Baja California Norte

Tijuana, Le pagarían a Sicario 10 mil pesos por ejecutar

enero 6, 2016 // 0 Comentarios

Por su presunta responsabilidad en el delito de homicidio calificado, ocurrido el 30 de diciembre del 2015 en la Zona Centro de Tijuana, Martín Valdivia Ramírez, alias “El Pelón” o “El Forti” de 20 años de edad,  fue consignado ante un juez penal. 

Valdivia Ramírez, fue detenido por agentes municipales después de haber lesionado a Luis Alfonso Bonneau, en la avenida Baja California frente al número 7828 entre las calles Mutualismo y F. Martínez de la Zona Centro. 

El detenido confesó que disparó en contra de su víctima, por quien le pagarían 10 mil pesos, ofrecimiento que le hizo un hombre identificado como “Alfredo”,  ya que presuntamente el ahora occiso era un vendedor de drogas contrario a su célula, y por ese motivo había que ejecutarlo para limpiar la plaza de la Zona Norte, por lo que acepta dicha encomienda, ya que se le hizo lucrativo el pago por cometer dicho homicidio. 

“El día de los hechos se trasladaron, Martín Valdivia y Alfredo  hacia la Zona Norte donde al llegar se le acerca una mujer, a quien el ahora indiciado identificó como la novia de Alfredo, siendo que esa mujer le entrega un arma de fuego tipo revólver, la cual le dice que ya estaba lista para disparar, al momento que Alfredo le dice que lo acompañe para señalarle al sujeto que tenía que matar, y al estar a escasos dos metros de la víctima el de nombre Alfredo le señala con su mano al ahora occiso y le dice al de apodado “El Forti”: “Ese es dispárale”, respondiéndole Martín Valdivia que había policías en el área y el sujeto le ordena nuevamente diciéndole: “Ya estás aquí dispárale no hay problema con la policía”, por lo que le apunta a su víctima  estando a un metro de distancia y le realiza dos detonaciones pegándole una en el pecho y la segunda en la cara, para posteriormente voltear con el de nombre Alfredo, pero este ya no se encontraba ni la mujer que le dio el arma, y al tratar de apelar a la fuga fue sometido y asegurado por agentes municipales junto con el arma de fuego en su poder”, relata en un comunicado de prensa. 

Por lo anteriormente expuesto el Ministerio Público de la Unidad Estatal Contra Homicidios Dolosos en fecha 1 de Enero del 2016, ejercitó acción penal ante el Juez de Primera Instancia de lo Penal en Turno, en contra del indiciado Martin Valdivia Ramírez alias El Forti, o El Pelón, por el delito de homicidio calificado, solicitando la correspondiente formal prisión.

Así es La Narcoguerra por las plazas en Baja California

enero 5, 2016 // 0 Comentarios

En términos de inseguridad, esta edición cierra con un hallazgo macabro.

El martes 29 de diciembre de 2015, alrededor de las 7:00 am, en el interior de una maleta abandonada en la calle Primera y 5 de Mayo en la Zona Norte de Tijuana, las autoridades localizaron la parte superior -de la cintura para arriba- del cadáver de un hombre.

Tres horas después un nuevo reporte llevó a los peritos al estacionamiento de una tienda departamental en la calle Segunda y Mutualismo en la Zona Centro -apenas unas cuadras hacia el sur de la primera ubicación-,  ahí desataron una cobija morada y en el interior encontraron una maleta de la que sobresalía la parte inferior del cuerpo de un hombre.

De acuerdo a las primeras investigaciones, el cuerpo presentaba varias puñaladas, “ocho heridas punzocortantes en tórax y abdomen, tres heridas cortantes en frente, dos en cuello del lado derecho y múltiples heridas punzocortantes en espalda”.   

Además, “… lo amputaron con un serrucho, según los primeros indicios”, explicaron las autoridades.

Este hombre de 25 a 30 años de edad no fue el único mutilado de la semana en Tijuana. Apenas la mañana del 24 de diciembre, en el fraccionamiento Sonora de la delegación La Mesa, ciudadanos que usan un callejón de servicio en la calle Magdalena denunciaron la ubicación de otro cadáver.

Al revisar, los peritos encontraron que la caja hechiza tirada en el baldío contenía una bolsa que cubría el cuerpo de un joven al que le habían amputado las piernas, las evidencias muestran que fue torturado a golpes antes de ser asesinado y su cabeza estaba cubierta por una bolsa; lo habían enteipado.

En números y al cierre de esta edición, en Tijuana se contabilizaron nueve asesinatos violentos entre el 22 y el 29 de diciembre; en ese mes se han cometido 49 homicidios y, en 2015, la suma de ejecuciones llegó a 663 en esta ciudad fronteriza, la más violenta en Baja California.

Si de comparación numérica se trata, las cantidades muestran que a las autoridades incorporadas al Consejo Estatal de Seguridad de Baja California le urge un cambio de estrategias en materia de seguridad, y mayor trabajo y coordinación con el Poder Judicial, para que las decenas de presuntos criminales que detienen no salgan libres de forma casi inmediata, como suele suceder después de los pomposos anuncios de las capturas.
LOS NÚMEROS DE LA SEGURIDAD

De acuerdo a las estadísticas expuestas en la página de la Secretaría de Seguridad Pública de Baja California, en 2012 se registraron 332 homicidios y en 2013 llegaron a los 492; fueron los últimos dos años del anterior gobernador, José Guadalupe Osuna Millán.  

Las cifras del actual gobernador Francisco Vega mejoraron el primer año, con 462 homicidios registrados en 2014, sin embargo, el tema se le fue de las manos en 2015, con 663 asesinatos violentos, y meses como mayo, agosto y septiembre, contabilizaron de 70 a 74 homicidios mensuales.

En cuanto a la resolución de expedientes en el tema de homicidios violentos, de acuerdo a datos proporcionados por la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales (SIE) la efectividad se ha mantenido en un 25 por ciento de los casos.

De enero a noviembre de 2015 se iniciaron 588 expedientes- con 652 víctimas- de esos, 88 fueron consignados con detenidos, y 135 con orden de aprehensión.

Respecto al tema relacionado de lesiones por arma de fuego, los números también son significativos. En el año que termina, la Subprocuraduría en Tijuana abrió 277 expedientes; 89 en la delegación Mariano Matamoros, 57 en La Mesa, 46 en Otay, 69  en Lesiones en la oficinas centrales de Zona Río y 16 en Robos.   
LOS HOMICIDAS LIBRES

En cuanto a los presuntos homicidas, 2.5 de cada 10 autores materiales han sido detenidos y, según los registros oficiales, 7.5 siguen libres, asesinando. Y respecto a los autores intelectuales, los números son más bajos.

Alfonso Lira “El Atlante” fue detenido en septiembre del año pasado; como líderes de células de homicidas y narcotraficantes, los cuates Marcos y Roberto Toscano Rodríguez, así como los también cuates Lucre y Marco Cerda Pacheco fueron aprehendidos en septiembre de 2015. El 30 de noviembre se anunció la detención de otro cabecilla de matones, Hugo Carlos Escobar Godoy “El Moreno”, y a principios de diciembre hicieron pública la liberación y recaptura de Luis Mendoza Uriarte “El Güero Chompas”. 

Sin embargo, la lista de líderes de células y cabecillas de cártel que usan el homicidio como sistema de control y ampliación de plazas criminales, dada a conocer por las autoridades, es más amplia.

Como cabecillas de grupos del cártel sinaloense, José Antonio Soto Gastélum, Cenobio Flores Pacheco “El Checo” y René Arzate García no tienen orden de aprehensión en la Procuraduría General del Estado de Baja California.

A la fecha, solo Alfonso Arzate García “El Aquiles”  cuenta con orden de aprehensión por homicidio calificado que data de 2012. De este grupo conocido de cabecillas criminales, también existe orden de aprehensión activa contra quien se presentara como empresario del ramo del entretenimiento en Tecate y sirviera al Cártel Arellano Félix, Humberto Acosta Gallegos “El Güero Leches”, quien tiene en el sistema una orden de aprehensión por un homicidio perpetrado en 2010 y fue ejecutada el 31 de diciembre de 2015.

El resto es ubicado por las Policías Estatal y Municipal de Tijuana en listas de más buscados, pese a estar mencionados en diversos expedientes, y en términos legales continúan impunes porque el Ministerio Público les ha fincado responsabilidad.

En esa lista de “Los Más Buscados”, dada por las autoridades, existen muchos nombres plenamente identificados en el organigrama del crimen organizado: 

* Giovanni Gómez Herrera “El Gross”
* Abelardo Arzate “El Mostro”
* Raúl Miranda Ordaz “El Alejo”
* Pedro Quintero Velázquez
* Javier Beltrán Cabrera
* Salvador Eduardo Zavala Narváez “El Chava”
* Aldo Arellano Rodríguez “El Gerber”
* Javier Hernández Flores “El Lentes”
* Javier Mendoza Uriarte
* José Juan Trejo Gutiérrez “El Chapito Trejo”
* Javier Lira Sotelo “El Carnicero”
* Juan Lorenzo Cervantes Martínez, cuñado de “El Atlante”
* Jesús Ríos Corrales “El Viejón”
* Ezequiel Jáquez Arrieta “El Pelón”.
LAS CAPTURAS
La semana que concluye fue particularmente violenta porque además de los nueve asesinatos, se registraron varios ataques armados. Solo entre el 24 y 25 de diciembre seis personas fueron lesionadas con arma de fuego. Entre estos hechos, destaca el caso de un taxista que el 26 de diciembre levantó a dos sujetos sobre el Bulevar 200 en la colonia Pegaso y cuando le marcaron el alto en la colonia Las Torres intentaron asaltar a los otros ocho pasajeros, el taxista se resistió y recibió un balazo; herido, manejó hasta la delegación de Bomberos en Centenario, donde fue atendido.

El indigente Francisco Javier Guzmán también fue herido de bala en la Garita de San Ysidro, aseguró desconocer a su agresor, a quien identificó como otro indigente.

En la última semana de diciembre, también se registraron dos capturas. De acuerdo a las autoridades, se trata de cómplices de dos células criminales. Por un lado fue detenida Patricia Regina Bravo Hernández “La Pato” o “La Paty”, como parte de la célula delictiva encabezada por el ex policía municipal Marco Antonio Serrano Juárez “El Vampi”, detenido en septiembre del presente año, señalado por reclutar homicidas, ordenar asesinatos y pagar a policías por información. La mujer tenía una orden de aprehensión girada desde el 12 de diciembre de 2015, la cual fue ejecutada en coordinación por la Policía Municipal.

En la semana, la misma corporación capturó en un grupo de cinco presuntos criminales a Édgar Eduardo Navarrete Chávez o Édgar Eduardo Navarrete Sánchez (El Jona”, “El Choco” o “El Negro”), identificado como parte del grupo criminal de los cuates Cerda Pacheco, con operatividad en la colonia Obrera y que fuera encabezado por Gonzalo Javier Rivera Camarena “El Tragedias”, asesinado el 8 de julio de 2015 en una pizzería localizada en una plaza comercial de la Zona Este de Tijuana. Navarrete tiene en su contra dos órdenes de aprehensión, por homicidio y otra por lesiones y violencia intrafamiliar.
ASESINATOS POR DROGA Y TERRITORIO
Como muestra de lo que sucedió a lo largo del año, sin que hasta el momento las autoridades hayan podido generar una estrategia efectiva de contraataque, esta semana en la mayoría de los homicidios estuvo implicado el narcomenudeo y la pugna por los territorios para vender droga.

Además de los dos sujetos desmembrados, el mediodía del 22 de diciembre el cuerpo de José Carlos Ruiz Hurtado fue localizado en un basurero en un camino vecinal hacia la presa El Carrizo. El hermano de la víctima había denunciado su desaparición y la sospecha de que hubiera sido acribillado por su compañero de vivienda, Paulino Iribe Burgos, quien al ser detenido confesó el asesinato y llevó a los ministeriales al lugar donde había tirado el cadáver.

Iribe explicó que se pelearon por un tema de droga, que Ruiz tomó un cuchillo de cocina y lo atacó, después él le quitó el arma y lo picó.

El mismo martes, en el interior de un domicilio en la colonia El Florido fue asesinado a balazos Adolfo Christofer González Pérez. Uno de sus familiares explicó que el joven vendía droga y que había recibido amenazas “de la gente de El Florido” para que dejara de hacerlo, pero no hizo caso; además, “no había querido vender droga para Los Uriarte”.

Con una cartulina en la que se leía “Aki está tu jente Alejo y Akiles…Aki se la van a seguir pelando putos JAJAJA JAJA” , la mañana del 23 de diciembre encontraron el cuerpo de un joven asesinado y encobijado sobre la calle Gardenias en la colonia de Las Flores en Playas, lo asfixiaron y lesionaron el interior de su boca.   

Por la noche del mismo 23 de diciembre la Policía localizó los cadáveres de Óscar Bonifacio Corral Rodarte y Orlando Ocampo Miranda, en el camino vecinal que lleva al relleno sanitario en la colonia Nueva Aurora. Los golpearon, les quebraron extremidades. De acuerdo a la versión de la familia que los identificó, los habían levantado dos días antes de que los cuerpos fueran localizados y, conforme al peritaje, los mataron el mismo día que los privaron de la libertad.
“Se los llevaron por una deuda de droga”, expuso a su parentela sin ofrecer detalles de a quién le debían dinero o enervante, o dónde los vendían.

Ulises Galaviz Miranda fue baleado dentro de su Tacoma 2006, estaba estacionado en la calle Virtud de la delegación La Presa, cuando se le emparejó un carro blanco. Se aseguraron que muriera, le descargaron 18 casquillos 9 milímetros, su cuerpo tenía 28 heridas entre entradas y salidas de bala. Traía identificaciones y fueron a buscar en las direcciones, pero no lo reconocieron, el auto estaba a su nombre y al cierre de esta edición, nadie había reclamado el cuerpo.

Efrén Duarte fue asesinado a balazos la tarde del 26 de diciembre sobre la calle Agustín Pérez en la delegación Playas, tenía 73 años y se dedicaba a vender droga, así lo manifestó su hijo Marcelino, quien acudió a identificar el cuerpo; de igual manera, explicó que sabía que dos sujetos a quienes no conoce lo habían amenazado y le habían advertido que dejara de vender droga en esa esquina.

Juan Carlos Velázquez Rodríguez fue baleado cuando estaba en compañía de una mujer que resultó lesionada e informó que la víctima se dedicaba a la venta de droga, pero aseguró desconocer la identidad de los atacantes.

 En términos de inseguridad, esta edición cierra con un hallazgo macabro.

El martes 29 de diciembre de 2015, alrededor de las 7:00 am, en el interior de una maleta abandonada en la calle Primera y 5 de Mayo en la Zona Norte de Tijuana, las autoridades localizaron la parte superior -de la cintura para arriba- del cadáver de un hombre.

Tres horas después un nuevo reporte llevó a los peritos al estacionamiento de una tienda departamental en la calle Segunda y Mutualismo en la Zona Centro -apenas unas cuadras hacia el sur de la primera ubicación-,  ahí desataron una cobija morada y en el interior encontraron una maleta de la que sobresalía la parte inferior del cuerpo de un hombre.

De acuerdo a las primeras investigaciones, el cuerpo presentaba varias puñaladas, “ocho heridas punzocortantes en tórax y abdomen, tres heridas cortantes en frente, dos en cuello del lado derecho y múltiples heridas punzocortantes en espalda”.   

Además, “… lo amputaron con un serrucho, según los primeros indicios”, explicaron las autoridades.

Este hombre de 25 a 30 años de edad no fue el único mutilado de la semana en Tijuana. Apenas la mañana del 24 de diciembre, en el fraccionamiento Sonora de la delegación La Mesa, ciudadanos que usan un callejón de servicio en la calle Magdalena denunciaron la ubicación de otro cadáver.

Al revisar, los peritos encontraron que la caja hechiza tirada en el baldío contenía una bolsa que cubría el cuerpo de un joven al que le habían amputado las piernas, las evidencias muestran que fue torturado a golpes antes de ser asesinado y su cabeza estaba cubierta por una bolsa; lo habían enteipado.

En números y al cierre de esta edición, en Tijuana se contabilizaron nueve asesinatos violentos entre el 22 y el 29 de diciembre; en ese mes se han cometido 49 homicidios y, en 2015, la suma de ejecuciones llegó a 663 en esta ciudad fronteriza, la más violenta en Baja California.

Si de comparación numérica se trata, las cantidades muestran que a las autoridades incorporadas al Consejo Estatal de Seguridad de Baja California le urge un cambio de estrategias en materia de seguridad, y mayor trabajo y coordinación con el Poder Judicial, para que las decenas de presuntos criminales que detienen no salgan libres de forma casi inmediata, como suele suceder después de los pomposos anuncios de las capturas.
LOS NÚMEROS DE LA SEGURIDAD
De acuerdo a las estadísticas expuestas en la página de la Secretaría de Seguridad Pública de Baja California, en 2012 se registraron 332 homicidios y en 2013 llegaron a los 492; fueron los últimos dos años del anterior gobernador, José Guadalupe Osuna Millán.  

Las cifras del actual gobernador Francisco Vega mejoraron el primer año, con 462 homicidios registrados en 2014, sin embargo, el tema se le fue de las manos en 2015, con 663 asesinatos violentos, y meses como mayo, agosto y septiembre, contabilizaron de 70 a 74 homicidios mensuales.

En cuanto a la resolución de expedientes en el tema de homicidios violentos, de acuerdo a datos proporcionados por la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales (SIE) la efectividad se ha mantenido en un 25 por ciento de los casos.

De enero a noviembre de 2015 se iniciaron 588 expedientes- con 652 víctimas- de esos, 88 fueron consignados con detenidos, y 135 con orden de aprehensión.

Respecto al tema relacionado de lesiones por arma de fuego, los números también son significativos. En el año que termina, la Subprocuraduría en Tijuana abrió 277 expedientes; 89 en la delegación Mariano Matamoros, 57 en La Mesa, 46 en Otay, 69  en Lesiones en la oficinas centrales de Zona Río y 16 en Robos.   
LOS HOMICIDAS LIBRES
En cuanto a los presuntos homicidas, 2.5 de cada 10 autores materiales han sido detenidos y, según los registros oficiales, 7.5 siguen libres, asesinando. Y respecto a los autores intelectuales, los números son más bajos.

Alfonso Lira “El Atlante” fue detenido en septiembre del año pasado; como líderes de células de homicidas y narcotraficantes, los cuates Marcos y Roberto Toscano Rodríguez, así como los también cuates Lucre y Marco Cerda Pacheco fueron aprehendidos en septiembre de 2015. El 30 de noviembre se anunció la detención de otro cabecilla de matones, Hugo Carlos Escobar Godoy “El Moreno”, y a principios de diciembre hicieron pública la liberación y recaptura de Luis Mendoza Uriarte “El Güero Chompas”. 

Sin embargo, la lista de líderes de células y cabecillas de cártel que usan el homicidio como sistema de control y ampliación de plazas criminales, dada a conocer por las autoridades, es más amplia.

Como cabecillas de grupos del cártel sinaloense, José Antonio Soto Gastélum, Cenobio Flores Pacheco “El Checo” y René Arzate García no tienen orden de aprehensión en la Procuraduría General del Estado de Baja California.

A la fecha, solo Alfonso Arzate García “El Aquiles”  cuenta con orden de aprehensión por homicidio calificado que data de 2012. De este grupo conocido de cabecillas criminales, también existe orden de aprehensión activa contra quien se presentara como empresario del ramo del entretenimiento en Tecate y sirviera al Cártel Arellano Félix. 

El resto es ubicado por las Policías Estatal y Municipal de Tijuana en listas de más buscados, pese a estar mencionados en diversos expedientes, y en términos legales continúan impunes porque el Ministerio Público les ha fincado responsabilidad.

En esa lista de “Los Más Buscados”, dada por las autoridades, existen muchos nombres plenamente identificados en el organigrama del crimen organizado: 

* Giovanni Gómez Herrera “El Gross”
* Abelardo Arzate “El Mostro”
* Raúl Miranda Ordaz “El Alejo”
* Pedro Quintero Velázquez
* Javier Beltrán Cabrera
* Salvador Eduardo Zavala Narváez “El Chava”
* Aldo Arellano Rodríguez “El Gerber”
* Javier Hernández Flores “El Lentes”
* Javier Mendoza Uriarte
* José Juan Trejo Gutiérrez “El Chapito Trejo”
* Javier Lira Sotelo “El Carnicero”
* Juan Lorenzo Cervantes Martínez, cuñado de “El Atlante”
* Jesús Ríos Corrales “El Viejón”
* Ezequiel Jáquez Arrieta “El Pelón”.
LAS CAPTURAS
La semana que concluye fue particularmente violenta porque además de los nueve asesinatos, se registraron varios ataques armados. Solo entre el 24 y 25 de diciembre seis personas fueron lesionadas con arma de fuego. Entre estos hechos, destaca el caso de un taxista que el 26 de diciembre levantó a dos sujetos sobre el Bulevar 200 en la colonia Pegaso y cuando le marcaron el alto en la colonia Las Torres intentaron asaltar a los otros ocho pasajeros, el taxista se resistió y recibió un balazo; herido, manejó hasta la delegación de Bomberos en Centenario, donde fue atendido.

El indigente Francisco Javier Guzmán también fue herido de bala en la Garita de San Ysidro, aseguró desconocer a su agresor, a quien identificó como otro indigente.

En la última semana de diciembre, también se registraron dos capturas. De acuerdo a las autoridades, se trata de cómplices de dos células criminales. Por un lado fue detenida Patricia Regina Bravo Hernández “La Pato” o “La Paty”, como parte de la célula delictiva encabezada por el ex policía municipal Marco Antonio Serrano Juárez “El Vampi”, detenido en septiembre del presente año, señalado por reclutar homicidas, ordenar asesinatos y pagar a policías por información. La mujer tenía una orden de aprehensión girada desde el 12 de diciembre de 2015, la cual fue ejecutada en coordinación por la Policía Municipal.

En la semana, la misma corporación capturó en un grupo de cinco presuntos criminales a Édgar Eduardo Navarrete Chávez o Édgar Eduardo Navarrete Sánchez (El Jona”, “El Choco” o “El Negro”), identificado como parte del grupo criminal de los cuates Cerda Pacheco, con operatividad en la colonia Obrera y que fuera encabezado por Gonzalo Javier Rivera Camarena “El Tragedias”, asesinado el 8 de julio de 2015 en una pizzería localizada en una plaza comercial de la Zona Este de Tijuana. Navarrete tiene en su contra dos órdenes de aprehensión, por homicidio y otra por lesiones y violencia intrafamiliar.
ASESINATOS POR DROGA Y TERRITORIO

Como muestra de lo que sucedió a lo largo del año, sin que hasta el momento las autoridades hayan podido generar una estrategia efectiva de contraataque, esta semana en la mayoría de los homicidios estuvo implicado el narcomenudeo y la pugna por los territorios para vender droga.

Además de los dos sujetos desmembrados, el mediodía del 22 de diciembre el cuerpo de José Carlos Ruiz Hurtado fue localizado en un basurero en un camino vecinal hacia la presa El Carrizo. El hermano de la víctima había denunciado su desaparición y la sospecha de que hubiera sido acribillado por su compañero de vivienda, Paulino Iribe Burgos, quien al ser detenido confesó el asesinato y llevó a los ministeriales al lugar donde había tirado el cadáver.

Iribe explicó que se pelearon por un tema de droga, que Ruiz tomó un cuchillo de cocina y lo atacó, después él le quitó el arma y lo picó.

El mismo martes, en el interior de un domicilio en la colonia El Florido fue asesinado a balazos Adolfo Christofer González Pérez. Uno de sus familiares explicó que el joven vendía droga y que había recibido amenazas “de la gente de El Florido” para que dejara de hacerlo, pero no hizo caso; además, “no había querido vender droga para Los Uriarte”.

Con una cartulina en la que se leía “Aki está tu jente Alejo y Akiles…Aki se la van a seguir pelando putos JAJAJA JAJA” , la mañana del 23 de diciembre encontraron el cuerpo de un joven asesinado y encobijado sobre la calle Gardenias en la colonia de Las Flores en Playas, lo asfixiaron y lesionaron el interior de su boca.   

Por la noche del mismo 23 de diciembre la Policía localizó los cadáveres de Óscar Bonifacio Corral Rodarte y Orlando Ocampo Miranda, en el camino vecinal que lleva al relleno sanitario en la colonia Nueva Aurora. Los golpearon, les quebraron extremidades. De acuerdo a la versión de la familia que los identificó, los habían levantado dos días antes de que los cuerpos fueran localizados y, conforme al peritaje, los mataron el mismo día que los privaron de la libertad.
“Se los llevaron por una deuda de droga”, expuso a su parentela sin ofrecer detalles de a quién le debían dinero o enervante, o dónde los vendían.

Ulises Galaviz Miranda fue baleado dentro de su Tacoma 2006, estaba estacionado en la calle Virtud de la delegación La Presa, cuando se le emparejó un carro blanco. Se aseguraron que muriera, le descargaron 18 casquillos 9 milímetros, su cuerpo tenía 28 heridas entre entradas y salidas de bala. Traía identificaciones y fueron a buscar en las direcciones, pero no lo reconocieron, el auto estaba a su nombre y al cierre de esta edición, nadie había reclamado el cuerpo.

Efrén Duarte fue asesinado a balazos la tarde del 26 de diciembre sobre la calle Agustín Pérez en la delegación Playas, tenía 73 años y se dedicaba a vender droga, así lo manifestó su hijo Marcelino, quien acudió a identificar el cuerpo; de igual manera, explicó que sabía que dos sujetos a quienes no conoce lo habían amenazado y le habían advertido que dejara de vender droga en esa esquina.

Juan Carlos Velázquez Rodríguez fue baleado cuando estaba en compañía de una mujer que resultó lesionada e informó que la víctima se dedicaba a la venta de droga, pero aseguró desconocer la identidad de los atacantes.
Capturan al “Güero Leches”

En su rancho, ubicado en el municipio de Tecate en colindancia con la línea que divide el territorio con Estados Unidos, el 31 de diciembre de 2015,  fue capturado Jorge Humberto Acosta Gallego “El Güero Leches”, de acuerdo a información proporcionada por la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Baja California, la Policía Estatal Preventiva en coordinación con la Procuraduría del Estado de Baja California le ejecutaron una orden de aprehensión pendiente por un homicidio emitida en el año 2010.  
El nombre, apodo e imagen de Acosta Gallegos fueron identificados como parte del crimen organizado de Baja California en tiempos de la administración del alcalde Luis Donaldo Peñaloza (2007- 2010), declaraciones de diversos detenidos lo mencionaron como líder del tráfico de droga de la zona, mientras este hombre tenía tratos comerciales con las autoridades municipales, identificado como miembro del sector empresarial en la zona, dado que organizaba diversos eventos de espectáculos

Consultadas en aquel momento las autoridades del área de seguridad informaron que sabían de las actividades legales del empresario pero no tenían investigaciones en su contra. Acosta fue ubicado en el panorama criminal como parte del Cártel Arellano Félix  en el ala encabezada por Eduardo García Simental “El Teo”, detenido al principios de 2010.

A finales de octubre de 2008, tras una serie de balaceras el nombre del Acosta resurgió en las indagatorias de las autoridades tras el asesinato  de uno de sus principales cómplices Adrián Sandoval  Miranda “El Duende”, abatido tras recibir órdenes de asesinar lugartenientes de Fernando Sánchez Arellano “El Ingeniero”, en Tecate.

Édgar Vázquez Flores “El Speed”, otro de los principales operadores de “El Güero Leches” fue detenido en Ensenada en 2014, tras esta captura, varios sujetos asesinados por esta célula fueron localizados en una narcofosa ubicada en un rancho en Tecate. 

En mayo de 2009 a este grupo criminal le catearon una casa de seguridad de Tecate,  en la que las autoridades decomisaron cristal, tres armas largas, cargadores y medio millar de cartuchos, ahí fue detenido Gustavo Alejandro Melo Albarrán, quien dijo ser escolta de “El Güero Leches”.

En enero de 2010 el Ejército mexicano capturó a José Manuel Gómez Altamirano “El Duvalin”  y a Jorge Ignacio Estrada Camargo,  en las cercanías del club “Mi Ranchito”, de la municipalidad tecatense, quienes fueron presentados como ejecutores y “cobra cuentas” de Acosta.

En marzo de 2015 de acuerdo al último informe de las autoridades coordinadas, el mapa criminal de Tecate incluía los liderazgos criminales de Jorge Humberto Acosta Gallegos “El Güero Leches”, quien tiene como subalterno criminal a Ezequiel Jáquez Arrieta “El Pelón”, los dos enfrentados con el hermano de “El Atlante”, Javier Lira Sotelo “El Carnicero” quien se apoya en su actividad delictiva con Jesús Ríos Corrales “El Viejón”. Además de Alfonso Trapero y  Javier López Ríos y del lado de Los Uriarte, José Juan Trejo Gutiérrez “El Chapito Trejo.

Aquiles: control criminal y policíaco matan a Policias y Ex-policias

enero 4, 2016 // 0 Comentarios

Controlando el narcotráfico que se comete en Tijuana desde Sinaloa, Alfonso René Arzate “El Aquiles” y su hermano René, continúan expandiendo sus áreas de influencia criminal.
Un investigador explicó la premisa criminal:

“Pereciera que la gente de ´El Aquiles´ está matando a gente de todos los grupos, como a ‘Los Chapitos’, que antes estuvieron con él. Pero también existen antecedentes de que  lidercillos de todos los grupos se le están uniendo”.
— ¿Eso tiene lógica?

“No les queda de otra, es eso o los matan”.

El agente, quien desea guardar el anonimato, ejemplificó:

“Según datos preliminares de esta semana, el muerto de la Zona Este (Juan Manuel Esteban, ultimado el 1 de julio) y el muchacho de Otay (Pedro Hidalgo Pérez, acribillado el 2 de julio) eran trasegadores de la droga de Arzate hacia Estados Unidos, así que también a él le están pegando”.

Esa es la conclusión tras el análisis de los recientes hechos criminales, realizada por dos investigadores.

Por lo tanto, los homicidios incrementan. En nueve días transcurridos de julio, sucedieron 18 homicidios, que se suman a los 69 registrados en junio, 70 en mayo, 54 en abril y los 91 contabilizando en los primeros tres meses del año, hasta llegar a 312 asesinatos violentos en lo que va de 2015.   

Adicionalmente, el asesinato del ex policía Blas Enrique Leyva Esparza -lo balearon el 2 de julio y murió en el hospital por la noche- generó entre la Policía Municipal de Tijuana inquietudes que se acrecentaron la noche del mismo jueves, cuando el agente ministerial adscrito a Rosarito, Saúl Colmeneros Martínez, fue atacado a balazos en la delegación de San Antonio de Los Buenos, en Tijuana.

Atentado que fue seguido la noche del 4 de julio por la agresión con arma larga a Antonio Díaz Ponciano, agente del Grupo de Operaciones Especiales en la colonia Obrera. Aunque sospechan que el agresor pudo ser la ex pareja de una novia del oficial herido, pero igual -argumentaron- se trata de un narcomenudista.

“(El atacante) Acababa de salir de la cárcel, alguien en la zona donde sirve a los vendedores de droga debió proporcionarle el arma larga con que intentó matarlo, y el permiso para hacerlo”, explicaron.

Elementos de la Municipal manifestaron su inquietud por la forma en que están volviendo a escalar los niveles de corrupción al interior de la Secretaría de Seguridad Pública.

“Esta semana el alcalde (Jorge Astiazarán) declaró ante la prensa que cada vez era más difícil detectar a los policías infiltrados; que le pregunte a la tropa y verá si no los encuentra, pero ni se acerca”, reclamaron.

Refieren como ejemplo las honras fúnebres que el Municipio celebró a Juan Gualberto Jáuregui Ruvalcaba, de quien sus compañeros sabían, era un agente corrupto. Familiares cercanos declararon en la indagatoria de su muerte que vendía droga, e incluso se involucró en planear el homicidio de policías.

Recordaron cómo en septiembre de 2014, tras el intento fallido de asesinar al agente Marco Antonio Vidal, quien se negó a liberar a unos narcomenudistas, le daban la razón al munícipe, porque “los que andaban con la maña eran policías, gente de la tropa”.

Ahora asumen que la corrupción alcanzó a los jefes de las delegaciones: “Que investiguen al jefe de Otay, qué ordena; igual que el jefe de la Presa Rural. Y el jefe del C4, que no trae broncas, pero hay una persona muy cercana a él que está bien metida en el crimen organizado en la zona de Otay. Y no nos tienen que creer, nada más queremos que investiguen”, afirman los agentes.

Policías, ex policías y narcomanta

A partir del asesinato del ex uniformado Blas Enrique Leyva Esparza, los policías decidieron informar de una narcomanta que delincuentes colgaron la mañana del 23 de junio de 2015 en un puente de la delegación La Mesa. Los jefes policiacos ocultaron la información a la opinión pública, aunque la presentaron ante el juez municipal, quien les dijo, debían redactar un informe y dirigirlo a la Agencia del Ministerio Público, vía denuncia.
En la manta los criminales anónimos mencionaron a otros dos ex policías, “muy amigos y socios de ‘El Blas’”: Abraham Celis Pillado y Marco Tulio Carrillo.

La enorme tela blanca, que medía aproximadamente 4 x 2 metros, contenía el siguiente mensaje:

“VÍCTOR HUGO MEJIA LÓPEZ ‘EL GRIEGO’ O ‘CHEKO’ ESCOLTA DEL AQUILES Y JEFE DE GRUPO DE SICARIOS JUAN CARLOS PARRA DOMÍNGUEZ ‘EL 30 O KIKO’ ESCOLTA Y SICARIO AL SERVICIO DE LA RANA EXCOLABORADOR DEL ‘MULETAS¿ RELACIONADO CON MÚLTIPLES HOMICIDIOS FRANCISCO BELTRAN ESPINOZA ‘EL PAKITO’ O LIC DE LA ‘A’ JEFE DE SICARIOS TIENE A SU SERVICIO A VARIOS MATONES ABRAHAM CELIS ‘EL SILVESTRE O EL GATO’ EX POLICIA AL SERVICIO DE LOS AKILES DIRIGE GRUPO DE HOMICIDAS Y SE DEDICAN AL COBRE DE PISO Y EXTORCIÓN Y SECUESTRO Y DE PAGAR A POLICIAS MUNICIPALES CORRUPTOS RAUL MIRANDA ORDAS ‘EL ALEJO O EL FENIX’ JEFE DE SICARIOS AL SERVICIO DE LA ADUANA PRINCIPAL CAUSANTE DE LA VIOLENCIA EN LA ZONA CENTRO TJ SE DEDICAN AL NARCOMENUDEO

MARCO TULIO CARRRILLO ‘EL MARIÓN’ SECUESTRO RESPONSABLE DE LA OLA DE VIOLENCIA”.

Tras las investigaciones sobre las declaraciones del mensaje del narco, se explicó a ZETA:
Hugo Mejía fue detenido junto a otro hombre y una mujer en mayo de 2013, en posesión de dos armas cortas y droga. La Policía Municipal informó que en sus primeras entrevistas, confesó haber participado en el asesinato del policía municipal Jesús Alberto Hurtado Estrada, en un aparatoso ataque armado el 29 de marzo de 2012, cuando llegaba a su casa, pero solo fue consignado por las drogas y las armas; después quedó en libertad.
De Parra, identificado como escolta y sicario, no existe información de capturas, ni las áreas de inteligencia tienen reportes de su actividad.

En cuanto a Francisco Beltrán también “Paco Trokas”, en julio de 2014 lo consignaron por uso de documentación falsa.   En junio y septiembre de 2009 fue detenido por policías estatales y municipales con drogas, y por detonaciones; igual fue liberado.
Abraham Celis Pillado fue señalado como servidor del Cártel Arellano Félix por el también ex policía Gustavo Adolfo Rodríguez Magaña, detenido en septiembre 2009, quien posteriormente obtuvo su libertad.

Marco Tulio Carillo fue dado de baja por pérdida de confianza en 2008, por la presunción de sus nexos con el narco, inició proceso en el Tribunal de lo Contencioso y en 2013 llegó a un acuerdo con el Ayuntamiento. El año pasado, policías municipales aseguraron que los estaba reclutando para el Cártel de Sinaloa y amenazándolos.   

De Raúl Miranda Ordaz “El Alejo” o “El Fénix”, en abril de 2013, el ex secretario de Seguridad Pública Municipal, Alberto Capella Ibarra, informó que la Policía lo había detenido como presunto responsable de los homicidios de Alberto Maciel Pacheco y Luis Orlando Durán Naranjo. Después fue liberado.

Caso “El Blas”, sin interés

Los investigadores que trabajan en el caso del homicidio de Blas Enrique Leyva Esparza, ex policía identificado como servidor del CAF, en la célula de Teodoro García Simental “El Teo”, no ven este como el caso más importante: “Todos sabemos por qué lo mataron”.
Dulce, su esposa, quien reclamó el cadáver, tampoco está interesada en el avance de la indagatoria,  solo quería el cuerpo, no estuvo interesada en responder preguntas, ni en resolver dudas. Había cámaras de seguridad en el yonke Nascar, propiedad del ex policía masacrado, pero cuando la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) solicitó los videos, solo respondieron que no servían.

Al ser entrevistados, los empleados que vieron al asesino, aseguraron que no lo pueden identificar, salvo como un sujeto alto, delgado y cacarizo, que usaba una chamarra con capucha.  

Ninguna de las partes, ni la familia, ni la autoridad, parecen estar interesadas en el seguimiento de la PGJE sobre este asesinato. Cuando se les requiere no quieren cooperar, y al momento, lo único que tiene la autoridad es el primer testimonio del trabajador que atendió al homicida, quien en bicicleta llegó preguntando por una pieza para un automóvil y, segundos después, lo amagó con una pistola para que lo llevara a la oficina, con el dueño del negocio. Cuando estuvo frente a Leyva Esparza, quien se encontraba sentado en un sillón, le disparó y huyó. El ex uniformado fue declarado muerto horas después en un hospital particular, a las 11:10 pm del jueves 2 de julio.

Atentados: Colmeneros y Díaz Ponciano 

Del atentado al policía ministerial Saúl Colmeneros, comentaron sus compañeros:
“Fue un aviso, si lo hubieran querido matar donde lo tenían, lo hubieran matado.

“Es evidente que tenían rato siguiéndolo, tenían identificadas sus horas de traslado, conocían el carro y dónde vive, porque sabían que en su traslado sobre la carretera libre de Rosarito a Tijuana iba a subir al Distribuidor Morelos para tomar el Libramiento Rosas Magallón, que en la gaza de incorporación tenía que frenar y era blanco fácil”.

En sus declaraciones, Colmeneros no reconoce ninguna amenaza ni que el ataque sea producto de trabajo reciente. Sus compañeros tampoco lo ubican como el ministerial más comprometido.

Su primera versión fue que no escuchó los balazos, pero se detuvo cuando sintió que el auto se le iba de lado -le habían pegado en una llanta- y, cuando bajó, se dio cuenta de los tiros. Después corrigió y manifestó que escuchó un tiro, y que en esa noche oscura, se dio cuenta desde su auto con vidrios polarizados, que le habían disparado desde la zona ubicada a un costado de la gaza de incorporación al Libramiento, rumbo a Playas.

En el caso de Antonio Díaz Ponciano, agente del Grupo de Operaciones Especiales, testigos informaron que su atacante tenía poco menos de una hora esperándolo el día de los hechos. Agazapado cerca de la puerta de la casa de la mujer con la que se citó, sabía que el agente tendría que bajarse del auto, caminar un tramo, y en ese espacio le disparó, dándole en un brazo y en la cara; una bala le atravesó la mejilla.

Herido y consciente, el oficial subió a su carro, parientes de la mujer  lo bajaron a una vialidad principal y ahí lo recogieron otros agentes para que recibiera atención médica. 
De las razones del ataque hay tres hipótesis al interior de la corporación: una que se debió a un operativo que trajo variados decomisos y detenciones en la Zona Norte en fechas previas al atentado; dos, que fue atacado por el ex novio de una muchacha a la que estaba viendo, y que era la única que sabía, estaría en esa zona y a esa hora.

Y a partir de que una célula al servicio de  “El Aquiles”, dirigida por “El Tragedias” y “El Taxista” haya participado en su ataque, Luis Osvaldo Barraza Ramírez, Erick Ramírez Hernández, Jonathan Navarrete Chávez,  Édgar Eduardo Navarrete Chávez y César Urrea Ramírez, son vecinos de la novia del agente y narcomenudistas; fueron detenidos el 8 de julio y presentados ayer jueves 9.
En sus primeras entrevistas, admitieron la participación en diversos homicidios, y en el caso del policía, solo uno de ellos mencionó haber sido “puntero” y que quien jaló el arma fue Luis Osvaldo Barraza, que lo balearon porque los mandaron; sin embargo, esos datos están por confirmarse.

Los otros muertos

En las primeras indagatorias del asesinato de Pedro Hidalgo y Ana Céspedes, ocurrido el miércoles 1 de julio, la PGJE aclaró que tanto las autoridades de Estados Unidos como la familia del muchacho, confirmaron que este pasaba droga hacia aquel país. Unos tres carros a la semana.

El día de los hechos, acababa de cruzar un automóvil del otro lado de la línea, y a su regreso le habló a Ana -joven apunto de egresar de la carrera de Derecho en la UABC, que hacia su servicio social en un Juzgado del Poder Judicial del Estado- para invitarla a comer.
La recogió en un centro comercial localizado a menos de 100 metros del crucero donde los balearon desde una moto que se les emparejó mientras esperaban el semáforo. Testigos declararon que Hidalgo intentó escapar de la escena, pasando por encima del cuerpo de su compañera, pero al bajar del auto cayó muerto; en ningún momento intentó ayudarla.  
  
Los muertos en la semana del 1 al 7 de julio sumaron 12, destacó el del señor Fernando Pusian, asesinado por dos asaltantes en Valle de Las Palmas. Al cierre de esta edición, las armas usadas en el ataque no habían sido ubicadas en otro delito.

“Estamos seguros que van a salir en otros expedientes, por la forma en que actuaron, este no es su primer delito, además, tenemos la hipótesis de que son delincuentes de otra zona, porque en esa delegación no han habido asaltos a transporte”, informaron las autoridades.
En la semana también fueron asesinados Marlon Francisco Alfar Bautista, Sergio Trujillo Lizárraga, Aurelio Robles Niebla, Felipe Carrillo Rivera, Noemí Ortiz Álvarez,  un masculino no identificado en Los Pinos, y otro en Camino Verde.

Capturan al "Güero Leches", lugarteniente del Cartel Arellano Felix

enero 1, 2016 // 0 Comentarios

En su rancho, ubicado en el municipio de Tecate en colindancia con la línea que divide el territorio con Estados Unidos, fue capturado Jorge Humberto Acosta Gallego “El Güero Leches”, de acuerdo a información proporcionada por la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Baja California, la Policía Estatal Preventiva en coordinación con la Procuraduría del Estado de Baja California le ejecutaron una orden de aprehensión pendiente por un homicidio emitida en el año 2010.     

El nombre, apodo e imagen de Acosta Gallegos fueron identificados como parte del crimen organizado de Baja California en tiempos de la administración del alcalde Luis Donaldo Peñaloza (2007- 2010), declaraciones de diversos detenidos lo mencionaron como líder del tráfico de droga de la zona, mientras este hombre tenía tratos comerciales con las autoridades municipales, identificado como miembro del sector empresarial en la zona, dado que organizaba diversos eventos de espectáculos

En aquel momento las autoridades del área de seguridad informaron que sabían de las actividades legales del empresario pero no tenían investigaciones en su contra. Acosta fue ubicado en el panorama criminal como parte del Cártel Arellano Félix  en el ala encabezada por Eduardo García Simental “El Teo”, detenido al principios de 2010.

A finales de octubre de 2008, tras una serie de balaceras el nombre del Acosta resurgió en las indagatorias de las autoridades tras el asesinato  de uno de sus principales cómplices Adrián Sandoval  Miranda “El Duende”, abatido tras recibir órdenes de asesinar lugartenientes de Fernando Sánchez Arellano “El Ingeniero”, en Tecate.

Édgar Vázquez Flores “El Speed”, otro de los principales operadores de “El Güero Leches” fue detenido en Ensenada en 2014, tras esta captura, varios sujetos asesinados por esta célula fueron localizados en una narcofosa ubicada en un rancho en Tecate. 

En mayo de 2009 a este grupo criminal le catearon una casa de seguridad de Tecate,  en la que las autoridades decomisaron cristal, tres armas largas, cargadores y medio millar de cartuchos, ahí fue detenido Gustavo Alejandro Melo Albarrán, quien dijo ser escolta de “El Güero Leches”.

En enero de 2010 el Ejército mexicano capturó a José Manuel Gómez Altamirano “El Duvalin”  y a Jorge Ignacio Estrada Camargo,  en las cercanías del club “Mi Ranchito”, de la municipalidad tecatense, quienes fueron presentados como ejecutores y “cobra cuentas” de Acosta.

En marzo de 2015 de acuerdo al último informe de las autoridades coordinadas, el mapa criminal de Tecate incluía los liderazgos criminales de Jorge Humberto Acosta Gallegos “El Güero Leches”, quien tiene como subalterno criminal a Ezequiel Jáquez Arrieta “El Pelón”, los dos enfrentados con el hermano de “El Atlante”, Javier Lira Sotelo “El Carnicero” quien se apoya en su actividad delictiva con Jesús Ríos Corrales “El Viejón”. Además de Alfonso Trapero y  Javier López Ríos y del lado de Los Uriarte, José Juan Trejo Gutiérrez “El Chapito Trejo.

El comunicado de la SSPE 
PEP DETIENE A “EL GÜERO LECHES”
LUGARTENIENTE DEL CAF
Ligado a homicidios, secuestros, así como al tráfico de drogas en BC y EU
También tuvo relación delictiva con “El Teo”
TIJUANA, B.C., a 31 de diciembre de 2015.- A unas horas de culminar el año elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) detuvieron a Jorge Humberto Acosta Gallegos, alias “El Güero Leches”, identificado como uno de los principales objetivos delictivos en la entidad al estar ligado al Cártel Arellano Félix (CAF).

Desde hace años Acosta Gallegos era investigado por las autoridades por su presunta participación en actividades criminales como homicidios, secuestros y tráfico de droga, este último tanto en Baja California como en los Estados Unidos.

En algún tiempo “El Güero Leches” operó para el narcotraficante Teodoro García Simental “El Teo” y tras la detención de este, pasó a ser el líder de la organización criminal en la entidad. 

El hoy detenido delinquía principalmente en la zona costa de la entidad, en el puerto de Ensenada se le vincula a varios secuestros, mientras que en la ciudad de Tecate su principal actividad era el narcotráfico.

Jorge Humberto Acosta Gallegos, de 44 años de edad, originario de Tecate, fue asegurado esta mañana durante un operativo que la PEP en el municipio natal del presunto delincuente.

La detención se desarrolló sobre el camino vecinal Del Parque en las inmediaciones de la colonia Santa Anita, ahí los policías estatales preventivos intervinieron al sospechoso.  
Al verificar sus datos personales a través del Centro de Control, Comando, Comunicación y Cómputo (C4), el asegurado resultó contar con una orden de aprehensión en su contra por el delito de homicidio, girada el 2 de abril del año 2012.

Debido a lo anterior el sujeto fue detenido y puesto a disposición del Agente del Ministerio Público del Fuero Común.

Capturan al "Güero Leches", lugarteniente del Cartel Arellano Felix

enero 1, 2016 // 0 Comentarios

En su rancho, ubicado en el municipio de Tecate en colindancia con la línea que divide el territorio con Estados Unidos, fue capturado Jorge Humberto Acosta Gallego “El Güero Leches”, de acuerdo a información proporcionada por la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Baja California, la Policía Estatal Preventiva en coordinación con la Procuraduría del Estado de Baja California le ejecutaron una orden de aprehensión pendiente por un homicidio emitida en el año 2010.     

El nombre, apodo e imagen de Acosta Gallegos fueron identificados como parte del crimen organizado de Baja California en tiempos de la administración del alcalde Luis Donaldo Peñaloza (2007- 2010), declaraciones de diversos detenidos lo mencionaron como líder del tráfico de droga de la zona, mientras este hombre tenía tratos comerciales con las autoridades municipales, identificado como miembro del sector empresarial en la zona, dado que organizaba diversos eventos de espectáculos

En aquel momento las autoridades del área de seguridad informaron que sabían de las actividades legales del empresario pero no tenían investigaciones en su contra. Acosta fue ubicado en el panorama criminal como parte del Cártel Arellano Félix  en el ala encabezada por Eduardo García Simental “El Teo”, detenido al principios de 2010.

A finales de octubre de 2008, tras una serie de balaceras el nombre del Acosta resurgió en las indagatorias de las autoridades tras el asesinato  de uno de sus principales cómplices Adrián Sandoval  Miranda “El Duende”, abatido tras recibir órdenes de asesinar lugartenientes de Fernando Sánchez Arellano “El Ingeniero”, en Tecate.

Édgar Vázquez Flores “El Speed”, otro de los principales operadores de “El Güero Leches” fue detenido en Ensenada en 2014, tras esta captura, varios sujetos asesinados por esta célula fueron localizados en una narcofosa ubicada en un rancho en Tecate. 

En mayo de 2009 a este grupo criminal le catearon una casa de seguridad de Tecate,  en la que las autoridades decomisaron cristal, tres armas largas, cargadores y medio millar de cartuchos, ahí fue detenido Gustavo Alejandro Melo Albarrán, quien dijo ser escolta de “El Güero Leches”.

En enero de 2010 el Ejército mexicano capturó a José Manuel Gómez Altamirano “El Duvalin”  y a Jorge Ignacio Estrada Camargo,  en las cercanías del club “Mi Ranchito”, de la municipalidad tecatense, quienes fueron presentados como ejecutores y “cobra cuentas” de Acosta.

En marzo de 2015 de acuerdo al último informe de las autoridades coordinadas, el mapa criminal de Tecate incluía los liderazgos criminales de Jorge Humberto Acosta Gallegos “El Güero Leches”, quien tiene como subalterno criminal a Ezequiel Jáquez Arrieta “El Pelón”, los dos enfrentados con el hermano de “El Atlante”, Javier Lira Sotelo “El Carnicero” quien se apoya en su actividad delictiva con Jesús Ríos Corrales “El Viejón”. Además de Alfonso Trapero y  Javier López Ríos y del lado de Los Uriarte, José Juan Trejo Gutiérrez “El Chapito Trejo.

El comunicado de la SSPE 
PEP DETIENE A “EL GÜERO LECHES”
LUGARTENIENTE DEL CAF
Ligado a homicidios, secuestros, así como al tráfico de drogas en BC y EU
También tuvo relación delictiva con “El Teo”
TIJUANA, B.C., a 31 de diciembre de 2015.- A unas horas de culminar el año elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) detuvieron a Jorge Humberto Acosta Gallegos, alias “El Güero Leches”, identificado como uno de los principales objetivos delictivos en la entidad al estar ligado al Cártel Arellano Félix (CAF).

Desde hace años Acosta Gallegos era investigado por las autoridades por su presunta participación en actividades criminales como homicidios, secuestros y tráfico de droga, este último tanto en Baja California como en los Estados Unidos.

En algún tiempo “El Güero Leches” operó para el narcotraficante Teodoro García Simental “El Teo” y tras la detención de este, pasó a ser el líder de la organización criminal en la entidad. 

El hoy detenido delinquía principalmente en la zona costa de la entidad, en el puerto de Ensenada se le vincula a varios secuestros, mientras que en la ciudad de Tecate su principal actividad era el narcotráfico.

Jorge Humberto Acosta Gallegos, de 44 años de edad, originario de Tecate, fue asegurado esta mañana durante un operativo que la PEP en el municipio natal del presunto delincuente.

La detención se desarrolló sobre el camino vecinal Del Parque en las inmediaciones de la colonia Santa Anita, ahí los policías estatales preventivos intervinieron al sospechoso.  
Al verificar sus datos personales a través del Centro de Control, Comando, Comunicación y Cómputo (C4), el asegurado resultó contar con una orden de aprehensión en su contra por el delito de homicidio, girada el 2 de abril del año 2012.

Debido a lo anterior el sujeto fue detenido y puesto a disposición del Agente del Ministerio Público del Fuero Común.

Cae "La Pato" sicaria que servia a Ex Policía en Tijuana

diciembre 26, 2015 // 0 Comentarios

Patricia Regina Bravo Hernández, alias “La Pato” o “La Paty”, fue detenida por oficiales de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) de Tijuana.

Al momento de su detención, la mujer de 21 años de edad se encontraba en el fraccionamiento Terranzas del Valle, lugar donde se han suscitado enfrentamientos entre miembros de grupos dedicados a la venta de droga.

Así mismo se detalló que “La Pato” está relacionada con varios ataques armados y que servía a ex policía. 

Patricia Regina contaba con orden de aprehensión por delito de homicidio calificado en grado de compartición, girada por el Juzgado Sexto Penal de Tijuana.

Detienen a célula de "El Alejo" con fusil AR-15, uno involucrado en ataque a policía

diciembre 26, 2015 // 0 Comentarios

En posesión de un fusil AR-15, con el cual realizaron detonaciones la tarde del miércoles 23 de diciembre, cinco personas fueron detenidas por elementos de la Policía Municipal en la delegación San Antonio de los Buenos.

Los oficiales que participaron en la aprehensión, están comisionados al Grupo Operativo Tijuana y atendieron el reporte hecho por vecinos del lugar a través del número telefónico emergencias 066, quienes habían escuchado disparos en la colonia Fausto González realizados por un grupo de personas a bordo de una vagoneta blanca, afirmó la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) a través de un comunicado de prensa.

Uno de los presuntos responsables es Federico Navarrete Chávez, quien también se hace llamar Edgar Eduardo Navarrete Chávez o Edgar Eduardo Navarrete Sánchez, alias “El Jona”, “El Choco” o “El Negro”.

Este hombre de 24 años de edad, es identificado por la SSPM como integrante de una célula dirigida por “El Alejo”, sicario de la banda de “El Aquiles” en San Antonio de los Buenos y Playas de Tijuana.

Los nombres de “El Alejo” y “El Aquiles” aparecieron en una narcomanta localizada a un costado de un hombre asesinado y envuelto en una cobija, la mañana del miércoles 23 de diciembre en el Cañón Los Laureles de la delegación Playas de Tijuana.

Federico Navarrete Chávez ya había sido detenido en julio de 2015 por la Policía Municipal, junto con cuatro cómplices en la colonia Obrera, por su presunta responsabilidad en el ataque armado a un oficial en la misma zona.

Contaba con orden de aprehensión por lesiones en un caso de violencia familiar, expedida por el Juzgado Primero Penal de Tijuana.

Mientras que en esta ocasión, detalló la dependencia municipal, fueron detenidos también Miguel Ángel N, José Luis N, Karla Elizabeth N y Jorge Adrián N, todos adultos.

“Además del arma de fuego calibre .223, abastecida con nueve cartuchos útiles, tenían en su poder seis envoltorios con hierba seca semejante a la marihuana”, se informó en el comunicado. 

Al atender el reporte, los policías municipales localizaron el vehículo descrito en las llamadas telefónicas, por lo que procedieron a detenerlo y fue entonces que encontraron el fusil de asalto y la droga, por lo que el juez municipal remitió el asunto a las autoridades competentes.

Tijuana, "Aqui esta tu gente Alejo y Aquiles, aqui se la van a seguir pelando putos"

diciembre 26, 2015 // 0 Comentarios

Un hombre muerto fue hallado encobijado y con un narcomensaje en Rancho Las Flores Primera Sección. 

El suceso se reportó a las 7:31 horas de este miércoles 23 de diciembre en la demarcación ubicada dentro del Cañón Laureles en la delegación Playas de Tijuana. 

La cartulina, encontrada a un lado del cadáver, decía: “Aki esta tu jente alejo y akiles… aki se la van a seguir pelando putos jajaja” (sic). 

En posible referencia a Alfonso Arzate García “El Aquiles”, cabecilla del Cártel de Sinaloa. 
1 11 12 13