Baja California Norte

BC: tres años, más Muertos, más Cárteles y nuevos Jefes

enero 26, 2016 // 0 Comentarios

Para Baja California, en términos de inseguridad, el primer trienio de Enrique Peña Nieto ha significado estancamiento en algunos de los casos y retrocesos, en la mayoría de los aspectos.

Si se parte de la estadística de homicidio -el crimen menos fácil de ocultar- se puede ver que incluso en Baja California, que pasó de ocupar el tercero (anterior sexenio)  al noveno lugar de violencia por el número de asesinatos cometido en su territorio entre los 32 Estados del país, en la entidad norteña también se incrementó el número de ejecuciones en lo que va de la administración peñanietista.

Al comparar el primer trienio de Felipe Calderón, de 2 mil 114 homicidios, con el primero de Peña Nieto, que suman 2 mil 547 homicidios, actualmente se contabilizan 433 muertos más. Y al confrontar los 2 mil 147 registrados en el último trienio calderonista con los de los primeros tres años de Peña, de nuevo suman 400 asesinatos más.

De hecho el peor año para Baja California en el sexenio de Calderón fue 2010, cuando se contabilizaron  884 carpetas de homicidio, mientras 2015 cerró con 908 víctimas incluidas en 830 expedientes. Y 2016 no pinta mejor, ya que en los primeros 20 días del año, solo Tijuana ya sumaba 48 asesinatos.

Pero con la llegada del priista a la silla presidencial, en Baja California se constriñó el apoyo de las instancias federales en el  combate al crimen organizado y se puso fin al liderazgo del Ejército en el Mando Único. Sin guía y con una coordinación fracturada, los cárteles combatidos y acorralados en el sexenio anterior se reorganizaron.

Desde 2010, los gobiernos locales han sostenido que en Baja California no hay cárteles y se respaldaron en la reducción de los homicidios, porque de los 884 abiertos en  2010, bajaron a 673 en 2011 y a 590 en 2012. Sin embargo, las cifras volvieron a elevarse, en 2013 sumaron 774 y, para 2014, las averiguaciones previas iniciadas por homicidio fueron 714, más los 830 expedientes con 908 muertos registrados en el recién concluido 2015. Pero  los mandos sostienen que no hay cárteles.

En entrevista concedida a finales de septiembre de 2015, el secretario de Seguridad de Baja California, Daniel de la Rosa Anaya, explicó: “Cuando digo que no hay cárteles me refiero a que no hay grupos empoderados como antaño los CAF, que andaban como Juan por su casa”.

Sin embargo, la presencia está patentada en el incremento en un 500 por ciento de los decomisos publicitado por el mismo secretario, y reflejan que no hay disminución en la actividad delictiva de los cárteles, el de Los Arellano, el de Sinaloa, los michoacanos.

Además, el año pasado destacó la presencia del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y las pugnas ante la reestructuración Cártel Arellano Félix a manos de “El Piloto”, como identifican a un sobrino de los violentos hermanos que se enriquecieron con el tráfico de droga en y a través de Baja California, durante prácticamente los últimos 30 años.  Incluso se reportó presencia del grupo homicida del Cártel de Sinaloa, denominado “Los Ántrax”, del que también argumentó la autoridad, usan el Estado desde los años noventa como punto de paso.

A lo largo de los tres años de la administración de Enrique Peña Nieto, Baja California ha sido escenario de la impunidad, múltiples crímenes relacionados con el trasiego de droga y el narcomenudeo sin resolver. Destaca por el ataque a un funcionario público, en diciembre de 2013 e:l asesinato de Arturo Kaloyán, director del Instituto Municipal del Deporte, quien fue una de las primeras víctimas bajacalifornianas de la impunidad en este gobierno, sin que sus homicidas hayan sido detenidos.

Los criminales también deciden secuestrar a un sacerdote católico, el Padre Juan Carlos Ackerman, rescatado de manera efectiva.

Apenas Peña Nieto se estrenaba como Presidente cuando Alejandrina Guzmán Loera, hija de Joaquín “El Chapo” Guzmán, fue deportada después de intentar cruzar de manera ilegal a Estados Unidos, traía documentos mexicanos falsos con los que intentó obtener beneficio, pero la joven embarazada no fue ni detenida ni juzgada del lado mexicano.

En la presente gestión federal, el Ejército abandonó las calles y se multiplicaron las balaceras entre grupos de las diversas células delictivas, según los pocos criminales capturados  por “bajes de droga”.

Lo que se redujo en la entidad en estos tres años, fueron las capturas de criminales de un mayor nivel en el organigrama delictivo. En tres años se ha dado la detención básicamente de cuatro: como cabecilla de cártel, Fernando Sánchez Arellano “El Ingeniero” en junio de 2014, y lugartenientes y jefes de célula como Melvin Gutiérrez Quiroz “El Melvin” (marzo de 2013) y Alfonso Lira Sotelo “El Atlante” (septiembre de 2014), además de Jorge Humberto Acosta Gallegos “El Güero Leches” (31 de diciembre de 2015).

Adicionalmente, capos del CAF presos han obtenido amparo tras amparo para ser favorecidos o evitar ser sentenciados, como son los casos  Gustavo Rivera Martínez “El P1” y  Juan Sillas Rocha “El Sillas”, el mismo Fernando Sánchez Arellano y Manuel García Simental “El Chiquilín”.

Asimismo, el reciclaje criminal ha sido un sello en el actual período, en el que fueron liberados otros hombres detenidos en la anterior administración y presentados como capos de la droga; tal es el caso de Candelario Arceaga, Manuel López Núñez “Don Balas”, Pedro Quintero “El 5-8”, el ex ministerial Enrique Jorquera, Manuel Garibay  Espinoza “El Meño”  y Juan Lorenzo Vargas Gallardo, entre otros.

ejecutadoyheridoplayas1b

En el fuero común también otros narcomenudistas implicados en varias muertes han entrado y salido a placer del sistema penitenciario, como Luis Manuel Toscano Rodríguez  “El Mono”, uno de los principales lugartenientes del CAF que estivo detenido por lo menos en cuatro ocasiones antes que lo asesinaran, en abril de 2015.

De hecho, actualmente de todos los cabecillas del crimen organizado y del trasiego de droga -delito federal- en Baja California, el único que tiene orden de aprehensión activa es Alfonso Arzate García, por delito del fuero común.

Este presunto delincuente está  ubicado por el Consejo Estatal de Seguridad de Baja California -donde el Gobierno Federal tiene representación de la Marina, Ejército, PGR, la Policía Federal y CISEN- como el principal líder criminal del Cártel de Sinaloa para la zona costa, que abarca Tijuana, Tecate, Rosarito y Ensenada; sin embargo, la administración federal no ha emitido órdenes en su contra.

Otros como René Arzate “La Rana”, José Soto Gastélum  “El Tigre” o Cenobio Flores Pacheco “El Checo” están fichado Estados Unidos, pero en México no tienen órdenes de aprehensión en contra.

De igual manera, el Gobierno Federal le falló todavía más al Estado, particularmente en el tema de secuestro, al no apoyar en la crisis de secuestro, extorsión y homicidios de migrantes que se dio en 2014.  Y dejó escapar la más importante célula de  policías secuestradores, de los cuales tres integrantes fueron capturados la última semana de septiembre de ese año; estaban involucrados en varios expedientes de secuestro que se llevó la Federación, con el compromiso de fincar cargos contra el resto de la banda que incluía a por lo menos 24 agentes o ex agentes de los tres órdenes de gobierno. Pero nada pasó hasta que los matones -no policías-  integrados a la célula decidieron asesinar a su jefe, Lorenzo Hernández García “El Viejón”,  en noviembre de 2015.

El año 2014 se caracterizó el por el resurgimiento de crímenes más violentos, cuerpos torturados, cercenados, incinerados y el asesinato de familias incluyendo niños,  adolescentes y mujeres.

Al final de 2014 y durante 2015 las pugnas territoriales de los cárteles y de las células empezaron a cobrar víctimas colaterales, y se hizo más común que los asesinatos se cometieran como en 2010, a plena luz del día, sin importar la presencia de testigos en lugares públicos, restaurantes, plazas comerciales y vialidades transitadas en horas de tráfico. Las víctimas ya no fueron solo narcomenudistas, adictos o deportados; también incluyeron comerciantes y abogados.

De hecho las balaceras públicas han continuado en lo que va de 2016, donde también ha habido cadáveres mutilados y con narcomensajes.

Más grave todavía: a  mitad del sexenio, en Baja California  empezaron a crecer las denuncias en contra de policías municipales,  estatales y  ministeriales ligadas a actividades de trasiego de droga, como protectores u operadores. Incluso detenciones de elementos del Ejército en intercambios de droga que por “cortesía” mal canalizada,  no fueron consignadas ni publicitadas.

En este punto, lo más peligroso para los bajacalifornianos es que las autoridades se sostienen en su discurso triunfalista, pese a los deficientes resultados y la  limitada efectividad de las estrategias.

El recién estrenado Comandante de la Segunda Zona Militar, José Ricardo Bárcena Rosiles, aseguró en su toma de posesión el 18 de enero  de 2016 que continuaría con las estrategias de sus antecesores porque habían sido efectivas.

Surge grupo de sicarios de elite "La Rana" en Tijuana

enero 26, 2016 // 0 Comentarios

TIJUANA. – Tras el surgimiento de un grupo de sicarios que se autodenominan la tropa élite de La Rana, un capo del narcotráfico que se disputa la plaza en Tijuana, un avión de la Policía Federal aterrizó en el aeropuerto de esta frontera.

A unas horas de la balacera registrada que dejó cuatro muertes en un palenque de Ensenada, donde este grupo presume presencia, y de una oleada de ejecuciones que arroja ya 35 muertes en Tijuana, un sitio web del puerto posteó la fotografía en que una docena de encapuchados presume sus armas y amenaza a secuestradores y otros delincuentes rivales de su jefe, René Arzate García La Rana, quien junto con su hermano Alfonso Arzate García, El Aquiles, se disputa la plaza con otros capos.

Por otra parte, medios locales afirmaron que en el palenque de Ensenada, Baja California, donde murieron cuatro personas, entre ellos dos menores de edad, operaba fuera de norma.

Según testimonios de asistentes al lugar, en el mismo se dejaba la entrada libre a personas de cualquier edad e incluso se llevaba a cabo venta de drogas.

Según testigos, el ataque del pasado fin de semana iba contra un asistente, pero la lucha dejó cuatro muertos.

Tijuana, "Aqui sigue el señor Mencho esto le pasara a El Aquiles y la Rana del CDS"

enero 24, 2016 // 0 Comentarios

En el interior de una caja negra para guardar herramientas, fue localizada la cabeza de un hombre en un lote baldío de la colonia Amparo Sánchez. Los primeros reportes indican que el macrabro hallazgo fue detectado alrededor de las 9:13 horas de este sábado 23 de enero. Hasta el momento, el resto del cuerpo no ha sido encontrado. 

Datos proporcionados a  señalan que sobre la caja se encontraba una cartulina blanca con  un “narcomensaje” que se leía:  “Aqui sigue el señor “Mencho y su jente haciendo limpia en toda la “Baja” esto le pasara a toda la jente del “Aquiles” y la “Rana”. Att  CNgTijuana”. Los restos humanos fueron encontrados en una caja de herramienta y abandonados en un lote baldío.   

De acuerdo a las detenciones recientes indican que el Cártel Jalisco Nueva Generación  se encuentra aliado con el Cártel Arellano Félix y algunos detractores para combatir principalmente a las células lideradas por Alfonzo Arzate García conocido como “El Aquiles”. 

Tres ejecutados en Tecate; Sicarios respetan la vida de dos niños

enero 23, 2016 // 0 Comentarios

En un camino de terracería a la salida de Tecate, cerca del antiguo retén militar, fueron encontrados los cuerpos de tres personas junto a dos menores. 

Los niños de aproximadamente 1 y 3 años de edad. “Los niños están completamente ilesos se presumen que los pusieron en el vehículo después de matarlos ya que se encontraban dormidos al arribo del primer reporte”, explicó uno de los agentes investigadores. A metros de la embotelladora Peñafiel se localizó un Chrysler sedan modelo PT Cruiser a la orilla del camino que conduce hacia el Cañón Johnson y las albercas Joe Bill. 

El carro, con placas nacionales de Baja California (AKZ7231) arrojan los datos de una joven de 31 años de edad originaria de Sinaloa. Sin embargo, personal ministerio público identificaron que la propietaria vendió el vehículo aproximadamente 2 semanas.   

En estos momentos los cuerpos fueron levantados por personal del Servicio Médico Forense para su investigación y los menores fueron consignados al DIF. Uno de los dos cadáveres masculinos se encontraba en la parte de la cajuela. 

La mujer junto con otro cuerpo se localizó en los asientos posteriores del vehículo. Los investigadores sospechan que a las víctimas fueron trasladadas desde Tijuana y ejecutadas en el lugar. 

A simple vista se aprecian 10 casquillos calibre 9 mm en la parte posterior derecha de carro. Existen los indicios para creer que el homicida disparó desde fuera con el vehículo detenido. En el lado izquierdo en la puertas se aprecian disparos de salidas y el vidrio desquebrajado. En el interior se localizaron cobijas limpias.

Noche violenta en Tijuana: 3 ejecutados y 4 baleados

enero 15, 2016 // 0 Comentarios

La noche del 14 de enero fue una noche violenta para Tijuana. Tres personas fueron ejecutadas y cuatro más resultaron heridas de bala en distintos puntos de la ciudad. 

El primer hecho se reportó alrededor de las 7:50 de la noche, cuando dos hombres fueron baleados en un lote baldío en las inmediaciones del fraccionamiento La Cúspide, en la Delegación Playas de Tijuana. 
Al arribo de la policía municipal y socorristas de la Cruz Roja, declararon sin vida a una persona, mientras que el otro fue trasladado a un nosocomio de la localidad. 
Un muerto y un herido en Playas de Tijuana.
El segundo ataque armado se registró en la calle  Manuel Acuña y Manuel Carpio del módulo 4 de la colonia Nueva Tijuana,  en la delegación Centenario, cuando eran aproximadamente las 8 de la noche. 
Sobre la banqueta, frente a un domicilio, quedaron los cuerpos de dos jóvenes de entre 25 y 30 años de edad. Agentes periciales localizaron al menos ocho casquillos percutidos de arma corta. 
Una hora después, se reportó el tercer ataque armado sobre la calle Mar Muerto y Rio Nilo, en la colonia Camino Verde de delegación Sanchez Taboada. 
Baleado en Camino Verde. 
Al lugar acudieron  paramédicos de Cruz Roja donde tuvieron a la vista a una persona del sexo masculino de alrededor de  35 años de edad, quien  presentaba dos impactos de bala a la altura de la cabeza. Fue trasladado en estado crítico a un hospital. 
Minutos más tarde a las instalaciones de la Cruz Roja  arribó un vehículo particular y a bordo un hombre lesionado por arma de fuego, por lo que fue custodiado por la policía municipal. Al parecer está relacionado con el ataque armado en la Delegación Centenario, en donde fallecieron dos sujetos. 
Por último, alrededor de las 11:45 de la noche en un recorrido de vigilancia de agentes policiacos, en la delegación San Antonio de los Buenos, localizaron a un hombre de entre 40 años de edad con una lesión de proyectil de arma de fuego y fractura en un pie. 
Los hechos se suscitaron a la altura del puente Pemex, sobre la carretera libre Tijuana-Rosarito. 
En ninguno de los casos se detuvo a los presuntos agresores, pese a que se montaron operativos policiacos por tierra y aire. 

“El Güero Leches”: el ganadero traficante

enero 12, 2016 // 0 Comentarios

Autoridades indican que Jorge Acosta primero delinquió para el Cártel Arellano, en la pugna interna del CAF se alió con Los Teos y a la llegada del Cártel de Sinaloa, sin conflictos se acopló con Los Aquiles. Identificado en la sociedad tecatense como ganadero organizador de rodeos y carreras a campo traviesa, en 2007 fue incluido en el organigrama criminal de Baja California. En 2010 giraron órdenes de aprehensión en su contra y fue capturado el último día de 2015.

Llamó la atención la sonrisa de Jorge Humberto Acosta Gallegos  “El Güero Leches” ante los fotógrafos de prensa que atestiguaron su presentación la mañana del 31 de diciembre de 2015, cuando la Secretaría de Seguridad Pública del Estado anunció que este “lugarteniente del CAF, ligado a homicidios, secuestros, así como al tráfico de drogas en BC y EU”,  había sido detenido por la Policía Estatal Preventiva (PEP).

De oficio ganadero y oriundo de Tecate, Baja California, Acosta se integró a la asociación de criadores de ese municipio desde 2009. Era conocido como un empresario aficionado a los rodeos y a las carreras de vehículos de la Baja 1000.

El Grupo Coordinación de Seguridad ubicó a Acosta en el organigrama criminal desde hace ocho años, pero se giraron órdenes de aprehensión en su contra hasta 2010.

Durante 2014, la PEP intentó capturar a Humberto Acosta en por lo menos tres ocasiones, después de recibir reportes y conformaciones de su ubicación en zonas del Valle de Guadalupe en Ensenada, “… pero por problemas de la topografía del lugar en zonas despobladas, así como la lejanía, no fue posible detenerlo”.

Cuando más cerca estuvieron fue el 13 de mayo de 2014, previo a  esta fecha, según información oficial, Acosta pasaba la mayoría del tiempo en Estados Unidos, donde es residente legal. Aquel día  confirmaron que “El Güero Leches “estaba en las cercanías de su rancho “La Sierrita”, en las inmediaciones del poblado Francisco Zarco, dentro del Valle de Guadalupe.

Siguieron su auto pero los perdió “y cruzó a pie al lado americano”, cuando llegaron cerca del rancho donde Acosta había estado viviendo, el auto estaba parado con el motor en marcha, la mujer del prófugo peleó con los policías mientras negaba que su esposo hubiera manejado recientemente el vehículo. Aseguró que minutos antes  ella estaba al volante, cuando subió al carro para probarlo no alcanzaba los pedales, pero insistió en su versión.

Por la cantidad de veces “El Güero Leches” cruzó sin problemas a Estados Unidos para evadir la justicia mexicana, las fuerzas locales manejaron la posibilidad de que se estuviera desempeñando como testigo protegido del otro lado de la frontera. 

“Tiene Green Card”, afirmaron las autoridades, quienes no se explican las libertades que gozaba Acosta del lado americano, sobre todo considerando que ya había sido mencionado en expedientes criminales.

En el caso número MJ2342, abierto en agosto de 2009 en la Corte del Distrito Sur de California, contra Tomás Lara Sánchez por los delitos de posesión de marihuana con fines de distribución, de acuerdo al documento firmado por la jueza Nita L. Stormes, “durante la entrevista con Lara, recordó un evento de tráfico de narcóticos ocurrido el 5 de enero de 2008. Lara admitió estar involucrado en ese cargamento de contrabando de droga. Lara declaró que en el momento del evento de tráfico estaba trabajando para un individuo conocido como ‘Leches’. Lara manifestó después que le fueron ofrecidos 125 dólares por kilo de marihuana que traficara de México hacia Estados Unidos”, se lee en la exposición de hechos. Entonces el detenido fue sentenciado a cinco años de prisión, después de los cuales fue deportado a México.

Lara envió recientemente una carta pidiendo que se aclarara que él es ejidatario en el poblado de Jácume y que no renta sus tierras a ninguna banda de traficantes de droga y personas, como lo afirmaron autoridades de Estados Unidos a este Semanario en la edición 2176. En la misma misiva confirmó que fue capturado y liberado en 2014, tras purgar su condena.
LA CAPTURA
El último día de 2015, la PEP desplegó nuevamente un cerco policiaco alrededor del Rancho Heredia y/o Santa María, cerca del fraccionamiento Santa Anita en Tecate, “situado en zona privilegiada con una excelente vista que lograba ver quién entra y sale de la propiedad.

“Durante varios días fue montado un operativo para sorprenderlo, de antemano se contaba con información privilegiada derivado de análisis de información y seguimiento, esta persona salía temprano de su rancho, el operativo tuvo que ser cancelado en varias ocasiones, ya que esta persona conoce bien los alrededores, brechas y veredas que conducen a su rancho, para evitar ser repetitivo”, detallaron desde la Secretaría.

“Finalmente, el día 31 de diciembre por la mañana fue capturado. No opuso resistencia al momento de su captura, tampoco dio otro nombre, lo cual es común en este tipo de casos”, indicó la SSPE.
LOS RELEVOS

Según indican los reportes de las áreas de inteligencia de Consejo Estatal de Seguridad, tras la captura de Acosta, quienes coordinarán la célula encabezada por “El Güero Leches” que trasiega droga entre Ensenada y Tecate serán:

Ezequiel Jacquez Arrieta “El Pelón”. Duranguense ligado al Cártel de Sinaloa, su identidad se hizo pública en marzo y un mes después, el 16 de abril de  2015, fue capturado por la PEP como resultado de una denuncia anónima. Estaba en posesión de  480 envoltorios con 2 mil 500 dosis de cristal y fue presentado como el mayor distribuidor de drogas en Tecate. Actualmente está en libertad.

Felipe Olea Sepúlveda. Sin antecedentes criminales en el Estado, según las áreas de inteligencia, tiene ligas al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Y una parte de esta zona de trasiego y venta de droga también es peleada por el hermano de “El Atlante”, Javier Lira Sotelo “El Carnicero”, asociado con  Jesús Ríos Corrales “El Viejón”. Y del lado de Los Uriarte, por José Juan Trejo Gutiérrez “El Chapito Trejo”.
UNA CARRERA DELICTIVA EXPUESTA POR AUTORIDADES

En julio de 2008, por vía anónima, la identidad criminal de Acosta fue revelada a este Semanario, detallaron que este presunto criminal era protegido por los entonces policías Gabriel Alva, Alberto Bejarano, Odín Garcés, Javier Tejeda, Erick Íñiguez y Roberto Moreno, quienes renunciaron en esa época antes de ser dados de baja. 

Fuentes de la Procuraduría General de la República (PGR) confirmaron su pertenencia al Cártel Arellano Félix y agregaron: “Pero no existe ninguna investigación en su contra, se desempeña como empresario y hace negocios con el Ayuntamiento de Tecate”.

Para atender este señalamiento, ZETA se entrevistó entonces con el alcalde Donaldo Peñalosa y quien fuera su director de Policía, Erick Lara, en agosto de 2008. El munícipe admitió tener tratos comerciales con el sujeto al que identificaba como ranchero conocido en Tecate y empresario del entretenimiento, de hecho algunos espectáculos se habían hecho en colaboración con el DIF. 

Tanto el alcalde como su encargado de seguridad indicaron desconocer si el hombre tenía actividades criminales.

Sin embargo, las autoridades fueron recabando información de actos delictivos:

26 de octubre de 2008. Ocurrieron dos balaceras en Tecate, el cadáver baleado de Adrián Sandoval Miranda “El Duende”, servidor de Los Teos, fue localizado en la parte trasera de un pick-up Toyota Tacoma modelo 2004 cargado de armas.  Las áreas de inteligencia del Grupo Coordinación informaron que la víctima “recibía instrucciones de un hombre al que sólo conocen como ‘El Güero Leches’, a quien a su vez acusan de tener controlada a la Policía Municipal, a través de tres jefes que incluso ya fueron denunciados ante el Ayuntamiento”.

23 de mayo de 2009. “El Güero Leches” fue mencionado abiertamente por las autoridades en una conferencia de prensa realizada por el Ejército, cuando anunciaron la captura de Carlos Alejandro Melo Albarrán y otros cuatro sujetos. En el operativo decomisaron armamento y liberaron a un secuestrado. De Melo mencionaron que en ese momento era escolta de Acosta y Édgar Vázquez Flores “El Speed”.

Al ser convertido en testigo protegido en junio de 2009, Melo corroboró lo expuesto en la conferencia de los militares y agregó entre otras cosas  que servía al CAF desde 1998, que inició al servicio de “los hermanos Marroquín… actuales dueños de los billares La Movida”. Igualmente, admitió haber delinquido bajo las órdenes de Roberto Méndez “El Vaquero”, Luis Romero Fierro “El Sombrero” (detenido) y Adrián Sandoval Miranda “El Duende” (asesinado). (Ver ZETA edición 1903, nota “Más testigos protegidos”).  

11 de enero de 2010.  Personal militar perteneciente al 5to. Batallón de Fuerzas Especiales, detuvieron en las inmediaciones del club Mi Ranchito en Tecate a José Manuel Gómez Altamirano, “El Duvalín”, “El Pepe” o “El Meño”, lo presentaron como “persona de confianza” de “El Güero Leches” y “encargado de cobrar la plaza” para la célula de Eduardo García Simental “El Teo”.

Enero de 2010. Autoridades cumplimentaron la orden de cateo número 6/2010 librada por el Juzgado Primero Federal Penal , en el Rancho La Sierrita ubicado en el Valle de Guadalupe, municipio de Ensenada Baja California. En el cateo se aseguraron 103 kilos 500 gramos de marihuana, 6 kilos 500 gramos de cristal, ocho vehículos, 10 animales de ganado equino y cinco especies de ganado vacuno.

12 de agosto de 2013. La PEP detuvo a Fernando Gómez Samaduroff  “El Wide”, dueño del Rancho La Sierrita, en la colonia Moderna de la ciudad de Ensenada. Traía consigo 43 gramos de ice y un arma corta calibre 40.

“El Wide” mencionó en entrevista a los agentes estatales que la persona que  le surtía la droga era Jorge Humberto Acosta Gallegos “El Güero Leches”. También, que el ex policía municipal de Tecate de nombre Édgar Vázquez Flores “El Speed” y Cristian Marcial Moran Matus eran encargados de la venta de droga en Ensenada al menudeo.

23 de marzo de 2014. Autoridades estatales de Baja California anunciaron la captura del  “Speed”, ex policía municipal de Tecate, en compañía de seis cómplices. La Procuraduría informó que los procesarían por tres secuestros (una empresaria y dos empresarios) y el secuestro-homicidio de un empresario de origen estadounidense.

Miguel Guerrero, coordinador del área de Delincuencia Organizada, declaró que Vázquez  aseguró trabajar para “El Güero Leches”, “…pero en los eventos (los secuestros) nosotros no tenemos la participación del ‘Güero Leches…’”. Sí menciona tener un contacto con “El Güero Leches”, mas no ser “de la misma banda”.

En su declaración dentro de la averiguación previa 04/14/201/AP, señaló a Jorge Humberto Acosta Gallegos como su jefe en la estructura criminal y que éste recibía órdenes de Alfonso Arzate García “El Aquiles”.
ASESINATOS Y ÓRDENES DE APREHENSIÓN

En diciembre de 2014, ZETA fue informado que finalmente existía una orden de aprehensión contra Jorge Humberto Acosta Gallego y era por homicidio. La captura pendiente de ejecutar fue confirmada la semana pasada por la PGJE, cuando se dio a conocer que de los capos identificados en el organigrama criminal de Baja California, solo “El Güero Leches” y “El Aquiles” tenían orden de aprehensión pendiente.

Esta semana la PGJE confirmó que existían no una, sino cuatro órdenes de aprehensión pendientes en contra de Acosta por cuatro asesinatos. “No es cierto que esté amparado en ninguno de los casos, y los expedientes se mantuvieron con perfil bajo para evitar que el presunto responsable tomara medidas”, refirieron.

Aunque las ejecuciones que le imputan datan de 2008 y 2009, lo mismo que las averiguaciones previas, los expedientes en los que se solicita su captura se integraron poco más de un año después. Se trata del 240/10/208; 241/10/208; 242/10/2018 y 243/10/208.

Estos procesos se iniciaron a partir de la captura de José Basilio Quintero “El Marro” en julio de 2009, detenido a bordo de un auto por una infracción de tránsito en la Avenida Hidalgo de Tecate. En la revisión  los agentes encontraron “…una su­ba­me­tra­lla­do­ra Lu­ger ca­li­bre 9 mi­lí­me­tros, con 46 pro­yec­ti­les úti­les en el car­ga­dor”.

Quintero declaró que “recibía órdenes de Jorge Humberto Acosta Gallegos y éste a su vez de Teodoro García Simental ‘El Teo’”.

Los asesinatos que le imputan a Acosta Gallegos fueron cometidos en Tecate y corresponden a las siguientes averiguaciones previas:

3980/08/208/AP. Por el homicidio calificado contra Ubaldo Pestaña Ortega, cometido el 28 de septiembre de 2008. Entraron a su casa móvil en la colonia Militar y le dispararon en 28 ocasiones.

4038/08/208/AP. Por el homicidio calificado contra Armando Leal Orozco, ocurrido el 3 de octubre de 2008. Los homicidas sorprendieron a su esposa, entraron a su hogar en la colonia Ampliación el Descanso, dejaron al resto de la familia en la sala y lo mataron en una de las habitaciones.

En declaraciones, personal de la PGJE indicó el 5 de octubre, tras el asesinato de Nayeli Quiroz en su domicilio de la colonia Morelos, que las muertes de Pestaña, Leal y Quiroz eran “ajustes de cuentas” y estaban ligadas.   

4878/08/208/AP. Se inició el 11 de diciembre de 2008 por los asesinatos y decapitaciones de Carlos Alberto Íñiguez Soto y José Antonio Aguilar Olguín, cuyos cadáveres fueron localizados en la carretera Tecate-Mexicali, a la altura del rancho Los Rosales.   

1445/09/208/AP. Por el delito de homicidio calificado cometido contra Antonio López Rosales y Gerónimo Vargas Cruz. Sus cuerpos fueron localizados el 1 de mayo de 2009, los dejaron tirados en un camino vecinal hacia el Rancho Escorial.  

Además, el arma incautada tuvo relación con tres expedientes de asesinatos: el de Reynaldo López Flores y Nicandro Medina A. Chiprez, sus cadáveres fueron localizados el 11 de noviembre de 2008; Noel García Moreno y Javier Cornelio Huerta, cuyos cuerpos sin vida fueron asegurados el 1 junio de 2008; y la muerte de Santos Adrián Sandoval Miranda, perpetrada el 27 de octubre del mismo año.
ALIADO CON “EL AQUILES”

De acuerdo a expedientes del Consejo Estatal de Seguridad de Baja California proporcionados a ZETA, “tras la escisión del Cártel Arellano Félix y captura de Eduardo García Simental ‘El Teo’, el control del Valle de Guadalupe y Tecate recayó en ‘El Güero Leches’ y su gente. Después tras el debilitamiento del CAF, Sinaloa controló Tecate, donde  reclutó a Acosta y a gente como los hermanos Carrasco Palomares (ex CAF) y Jesús Corrales Ríos ‘Viejón’ (quien después se uniría al ‘Atlante’).

“La droga que empezó a llegar en avionetas a Ensenada por Ojos Negros, era bajada por gente cercana a ‘El Leches’. Jorge Armando Meléndres Cervera ‘El Pitufo’ era uno de los encargados en Ojos Negros. Uno de los responsables de que llegara la droga por parte del ‘Aquiles’, es Jaime Andrés Espinoza Castillo ‘Jimmy’, al aterrizar la droga en Ensenada ‘El Pitufo’ entregaba parte de la droga a Vidal Moreno Serrano ‘El Gera’ y a Roberto Beltrán Espinoza ‘El Tito’”.

Esta información se obtuvo tras la captura, el 13 de marzo de 2014,  de Jorge Armando Meléndres Cervera “El Pitufo”, Mario Isidro Rangel Castro “El Zorro” y Vidal Moreno Serrano en Tijuana, con 80 kilos de cristal.
Diez asesinatos en una semana, dos homicidas capturados
Tijuana cerró el año 2015 con 668 víctimas de homicidios violentos, cinco de los cuales ocurrieron los últimos dos días de diciembre. Mientras los primeros seis días de 2016 sumaron otros cinco asesinatos.

Al final de una semana se acumularon 10 ejecuciones, en dos de los operativos homicidas, la Policía Municipal de Tijuana logró capturar a los perpetradores en plena fuga. Al ser declarados por el Ministerio Público del Fuero Común, la PGJE encontró coincidencias.

Primero ambas ejecuciones estaban relacionadas con la distribución de droga en la Zona Norte de Tijuana, territorio en pugna entre el CAF y el Cártel de Sinaloa; segundo, las dos personas “contratadas” para matarlos no eran miembros de ningún grupo criminal, ni vendedores de droga, ni homicidas; tercero, a los dos les ofrecieron 10 mil pesos por las muertes. Las víctimas fueron: 

* Luis Bonneau, baleado en Avenida Baja California, y Martín Valdivia “El Forti”, el 30 de diciembre. Su amigo de la infancia Alfredo Tapia le ofreció el dinero por matar al hombre contrario a su célula “para limpiar la plaza”. En el momento de los hechos vieron policías cerca, pero igual le ordenaron dispararle y lo hizo.

* Cristina Ceja Velázquez fue abatida por el empleado de una tienda de autoservicios, Jonathan Alejandro Vázquez Rodríguez, el 31 de diciembre de 2015 frente al bar Lucky Lady en la Zona Norte. Vázquez había sido contratado para matar a la pareja sentimental de la mujer, pero al llegar al lugar no lo encontró y le ordenaron disparar contra la fémina.

Antes de finalizar 2015 también fueron asesinados, la tarde del día 30 de diciembre, el mecánico Mario Abel López en el taller Mecánica General Corredor de Autopartes, ubicado en el fraccionamiento Mariano Matamoros. Un compañero de trabajo y su amasia informaron a las autoridades que el hombre vendía droga y que dos días antes de ser atacado fue amenazado por dos hombres. Los homicidas huyeron en una camioneta Explorer blanca.

Por la mañana del día 31, las autoridades levantaron el cadáver de un hombre de 35-40 años con múltiples heridas punzocortantes en pecho y tórax, el cadáver estaba envuelto en una cobija y lo tiraron en el callejón Río de la colonia Ampliación Loma Bonita, Delegación Cerro Colorado.

En la noche del mismo jueves fue asesinado a balazos sobre la calle Cohuatzon de la colonia Emperadores en La Mesa, Jairo Manuel Hernández García, su familia aseguró que no vendía droga, que era consumidor de enervantes y no tenía trabajo.

Ya en 2016, el primer homicidio fue el de Ezequiel Laguna, de 74 años, de acuerdo al expediente este taxista sin antecedentes, fue asesinado para robarlo, lo mataron a golpes para quitarle su dinero y dejaron su cuerpo en el interior de una casa abandonada en la calle Ocotlán de la colonia Jalisco en La Mesa. En la misma  fecha otro hombre aún no identificado, de 35-40 años, fue muerto a tiros en la calle Casilda Rosas de la colonia Altiplano en La Presa.

El 2 de enero encontraron a otro hombre asesinado a golpes sobre un camino vecinal que lleva a Terrazas de la Presa, según los peritos lo habían matado por lo menos dos días antes. Y el día 3 de enero, dos hombres entraron al cuarto de Ubaldo Othón Encinas y lo balearon sobre su cama, su familia que vive en la misma propiedad vio a los agresores huir. Encinas había estado preso por narcomenudeo. 

Y para cerrar la jornada de muerte de esta semana, pasadas las tres de la tarde del 5 de enero, María Elena Ledezma Cerpa fue acribillada a balazos en el interior de su casa, en la calle Jazmín del fraccionamiento Florido primera sección.

Tijuana, Le pagarían a Sicario 10 mil pesos por ejecutar

enero 6, 2016 // 0 Comentarios

Por su presunta responsabilidad en el delito de homicidio calificado, ocurrido el 30 de diciembre del 2015 en la Zona Centro de Tijuana, Martín Valdivia Ramírez, alias “El Pelón” o “El Forti” de 20 años de edad,  fue consignado ante un juez penal. 

Valdivia Ramírez, fue detenido por agentes municipales después de haber lesionado a Luis Alfonso Bonneau, en la avenida Baja California frente al número 7828 entre las calles Mutualismo y F. Martínez de la Zona Centro. 

El detenido confesó que disparó en contra de su víctima, por quien le pagarían 10 mil pesos, ofrecimiento que le hizo un hombre identificado como “Alfredo”,  ya que presuntamente el ahora occiso era un vendedor de drogas contrario a su célula, y por ese motivo había que ejecutarlo para limpiar la plaza de la Zona Norte, por lo que acepta dicha encomienda, ya que se le hizo lucrativo el pago por cometer dicho homicidio. 

“El día de los hechos se trasladaron, Martín Valdivia y Alfredo  hacia la Zona Norte donde al llegar se le acerca una mujer, a quien el ahora indiciado identificó como la novia de Alfredo, siendo que esa mujer le entrega un arma de fuego tipo revólver, la cual le dice que ya estaba lista para disparar, al momento que Alfredo le dice que lo acompañe para señalarle al sujeto que tenía que matar, y al estar a escasos dos metros de la víctima el de nombre Alfredo le señala con su mano al ahora occiso y le dice al de apodado “El Forti”: “Ese es dispárale”, respondiéndole Martín Valdivia que había policías en el área y el sujeto le ordena nuevamente diciéndole: “Ya estás aquí dispárale no hay problema con la policía”, por lo que le apunta a su víctima  estando a un metro de distancia y le realiza dos detonaciones pegándole una en el pecho y la segunda en la cara, para posteriormente voltear con el de nombre Alfredo, pero este ya no se encontraba ni la mujer que le dio el arma, y al tratar de apelar a la fuga fue sometido y asegurado por agentes municipales junto con el arma de fuego en su poder”, relata en un comunicado de prensa. 

Por lo anteriormente expuesto el Ministerio Público de la Unidad Estatal Contra Homicidios Dolosos en fecha 1 de Enero del 2016, ejercitó acción penal ante el Juez de Primera Instancia de lo Penal en Turno, en contra del indiciado Martin Valdivia Ramírez alias El Forti, o El Pelón, por el delito de homicidio calificado, solicitando la correspondiente formal prisión.

Así es La Narcoguerra por las plazas en Baja California

enero 5, 2016 // 0 Comentarios

En términos de inseguridad, esta edición cierra con un hallazgo macabro.

El martes 29 de diciembre de 2015, alrededor de las 7:00 am, en el interior de una maleta abandonada en la calle Primera y 5 de Mayo en la Zona Norte de Tijuana, las autoridades localizaron la parte superior -de la cintura para arriba- del cadáver de un hombre.

Tres horas después un nuevo reporte llevó a los peritos al estacionamiento de una tienda departamental en la calle Segunda y Mutualismo en la Zona Centro -apenas unas cuadras hacia el sur de la primera ubicación-,  ahí desataron una cobija morada y en el interior encontraron una maleta de la que sobresalía la parte inferior del cuerpo de un hombre.

De acuerdo a las primeras investigaciones, el cuerpo presentaba varias puñaladas, “ocho heridas punzocortantes en tórax y abdomen, tres heridas cortantes en frente, dos en cuello del lado derecho y múltiples heridas punzocortantes en espalda”.   

Además, “… lo amputaron con un serrucho, según los primeros indicios”, explicaron las autoridades.

Este hombre de 25 a 30 años de edad no fue el único mutilado de la semana en Tijuana. Apenas la mañana del 24 de diciembre, en el fraccionamiento Sonora de la delegación La Mesa, ciudadanos que usan un callejón de servicio en la calle Magdalena denunciaron la ubicación de otro cadáver.

Al revisar, los peritos encontraron que la caja hechiza tirada en el baldío contenía una bolsa que cubría el cuerpo de un joven al que le habían amputado las piernas, las evidencias muestran que fue torturado a golpes antes de ser asesinado y su cabeza estaba cubierta por una bolsa; lo habían enteipado.

En números y al cierre de esta edición, en Tijuana se contabilizaron nueve asesinatos violentos entre el 22 y el 29 de diciembre; en ese mes se han cometido 49 homicidios y, en 2015, la suma de ejecuciones llegó a 663 en esta ciudad fronteriza, la más violenta en Baja California.

Si de comparación numérica se trata, las cantidades muestran que a las autoridades incorporadas al Consejo Estatal de Seguridad de Baja California le urge un cambio de estrategias en materia de seguridad, y mayor trabajo y coordinación con el Poder Judicial, para que las decenas de presuntos criminales que detienen no salgan libres de forma casi inmediata, como suele suceder después de los pomposos anuncios de las capturas.
LOS NÚMEROS DE LA SEGURIDAD

De acuerdo a las estadísticas expuestas en la página de la Secretaría de Seguridad Pública de Baja California, en 2012 se registraron 332 homicidios y en 2013 llegaron a los 492; fueron los últimos dos años del anterior gobernador, José Guadalupe Osuna Millán.  

Las cifras del actual gobernador Francisco Vega mejoraron el primer año, con 462 homicidios registrados en 2014, sin embargo, el tema se le fue de las manos en 2015, con 663 asesinatos violentos, y meses como mayo, agosto y septiembre, contabilizaron de 70 a 74 homicidios mensuales.

En cuanto a la resolución de expedientes en el tema de homicidios violentos, de acuerdo a datos proporcionados por la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales (SIE) la efectividad se ha mantenido en un 25 por ciento de los casos.

De enero a noviembre de 2015 se iniciaron 588 expedientes- con 652 víctimas- de esos, 88 fueron consignados con detenidos, y 135 con orden de aprehensión.

Respecto al tema relacionado de lesiones por arma de fuego, los números también son significativos. En el año que termina, la Subprocuraduría en Tijuana abrió 277 expedientes; 89 en la delegación Mariano Matamoros, 57 en La Mesa, 46 en Otay, 69  en Lesiones en la oficinas centrales de Zona Río y 16 en Robos.   
LOS HOMICIDAS LIBRES

En cuanto a los presuntos homicidas, 2.5 de cada 10 autores materiales han sido detenidos y, según los registros oficiales, 7.5 siguen libres, asesinando. Y respecto a los autores intelectuales, los números son más bajos.

Alfonso Lira “El Atlante” fue detenido en septiembre del año pasado; como líderes de células de homicidas y narcotraficantes, los cuates Marcos y Roberto Toscano Rodríguez, así como los también cuates Lucre y Marco Cerda Pacheco fueron aprehendidos en septiembre de 2015. El 30 de noviembre se anunció la detención de otro cabecilla de matones, Hugo Carlos Escobar Godoy “El Moreno”, y a principios de diciembre hicieron pública la liberación y recaptura de Luis Mendoza Uriarte “El Güero Chompas”. 

Sin embargo, la lista de líderes de células y cabecillas de cártel que usan el homicidio como sistema de control y ampliación de plazas criminales, dada a conocer por las autoridades, es más amplia.

Como cabecillas de grupos del cártel sinaloense, José Antonio Soto Gastélum, Cenobio Flores Pacheco “El Checo” y René Arzate García no tienen orden de aprehensión en la Procuraduría General del Estado de Baja California.

A la fecha, solo Alfonso Arzate García “El Aquiles”  cuenta con orden de aprehensión por homicidio calificado que data de 2012. De este grupo conocido de cabecillas criminales, también existe orden de aprehensión activa contra quien se presentara como empresario del ramo del entretenimiento en Tecate y sirviera al Cártel Arellano Félix, Humberto Acosta Gallegos “El Güero Leches”, quien tiene en el sistema una orden de aprehensión por un homicidio perpetrado en 2010 y fue ejecutada el 31 de diciembre de 2015.

El resto es ubicado por las Policías Estatal y Municipal de Tijuana en listas de más buscados, pese a estar mencionados en diversos expedientes, y en términos legales continúan impunes porque el Ministerio Público les ha fincado responsabilidad.

En esa lista de “Los Más Buscados”, dada por las autoridades, existen muchos nombres plenamente identificados en el organigrama del crimen organizado: 

* Giovanni Gómez Herrera “El Gross”
* Abelardo Arzate “El Mostro”
* Raúl Miranda Ordaz “El Alejo”
* Pedro Quintero Velázquez
* Javier Beltrán Cabrera
* Salvador Eduardo Zavala Narváez “El Chava”
* Aldo Arellano Rodríguez “El Gerber”
* Javier Hernández Flores “El Lentes”
* Javier Mendoza Uriarte
* José Juan Trejo Gutiérrez “El Chapito Trejo”
* Javier Lira Sotelo “El Carnicero”
* Juan Lorenzo Cervantes Martínez, cuñado de “El Atlante”
* Jesús Ríos Corrales “El Viejón”
* Ezequiel Jáquez Arrieta “El Pelón”.
LAS CAPTURAS
La semana que concluye fue particularmente violenta porque además de los nueve asesinatos, se registraron varios ataques armados. Solo entre el 24 y 25 de diciembre seis personas fueron lesionadas con arma de fuego. Entre estos hechos, destaca el caso de un taxista que el 26 de diciembre levantó a dos sujetos sobre el Bulevar 200 en la colonia Pegaso y cuando le marcaron el alto en la colonia Las Torres intentaron asaltar a los otros ocho pasajeros, el taxista se resistió y recibió un balazo; herido, manejó hasta la delegación de Bomberos en Centenario, donde fue atendido.

El indigente Francisco Javier Guzmán también fue herido de bala en la Garita de San Ysidro, aseguró desconocer a su agresor, a quien identificó como otro indigente.

En la última semana de diciembre, también se registraron dos capturas. De acuerdo a las autoridades, se trata de cómplices de dos células criminales. Por un lado fue detenida Patricia Regina Bravo Hernández “La Pato” o “La Paty”, como parte de la célula delictiva encabezada por el ex policía municipal Marco Antonio Serrano Juárez “El Vampi”, detenido en septiembre del presente año, señalado por reclutar homicidas, ordenar asesinatos y pagar a policías por información. La mujer tenía una orden de aprehensión girada desde el 12 de diciembre de 2015, la cual fue ejecutada en coordinación por la Policía Municipal.

En la semana, la misma corporación capturó en un grupo de cinco presuntos criminales a Édgar Eduardo Navarrete Chávez o Édgar Eduardo Navarrete Sánchez (El Jona”, “El Choco” o “El Negro”), identificado como parte del grupo criminal de los cuates Cerda Pacheco, con operatividad en la colonia Obrera y que fuera encabezado por Gonzalo Javier Rivera Camarena “El Tragedias”, asesinado el 8 de julio de 2015 en una pizzería localizada en una plaza comercial de la Zona Este de Tijuana. Navarrete tiene en su contra dos órdenes de aprehensión, por homicidio y otra por lesiones y violencia intrafamiliar.
ASESINATOS POR DROGA Y TERRITORIO
Como muestra de lo que sucedió a lo largo del año, sin que hasta el momento las autoridades hayan podido generar una estrategia efectiva de contraataque, esta semana en la mayoría de los homicidios estuvo implicado el narcomenudeo y la pugna por los territorios para vender droga.

Además de los dos sujetos desmembrados, el mediodía del 22 de diciembre el cuerpo de José Carlos Ruiz Hurtado fue localizado en un basurero en un camino vecinal hacia la presa El Carrizo. El hermano de la víctima había denunciado su desaparición y la sospecha de que hubiera sido acribillado por su compañero de vivienda, Paulino Iribe Burgos, quien al ser detenido confesó el asesinato y llevó a los ministeriales al lugar donde había tirado el cadáver.

Iribe explicó que se pelearon por un tema de droga, que Ruiz tomó un cuchillo de cocina y lo atacó, después él le quitó el arma y lo picó.

El mismo martes, en el interior de un domicilio en la colonia El Florido fue asesinado a balazos Adolfo Christofer González Pérez. Uno de sus familiares explicó que el joven vendía droga y que había recibido amenazas “de la gente de El Florido” para que dejara de hacerlo, pero no hizo caso; además, “no había querido vender droga para Los Uriarte”.

Con una cartulina en la que se leía “Aki está tu jente Alejo y Akiles…Aki se la van a seguir pelando putos JAJAJA JAJA” , la mañana del 23 de diciembre encontraron el cuerpo de un joven asesinado y encobijado sobre la calle Gardenias en la colonia de Las Flores en Playas, lo asfixiaron y lesionaron el interior de su boca.   

Por la noche del mismo 23 de diciembre la Policía localizó los cadáveres de Óscar Bonifacio Corral Rodarte y Orlando Ocampo Miranda, en el camino vecinal que lleva al relleno sanitario en la colonia Nueva Aurora. Los golpearon, les quebraron extremidades. De acuerdo a la versión de la familia que los identificó, los habían levantado dos días antes de que los cuerpos fueran localizados y, conforme al peritaje, los mataron el mismo día que los privaron de la libertad.
“Se los llevaron por una deuda de droga”, expuso a su parentela sin ofrecer detalles de a quién le debían dinero o enervante, o dónde los vendían.

Ulises Galaviz Miranda fue baleado dentro de su Tacoma 2006, estaba estacionado en la calle Virtud de la delegación La Presa, cuando se le emparejó un carro blanco. Se aseguraron que muriera, le descargaron 18 casquillos 9 milímetros, su cuerpo tenía 28 heridas entre entradas y salidas de bala. Traía identificaciones y fueron a buscar en las direcciones, pero no lo reconocieron, el auto estaba a su nombre y al cierre de esta edición, nadie había reclamado el cuerpo.

Efrén Duarte fue asesinado a balazos la tarde del 26 de diciembre sobre la calle Agustín Pérez en la delegación Playas, tenía 73 años y se dedicaba a vender droga, así lo manifestó su hijo Marcelino, quien acudió a identificar el cuerpo; de igual manera, explicó que sabía que dos sujetos a quienes no conoce lo habían amenazado y le habían advertido que dejara de vender droga en esa esquina.

Juan Carlos Velázquez Rodríguez fue baleado cuando estaba en compañía de una mujer que resultó lesionada e informó que la víctima se dedicaba a la venta de droga, pero aseguró desconocer la identidad de los atacantes.

 En términos de inseguridad, esta edición cierra con un hallazgo macabro.

El martes 29 de diciembre de 2015, alrededor de las 7:00 am, en el interior de una maleta abandonada en la calle Primera y 5 de Mayo en la Zona Norte de Tijuana, las autoridades localizaron la parte superior -de la cintura para arriba- del cadáver de un hombre.

Tres horas después un nuevo reporte llevó a los peritos al estacionamiento de una tienda departamental en la calle Segunda y Mutualismo en la Zona Centro -apenas unas cuadras hacia el sur de la primera ubicación-,  ahí desataron una cobija morada y en el interior encontraron una maleta de la que sobresalía la parte inferior del cuerpo de un hombre.

De acuerdo a las primeras investigaciones, el cuerpo presentaba varias puñaladas, “ocho heridas punzocortantes en tórax y abdomen, tres heridas cortantes en frente, dos en cuello del lado derecho y múltiples heridas punzocortantes en espalda”.   

Además, “… lo amputaron con un serrucho, según los primeros indicios”, explicaron las autoridades.

Este hombre de 25 a 30 años de edad no fue el único mutilado de la semana en Tijuana. Apenas la mañana del 24 de diciembre, en el fraccionamiento Sonora de la delegación La Mesa, ciudadanos que usan un callejón de servicio en la calle Magdalena denunciaron la ubicación de otro cadáver.

Al revisar, los peritos encontraron que la caja hechiza tirada en el baldío contenía una bolsa que cubría el cuerpo de un joven al que le habían amputado las piernas, las evidencias muestran que fue torturado a golpes antes de ser asesinado y su cabeza estaba cubierta por una bolsa; lo habían enteipado.

En números y al cierre de esta edición, en Tijuana se contabilizaron nueve asesinatos violentos entre el 22 y el 29 de diciembre; en ese mes se han cometido 49 homicidios y, en 2015, la suma de ejecuciones llegó a 663 en esta ciudad fronteriza, la más violenta en Baja California.

Si de comparación numérica se trata, las cantidades muestran que a las autoridades incorporadas al Consejo Estatal de Seguridad de Baja California le urge un cambio de estrategias en materia de seguridad, y mayor trabajo y coordinación con el Poder Judicial, para que las decenas de presuntos criminales que detienen no salgan libres de forma casi inmediata, como suele suceder después de los pomposos anuncios de las capturas.
LOS NÚMEROS DE LA SEGURIDAD
De acuerdo a las estadísticas expuestas en la página de la Secretaría de Seguridad Pública de Baja California, en 2012 se registraron 332 homicidios y en 2013 llegaron a los 492; fueron los últimos dos años del anterior gobernador, José Guadalupe Osuna Millán.  

Las cifras del actual gobernador Francisco Vega mejoraron el primer año, con 462 homicidios registrados en 2014, sin embargo, el tema se le fue de las manos en 2015, con 663 asesinatos violentos, y meses como mayo, agosto y septiembre, contabilizaron de 70 a 74 homicidios mensuales.

En cuanto a la resolución de expedientes en el tema de homicidios violentos, de acuerdo a datos proporcionados por la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales (SIE) la efectividad se ha mantenido en un 25 por ciento de los casos.

De enero a noviembre de 2015 se iniciaron 588 expedientes- con 652 víctimas- de esos, 88 fueron consignados con detenidos, y 135 con orden de aprehensión.

Respecto al tema relacionado de lesiones por arma de fuego, los números también son significativos. En el año que termina, la Subprocuraduría en Tijuana abrió 277 expedientes; 89 en la delegación Mariano Matamoros, 57 en La Mesa, 46 en Otay, 69  en Lesiones en la oficinas centrales de Zona Río y 16 en Robos.   
LOS HOMICIDAS LIBRES
En cuanto a los presuntos homicidas, 2.5 de cada 10 autores materiales han sido detenidos y, según los registros oficiales, 7.5 siguen libres, asesinando. Y respecto a los autores intelectuales, los números son más bajos.

Alfonso Lira “El Atlante” fue detenido en septiembre del año pasado; como líderes de células de homicidas y narcotraficantes, los cuates Marcos y Roberto Toscano Rodríguez, así como los también cuates Lucre y Marco Cerda Pacheco fueron aprehendidos en septiembre de 2015. El 30 de noviembre se anunció la detención de otro cabecilla de matones, Hugo Carlos Escobar Godoy “El Moreno”, y a principios de diciembre hicieron pública la liberación y recaptura de Luis Mendoza Uriarte “El Güero Chompas”. 

Sin embargo, la lista de líderes de células y cabecillas de cártel que usan el homicidio como sistema de control y ampliación de plazas criminales, dada a conocer por las autoridades, es más amplia.

Como cabecillas de grupos del cártel sinaloense, José Antonio Soto Gastélum, Cenobio Flores Pacheco “El Checo” y René Arzate García no tienen orden de aprehensión en la Procuraduría General del Estado de Baja California.

A la fecha, solo Alfonso Arzate García “El Aquiles”  cuenta con orden de aprehensión por homicidio calificado que data de 2012. De este grupo conocido de cabecillas criminales, también existe orden de aprehensión activa contra quien se presentara como empresario del ramo del entretenimiento en Tecate y sirviera al Cártel Arellano Félix. 

El resto es ubicado por las Policías Estatal y Municipal de Tijuana en listas de más buscados, pese a estar mencionados en diversos expedientes, y en términos legales continúan impunes porque el Ministerio Público les ha fincado responsabilidad.

En esa lista de “Los Más Buscados”, dada por las autoridades, existen muchos nombres plenamente identificados en el organigrama del crimen organizado: 

* Giovanni Gómez Herrera “El Gross”
* Abelardo Arzate “El Mostro”
* Raúl Miranda Ordaz “El Alejo”
* Pedro Quintero Velázquez
* Javier Beltrán Cabrera
* Salvador Eduardo Zavala Narváez “El Chava”
* Aldo Arellano Rodríguez “El Gerber”
* Javier Hernández Flores “El Lentes”
* Javier Mendoza Uriarte
* José Juan Trejo Gutiérrez “El Chapito Trejo”
* Javier Lira Sotelo “El Carnicero”
* Juan Lorenzo Cervantes Martínez, cuñado de “El Atlante”
* Jesús Ríos Corrales “El Viejón”
* Ezequiel Jáquez Arrieta “El Pelón”.
LAS CAPTURAS
La semana que concluye fue particularmente violenta porque además de los nueve asesinatos, se registraron varios ataques armados. Solo entre el 24 y 25 de diciembre seis personas fueron lesionadas con arma de fuego. Entre estos hechos, destaca el caso de un taxista que el 26 de diciembre levantó a dos sujetos sobre el Bulevar 200 en la colonia Pegaso y cuando le marcaron el alto en la colonia Las Torres intentaron asaltar a los otros ocho pasajeros, el taxista se resistió y recibió un balazo; herido, manejó hasta la delegación de Bomberos en Centenario, donde fue atendido.

El indigente Francisco Javier Guzmán también fue herido de bala en la Garita de San Ysidro, aseguró desconocer a su agresor, a quien identificó como otro indigente.

En la última semana de diciembre, también se registraron dos capturas. De acuerdo a las autoridades, se trata de cómplices de dos células criminales. Por un lado fue detenida Patricia Regina Bravo Hernández “La Pato” o “La Paty”, como parte de la célula delictiva encabezada por el ex policía municipal Marco Antonio Serrano Juárez “El Vampi”, detenido en septiembre del presente año, señalado por reclutar homicidas, ordenar asesinatos y pagar a policías por información. La mujer tenía una orden de aprehensión girada desde el 12 de diciembre de 2015, la cual fue ejecutada en coordinación por la Policía Municipal.

En la semana, la misma corporación capturó en un grupo de cinco presuntos criminales a Édgar Eduardo Navarrete Chávez o Édgar Eduardo Navarrete Sánchez (El Jona”, “El Choco” o “El Negro”), identificado como parte del grupo criminal de los cuates Cerda Pacheco, con operatividad en la colonia Obrera y que fuera encabezado por Gonzalo Javier Rivera Camarena “El Tragedias”, asesinado el 8 de julio de 2015 en una pizzería localizada en una plaza comercial de la Zona Este de Tijuana. Navarrete tiene en su contra dos órdenes de aprehensión, por homicidio y otra por lesiones y violencia intrafamiliar.
ASESINATOS POR DROGA Y TERRITORIO

Como muestra de lo que sucedió a lo largo del año, sin que hasta el momento las autoridades hayan podido generar una estrategia efectiva de contraataque, esta semana en la mayoría de los homicidios estuvo implicado el narcomenudeo y la pugna por los territorios para vender droga.

Además de los dos sujetos desmembrados, el mediodía del 22 de diciembre el cuerpo de José Carlos Ruiz Hurtado fue localizado en un basurero en un camino vecinal hacia la presa El Carrizo. El hermano de la víctima había denunciado su desaparición y la sospecha de que hubiera sido acribillado por su compañero de vivienda, Paulino Iribe Burgos, quien al ser detenido confesó el asesinato y llevó a los ministeriales al lugar donde había tirado el cadáver.

Iribe explicó que se pelearon por un tema de droga, que Ruiz tomó un cuchillo de cocina y lo atacó, después él le quitó el arma y lo picó.

El mismo martes, en el interior de un domicilio en la colonia El Florido fue asesinado a balazos Adolfo Christofer González Pérez. Uno de sus familiares explicó que el joven vendía droga y que había recibido amenazas “de la gente de El Florido” para que dejara de hacerlo, pero no hizo caso; además, “no había querido vender droga para Los Uriarte”.

Con una cartulina en la que se leía “Aki está tu jente Alejo y Akiles…Aki se la van a seguir pelando putos JAJAJA JAJA” , la mañana del 23 de diciembre encontraron el cuerpo de un joven asesinado y encobijado sobre la calle Gardenias en la colonia de Las Flores en Playas, lo asfixiaron y lesionaron el interior de su boca.   

Por la noche del mismo 23 de diciembre la Policía localizó los cadáveres de Óscar Bonifacio Corral Rodarte y Orlando Ocampo Miranda, en el camino vecinal que lleva al relleno sanitario en la colonia Nueva Aurora. Los golpearon, les quebraron extremidades. De acuerdo a la versión de la familia que los identificó, los habían levantado dos días antes de que los cuerpos fueran localizados y, conforme al peritaje, los mataron el mismo día que los privaron de la libertad.
“Se los llevaron por una deuda de droga”, expuso a su parentela sin ofrecer detalles de a quién le debían dinero o enervante, o dónde los vendían.

Ulises Galaviz Miranda fue baleado dentro de su Tacoma 2006, estaba estacionado en la calle Virtud de la delegación La Presa, cuando se le emparejó un carro blanco. Se aseguraron que muriera, le descargaron 18 casquillos 9 milímetros, su cuerpo tenía 28 heridas entre entradas y salidas de bala. Traía identificaciones y fueron a buscar en las direcciones, pero no lo reconocieron, el auto estaba a su nombre y al cierre de esta edición, nadie había reclamado el cuerpo.

Efrén Duarte fue asesinado a balazos la tarde del 26 de diciembre sobre la calle Agustín Pérez en la delegación Playas, tenía 73 años y se dedicaba a vender droga, así lo manifestó su hijo Marcelino, quien acudió a identificar el cuerpo; de igual manera, explicó que sabía que dos sujetos a quienes no conoce lo habían amenazado y le habían advertido que dejara de vender droga en esa esquina.

Juan Carlos Velázquez Rodríguez fue baleado cuando estaba en compañía de una mujer que resultó lesionada e informó que la víctima se dedicaba a la venta de droga, pero aseguró desconocer la identidad de los atacantes.
Capturan al “Güero Leches”

En su rancho, ubicado en el municipio de Tecate en colindancia con la línea que divide el territorio con Estados Unidos, el 31 de diciembre de 2015,  fue capturado Jorge Humberto Acosta Gallego “El Güero Leches”, de acuerdo a información proporcionada por la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Baja California, la Policía Estatal Preventiva en coordinación con la Procuraduría del Estado de Baja California le ejecutaron una orden de aprehensión pendiente por un homicidio emitida en el año 2010.  
El nombre, apodo e imagen de Acosta Gallegos fueron identificados como parte del crimen organizado de Baja California en tiempos de la administración del alcalde Luis Donaldo Peñaloza (2007- 2010), declaraciones de diversos detenidos lo mencionaron como líder del tráfico de droga de la zona, mientras este hombre tenía tratos comerciales con las autoridades municipales, identificado como miembro del sector empresarial en la zona, dado que organizaba diversos eventos de espectáculos

Consultadas en aquel momento las autoridades del área de seguridad informaron que sabían de las actividades legales del empresario pero no tenían investigaciones en su contra. Acosta fue ubicado en el panorama criminal como parte del Cártel Arellano Félix  en el ala encabezada por Eduardo García Simental “El Teo”, detenido al principios de 2010.

A finales de octubre de 2008, tras una serie de balaceras el nombre del Acosta resurgió en las indagatorias de las autoridades tras el asesinato  de uno de sus principales cómplices Adrián Sandoval  Miranda “El Duende”, abatido tras recibir órdenes de asesinar lugartenientes de Fernando Sánchez Arellano “El Ingeniero”, en Tecate.

Édgar Vázquez Flores “El Speed”, otro de los principales operadores de “El Güero Leches” fue detenido en Ensenada en 2014, tras esta captura, varios sujetos asesinados por esta célula fueron localizados en una narcofosa ubicada en un rancho en Tecate. 

En mayo de 2009 a este grupo criminal le catearon una casa de seguridad de Tecate,  en la que las autoridades decomisaron cristal, tres armas largas, cargadores y medio millar de cartuchos, ahí fue detenido Gustavo Alejandro Melo Albarrán, quien dijo ser escolta de “El Güero Leches”.

En enero de 2010 el Ejército mexicano capturó a José Manuel Gómez Altamirano “El Duvalin”  y a Jorge Ignacio Estrada Camargo,  en las cercanías del club “Mi Ranchito”, de la municipalidad tecatense, quienes fueron presentados como ejecutores y “cobra cuentas” de Acosta.

En marzo de 2015 de acuerdo al último informe de las autoridades coordinadas, el mapa criminal de Tecate incluía los liderazgos criminales de Jorge Humberto Acosta Gallegos “El Güero Leches”, quien tiene como subalterno criminal a Ezequiel Jáquez Arrieta “El Pelón”, los dos enfrentados con el hermano de “El Atlante”, Javier Lira Sotelo “El Carnicero” quien se apoya en su actividad delictiva con Jesús Ríos Corrales “El Viejón”. Además de Alfonso Trapero y  Javier López Ríos y del lado de Los Uriarte, José Juan Trejo Gutiérrez “El Chapito Trejo.

Aquiles: control criminal y policíaco matan a Policias y Ex-policias

enero 4, 2016 // 0 Comentarios

Controlando el narcotráfico que se comete en Tijuana desde Sinaloa, Alfonso René Arzate “El Aquiles” y su hermano René, continúan expandiendo sus áreas de influencia criminal.
Un investigador explicó la premisa criminal:

“Pereciera que la gente de ´El Aquiles´ está matando a gente de todos los grupos, como a ‘Los Chapitos’, que antes estuvieron con él. Pero también existen antecedentes de que  lidercillos de todos los grupos se le están uniendo”.
— ¿Eso tiene lógica?

“No les queda de otra, es eso o los matan”.

El agente, quien desea guardar el anonimato, ejemplificó:

“Según datos preliminares de esta semana, el muerto de la Zona Este (Juan Manuel Esteban, ultimado el 1 de julio) y el muchacho de Otay (Pedro Hidalgo Pérez, acribillado el 2 de julio) eran trasegadores de la droga de Arzate hacia Estados Unidos, así que también a él le están pegando”.

Esa es la conclusión tras el análisis de los recientes hechos criminales, realizada por dos investigadores.

Por lo tanto, los homicidios incrementan. En nueve días transcurridos de julio, sucedieron 18 homicidios, que se suman a los 69 registrados en junio, 70 en mayo, 54 en abril y los 91 contabilizando en los primeros tres meses del año, hasta llegar a 312 asesinatos violentos en lo que va de 2015.   

Adicionalmente, el asesinato del ex policía Blas Enrique Leyva Esparza -lo balearon el 2 de julio y murió en el hospital por la noche- generó entre la Policía Municipal de Tijuana inquietudes que se acrecentaron la noche del mismo jueves, cuando el agente ministerial adscrito a Rosarito, Saúl Colmeneros Martínez, fue atacado a balazos en la delegación de San Antonio de Los Buenos, en Tijuana.

Atentado que fue seguido la noche del 4 de julio por la agresión con arma larga a Antonio Díaz Ponciano, agente del Grupo de Operaciones Especiales en la colonia Obrera. Aunque sospechan que el agresor pudo ser la ex pareja de una novia del oficial herido, pero igual -argumentaron- se trata de un narcomenudista.

“(El atacante) Acababa de salir de la cárcel, alguien en la zona donde sirve a los vendedores de droga debió proporcionarle el arma larga con que intentó matarlo, y el permiso para hacerlo”, explicaron.

Elementos de la Municipal manifestaron su inquietud por la forma en que están volviendo a escalar los niveles de corrupción al interior de la Secretaría de Seguridad Pública.

“Esta semana el alcalde (Jorge Astiazarán) declaró ante la prensa que cada vez era más difícil detectar a los policías infiltrados; que le pregunte a la tropa y verá si no los encuentra, pero ni se acerca”, reclamaron.

Refieren como ejemplo las honras fúnebres que el Municipio celebró a Juan Gualberto Jáuregui Ruvalcaba, de quien sus compañeros sabían, era un agente corrupto. Familiares cercanos declararon en la indagatoria de su muerte que vendía droga, e incluso se involucró en planear el homicidio de policías.

Recordaron cómo en septiembre de 2014, tras el intento fallido de asesinar al agente Marco Antonio Vidal, quien se negó a liberar a unos narcomenudistas, le daban la razón al munícipe, porque “los que andaban con la maña eran policías, gente de la tropa”.

Ahora asumen que la corrupción alcanzó a los jefes de las delegaciones: “Que investiguen al jefe de Otay, qué ordena; igual que el jefe de la Presa Rural. Y el jefe del C4, que no trae broncas, pero hay una persona muy cercana a él que está bien metida en el crimen organizado en la zona de Otay. Y no nos tienen que creer, nada más queremos que investiguen”, afirman los agentes.

Policías, ex policías y narcomanta

A partir del asesinato del ex uniformado Blas Enrique Leyva Esparza, los policías decidieron informar de una narcomanta que delincuentes colgaron la mañana del 23 de junio de 2015 en un puente de la delegación La Mesa. Los jefes policiacos ocultaron la información a la opinión pública, aunque la presentaron ante el juez municipal, quien les dijo, debían redactar un informe y dirigirlo a la Agencia del Ministerio Público, vía denuncia.
En la manta los criminales anónimos mencionaron a otros dos ex policías, “muy amigos y socios de ‘El Blas’”: Abraham Celis Pillado y Marco Tulio Carrillo.

La enorme tela blanca, que medía aproximadamente 4 x 2 metros, contenía el siguiente mensaje:

“VÍCTOR HUGO MEJIA LÓPEZ ‘EL GRIEGO’ O ‘CHEKO’ ESCOLTA DEL AQUILES Y JEFE DE GRUPO DE SICARIOS JUAN CARLOS PARRA DOMÍNGUEZ ‘EL 30 O KIKO’ ESCOLTA Y SICARIO AL SERVICIO DE LA RANA EXCOLABORADOR DEL ‘MULETAS¿ RELACIONADO CON MÚLTIPLES HOMICIDIOS FRANCISCO BELTRAN ESPINOZA ‘EL PAKITO’ O LIC DE LA ‘A’ JEFE DE SICARIOS TIENE A SU SERVICIO A VARIOS MATONES ABRAHAM CELIS ‘EL SILVESTRE O EL GATO’ EX POLICIA AL SERVICIO DE LOS AKILES DIRIGE GRUPO DE HOMICIDAS Y SE DEDICAN AL COBRE DE PISO Y EXTORCIÓN Y SECUESTRO Y DE PAGAR A POLICIAS MUNICIPALES CORRUPTOS RAUL MIRANDA ORDAS ‘EL ALEJO O EL FENIX’ JEFE DE SICARIOS AL SERVICIO DE LA ADUANA PRINCIPAL CAUSANTE DE LA VIOLENCIA EN LA ZONA CENTRO TJ SE DEDICAN AL NARCOMENUDEO

MARCO TULIO CARRRILLO ‘EL MARIÓN’ SECUESTRO RESPONSABLE DE LA OLA DE VIOLENCIA”.

Tras las investigaciones sobre las declaraciones del mensaje del narco, se explicó a ZETA:
Hugo Mejía fue detenido junto a otro hombre y una mujer en mayo de 2013, en posesión de dos armas cortas y droga. La Policía Municipal informó que en sus primeras entrevistas, confesó haber participado en el asesinato del policía municipal Jesús Alberto Hurtado Estrada, en un aparatoso ataque armado el 29 de marzo de 2012, cuando llegaba a su casa, pero solo fue consignado por las drogas y las armas; después quedó en libertad.
De Parra, identificado como escolta y sicario, no existe información de capturas, ni las áreas de inteligencia tienen reportes de su actividad.

En cuanto a Francisco Beltrán también “Paco Trokas”, en julio de 2014 lo consignaron por uso de documentación falsa.   En junio y septiembre de 2009 fue detenido por policías estatales y municipales con drogas, y por detonaciones; igual fue liberado.
Abraham Celis Pillado fue señalado como servidor del Cártel Arellano Félix por el también ex policía Gustavo Adolfo Rodríguez Magaña, detenido en septiembre 2009, quien posteriormente obtuvo su libertad.

Marco Tulio Carillo fue dado de baja por pérdida de confianza en 2008, por la presunción de sus nexos con el narco, inició proceso en el Tribunal de lo Contencioso y en 2013 llegó a un acuerdo con el Ayuntamiento. El año pasado, policías municipales aseguraron que los estaba reclutando para el Cártel de Sinaloa y amenazándolos.   

De Raúl Miranda Ordaz “El Alejo” o “El Fénix”, en abril de 2013, el ex secretario de Seguridad Pública Municipal, Alberto Capella Ibarra, informó que la Policía lo había detenido como presunto responsable de los homicidios de Alberto Maciel Pacheco y Luis Orlando Durán Naranjo. Después fue liberado.

Caso “El Blas”, sin interés

Los investigadores que trabajan en el caso del homicidio de Blas Enrique Leyva Esparza, ex policía identificado como servidor del CAF, en la célula de Teodoro García Simental “El Teo”, no ven este como el caso más importante: “Todos sabemos por qué lo mataron”.
Dulce, su esposa, quien reclamó el cadáver, tampoco está interesada en el avance de la indagatoria,  solo quería el cuerpo, no estuvo interesada en responder preguntas, ni en resolver dudas. Había cámaras de seguridad en el yonke Nascar, propiedad del ex policía masacrado, pero cuando la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) solicitó los videos, solo respondieron que no servían.

Al ser entrevistados, los empleados que vieron al asesino, aseguraron que no lo pueden identificar, salvo como un sujeto alto, delgado y cacarizo, que usaba una chamarra con capucha.  

Ninguna de las partes, ni la familia, ni la autoridad, parecen estar interesadas en el seguimiento de la PGJE sobre este asesinato. Cuando se les requiere no quieren cooperar, y al momento, lo único que tiene la autoridad es el primer testimonio del trabajador que atendió al homicida, quien en bicicleta llegó preguntando por una pieza para un automóvil y, segundos después, lo amagó con una pistola para que lo llevara a la oficina, con el dueño del negocio. Cuando estuvo frente a Leyva Esparza, quien se encontraba sentado en un sillón, le disparó y huyó. El ex uniformado fue declarado muerto horas después en un hospital particular, a las 11:10 pm del jueves 2 de julio.

Atentados: Colmeneros y Díaz Ponciano 

Del atentado al policía ministerial Saúl Colmeneros, comentaron sus compañeros:
“Fue un aviso, si lo hubieran querido matar donde lo tenían, lo hubieran matado.

“Es evidente que tenían rato siguiéndolo, tenían identificadas sus horas de traslado, conocían el carro y dónde vive, porque sabían que en su traslado sobre la carretera libre de Rosarito a Tijuana iba a subir al Distribuidor Morelos para tomar el Libramiento Rosas Magallón, que en la gaza de incorporación tenía que frenar y era blanco fácil”.

En sus declaraciones, Colmeneros no reconoce ninguna amenaza ni que el ataque sea producto de trabajo reciente. Sus compañeros tampoco lo ubican como el ministerial más comprometido.

Su primera versión fue que no escuchó los balazos, pero se detuvo cuando sintió que el auto se le iba de lado -le habían pegado en una llanta- y, cuando bajó, se dio cuenta de los tiros. Después corrigió y manifestó que escuchó un tiro, y que en esa noche oscura, se dio cuenta desde su auto con vidrios polarizados, que le habían disparado desde la zona ubicada a un costado de la gaza de incorporación al Libramiento, rumbo a Playas.

En el caso de Antonio Díaz Ponciano, agente del Grupo de Operaciones Especiales, testigos informaron que su atacante tenía poco menos de una hora esperándolo el día de los hechos. Agazapado cerca de la puerta de la casa de la mujer con la que se citó, sabía que el agente tendría que bajarse del auto, caminar un tramo, y en ese espacio le disparó, dándole en un brazo y en la cara; una bala le atravesó la mejilla.

Herido y consciente, el oficial subió a su carro, parientes de la mujer  lo bajaron a una vialidad principal y ahí lo recogieron otros agentes para que recibiera atención médica. 
De las razones del ataque hay tres hipótesis al interior de la corporación: una que se debió a un operativo que trajo variados decomisos y detenciones en la Zona Norte en fechas previas al atentado; dos, que fue atacado por el ex novio de una muchacha a la que estaba viendo, y que era la única que sabía, estaría en esa zona y a esa hora.

Y a partir de que una célula al servicio de  “El Aquiles”, dirigida por “El Tragedias” y “El Taxista” haya participado en su ataque, Luis Osvaldo Barraza Ramírez, Erick Ramírez Hernández, Jonathan Navarrete Chávez,  Édgar Eduardo Navarrete Chávez y César Urrea Ramírez, son vecinos de la novia del agente y narcomenudistas; fueron detenidos el 8 de julio y presentados ayer jueves 9.
En sus primeras entrevistas, admitieron la participación en diversos homicidios, y en el caso del policía, solo uno de ellos mencionó haber sido “puntero” y que quien jaló el arma fue Luis Osvaldo Barraza, que lo balearon porque los mandaron; sin embargo, esos datos están por confirmarse.

Los otros muertos

En las primeras indagatorias del asesinato de Pedro Hidalgo y Ana Céspedes, ocurrido el miércoles 1 de julio, la PGJE aclaró que tanto las autoridades de Estados Unidos como la familia del muchacho, confirmaron que este pasaba droga hacia aquel país. Unos tres carros a la semana.

El día de los hechos, acababa de cruzar un automóvil del otro lado de la línea, y a su regreso le habló a Ana -joven apunto de egresar de la carrera de Derecho en la UABC, que hacia su servicio social en un Juzgado del Poder Judicial del Estado- para invitarla a comer.
La recogió en un centro comercial localizado a menos de 100 metros del crucero donde los balearon desde una moto que se les emparejó mientras esperaban el semáforo. Testigos declararon que Hidalgo intentó escapar de la escena, pasando por encima del cuerpo de su compañera, pero al bajar del auto cayó muerto; en ningún momento intentó ayudarla.  
  
Los muertos en la semana del 1 al 7 de julio sumaron 12, destacó el del señor Fernando Pusian, asesinado por dos asaltantes en Valle de Las Palmas. Al cierre de esta edición, las armas usadas en el ataque no habían sido ubicadas en otro delito.

“Estamos seguros que van a salir en otros expedientes, por la forma en que actuaron, este no es su primer delito, además, tenemos la hipótesis de que son delincuentes de otra zona, porque en esa delegación no han habido asaltos a transporte”, informaron las autoridades.
En la semana también fueron asesinados Marlon Francisco Alfar Bautista, Sergio Trujillo Lizárraga, Aurelio Robles Niebla, Felipe Carrillo Rivera, Noemí Ortiz Álvarez,  un masculino no identificado en Los Pinos, y otro en Camino Verde.

Capturan al "Güero Leches", lugarteniente del Cartel Arellano Felix

enero 1, 2016 // 0 Comentarios

En su rancho, ubicado en el municipio de Tecate en colindancia con la línea que divide el territorio con Estados Unidos, fue capturado Jorge Humberto Acosta Gallego “El Güero Leches”, de acuerdo a información proporcionada por la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Baja California, la Policía Estatal Preventiva en coordinación con la Procuraduría del Estado de Baja California le ejecutaron una orden de aprehensión pendiente por un homicidio emitida en el año 2010.     

El nombre, apodo e imagen de Acosta Gallegos fueron identificados como parte del crimen organizado de Baja California en tiempos de la administración del alcalde Luis Donaldo Peñaloza (2007- 2010), declaraciones de diversos detenidos lo mencionaron como líder del tráfico de droga de la zona, mientras este hombre tenía tratos comerciales con las autoridades municipales, identificado como miembro del sector empresarial en la zona, dado que organizaba diversos eventos de espectáculos

En aquel momento las autoridades del área de seguridad informaron que sabían de las actividades legales del empresario pero no tenían investigaciones en su contra. Acosta fue ubicado en el panorama criminal como parte del Cártel Arellano Félix  en el ala encabezada por Eduardo García Simental “El Teo”, detenido al principios de 2010.

A finales de octubre de 2008, tras una serie de balaceras el nombre del Acosta resurgió en las indagatorias de las autoridades tras el asesinato  de uno de sus principales cómplices Adrián Sandoval  Miranda “El Duende”, abatido tras recibir órdenes de asesinar lugartenientes de Fernando Sánchez Arellano “El Ingeniero”, en Tecate.

Édgar Vázquez Flores “El Speed”, otro de los principales operadores de “El Güero Leches” fue detenido en Ensenada en 2014, tras esta captura, varios sujetos asesinados por esta célula fueron localizados en una narcofosa ubicada en un rancho en Tecate. 

En mayo de 2009 a este grupo criminal le catearon una casa de seguridad de Tecate,  en la que las autoridades decomisaron cristal, tres armas largas, cargadores y medio millar de cartuchos, ahí fue detenido Gustavo Alejandro Melo Albarrán, quien dijo ser escolta de “El Güero Leches”.

En enero de 2010 el Ejército mexicano capturó a José Manuel Gómez Altamirano “El Duvalin”  y a Jorge Ignacio Estrada Camargo,  en las cercanías del club “Mi Ranchito”, de la municipalidad tecatense, quienes fueron presentados como ejecutores y “cobra cuentas” de Acosta.

En marzo de 2015 de acuerdo al último informe de las autoridades coordinadas, el mapa criminal de Tecate incluía los liderazgos criminales de Jorge Humberto Acosta Gallegos “El Güero Leches”, quien tiene como subalterno criminal a Ezequiel Jáquez Arrieta “El Pelón”, los dos enfrentados con el hermano de “El Atlante”, Javier Lira Sotelo “El Carnicero” quien se apoya en su actividad delictiva con Jesús Ríos Corrales “El Viejón”. Además de Alfonso Trapero y  Javier López Ríos y del lado de Los Uriarte, José Juan Trejo Gutiérrez “El Chapito Trejo.

El comunicado de la SSPE 
PEP DETIENE A “EL GÜERO LECHES”
LUGARTENIENTE DEL CAF
Ligado a homicidios, secuestros, así como al tráfico de drogas en BC y EU
También tuvo relación delictiva con “El Teo”
TIJUANA, B.C., a 31 de diciembre de 2015.- A unas horas de culminar el año elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) detuvieron a Jorge Humberto Acosta Gallegos, alias “El Güero Leches”, identificado como uno de los principales objetivos delictivos en la entidad al estar ligado al Cártel Arellano Félix (CAF).

Desde hace años Acosta Gallegos era investigado por las autoridades por su presunta participación en actividades criminales como homicidios, secuestros y tráfico de droga, este último tanto en Baja California como en los Estados Unidos.

En algún tiempo “El Güero Leches” operó para el narcotraficante Teodoro García Simental “El Teo” y tras la detención de este, pasó a ser el líder de la organización criminal en la entidad. 

El hoy detenido delinquía principalmente en la zona costa de la entidad, en el puerto de Ensenada se le vincula a varios secuestros, mientras que en la ciudad de Tecate su principal actividad era el narcotráfico.

Jorge Humberto Acosta Gallegos, de 44 años de edad, originario de Tecate, fue asegurado esta mañana durante un operativo que la PEP en el municipio natal del presunto delincuente.

La detención se desarrolló sobre el camino vecinal Del Parque en las inmediaciones de la colonia Santa Anita, ahí los policías estatales preventivos intervinieron al sospechoso.  
Al verificar sus datos personales a través del Centro de Control, Comando, Comunicación y Cómputo (C4), el asegurado resultó contar con una orden de aprehensión en su contra por el delito de homicidio, girada el 2 de abril del año 2012.

Debido a lo anterior el sujeto fue detenido y puesto a disposición del Agente del Ministerio Público del Fuero Común.
1 11 12 13 14