detención de 32 militares entre ellos mandos,ocasiono una protesta en el exterior de la Zona Militar en Reynosa ,los familiares del personal retenido solicitaban cmo ahora información sobre los motivos y reclamaban el maltrato de que habían sido objeto. 


Una de las manifestantes,entonces identificada como Alejandra Cuevas reclamaba que su esposo Jose Ulises Gonzalez Madera había sido “obligado” a firmar documentos con el “rostro cubierto”,situación semejante en el caso del Cabo Angel Lopez que decía vía su esposa “Juana Vargas” que había sido golpeado.


En igualdad de circunstancias estaban entonces el Sargento Milton Rene Gonzalez Lopez y el Teniente de Caballeria  Cesar Flores Guzman,de cuyos casos no volvió a saberse mas,salvo un “trascendido” entre los mismos familiares que ventilaba habían sido acusados de “proteger” al Narco CDG en Reynosa  “venderles” armas y drogas  que previamente les decomisaban…sin embargo  un REPORTAJE de los hechos publicado por  ZETA TIJUANA…. bajo el titulo “MILITARES ENCUBRIAN al NARCO” da detalles al respecto.

….” Después de una encarnizada guerra con Los Zetas y ser desplazados de la región que conforman los estados de Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León, los miembros del Cártel del Golfo han recuperado espacios y territorios, contando para ello con la complicidad de algunos mandos policiales y hasta militares.


Así queda de manifiesto después de la detención de un grupo de soldados que conformaban una de las llamadas Base de Operación Mixta (BOM) en Reynosa, coordinando acciones con otras corporaciones. A pesar de ello, brindaban protección a narcotraficantes. 


El 19 de marzo de 2013, un comunicado de la BOM informó a la sociedad de la detención de siete presuntos delincuentes, el aseguramiento de ocho kilos de marihuana, una granada de humo, tres vehículos -entre éstos una Jeep Cherokee blanca-, armas de fuego y municiones de diferentes calibres, así como equipo táctico. 


En la acción, registrada dos días antes de la fecha señalada, participaron las fuerzas de Seguridad Pública Estatal, Policía Federal, SEDENA, SEMAR, así como agentes del Ministerio Público del Fuero Común y Federal. 


Lo que nunca expresó el boletín es que minutos antes de esa detención, ocurrida a las 14:10 horas en la calle Celeste 382, de la colonia Arco Iris, el Teniente de Caballería César Guzmán Flores, quien iba al mando del personal del 10/o. Regimiento de Caballería Motorizado de Reynosa, dejó escapar a una octava persona, al parecer líder de la célula delictiva capturada. 


Este hecho trascendió hasta que habitantes de la ciudad fronteriza enviaron una carta anónima a la SEDENA, denunciando reuniones entre presuntos miembros del Cártel del Golfo y militares (algunos identificados por nombres o apodos) para traficar con armas y drogas. “Esperamos que investiguen a estos soldados que con sus actos desprestigian a los que sí protegen a la ciudadanía de la delincuencia organizada”, señalaba el mensaje. 


El mismo 19 de marzo del año pasado se conoció de una “buena acción” por parte de los soldados del BOM, “Tango G”, liderados por el Teniente de Caballería César Guzmán Flores. En una zona despoblada localizaron dentro de una fosa 145 paquetes rectangulares que en su interior contenían 146 kilogramos de cocaína, mismos que fueron puestos a disposición del Ministerio Público Federal en Reynosa. No hubo detenidos. 


El hecho no trascendió mediáticamente, como tampoco se conoció de la sustracción de paquetes de droga que habrían realizado los militares antes de hacer la entrega a las autoridades competentes. Fue hasta que los mandos de la Octava Zona Militar investigaron el reparto de dinero que Guzmán Flores hizo entre la tropa a cambio de guardar silencio. 


En los dormitorios del regimiento se aseguraron mil 325 dólares americanos y 32 mil 500 pesos. Aproximadamente 28 elementos castrenses que participaban en acciones de seguridad bajo el mando de César Guzmán fueron investigados. La gravedad del caso los hizo confesar que la noche del 18 de marzo, para amanecer el 19, salieron de patrullaje a bordo de tres camionetas Chevrolet Cheyenne y un vehículo Sand Cat. 


El Teniente de Caballería ordenó al personal dirigirse por una brecha hasta una finca abandonada. En el sitio, el mando militar integró equipos para que realizaran un reconocimiento de los terrenos donde supuestamente se había reportado la presencia de personas sospechosas. 

Luego de varias horas de búsqueda, uno de los equipos de soldados encontró una fosa donde había ocho maletas de color negro que contenían paquetes con polvo blanco. 

Algunos de los indiciados aseguraron  que el Teniente Guzmán, en contubernio con un capitán segundo de Caballería, separaron dos de las maletas con droga para llevarlas hasta una de las unidades militares. Después sus jefes hicieron algunas llamadas telefónicas y, tras otro lapso de tiempo, en el lugar aparecieron dos taxis, entregándole su superior una maleta a cada uno de los conductores. 


Diversos soldados coincidieron en sus declaraciones al señalar que Guzmán Flores les comentó que la delincuencia organizada le había prometido una recompensa sí encontraban una droga que tenían extraviada. “Hay algo de feria para mandar a cambiar, para alivianarlos y darles un enganche”, les dijo el Teniente de Caballería en alusión a una cantidad de dólares que le habían entregado los taxistas. Los declarantes, ahora procesados en la causa penal 57/2013 del Juzgado Primero Militar de la Primera Región Militar, recibieron 5 mil pesos cada uno. 


A otro le entregaron 15 mil pesos. Con relación a los hechos del 17 de marzo, los soldados que formaban parte del operativo en el que se detuvo a siete presuntos delincuentes, confesaron que ese día formaban parte del convoy de coordinación policial, pero que se salieron de la ruta para perseguir al ocupante de una camioneta Jeep Cherokee blanca, la cual interceptaron más adelante para realizarle una revisión de rutina a su conductor. 


Los militares se dedicaron a dar cobertura de seguridad en la zona, mientras el Teniente de Caballería César Guzmán Flores dirigía la revisión al sujeto, al cual le aseguraron un arma de fuego cromada en cuyas cachas tenía las leyendas “Cártel del Golfo” y “Flaco”. De repente, coinciden, escucharon que su jefe gritaba “vete a la verga” y vieron que el sospechoso se echó a correr, sin que Guzmán hiciera nada, ni les ordenara detenerlo. 


Enseguida se realizó la acción de captura de los presuntos narcotraficantes que estaban en una casa cerca de la zona, y al operativo se incorporó el resto de las corporaciones que conformaban la base de operaciones móvil “Tango Urbano G”. Los mandos castrenses determinaron enjuiciar a los militares implicados en la fuga de un presunto miembro del Cártel del Golfo, en el robo y tráfico de droga, por lo que fueron consignados por los delitos de traición a la patria y contra la salud en la modalidad de colaboración de cualquier manera para posibilitar el tráfico de narcóticos. 


Algunos de los soldados alcanzados por las investigaciones son: Emmanuel Mayorga Cabrera, Rubén Sandoval, Milton González, Iván Sotelo, Jonás Torres y Ángel López, entre otros. En su mayoría, los procesados fueron trasladados de la prisión militar de la Ciudad de México, al Centro Federal de Readaptación Social Número 5, en Villa Aldama, Veracruz. Una ficha informativa de la Octava Zona Militar expuso al Ministerio Público Militar que “en el Estado de Tamaulipas tienen presencia las organizaciones delictivas denominadas ‘Cártel del Golfo’ y ‘Los Zetas’, quienes se disputan el control de las ciudades y municipios más importantes del estado para la venta y tráfico de armas y drogas, ver anexo a área de influencia de organizaciones delictivas, siendo las siguientes actividades que llevan a cabo los integrantes de la delincuencia organizada como sigue: a. trasiego de drogas; b. tráfico de armamento; c. secuestros; d. extorsiones; e. venta de piratería; f. robo de vehículos; g. robos y asaltos en carreteras; h. retenes clandestinos; i. trata de blancas; j. taxis piratas; k. liberación de reos; l. casas de seguridad; m. actividades de halconeo; n. colocación de antenas clandestinas; o. robo de combustible, entre otros…”.

Con información de :Zeta Tijuana/ReynosaCodigo Rojo.

TRASCIENDE: en "REYNOSA el EJERCITO INVESTIGA al EJERCITO por PROTEGER al TORO y al CARTEL del GOLFO"…se "repite" la historia de 2013 ?

abril 30, 2016 // 0 Comentarios



Un trascendido en “redes sociales” presume la “colusión” de efectivos del “Ejercito Mexicano” que habrían estado dando protección al “TORO” y al “Cartel del Golfo” al filtrarse información que revela se  encontraron presuntas evidencia que incriminan a Militares y Policias Federales con “nominas de pagos” que presumen sobornos que habrían obligado a la SEDENA a llevar a cabo “INVESTIGACIONES y DETENCIONES” entre su personal adscrito al 19 Regimiento  con destacamento en Reynosa.

Reynosa,Tam.-30/Abr/2016 La especie ya difundida en el sitio “Reynosa Codigo Rojo” en la red social Facebook en su mas reciente publicacion hoy en los hashtags #Reynosafollow “advierte”: 

….”El día de los 8 abatidos cuando abatieron al central del Toro alias la Mojarra, al Trompas, Tetera, Quaker al Willy que acababan de hacer sicario se encontraron nominas d pagos a ‪#‎Sedena‬ con nombres y cantidades y de ‪#‎Policias‬ Federales no van soldados razos en la bola va un Coronel, un Mayor y otros rangos en si van de oficiales en adelante, por eso se los llevaron a entrevistas, lo mismo paso en 2013 con el Comandante Gringo cuando la Policía Federal hayo nominas de pagos a militares y se los llevaron a México.

En otra mas de las publicaciones del referido sitio se abunda en detalles e incluso se difunde una imagen del momento de un “presunto” traslado de Militares investigados como refiere el texto:

…”Anónimo….
..”Les comparto esta imagen de algunos militares que se llevaron ayer 29/04/2016. A las 7pm..las personas que se los llevaron son los que están con ropa de civil.. Desde las 7 am del día d ayer se los están llevando pero por partes y al parecer en estos momentos están en san Fernando pero con el fin de llevárselos a otro lugar desconocido….antes de llevárselos los metieron a un lugar dentro del regimento para investigarlos y revisarlos como delincuentes…algunos les quitaron los celulares manteniéndolos incomunicados con sus familias ….les quitaron sus armas y sin saber a donde los llevan……NO LOS LLEVAN A NINGÚN ENTRENAMIENTO como dice el general xq no llevan armas y en ningún momento firmaron oficios para salir ni entrenarse ni en nada en especial y repito ellos no saben ni a donde los llevan ni para que….Queremos información verdadera…”

La información en este sentido con carácter de evidentemente un “trascendido” sin estatus “oficial”,si bien es cierto podría tratarse de una especulación,no es de descartarse a la luz de otros “sucesos” también en Reynosa en donde aquellos que han tenido la obligación de cumplir y hacer cumplir las leyes han terminado por pasarse al “bando maloso” brindándoles protección como recién ocurrió en esta misma frontera de Reynosa y en esta  misma Zona Militar en 2013 poniendo al descubierto una “red de militares” que brindaban protección a miembros del Crimen Organizado ,estos  fueron detenidos entonces por el mismo personal castrense adscrito a la Policia Militar en la 8a Zona y bajo total hermetismo fueron presuntamente trasladados a la ciudad de mexico.
La detención de 32 militares entre ellos mandos,ocasiono una protesta en el exterior de la Zona Militar en Reynosa ,los familiares del personal retenido solicitaban cmo ahora información sobre los motivos y reclamaban el maltrato de que habían sido objeto. 


Una de las manifestantes,entonces identificada como Alejandra Cuevas reclamaba que su esposo Jose Ulises Gonzalez Madera había sido “obligado” a firmar documentos con el “rostro cubierto”,situación semejante en el caso del Cabo Angel Lopez que decía vía su esposa “Juana Vargas” que había sido golpeado.


En igualdad de circunstancias estaban entonces el Sargento Milton Rene Gonzalez Lopez y el Teniente de Caballeria  Cesar Flores Guzman,de cuyos casos no volvió a saberse mas,salvo un “trascendido” entre los mismos familiares que ventilaba habían sido acusados de “proteger” al Narco CDG en Reynosa  “venderles” armas y drogas  que previamente les decomisaban…sin embargo  un REPORTAJE de los hechos publicado por  ZETA TIJUANA…. bajo el titulo “MILITARES ENCUBRIAN al NARCO” da detalles al respecto.

….” Después de una encarnizada guerra con Los Zetas y ser desplazados de la región que conforman los estados de Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León, los miembros del Cártel del Golfo han recuperado espacios y territorios, contando para ello con la complicidad de algunos mandos policiales y hasta militares.


Así queda de manifiesto después de la detención de un grupo de soldados que conformaban una de las llamadas Base de Operación Mixta (BOM) en Reynosa, coordinando acciones con otras corporaciones. A pesar de ello, brindaban protección a narcotraficantes. 


El 19 de marzo de 2013, un comunicado de la BOM informó a la sociedad de la detención de siete presuntos delincuentes, el aseguramiento de ocho kilos de marihuana, una granada de humo, tres vehículos -entre éstos una Jeep Cherokee blanca-, armas de fuego y municiones de diferentes calibres, así como equipo táctico. 


En la acción, registrada dos días antes de la fecha señalada, participaron las fuerzas de Seguridad Pública Estatal, Policía Federal, SEDENA, SEMAR, así como agentes del Ministerio Público del Fuero Común y Federal. 


Lo que nunca expresó el boletín es que minutos antes de esa detención, ocurrida a las 14:10 horas en la calle Celeste 382, de la colonia Arco Iris, el Teniente de Caballería César Guzmán Flores, quien iba al mando del personal del 10/o. Regimiento de Caballería Motorizado de Reynosa, dejó escapar a una octava persona, al parecer líder de la célula delictiva capturada. 


Este hecho trascendió hasta que habitantes de la ciudad fronteriza enviaron una carta anónima a la SEDENA, denunciando reuniones entre presuntos miembros del Cártel del Golfo y militares (algunos identificados por nombres o apodos) para traficar con armas y drogas. “Esperamos que investiguen a estos soldados que con sus actos desprestigian a los que sí protegen a la ciudadanía de la delincuencia organizada”, señalaba el mensaje. 


El mismo 19 de marzo del año pasado se conoció de una “buena acción” por parte de los soldados del BOM, “Tango G”, liderados por el Teniente de Caballería César Guzmán Flores. En una zona despoblada localizaron dentro de una fosa 145 paquetes rectangulares que en su interior contenían 146 kilogramos de cocaína, mismos que fueron puestos a disposición del Ministerio Público Federal en Reynosa. No hubo detenidos. 


El hecho no trascendió mediáticamente, como tampoco se conoció de la sustracción de paquetes de droga que habrían realizado los militares antes de hacer la entrega a las autoridades competentes. Fue hasta que los mandos de la Octava Zona Militar investigaron el reparto de dinero que Guzmán Flores hizo entre la tropa a cambio de guardar silencio. 


En los dormitorios del regimiento se aseguraron mil 325 dólares americanos y 32 mil 500 pesos. Aproximadamente 28 elementos castrenses que participaban en acciones de seguridad bajo el mando de César Guzmán fueron investigados. La gravedad del caso los hizo confesar que la noche del 18 de marzo, para amanecer el 19, salieron de patrullaje a bordo de tres camionetas Chevrolet Cheyenne y un vehículo Sand Cat. 


El Teniente de Caballería ordenó al personal dirigirse por una brecha hasta una finca abandonada. En el sitio, el mando militar integró equipos para que realizaran un reconocimiento de los terrenos donde supuestamente se había reportado la presencia de personas sospechosas. 

Luego de varias horas de búsqueda, uno de los equipos de soldados encontró una fosa donde había ocho maletas de color negro que contenían paquetes con polvo blanco. 

Algunos de los indiciados aseguraron  que el Teniente Guzmán, en contubernio con un capitán segundo de Caballería, separaron dos de las maletas con droga para llevarlas hasta una de las unidades militares. Después sus jefes hicieron algunas llamadas telefónicas y, tras otro lapso de tiempo, en el lugar aparecieron dos taxis, entregándole su superior una maleta a cada uno de los conductores. 


Diversos soldados coincidieron en sus declaraciones al señalar que Guzmán Flores les comentó que la delincuencia organizada le había prometido una recompensa sí encontraban una droga que tenían extraviada. “Hay algo de feria para mandar a cambiar, para alivianarlos y darles un enganche”, les dijo el Teniente de Caballería en alusión a una cantidad de dólares que le habían entregado los taxistas. Los declarantes, ahora procesados en la causa penal 57/2013 del Juzgado Primero Militar de la Primera Región Militar, recibieron 5 mil pesos cada uno. 


A otro le entregaron 15 mil pesos. Con relación a los hechos del 17 de marzo, los soldados que formaban parte del operativo en el que se detuvo a siete presuntos delincuentes, confesaron que ese día formaban parte del convoy de coordinación policial, pero que se salieron de la ruta para perseguir al ocupante de una camioneta Jeep Cherokee blanca, la cual interceptaron más adelante para realizarle una revisión de rutina a su conductor. 


Los militares se dedicaron a dar cobertura de seguridad en la zona, mientras el Teniente de Caballería César Guzmán Flores dirigía la revisión al sujeto, al cual le aseguraron un arma de fuego cromada en cuyas cachas tenía las leyendas “Cártel del Golfo” y “Flaco”. De repente, coinciden, escucharon que su jefe gritaba “vete a la verga” y vieron que el sospechoso se echó a correr, sin que Guzmán hiciera nada, ni les ordenara detenerlo. 


Enseguida se realizó la acción de captura de los presuntos narcotraficantes que estaban en una casa cerca de la zona, y al operativo se incorporó el resto de las corporaciones que conformaban la base de operaciones móvil “Tango Urbano G”. Los mandos castrenses determinaron enjuiciar a los militares implicados en la fuga de un presunto miembro del Cártel del Golfo, en el robo y tráfico de droga, por lo que fueron consignados por los delitos de traición a la patria y contra la salud en la modalidad de colaboración de cualquier manera para posibilitar el tráfico de narcóticos. 


Algunos de los soldados alcanzados por las investigaciones son: Emmanuel Mayorga Cabrera, Rubén Sandoval, Milton González, Iván Sotelo, Jonás Torres y Ángel López, entre otros. En su mayoría, los procesados fueron trasladados de la prisión militar de la Ciudad de México, al Centro Federal de Readaptación Social Número 5, en Villa Aldama, Veracruz. Una ficha informativa de la Octava Zona Militar expuso al Ministerio Público Militar que “en el Estado de Tamaulipas tienen presencia las organizaciones delictivas denominadas ‘Cártel del Golfo’ y ‘Los Zetas’, quienes se disputan el control de las ciudades y municipios más importantes del estado para la venta y tráfico de armas y drogas, ver anexo a área de influencia de organizaciones delictivas, siendo las siguientes actividades que llevan a cabo los integrantes de la delincuencia organizada como sigue: a. trasiego de drogas; b. tráfico de armamento; c. secuestros; d. extorsiones; e. venta de piratería; f. robo de vehículos; g. robos y asaltos en carreteras; h. retenes clandestinos; i. trata de blancas; j. taxis piratas; k. liberación de reos; l. casas de seguridad; m. actividades de halconeo; n. colocación de antenas clandestinas; o. robo de combustible, entre otros…”.

Con información de :Zeta Tijuana/ReynosaCodigo Rojo.

COBARDIA de ZETAS "GRUPO BRAVO" sigue "REGANDO NARCOMANTAS" en VICTORIA…de la "pugna a la purga" y de ahí a la "guerra interna y eterna".

abril 30, 2016 // 0 Comentarios

La COBARDIA ZETA “GRUPO BRAVOS” continua en su prolífica labor de colocar NARCOMANTAS en CIUDAD VICTORIA que nuevamente hoy fue escenario de una mas localizada en las inmediaciones de la colonia Benito Juarez a la altura del “CONALEP”.

Cd.Victoria,Tam.-30/Abr/2016 El Narcotexto,uno mas que colocan con casi total impunidad los grupos delictivos que siguen disputandose el control criminal en la capital del estado de presunta autoria del “GRUPO BRAVO” con lenguaje amenazador se dirige a la facción rival del llamado CDN ZETAS para continuar con la confrontación que también tiene como campo de batalla las calles y las redes sociales.

El nuevo escrito igual de “mal escrito” es nuevamente un compendio de amenazas en las que el GRUPO BRAVO se “JACTA” de ser “MUY BRAVO” y “100 % ZETA” con orígenes en la “VIEJA ESCUELA” y ADVIERTE a sus “ADVERSARIOS” a quienes les reitera que YA PERDIERON la PLAZA, que ellos “NO MATAN INOCENTES” cuando de sobra es sabido que en la “REALIDAD COTIDIANA” es ampliamente conocida también la  falta de escrúpulos de este “GRUPO de SALVAJES” que se DISTINGUE también por hacer lo que “NIEGAN”, “MATAR por MATAR” al tiempo que sigue AMENAZNDO continuara  siendo la “PEOR PESADILLA”  para quienes apoyan a sus “RIVALES” y a quienes se dirige por sus apodos …aqui el TEXTO INTEGRO (censurado en alguna de sus partes)
…”YO NO SOY CDG ENTIENDALO, SOY 100% Z Y PARA QUE SEPAN BRAVO 01 ES GRUPO OPERATIVO PREGUNTESELO A LOS GUACHOS O FEDERALES, Y YA DEJEN DE DECIR TANTAS PENDEJADAS PORQUE NOSOTROS SI SOMOS ZETAS DE LA VIEJA ESCUELA, LOS DEL CDN SON PUROS PENDEJOS QUE MATAN CIVILES QUE NADA QUE VER EN ESTO, MATAN VELADORES, NIÑOS Y AHORA HASTA LOS DE LAS SABRITAS ANDAN MATANDO, Y SOLO PARA CALENTARME LA PLAZA LA CUAL PERDIERON, Y TODAS ESAS MUERTES DE INOCENTES ES CAUSA DE TENER A UNOS PENDEJOS COMO DISQUE COMANDANTES  CULONES, QUE SON LA RANA, EL MUEBLES, KIKO, Y HUEVO TREVIÑOS Y LA BORREGA QUE SE LA PASA ESCONDIDO EN MONTERREY, ASI COMO LOS LOCALES BORRADO, TIKI TIKI Y OTROS MAS QUE  SIGUEN APOYANDO A LOS MUGROSOS DEL CDN. Y PARA QUE SE SEPAN, EL QUE NO TENGA RELACION CON ELLOS PUEDE ANDAR LIBREMENTE, PERO EL QUE ESTE CON ELLOS HASTA EN LAS PEORES PESADILLAS ME TENDRAN. 
AHÍ ESTA TU PUTO CASINO Y LOS PENDEJOS QUE TENIAS ARMADOS AHÍ DENTRO PINCHE 40 DE MIERDA Y ASI TERMINARAN TODOS, SIGAN APOYANDO AL CDN O****S.
ATTE. 
COMANDANTE BRAVO 01
 LA MERA ***A”.

1 2 3 93