Baja California Norte

Ex militares del CJNG secuestraron a hermana de deudora

octubre 28, 2016 // 0 Comentarios

Durante ocho días una mujer de 45 años de edad permaneció secuestrada por cuatro hombres que dijeron pertenecer a una célula que se desprende de la alianza del Cártel Jalisco Nuevo Generación (CJNG) con el Cártel Arellano Félix.

El secuestro fue realizado para presionar a una mujer identificada como Berenice, hermana de la víctima, para que pagara a la organización criminal el dinero que le había sido decomisado por agentes federales en Estados Unidos cuando se dirigía a México.

Sus captores Víctor Daniel García Cázares y a Luis Ángel Ramos Cázares, ambos ex militares, fueron detenidos y presentados ante el juez Daniel Aguilar Patiño el jueves 27 de octubre.

Según los hechos expuestos por la Fiscalía, el miércoles 12 de octubre, la víctima se encontraba frente a la vivienda de su madre en la colonia Loma Dorada de Tijuana, a bordo de su vehículo y acompañada de su sobrino de seis años, cuando un vehículo tipo sedán blanco le cerró el paso al frente.

De acuerdo con la entrevista que la PGJE realizó a la mujer una vez que fue liberada, tres hombres descendieron del vehículo, uno de ellos, con un arma de fuego y le ordenaron que bajara del automóvil.

En el trayecto, uno de los hombres le dijo “mi problema no es contigo, es con tu hermana, tiene una deuda con nosotros y como no nos quiere pagar, la única manera de presionarla es llevándonos a un familiar, si no hubieras sido tú, hubiera sido tu hermana”.
Ese día hubo un reporte de secuestro atendido sin éxito por uniformados. Sin embargo, el 18 de octubre, los agentes que trabajaban en el caso, recibieron una llamada telefónica de una mujer “Berenice” para informarles del secuestro de su hermana.

Ella reconoció haber trabajado con los secuestradores de su hermana, pero explicó que cuatro meses atrás se había convertido en informante para el gobierno estadounidense después de ser arrestada, por lo que no podía proporcionar mayores detalles sobre los delincuentes ni la cantidad de dinero que le había sido decomisado.

Los agentes a cargo del caso, explicó la Fiscalía, corroboraron la información con la madre de la secuestrada, quien reconoció no saber de su hija Berenice desde hace tres meses y haber recibido varias llamadas de teléfono, horas después del secuestro, para informarle que su hija había sido secuestrada para que Berenice pagara la deuda.

“Tenían a su hija y para entregarla, necesitaba entregarles el dinero. De lo contrario, matarían a toda su familia”.

El jueves 20 de octubre, la mujer secuestrada pidió permiso para bañarse y cuando los dos hombres encargadas de su cuidado, la dejaron en el baño, la víctima tomó un plumón y escribió en trozos de papel de baño “Secuestrada. Ayuda. Urge”, luego arrojó el mensaje hacia el patio contiguo.

Los secuestradores mantenían a la víctima en el departamento 102 del edificio tres en el fraccionamiento La Rioja. Más tarde, la mujer repitió la acción y dejó caer un segundo mensaje.

Esa noche, elementos de la Policía Municipal, se presentaron en el domicilio informando sobre la denuncia recibida. Una vez que la mujer vio los logos de la Policía y escuchó a los agentes identificarse, corrió hacia ellos para solicitar ayuda y les advirtió que sus agresores se encontraban armados.

La Policía Municipal, con apoyo de una de las Bases de Operaciones Mixtas, logró la detención de Víctor Daniel y Luis Ángel. En el lugar encontraron dos armas cortas y dos largas, todas abastecidas y con cartuchos. Incluso, los rifles de asalto estaban en estado “seminuevo”.

Los detenidos, imputados por la Fiscalía por el delito de secuestro agravado, pertenecían a las filas del Ejército Mexicano hasta hace menos de un año. Víctor Daniel García Cázares sirvió cuatro años en el 86 Batallón de Infantería en Nayarit. Y Luis Ángel Ramos Cázares, también estuvo cuatro años en la Secretaría de la Defensa Nacional, hasta enero de 2016, cuando se dio de baja por su adicción al cristal.

Extraoficialmente, se informó que los jefes de los dos imputados responden a los apodos “El Chaparro” y “El Terrible”. Hasta el momento, siguen sin ser localizados.

Ya que los supuestos secuestradores pertenecían a las Fuerzas Armadas de México, la Fiscalía solicitó que el delito de secuestro se considere agravado, lo que incrementaría la pena, de ser encontrados culpables. El juez decidió vincularlos a proceso por ese delito.

Ex militares del CJNG secuestraron a hermana de deudora

octubre 28, 2016 // 0 Comentarios

Durante ocho días una mujer de 45 años de edad permaneció secuestrada por cuatro hombres que dijeron pertenecer a una célula que se desprende de la alianza del Cártel Jalisco Nuevo Generación (CJNG) con el Cártel Arellano Félix.

El secuestro fue realizado para presionar a una mujer identificada como Berenice, hermana de la víctima, para que pagara a la organización criminal el dinero que le había sido decomisado por agentes federales en Estados Unidos cuando se dirigía a México.

Sus captores Víctor Daniel García Cázares y a Luis Ángel Ramos Cázares, ambos ex militares, fueron detenidos y presentados ante el juez Daniel Aguilar Patiño el jueves 27 de octubre.

Según los hechos expuestos por la Fiscalía, el miércoles 12 de octubre, la víctima se encontraba frente a la vivienda de su madre en la colonia Loma Dorada de Tijuana, a bordo de su vehículo y acompañada de su sobrino de seis años, cuando un vehículo tipo sedán blanco le cerró el paso al frente.

De acuerdo con la entrevista que la PGJE realizó a la mujer una vez que fue liberada, tres hombres descendieron del vehículo, uno de ellos, con un arma de fuego y le ordenaron que bajara del automóvil.

En el trayecto, uno de los hombres le dijo “mi problema no es contigo, es con tu hermana, tiene una deuda con nosotros y como no nos quiere pagar, la única manera de presionarla es llevándonos a un familiar, si no hubieras sido tú, hubiera sido tu hermana”.
Ese día hubo un reporte de secuestro atendido sin éxito por uniformados. Sin embargo, el 18 de octubre, los agentes que trabajaban en el caso, recibieron una llamada telefónica de una mujer “Berenice” para informarles del secuestro de su hermana.

Ella reconoció haber trabajado con los secuestradores de su hermana, pero explicó que cuatro meses atrás se había convertido en informante para el gobierno estadounidense después de ser arrestada, por lo que no podía proporcionar mayores detalles sobre los delincuentes ni la cantidad de dinero que le había sido decomisado.

Los agentes a cargo del caso, explicó la Fiscalía, corroboraron la información con la madre de la secuestrada, quien reconoció no saber de su hija Berenice desde hace tres meses y haber recibido varias llamadas de teléfono, horas después del secuestro, para informarle que su hija había sido secuestrada para que Berenice pagara la deuda.

“Tenían a su hija y para entregarla, necesitaba entregarles el dinero. De lo contrario, matarían a toda su familia”.

El jueves 20 de octubre, la mujer secuestrada pidió permiso para bañarse y cuando los dos hombres encargadas de su cuidado, la dejaron en el baño, la víctima tomó un plumón y escribió en trozos de papel de baño “Secuestrada. Ayuda. Urge”, luego arrojó el mensaje hacia el patio contiguo.

Los secuestradores mantenían a la víctima en el departamento 102 del edificio tres en el fraccionamiento La Rioja. Más tarde, la mujer repitió la acción y dejó caer un segundo mensaje.

Esa noche, elementos de la Policía Municipal, se presentaron en el domicilio informando sobre la denuncia recibida. Una vez que la mujer vio los logos de la Policía y escuchó a los agentes identificarse, corrió hacia ellos para solicitar ayuda y les advirtió que sus agresores se encontraban armados.

La Policía Municipal, con apoyo de una de las Bases de Operaciones Mixtas, logró la detención de Víctor Daniel y Luis Ángel. En el lugar encontraron dos armas cortas y dos largas, todas abastecidas y con cartuchos. Incluso, los rifles de asalto estaban en estado “seminuevo”.

Los detenidos, imputados por la Fiscalía por el delito de secuestro agravado, pertenecían a las filas del Ejército Mexicano hasta hace menos de un año. Víctor Daniel García Cázares sirvió cuatro años en el 86 Batallón de Infantería en Nayarit. Y Luis Ángel Ramos Cázares, también estuvo cuatro años en la Secretaría de la Defensa Nacional, hasta enero de 2016, cuando se dio de baja por su adicción al cristal.

Extraoficialmente, se informó que los jefes de los dos imputados responden a los apodos “El Chaparro” y “El Terrible”. Hasta el momento, siguen sin ser localizados.

Ya que los supuestos secuestradores pertenecían a las Fuerzas Armadas de México, la Fiscalía solicitó que el delito de secuestro se considere agravado, lo que incrementaría la pena, de ser encontrados culpables. El juez decidió vincularlos a proceso por ese delito.

Tijuana; Con Narcomanta y granada acusan a ministeriales de robar droga

octubre 27, 2016 // 0 Comentarios

“Esto va para ustedes mugrosos rateros y ministeriales”,  es la frase que da inicio a la manta que la noche del miércoles 26 de octubre fue colocada en la barda de las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia Estado en Tijuana en las inmediaciones de la Central Camionera. 

En el texto acusan a Galván, comandante de narcomenudeo en Tijuana, y a los agentes de apellidos Santoyo Núñez, Ramírez Castro, Ayala y a otro cuyo segundo apelativo es Cruz, de robar droga. 

Mencionan específicamente un cargamento de cristal, cocaína y heroína que presuntamente les fue quitado a criminales en el bulevar 2000, describen los autos en los que cometieron el delito, para después asegurar que escondieron parte de los enervantes en oficinas de la PGJE, para después sacaron un porcentaje del cargamento. 

Debido a los dobleces en la manta colgada, los testigos no alcanzaban apreciar quien tomaba el crédito por haber hecho la narcomanta, pero de manera no oficial se informó a este semanario que se trataba de Los Aquiles. 

Los perpetradores, dejaron al pie de la manta justo en el centro, un caja de regalo con moño negro y en su interior una granada. 

De acuerdo a las autoridades el reporte se recibió alrededor de la 10 de la noche, pero el mayor movimiento de policías y militares se desplegó a partir de las 11 de la noche. Esta es la segunda vez en menos de ocho días que el apellido del agente Galván sale a relucir como un elemento dudoso. 

La primera vez quienes lo señalaron fueron elementos de la Secretaria de Seguridad Pública del estado, tras el enfrentamiento entre agentes ministeriales y Policías Estatales preventivos ocurrido la tarde del 18 de octubre mientras aseguraban un laboratorio de droga en el fraccionamiento Las Palmas, donde los de la PGJE acusaban a los Peps de extorsionar a tres criminales detenidos frente al inmueble y los policías estatales acusaban a los ministeriales de proteger a los traficantes.

Ministeriales y Estatales divididos entre acusaciones mutuas de EXTORCIONES Y PROTECCION AL NARCO

octubre 21, 2016 // 0 Comentarios


Del enfrentamiento entre policías estatales y ministeriales el 18 de octubre de 2016 en un operativo con tres detenidos y un laboratorio de cristal asegurado en la delegación La Mesa de Tijuana, desde la procuraduría reclamaron a la Pep, “…si van hacer sus cochinadas –extorsión- por lo menos no finjan ser de otra corporación”, y los estatales respondieron informando que los detenidos traían en sus teléfonos números de agentes de la PGJE.

MINISTERIALES SEÑALADOS COMO PROTECTORES DE CÁRTELES 

Del aseguramiento de los presuntos criminales y el laboratorio comentaron desde la Secretaría de Seguridad del Estado: “Nosotros llegamos en los vehículos de la corporación en pick ups blancos, se informó a los jefes del operativo que era de seguimiento” explicaron que no reportaron al C4 porque la información se filtra y los criminales escapan, y negaron haber intentado extorsionar a los detenidos pidiéndoles dinero por su libertad. Indicaron que los ministeriales llegaron en autos no oficiales y encapuchados, “…en una Cherokee y un Silverado” que reaccionaron a la defensiva porque parecían criminales. Los de la PEP insisten que los ministeriales llegaron a proteger a los delincuentes y rescatar a los tres detenidos “traían en sus celulares los contactos de policías municipales y dos ministeriales”, dijeron, pero no los proporcionaron “por seguridad” y para no afectar el seguimiento del expediente justificaron. 

 PEPs ACUSADOS DE EXTORSIONADORES DE DELINCUENTES 


Los ministeriales que se enfrentaron a los policías estatales llegaron a la casa identificada como narcolaboratorio por los Peps, para atender un llamada de denuncia en la que dijeron que hombres vestidos de civil que se identificaron como agentes del grupo de narcomenudeo habían pedido 50 mil dólares a 3 hombres que tenían detenidos en la mencionada dirección y estaban esperando que los jefes llegaran a pagar 

“Al principio creímos que era federales, en operativo… o no”, cuando llegaron se dio el enfrentamiento. 

ZETA consultó y los jefes de los ministeriales fueron informados y dieron instrucciones para que estos se acercaran a atender una denuncia de extorsión. 

En la que hombres armados vestidos de civil dijeron ser agentes de narcomenudeo y estar realizando un cateo. 

DETENIDOS, QUE SU JEFE ES OSWALDO “El GÜERO” 

Los hombres capturados dijeron ser cuidadores y del dueño de la droga solo dijeron que era Oswaldo “El Güero” que era nativo de Culiacán pero que vivía en Jalisco. Los hombres que en este viernes 21 de octubre llevaron su audiencia de vinculación fueron identificados como: 

1.- Arturo Félix Félix “El Pariente”, los aprehensores aseguraron que admitió ser el encargado de la casa. Y está relacionado delictivamente con Carlos Salazar Quintero detenido y liberado por posesión de droga en septiembre 2013 y en diciembre de 2015. 

2.- Rigoberto Mendoza González, enviado por su hermano de Michoacán para “hacer crecer el cristal, limpiarlo para con acetona para que las piedras crezcan”. 

3.-  Jesús Jonathan Flores Mendívil, él también mencionó que era de Sinaloa y de acuerdo a las autoridades admitió que su función sería empaquetar el cristal. 

Ex-Federales en el CJNG

octubre 19, 2016 // 0 Comentarios

Una batalla sangrienta se sigue registrando en La Paz. Apenas retirada de las calles, la resistencia perteneciente al Cártel de Sinaloa, las células delictivas -a quienes se les abrió paso- se apoderaron de la venta y distribución de estupefacientes; bandas operadoras de un principio para el casi extinto Cártel Arellano Félix (CAF) y del propio Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), hicieron una alianza estratégica para el trasiego de la droga.

Los ahora denominados Cártel Tijuana Nueva Generación (CTNG) impusieron su ley en las calles de la capital, levantando, torturando y ejecutando a los rivales para tener un control absoluto, sin embargo, “siguen pequeñas células de “Los Dámaso”, distribuyendo droga en partes específicas, y aunque están siendo cazados por los del norte, siguen con la práctica muy a la sorda. Es difícil definir dónde puedan estar, pero sigue fluyendo la droga por parte de Sinaloa, aunque en una mínima proporción”, expresaron fuerzas armadas.

Una fuente que forma parte del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública estatal, denominó como “un triángulo económico importante el que se da entre las colonias de Santa Fe, Miramar y Paraíso del Sol, esta zona en particular ha cobrado gran importancia en la venta de droga, es una zona muy pequeña pero de gran valor para quienes se están peleando el control”.

Y es que al principio de la supuesta “purga” entre células del crimen organizado, esta parte de la ciudad fue el centro de distribución y control operativo para “Los Dámaso”, lo que ha perjudicado la eliminación por completo de este grupo delictivo.

Ejecutan en la colonia ruiz cortines a maestros de danza folklorica, policias cierran espacios pero de alguna u otra manera se les escapan

Ejecutan en la colonia ruiz cortines a maestros de danza folklorica, policias cierran espacios pero de alguna u otra manera se les escapan

“Muchos esperaban que una vez que acabara la resistencia, sería de un solo lado, pero siguen algunos; platiqué con un distribuidor en la zona y solo salían a vender hasta el Chedraui Santa Fe, más allá era un riesgo. Hay algunos que no saben que la droga que están comprando todavía es parte de Sinaloa, y se fueron con la finta de que a la entrada de los mismos que operan al norte, ya con otros jefes o con alianza con alguien distinto, se confiaron en comprar la droga con chapulines y a la hora del ajuste tuvieron que ser removidos (asesinados)”, dijo la fuente policial.

Pero lo que ha quedado demostrado en los últimos ejecutados, es que alguien vino a poner orden y solo da continuidad a la limpia que, conforme a la autoridad, “era de esperarse tras una serie de ejecuciones”. Los blancos han sido precisos: disparos en algunos casos cuando se tuvo que hacer, pero los últimos casos han demostrado que “son gente nueva que viene con huevos a terminar lo que ya se había iniciado. Claro, a eso me refiero, a la limpia obligada. Es nuevo de que la firma sea cortándoles el cuello, lo que da que sea gente nueva con ese modo de operar”, confió la fuente militar.

En al menos tres homicidios, dos en la colonia Márquez de León (3 y 12 de octubre) y uno más en el panteón del Zacatal (11 de octubre), la técnica de ejecución ha sido muy parecida: “A los tres los tiraron en predios apartados, todos tenían el shorts o el pantalón abajo, la camisa levantada y degollados. Al principio creíamos que eran homicidios pasionales por traer los pantalones abajo, pero pudimos ver con las pruebas periciales que fueron torturados”, es la firma que han descubierto los agentes.

— ¿Cuál es la forma de torturar de esto sicarios, si es que tienen los pantalones abajo?

“Todo indica que son agentes o madrinas, ya lo sabemos, y la forma de tortura que se hacía es que le queman los huevos, se los jalan, los patean o les meten palos por atrás hasta que ya no resisten el dolor y tienen que hablar de alguna manera. A estos sicarios no les interesa matar a la competencia o a los chapulines; quienes acabar de tajo con todos, por eso buscan sacar información de alguna manera y ya al final les cortan el cuello, se aseguran que no hablen o sigan vivos, pues”, argumentó la fuente anónima.

Ex policías federales operan con CJNG

“Queda claro que la forma de operar nos lleva a que son madrinas, ex policías y que vienen sin temor alguno a dejar mensajes claros, ya pasó aquí, hubo gente que se brincó de bando y lo que están haciendo es acabar con aquellos distribuidores que siguen comprando, consumiendo o distribuyendo droga de ‘Los Dámaso’ pero al mismo tiempo dejando mensajes claros: ‘Al que traicione, esto le pasa…’”, reiteró el miembro del grupo interinstitucional.

— ¿Qué les hace pensar que son policías?

“Esos que los degüellan son policías, saben dónde y cómo acabar una vida, pero la tortura son las viejas prácticas de la Policía en México, ahora, los individuos ya se presentaron ante las fuerzas de seguridad, la instrucción es ‘no se metan, que con ustedes no es la bronca, venimos a trabajar y limpiar’”.

Esto es lo primero que se ha dicho y, según la fuente, tienen dos meses operando en la ciudad.

Primero: El interés es ubicar a los contras, ya sean chapulines, sicarios contrarios, jefes de plaza de Sinaloa, la resistencia, distribuidores que de acuerdo a los últimos informes quedan pocos, pero con alta capacidad de distribución.

Segundo: Obtener la información necesaria que los lleve con los grandes distribuidores, quienes siguen “atendiendo” las zonas de distribución del sur, la cual hasta el mes de septiembre continuaba al mando de “Los Dámaso” o Cártel de Sinaloa.

“Ya los identificamos, se trata de seis ex policías de la Federal Ministerial, los seis son chilangos y vienen a limpiar y obedecer las instrucciones precisas, acabar y buscar a cada uno de los que mantienen una resistencia en este punto”.

Según las fuerzas de investigación, los seis ingresaron al Estado -se desconoce el medio- con el perfil de policías, sin levantar una sola sospecha y poco a poco se incorporaron en la ciudad, “alguien los apoya para conocer las rutas”, pero lo que sí quedó muy claro es que estudiaron muy bien el terreno, a las víctimas y sobre todo, tienen hasta cierta medida un rango de acción sin que las fuerzas les hagan daño.

Aunque para el Grupo de Coordinación, determinar cuáles son los grupos de la delincuencia organizada que están operando es difícil de precisar “porque ya no es como en otros años el tema del crimen organizado, claramente se sabía qué grupos operaban, acá ha habido una mezcla de situaciones que a veces hace pensar que de repente pueda estar una célula de algún grupo operando y pueda estar con otro grupo, y pueda estar haciendo negociaciones entre ellos; yo no pudiera precisar exactamente”, reflexionó Álvaro de la Peña Angulo, secretario general de Gobierno y vocero del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública en el Estado.

Para los policías que viven y tratan todos los días con delincuentes, está claro el panorama, “son enviados del Cártel Jalisco”, precisó el agente de seguridad, “nadie le quiere entrar, se ve que saben lo que hacen, saben cómo dirigirse y sobre todo, cómo matar”, y ante la nula participación de las fuerzas de seguridad, este grupo operativo del crimen organizado tiene las puertas abiertas para continuar con la masacre en las calles.
Hay otra firma que se descubrió en otro ejecutado, vía modus operandi, y es posible que puedan determinarlo en los próximos eventos: el martes 11 de octubre a las nueve de la noche fue ejecutado Moisés Abraham Trasviña Moreno, conocido como “El Moy”, de 29 años de edad, de ocupación maestro de danza folclórica en la Secretaría de Educación Pública (SEP). Según informes, la víctima contaba con múltiples impactos de bala, tres de éstos en la cabeza. La vivienda del hoy occiso se ubica en las calles Veracruz y Manuel M. Diéguez de la colonia Ruiz Cortínez, en La Paz.

La sangrienta lucha de la mafia entrenada

Al tratarse de ex policías federales al servicio de las fuerzas del crimen, y sobre todo que mantienen las viejas prácticas que adolecen algunas corporaciones o agentes de seguridad, la sangre ha sido el factor principal en la forma de operar, solo en octubre y en la capital de Baja California Sur, entre los hechos que han sido concedidos a este grupo delictivo destacan:

El día 3, en la colonia Márquez de León, en un predio ubicado en las calles Islotes entre Quinta y Arroyo Los Potrillos, localizaron a una persona del sexo masculino con claras señas de tortura, atado de pies y manos, degollado; vestía playera gris, shorts de mezclilla y ropa interior oscura, Tenía los shorts abajo.

Mientras que el 11 de octubre, a primera hora fue encontrado a las afueras del panteón del Zacatal, a escasos 200 metros de plazas comerciales en La Paz, el cuerpo de un hombre vestido con shorts café, tenis y playera a rayas; también fue encontrado con la playera arriba y pantalones abajo, además de degollado.

El miércoles 12, alrededor de las 10:30 am, se encontró el cuerpo sin vida de un hombre también en Islotes, entre calles Cuarta y Quinta de la colonia Márquez de León. Se trataba de Francisco Armando Maklis “El Pancho”, de 26 años de edad. Al momento de su muerte vestía shorts azul marino y playera roja. De acuerdo a indagatorias, se le dio muerte de la misma manera que las otras víctimas en mención. En este caso en particular es de interés resaltar, ya que el pasado 29 de septiembre en la colonia Benito Juárez dieron muerte a una persona del sexo masculino, supuestamente momentos después, el occiso fue detenido a unos metros mientras circulaban por el lugar junto con Christian Amador “El Christian”, al ser directamente señalados por un familiar: “Esos fueron los que mataron a mi papá”; sin embargo, queda evidenciado que los detienen policías y alguien los libera, y es el propio crimen organizado el que los vuelve a encontrar, como fue en este caso.

También el miércoles 12 de octubre, por la noche, en la colonia Ruiz Cortínez fue ejecutado el maestro de danza folklórica Moisés Abraham Trasviña Moreno. Según información extraoficial, tenía tres tiros en la cabeza, sin embargo, en el interior de la vivienda pudieron ser localizados alrededor de 35 casquillos percutidos.

Y el jueves 13 de octubre, de nuevo la banda de ex policías federales ministeriales se hicieron presentes, en la colonia El Progreso, en el interior de una casa de las calles Granito entre Mármol y Sienita, allí fueron localizados los cuerpos de padre e hijo, de 49 y 24 años, respectivamente, quienes en vida llevaban por nombres Eduviges Chávez y Luis Alberto Chávez Álvarez. Atados de pies y manos, a ambos les colocaron cinchos y estaban torturados y degollados.

“Al parecer les llegaron durante la noche y los tuvieron toda la noche golpeándolos y torturándolos, son los mismos que se han repetido en los últimos hechos, por la cantidad de sangre que se ve, es la forma de operar”, afirmó el agente de investigación.

Estos últimos asesinatos, según el miembro del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública, se atribuyen a la célula de sicarios sanguinarios que llegaron a poner control a la plaza. Lo que autoridades comprueban después de este doble homicidio en la capital es que la tortura forma parte de conocer quién sigue, es decir, hay cabos sueltos y los cuales van a buscar. Esto hasta que por completo se pueda establecer el CTNG.

La disputa sigue al sur del Estado y, aunque las autoridades han delimitado la información, parece que los hechos ya involucran la parte sur de la entidad federativa.

Fue extinguida la resistencia

El 12 de septiembre del presente año, se desarrolló un operativo sorpresa al interior del penal de La Paz, algunos custodios y el propio director opusieron resistencia y nerviosismo; fuerzas federales obligaron a los oficiales presentes a tirarse al suelo para que agentes de investigación pudieran ingresar.

Autoridades investigan a funcionarios que participaron con miembros de la delincuencia organizada en el cereso de la paz

Autoridades investigan a funcionarios que participaron con miembros de la delincuencia organizada en el cereso de la paz

El golpe primordial, que ya tenían sobre aviso, fue la celda de Simón Guillermo Hernández Peña “El Simón” o “El Sepulturero”, el cual operaba desde el interior del penal con equipos de telefonía celular; siempre tuvo contacto con el líder de la célula de “Los Dámaso” al exterior, Luis Fernando Villalobos Graciana “El Güero Rufles”. Luego del operativo, tanto “El Simón” como cinco reos más fueron trasladados. Y es que dentro de las celdas se hallaron:

* Tres teléfonos celulares
* Ocho pelotas con marihuana
* Una bolsa con cristal
* Una con marihuana
* 143 mil pesos 996 pesos
* 205 dólares.

Álvaro de la Peña Angulo reconoció que para deslindar responsabilidades, se lleva a cabo una investigación a través de la Procuraduría General de la República (PGR) a todos los servidores públicos del centro penitenciario, incluyendo al ex director, César Gómez Ríos, aunque “déjame decirte que ya tenemos en la mira a algunos custodios del CERESO”, dijo un miembro de inteligencia militar.

Del mismo modo la autoridad estatal ya tiene los ojos centrados en todo el personal que labora o laboró mientras “El Simón” se encontraba operando.

“Él (ex director del CERESO) y todo su personal se encuentran bajo una investigación que la misma Procuraduría General de la Republica está llevando bajo una carpeta de investigación muy profesional, se está llevando a cabo un trabajo muy minucioso en investigaciones al interior del CERESO, y va a resultar responsable como siempre lo hemos dicho, quien resulte responsable, así sea el director, o un custodio o todo el personal que resulte que tenga que ver en este tipo de actividades ilícitas tendrá que ser consignado por la autoridad correspondiente”, puntualizó De la Peña Angulo.

Y es que es de sabios reconocer un error, sobre todo cuando se les puso sobre aviso desde la edición de los primeros días del mes de agosto, cuando fueron expuestas las conversaciones entre “El Simón” y “El Güero Rufles”, por ello, dijo la autoridad, que se actuará con todo el peso de la Ley.

“Se está haciendo una investigación a fondo porque alguien del interior del CERESO debió haber permitido el ingreso de estos equipos de telefonía celular y va a ser responsable ante la autoridad correspondiente”.

De la Peña adelantó que es probable que antes de concluir la administración, se pueda contar con el proyecto de un nuevo Centro Penitenciario para la capital, aún por definirse si será de mediana seguridad o un CEFERESO.

“Plan que se tiene porque ya es una realidad, es que este gobierno tenemos la encomienda de dejar un nuevo CERESO porque es muy elevado el costo, pero ya vamos por un terreno, ya estamos pensando en la construcción de un nuevo reclusorio fuera del área urbana, porque ya no es operable un CERESO en ese lugar; todos lo sabemos y todos lo vivimos”, expuso.

De manera que una vez que eliminada la resistencia, “le abrieron paso al Cártel Jalisco, se metieron hasta la cocina y ya sin resistencia se apoderaron de La Paz, este grupo de sicarios no viene a combatir, viene a limpiar”, cerró por su parte el agente de Seguridad Pública.

Desde la captura de “El Simón” en La Paz y la muerte de Guadalupe Acosta López “El Javier” en Culiacán, Sinaloa, se le acabaron las cartas fuertes al Cártel de Sinaloa en Baja California Sur, eran los pilares y de resistencia en la entidad, controlaban la zona sur de La Paz y San José del Cabo en Los Cabos, respectivamente, pero ahora la lucha se viene replegando, por no decir que los sinaloenses se refugian en la única zona que le queda de control, San José del Cabo, y que ahora mismo se disputa entre el líder de Cabo San Lucas que “pretende quedarse con todo el control de Los Cabos, pero eso se sabrá en próximas semanas según el avance”, finalizó inteligencia militar.

Tijuana, Ejecuciones: “El Griego” y “El Gross”

octubre 11, 2016 // 0 Comentarios

Sin órdenes de aprehensión en su contra, Víctor Hugo Meza López “El Griego” del Cártel de Sinaloa, y Arturo Giovanni Gómez Herrera “El Gross” de Nueva Generación como cabecillas de gatilleros, enfrentan una pugna de sangre en Tijuana que ya se extiende a Tecate y Rosarito. Autoridades insisten en la necesidad de neutralizarlos, pero ni los ubican en el Estado, ni los capturan en otras entidades

Públicamente las autoridades insisten en restar importancia a la actividad criminal en Baja California, repiten que no son cárteles sino células menores, y aunque tienen más de 89 nombres y caras en su lista de “más buscados”, en el discurso minimizan la capacidad y poder de los operadores delictivos de la zona.

Pero son precisamente estos grupos los que han generado el mayor baño de sangre en las calles, con 89 asesinatos en septiembre, el mes que recién concluyó se convirtió en uno de los más violentos desde 2006, cuando el Gobierno del Estado empezó a publicar estadísticas oficiales, solo superado por 123 asesinatos en noviembre de 2008, 98 ejecuciones en diciembre de 2009 y 99 homicidios violentos en enero de 2010.

De hecho, con base a números de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), en ninguno de los últimos diez años se había llegado a la cifra de 645 homicidios que llevan sumados del 1 de enero al 6 de octubre, en solo nueve meses. Los primeros seis días de octubre ya acumularon 11 asesinatos y, conforme a las estadísticas, los años con más homicidios han sido 2010, con 688 muertos y 2015, con 674 en 12 meses.

Arturo Gómez Herrera, “El Gross”

Arturo Gómez Herrera, “El Gross”

Sin embargo, son esos delincuentes que las autoridades tachan “de poca importancia”, los que inundan las calles de Tijuana con droga y muertos, los que están ampliando su pugna de terror a Tecate, Ensenada y Rosarito, los que trasiegan toneladas de enervantes a Estados Unidos, a los que no han podido detener y, en la mayoría de los casos, pese a sus múltiples menciones en hechos delictivos, ni siquiera han podido conseguir una orden de aprehensión en su contra.

Se han recibido llamadas y visitas de algunos de estos hombres señalados como principales objetivos por las autoridades, o los más buscados, en la mayoría de los casos asesorados por abogados que acuden argumentando que legalmente en expedientes, el Grupo Coordinación no tiene nada en contra de ellos.

Algunos, los menos, admiten actividades ilegales, incluso han mencionado que tienen cargos en Estados Unidos, pero en México nada; otros mencionan haber andado en malos pasos en el pasado, pero haber retomado el buen camino; y los más denuncian haber sido capturados injustamente y después liberados sin cargos.

Apenas el mes pasado, el titular de la SSPE, Daniel de la Rosa, admitió que solo el 10 por ciento de los más de 80 delincuentes que se convirtieron en objetivos dentro de la nueva estrategia ordenada el 1 de septiembre por el Gobierno Federal para combatir el delito de homicidio en los 50 municipios más violentos de México, tiene orden de aprehensión.

Mientras las autoridades dicen que les dan seguimiento y esperan que cometan algún error para detenerlos en flagrancia, estos presuntos delincuentes “menores” -contra los que han podido hacer muy poco- siguen escalando.
DOS CABECILLAS ENFRENTADOS

Consultadas, las autoridades bajacalifornianas consideran que una buena parte de la violencia que aqueja a la entidad se resolvería si fueran neutralizados Víctor Hugo Meza López “El Griego”, operador de los hermanos Arzate del Cártel de Sinaloa, y Arturo Giovanni Gómez Herrera “El Gross”, presentado como cabeza de sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), mafia que las corporaciones locales bautizaron solo Cártel Nueva Generación (CNG) porque son gente que delinquió con el Cártel Arellano Félix (CAF), después se pasó a Sinaloa y ahora se aliaron con traficantes de Jalisco.

Sin embargo, es algo que tampoco han podido hacer. De hecho estas dos células empezaron dos dinámicas de ataques diferentes las últimas dos semanas. Primero, mataron a gente más cercana a los cabecillas y después buscaron que esa información llegara a las autoridades y a la opinión pública.

A la fecha los muertos habían sido vendedores de droga del nivel más bajo, pero ahora se pegaron más cerca. Conforme a las indagatorias, de inicio los de Sinaloa mandaron asesinar a uno de los compadres “El Gross” la tarde del 27 de septiembre en la colonia Campos de Tijuana y, en revancha, matones del CJNG ordenaron acribillar a un compadre del “Griego” la noche del 29 de septiembre.

Las filias o relaciones amistosas de estos sujetos asesinados con los hombres identificados como criminales por el Consejo Estatal de Seguridad de Baja California hubieran permanecido en el anonimato, pero los grupos delictivos buscaron la manera de informar a las corporaciones a través de “la calle”.

CONTRA JALISCO

Según las primeras pesquisas, el hombre que administraba un local rústico llamado CarWash & Clamatos en la colonia Campos, Adrián Carrillo, era amigo y compadre de “El Gross” y era común que se reunieran en ese lugar, particularmente los fines de semana.

“Nunca vimos que vendieran droga pero era gente mala, muy rara en buenos carros”, expresaron testigos en la zona. A Carrillo lo mataron la tarde del 27 de septiembre, en el lugar también fue asesinado un comensal y tres clientes más quedaron heridos.

Dos de las armas usadas en el ataque ya habían quedado registradas en otros expedientes criminales.

El 13 de septiembre, donde fue lesionado el policía Édgar Iván Cervantes Frank, escolta del comandante Hugo Munguía, quien después fue amenazado a través de una manta.

La misma noche en el asesinato de un hombre en el interior del número 219 de la calle Angostura, en San Antonio de los Buenos.

Un joven de 28 años asesinado a un costado del estadio de béisbol en la delegación Cerro Colorado.

El 1 de septiembre en Calle Mar Rojo de la colonia Camino Verde, donde un hombre fue asesinado a balazos en la cabeza.

El 29 de agosto asesinaron a Martín Tapia Monjarrez y Guillermo García Alcalá, cuyos cuerpos quedaron sobre la calle Josefa Ortiz de Domínguez. Y el 16 de septiembre, el joven Pedro “N” fue baleado por la espalda en la colonia Chihuahua de la delegación San Antonio de los Buenos.

Luego el sábado 1 de octubre, un nuevo esfuerzo informativo: esta vez buscaron hacer público el ataque y captura de Marcos Eduardo Medina Rodríguez “El Looney”, del que afirmaron, era mano derecha del “Gross”. Efectivamente Medina había sido baleado y detenido, pero una semana atrás, el sábado 24 de septiembre, el martes 27 que salió del hospital le concretaron su novena detención de fechas recientes, le hicieron efectivas tres órdenes de aprehensión por narcomenudeo. “pero seguramente ya está libre, con el Nuevo Sistema paga 5 mil (pesos) de fianza por cada cargo y regresa a la calle”, manifestó un agente.

En cuanto a su expediente delictivo, informaron que efectivamente está con los de Jalisco, pero no opera con “El Gross”. Su jefe es “El Jhoni”.

SE VENGARON DE LOS DE SINALOA

Apenas pasaban las diez de la noche del jueves 29 de septiembre cuando en la calle Chichimeca, esquina con Toltecas del fraccionamiento Infonavit Otay, mataron de un tiro en la cabeza a Iván P. Santos. Pese a que la información extraoficial lo involucra como presunto trasegador del grupo de Sinaloa, a la fecha las autoridades informaron que sí lo consideran persona cercana a Meza López, pero no han encontrado “aún” elementos de sus presuntas actividades ilícitas.

POLICÍAS VINCULADOS POR HOMICIDIO

La policía activa Alma Susana Santillán Pérez y su pareja, el guardia auxiliar Óscar Miguel Valdez Chávez, permanecerán presos porque fueron vinculados a proceso por el homicidio de Jorge Loreto Acosta Osuna “El Yordy”, asesinado a balazos la noche del 28 de septiembre de 2016, a unos pasos de su domicilio en la colonia Divina Providencia. Pero durante todo el proceso, se presumirá la inocencia de los agentes.

De acuerdo con lo expuesto en la audiencia de vinculación, los atacantes del “Yordy” lo seguían en un vehículo PT Cruiser color guinda de cuatro puertas y, según testigos, eran tres: el que desciende iba en el asiento posterior del conductor y realiza siete disparos. Posteriormente sube de nuevo a la unidad conducida por una mujer y se da a la fuga. Herido, “El Yordy” alcanza a decirle a una vecina que lo atacó “el de la esquina”.

A las 10:36 pm, el C4 da la alerta y 15 minutos más tarde, a las 10:51 pm, fueron detenidos los policías cuando circulaban sobre la Avenida Internacional hacia la Vía Rápida, a bordo de un vehículo PT Cruiser color morado, con placas americanas, “parecido” a la unidad en la que testigos anotan, huyeron los agresores.

Bajo custodia, el Ministerio Público determinó que los dos detenidos salieron negativos en la prueba de rodizonato y el arma de cargo que portaba la mujer policía no se había usado en el crimen.

La fiscalía incluyó en la audiencia de vinculación a proceso el reconocimiento fotográfico que una testigo, menor de edad, hizo de los detenidos, prueba que la defensa pidió se desestimara por no habérsele informado y porque la misma testigo dio una versión diferente al ser entrevistada el día de los hechos. Sin embargo, el juez consideró que fueron suficientes las pruebas presentadas por la fiscalía.

CONTINÚA OLA HOMICIDA

El último hecho violento de la primera semana de octubre se suscitó ayer jueves 6, cuando dos sujetos a bordo de una motocicleta ultimaron a un hombre que circulaba en su vehículo compacto color gris de reciente modelo, sobre la Avenida Lázaro Cárdenas, a la altura de la colonia Los Álamos. Minutos más tarde uno de los presuntos homicidas fue capturado. Se le aseguró la motocicleta y un arma.

El miércoles 5, un hombre a quien apodaban “El Chapo” fue asesinado a balazos en el fraccionamiento Santa Fe Segunda Sección. En la misma fecha, pero de madrugada, César Omar Cabrera Arias fue acribillado a tiros sobre la calle Teniente Guerrero del fraccionamiento El Soler.

El martes 4, en una cuartería localizada en Avenida Internacional entre Miguel F. Martínez y Mutualismo en Zona Norte, localizaron un cadáver maniatado. Después se informó que sobre la calle Invasión Batalla Nacional y Vías Monterrey, Colonia El Laurel, se encontraba un cuerpo masculino sin vida envuelto en una sábana blanca, atado con cinta adhesiva.

El domingo 2, un hombre identificado como Rubén Barraza Ontiveros fue asesinado de un disparo en la frente sobre el Bulevar Rosas Magallón, a la altura de la entrada a la colonia Pedregal de Santa Julia. Horas antes, un hombre falleció después de ser atacado a balazos en cara y tórax, mientras se encontraba al interior de un domicilio en Avenida Artículo 123 de la colonia Cañón del Pato.

También ese domingo se reportó el hallazgo del cadáver de una mujer en estado putrefacto en calle Prolongación Albino García esquina con Avenida de los Buenos, Colonia Guerrero. Y en la Avenida Francisco Zarco sin número, Colonia Xicoténcatl Leyva, hallaron otro cadáver en avanzado estado de descomposición.

Tijuana, Ejecuciones: “El Griego” y “El Gross”

octubre 11, 2016 // 0 Comentarios

Sin órdenes de aprehensión en su contra, Víctor Hugo Meza López “El Griego” del Cártel de Sinaloa, y Arturo Giovanni Gómez Herrera “El Gross” de Nueva Generación como cabecillas de gatilleros, enfrentan una pugna de sangre en Tijuana que ya se extiende a Tecate y Rosarito. Autoridades insisten en la necesidad de neutralizarlos, pero ni los ubican en el Estado, ni los capturan en otras entidades

Públicamente las autoridades insisten en restar importancia a la actividad criminal en Baja California, repiten que no son cárteles sino células menores, y aunque tienen más de 89 nombres y caras en su lista de “más buscados”, en el discurso minimizan la capacidad y poder de los operadores delictivos de la zona.

Pero son precisamente estos grupos los que han generado el mayor baño de sangre en las calles, con 89 asesinatos en septiembre, el mes que recién concluyó se convirtió en uno de los más violentos desde 2006, cuando el Gobierno del Estado empezó a publicar estadísticas oficiales, solo superado por 123 asesinatos en noviembre de 2008, 98 ejecuciones en diciembre de 2009 y 99 homicidios violentos en enero de 2010.

De hecho, con base a números de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), en ninguno de los últimos diez años se había llegado a la cifra de 645 homicidios que llevan sumados del 1 de enero al 6 de octubre, en solo nueve meses. Los primeros seis días de octubre ya acumularon 11 asesinatos y, conforme a las estadísticas, los años con más homicidios han sido 2010, con 688 muertos y 2015, con 674 en 12 meses.

Arturo Gómez Herrera, “El Gross”

Arturo Gómez Herrera, “El Gross”

Sin embargo, son esos delincuentes que las autoridades tachan “de poca importancia”, los que inundan las calles de Tijuana con droga y muertos, los que están ampliando su pugna de terror a Tecate, Ensenada y Rosarito, los que trasiegan toneladas de enervantes a Estados Unidos, a los que no han podido detener y, en la mayoría de los casos, pese a sus múltiples menciones en hechos delictivos, ni siquiera han podido conseguir una orden de aprehensión en su contra.

Se han recibido llamadas y visitas de algunos de estos hombres señalados como principales objetivos por las autoridades, o los más buscados, en la mayoría de los casos asesorados por abogados que acuden argumentando que legalmente en expedientes, el Grupo Coordinación no tiene nada en contra de ellos.

Algunos, los menos, admiten actividades ilegales, incluso han mencionado que tienen cargos en Estados Unidos, pero en México nada; otros mencionan haber andado en malos pasos en el pasado, pero haber retomado el buen camino; y los más denuncian haber sido capturados injustamente y después liberados sin cargos.

Apenas el mes pasado, el titular de la SSPE, Daniel de la Rosa, admitió que solo el 10 por ciento de los más de 80 delincuentes que se convirtieron en objetivos dentro de la nueva estrategia ordenada el 1 de septiembre por el Gobierno Federal para combatir el delito de homicidio en los 50 municipios más violentos de México, tiene orden de aprehensión.

Mientras las autoridades dicen que les dan seguimiento y esperan que cometan algún error para detenerlos en flagrancia, estos presuntos delincuentes “menores” -contra los que han podido hacer muy poco- siguen escalando.
DOS CABECILLAS ENFRENTADOS

Consultadas, las autoridades bajacalifornianas consideran que una buena parte de la violencia que aqueja a la entidad se resolvería si fueran neutralizados Víctor Hugo Meza López “El Griego”, operador de los hermanos Arzate del Cártel de Sinaloa, y Arturo Giovanni Gómez Herrera “El Gross”, presentado como cabeza de sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), mafia que las corporaciones locales bautizaron solo Cártel Nueva Generación (CNG) porque son gente que delinquió con el Cártel Arellano Félix (CAF), después se pasó a Sinaloa y ahora se aliaron con traficantes de Jalisco.

Sin embargo, es algo que tampoco han podido hacer. De hecho estas dos células empezaron dos dinámicas de ataques diferentes las últimas dos semanas. Primero, mataron a gente más cercana a los cabecillas y después buscaron que esa información llegara a las autoridades y a la opinión pública.

A la fecha los muertos habían sido vendedores de droga del nivel más bajo, pero ahora se pegaron más cerca. Conforme a las indagatorias, de inicio los de Sinaloa mandaron asesinar a uno de los compadres “El Gross” la tarde del 27 de septiembre en la colonia Campos de Tijuana y, en revancha, matones del CJNG ordenaron acribillar a un compadre del “Griego” la noche del 29 de septiembre.

Las filias o relaciones amistosas de estos sujetos asesinados con los hombres identificados como criminales por el Consejo Estatal de Seguridad de Baja California hubieran permanecido en el anonimato, pero los grupos delictivos buscaron la manera de informar a las corporaciones a través de “la calle”.

CONTRA JALISCO

Según las primeras pesquisas, el hombre que administraba un local rústico llamado CarWash & Clamatos en la colonia Campos, Adrián Carrillo, era amigo y compadre de “El Gross” y era común que se reunieran en ese lugar, particularmente los fines de semana.

“Nunca vimos que vendieran droga pero era gente mala, muy rara en buenos carros”, expresaron testigos en la zona. A Carrillo lo mataron la tarde del 27 de septiembre, en el lugar también fue asesinado un comensal y tres clientes más quedaron heridos.

Dos de las armas usadas en el ataque ya habían quedado registradas en otros expedientes criminales.

El 13 de septiembre, donde fue lesionado el policía Édgar Iván Cervantes Frank, escolta del comandante Hugo Munguía, quien después fue amenazado a través de una manta.

La misma noche en el asesinato de un hombre en el interior del número 219 de la calle Angostura, en San Antonio de los Buenos.

Un joven de 28 años asesinado a un costado del estadio de béisbol en la delegación Cerro Colorado.

El 1 de septiembre en Calle Mar Rojo de la colonia Camino Verde, donde un hombre fue asesinado a balazos en la cabeza.

El 29 de agosto asesinaron a Martín Tapia Monjarrez y Guillermo García Alcalá, cuyos cuerpos quedaron sobre la calle Josefa Ortiz de Domínguez. Y el 16 de septiembre, el joven Pedro “N” fue baleado por la espalda en la colonia Chihuahua de la delegación San Antonio de los Buenos.

Luego el sábado 1 de octubre, un nuevo esfuerzo informativo: esta vez buscaron hacer público el ataque y captura de Marcos Eduardo Medina Rodríguez “El Looney”, del que afirmaron, era mano derecha del “Gross”. Efectivamente Medina había sido baleado y detenido, pero una semana atrás, el sábado 24 de septiembre, el martes 27 que salió del hospital le concretaron su novena detención de fechas recientes, le hicieron efectivas tres órdenes de aprehensión por narcomenudeo. “pero seguramente ya está libre, con el Nuevo Sistema paga 5 mil (pesos) de fianza por cada cargo y regresa a la calle”, manifestó un agente.

En cuanto a su expediente delictivo, informaron que efectivamente está con los de Jalisco, pero no opera con “El Gross”. Su jefe es “El Jhoni”.

SE VENGARON DE LOS DE SINALOA

Apenas pasaban las diez de la noche del jueves 29 de septiembre cuando en la calle Chichimeca, esquina con Toltecas del fraccionamiento Infonavit Otay, mataron de un tiro en la cabeza a Iván P. Santos. Pese a que la información extraoficial lo involucra como presunto trasegador del grupo de Sinaloa, a la fecha las autoridades informaron que sí lo consideran persona cercana a Meza López, pero no han encontrado “aún” elementos de sus presuntas actividades ilícitas.

POLICÍAS VINCULADOS POR HOMICIDIO

La policía activa Alma Susana Santillán Pérez y su pareja, el guardia auxiliar Óscar Miguel Valdez Chávez, permanecerán presos porque fueron vinculados a proceso por el homicidio de Jorge Loreto Acosta Osuna “El Yordy”, asesinado a balazos la noche del 28 de septiembre de 2016, a unos pasos de su domicilio en la colonia Divina Providencia. Pero durante todo el proceso, se presumirá la inocencia de los agentes.

De acuerdo con lo expuesto en la audiencia de vinculación, los atacantes del “Yordy” lo seguían en un vehículo PT Cruiser color guinda de cuatro puertas y, según testigos, eran tres: el que desciende iba en el asiento posterior del conductor y realiza siete disparos. Posteriormente sube de nuevo a la unidad conducida por una mujer y se da a la fuga. Herido, “El Yordy” alcanza a decirle a una vecina que lo atacó “el de la esquina”.

A las 10:36 pm, el C4 da la alerta y 15 minutos más tarde, a las 10:51 pm, fueron detenidos los policías cuando circulaban sobre la Avenida Internacional hacia la Vía Rápida, a bordo de un vehículo PT Cruiser color morado, con placas americanas, “parecido” a la unidad en la que testigos anotan, huyeron los agresores.

Bajo custodia, el Ministerio Público determinó que los dos detenidos salieron negativos en la prueba de rodizonato y el arma de cargo que portaba la mujer policía no se había usado en el crimen.

La fiscalía incluyó en la audiencia de vinculación a proceso el reconocimiento fotográfico que una testigo, menor de edad, hizo de los detenidos, prueba que la defensa pidió se desestimara por no habérsele informado y porque la misma testigo dio una versión diferente al ser entrevistada el día de los hechos. Sin embargo, el juez consideró que fueron suficientes las pruebas presentadas por la fiscalía.

CONTINÚA OLA HOMICIDA

El último hecho violento de la primera semana de octubre se suscitó ayer jueves 6, cuando dos sujetos a bordo de una motocicleta ultimaron a un hombre que circulaba en su vehículo compacto color gris de reciente modelo, sobre la Avenida Lázaro Cárdenas, a la altura de la colonia Los Álamos. Minutos más tarde uno de los presuntos homicidas fue capturado. Se le aseguró la motocicleta y un arma.

El miércoles 5, un hombre a quien apodaban “El Chapo” fue asesinado a balazos en el fraccionamiento Santa Fe Segunda Sección. En la misma fecha, pero de madrugada, César Omar Cabrera Arias fue acribillado a tiros sobre la calle Teniente Guerrero del fraccionamiento El Soler.

El martes 4, en una cuartería localizada en Avenida Internacional entre Miguel F. Martínez y Mutualismo en Zona Norte, localizaron un cadáver maniatado. Después se informó que sobre la calle Invasión Batalla Nacional y Vías Monterrey, Colonia El Laurel, se encontraba un cuerpo masculino sin vida envuelto en una sábana blanca, atado con cinta adhesiva.

El domingo 2, un hombre identificado como Rubén Barraza Ontiveros fue asesinado de un disparo en la frente sobre el Bulevar Rosas Magallón, a la altura de la entrada a la colonia Pedregal de Santa Julia. Horas antes, un hombre falleció después de ser atacado a balazos en cara y tórax, mientras se encontraba al interior de un domicilio en Avenida Artículo 123 de la colonia Cañón del Pato.

También ese domingo se reportó el hallazgo del cadáver de una mujer en estado putrefacto en calle Prolongación Albino García esquina con Avenida de los Buenos, Colonia Guerrero. Y en la Avenida Francisco Zarco sin número, Colonia Xicoténcatl Leyva, hallaron otro cadáver en avanzado estado de descomposición.

Tijuana, Ejecuciones: “El Griego” y “El Gross”

octubre 11, 2016 // 0 Comentarios

Sin órdenes de aprehensión en su contra, Víctor Hugo Meza López “El Griego” del Cártel de Sinaloa, y Arturo Giovanni Gómez Herrera “El Gross” de Nueva Generación como cabecillas de gatilleros, enfrentan una pugna de sangre en Tijuana que ya se extiende a Tecate y Rosarito. Autoridades insisten en la necesidad de neutralizarlos, pero ni los ubican en el Estado, ni los capturan en otras entidades

Públicamente las autoridades insisten en restar importancia a la actividad criminal en Baja California, repiten que no son cárteles sino células menores, y aunque tienen más de 89 nombres y caras en su lista de “más buscados”, en el discurso minimizan la capacidad y poder de los operadores delictivos de la zona.

Pero son precisamente estos grupos los que han generado el mayor baño de sangre en las calles, con 89 asesinatos en septiembre, el mes que recién concluyó se convirtió en uno de los más violentos desde 2006, cuando el Gobierno del Estado empezó a publicar estadísticas oficiales, solo superado por 123 asesinatos en noviembre de 2008, 98 ejecuciones en diciembre de 2009 y 99 homicidios violentos en enero de 2010.

De hecho, con base a números de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), en ninguno de los últimos diez años se había llegado a la cifra de 645 homicidios que llevan sumados del 1 de enero al 6 de octubre, en solo nueve meses. Los primeros seis días de octubre ya acumularon 11 asesinatos y, conforme a las estadísticas, los años con más homicidios han sido 2010, con 688 muertos y 2015, con 674 en 12 meses.

Arturo Gómez Herrera, “El Gross”

Arturo Gómez Herrera, “El Gross”

Sin embargo, son esos delincuentes que las autoridades tachan “de poca importancia”, los que inundan las calles de Tijuana con droga y muertos, los que están ampliando su pugna de terror a Tecate, Ensenada y Rosarito, los que trasiegan toneladas de enervantes a Estados Unidos, a los que no han podido detener y, en la mayoría de los casos, pese a sus múltiples menciones en hechos delictivos, ni siquiera han podido conseguir una orden de aprehensión en su contra.

Se han recibido llamadas y visitas de algunos de estos hombres señalados como principales objetivos por las autoridades, o los más buscados, en la mayoría de los casos asesorados por abogados que acuden argumentando que legalmente en expedientes, el Grupo Coordinación no tiene nada en contra de ellos.

Algunos, los menos, admiten actividades ilegales, incluso han mencionado que tienen cargos en Estados Unidos, pero en México nada; otros mencionan haber andado en malos pasos en el pasado, pero haber retomado el buen camino; y los más denuncian haber sido capturados injustamente y después liberados sin cargos.

Apenas el mes pasado, el titular de la SSPE, Daniel de la Rosa, admitió que solo el 10 por ciento de los más de 80 delincuentes que se convirtieron en objetivos dentro de la nueva estrategia ordenada el 1 de septiembre por el Gobierno Federal para combatir el delito de homicidio en los 50 municipios más violentos de México, tiene orden de aprehensión.

Mientras las autoridades dicen que les dan seguimiento y esperan que cometan algún error para detenerlos en flagrancia, estos presuntos delincuentes “menores” -contra los que han podido hacer muy poco- siguen escalando.
DOS CABECILLAS ENFRENTADOS

Consultadas, las autoridades bajacalifornianas consideran que una buena parte de la violencia que aqueja a la entidad se resolvería si fueran neutralizados Víctor Hugo Meza López “El Griego”, operador de los hermanos Arzate del Cártel de Sinaloa, y Arturo Giovanni Gómez Herrera “El Gross”, presentado como cabeza de sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), mafia que las corporaciones locales bautizaron solo Cártel Nueva Generación (CNG) porque son gente que delinquió con el Cártel Arellano Félix (CAF), después se pasó a Sinaloa y ahora se aliaron con traficantes de Jalisco.

Sin embargo, es algo que tampoco han podido hacer. De hecho estas dos células empezaron dos dinámicas de ataques diferentes las últimas dos semanas. Primero, mataron a gente más cercana a los cabecillas y después buscaron que esa información llegara a las autoridades y a la opinión pública.

A la fecha los muertos habían sido vendedores de droga del nivel más bajo, pero ahora se pegaron más cerca. Conforme a las indagatorias, de inicio los de Sinaloa mandaron asesinar a uno de los compadres “El Gross” la tarde del 27 de septiembre en la colonia Campos de Tijuana y, en revancha, matones del CJNG ordenaron acribillar a un compadre del “Griego” la noche del 29 de septiembre.

Las filias o relaciones amistosas de estos sujetos asesinados con los hombres identificados como criminales por el Consejo Estatal de Seguridad de Baja California hubieran permanecido en el anonimato, pero los grupos delictivos buscaron la manera de informar a las corporaciones a través de “la calle”.

CONTRA JALISCO

Según las primeras pesquisas, el hombre que administraba un local rústico llamado CarWash & Clamatos en la colonia Campos, Adrián Carrillo, era amigo y compadre de “El Gross” y era común que se reunieran en ese lugar, particularmente los fines de semana.

“Nunca vimos que vendieran droga pero era gente mala, muy rara en buenos carros”, expresaron testigos en la zona. A Carrillo lo mataron la tarde del 27 de septiembre, en el lugar también fue asesinado un comensal y tres clientes más quedaron heridos.

Dos de las armas usadas en el ataque ya habían quedado registradas en otros expedientes criminales.

El 13 de septiembre, donde fue lesionado el policía Édgar Iván Cervantes Frank, escolta del comandante Hugo Munguía, quien después fue amenazado a través de una manta.

La misma noche en el asesinato de un hombre en el interior del número 219 de la calle Angostura, en San Antonio de los Buenos.

Un joven de 28 años asesinado a un costado del estadio de béisbol en la delegación Cerro Colorado.

El 1 de septiembre en Calle Mar Rojo de la colonia Camino Verde, donde un hombre fue asesinado a balazos en la cabeza.

El 29 de agosto asesinaron a Martín Tapia Monjarrez y Guillermo García Alcalá, cuyos cuerpos quedaron sobre la calle Josefa Ortiz de Domínguez. Y el 16 de septiembre, el joven Pedro “N” fue baleado por la espalda en la colonia Chihuahua de la delegación San Antonio de los Buenos.

Luego el sábado 1 de octubre, un nuevo esfuerzo informativo: esta vez buscaron hacer público el ataque y captura de Marcos Eduardo Medina Rodríguez “El Looney”, del que afirmaron, era mano derecha del “Gross”. Efectivamente Medina había sido baleado y detenido, pero una semana atrás, el sábado 24 de septiembre, el martes 27 que salió del hospital le concretaron su novena detención de fechas recientes, le hicieron efectivas tres órdenes de aprehensión por narcomenudeo. “pero seguramente ya está libre, con el Nuevo Sistema paga 5 mil (pesos) de fianza por cada cargo y regresa a la calle”, manifestó un agente.

En cuanto a su expediente delictivo, informaron que efectivamente está con los de Jalisco, pero no opera con “El Gross”. Su jefe es “El Jhoni”.

SE VENGARON DE LOS DE SINALOA

Apenas pasaban las diez de la noche del jueves 29 de septiembre cuando en la calle Chichimeca, esquina con Toltecas del fraccionamiento Infonavit Otay, mataron de un tiro en la cabeza a Iván P. Santos. Pese a que la información extraoficial lo involucra como presunto trasegador del grupo de Sinaloa, a la fecha las autoridades informaron que sí lo consideran persona cercana a Meza López, pero no han encontrado “aún” elementos de sus presuntas actividades ilícitas.

POLICÍAS VINCULADOS POR HOMICIDIO

La policía activa Alma Susana Santillán Pérez y su pareja, el guardia auxiliar Óscar Miguel Valdez Chávez, permanecerán presos porque fueron vinculados a proceso por el homicidio de Jorge Loreto Acosta Osuna “El Yordy”, asesinado a balazos la noche del 28 de septiembre de 2016, a unos pasos de su domicilio en la colonia Divina Providencia. Pero durante todo el proceso, se presumirá la inocencia de los agentes.

De acuerdo con lo expuesto en la audiencia de vinculación, los atacantes del “Yordy” lo seguían en un vehículo PT Cruiser color guinda de cuatro puertas y, según testigos, eran tres: el que desciende iba en el asiento posterior del conductor y realiza siete disparos. Posteriormente sube de nuevo a la unidad conducida por una mujer y se da a la fuga. Herido, “El Yordy” alcanza a decirle a una vecina que lo atacó “el de la esquina”.

A las 10:36 pm, el C4 da la alerta y 15 minutos más tarde, a las 10:51 pm, fueron detenidos los policías cuando circulaban sobre la Avenida Internacional hacia la Vía Rápida, a bordo de un vehículo PT Cruiser color morado, con placas americanas, “parecido” a la unidad en la que testigos anotan, huyeron los agresores.

Bajo custodia, el Ministerio Público determinó que los dos detenidos salieron negativos en la prueba de rodizonato y el arma de cargo que portaba la mujer policía no se había usado en el crimen.

La fiscalía incluyó en la audiencia de vinculación a proceso el reconocimiento fotográfico que una testigo, menor de edad, hizo de los detenidos, prueba que la defensa pidió se desestimara por no habérsele informado y porque la misma testigo dio una versión diferente al ser entrevistada el día de los hechos. Sin embargo, el juez consideró que fueron suficientes las pruebas presentadas por la fiscalía.

CONTINÚA OLA HOMICIDA

El último hecho violento de la primera semana de octubre se suscitó ayer jueves 6, cuando dos sujetos a bordo de una motocicleta ultimaron a un hombre que circulaba en su vehículo compacto color gris de reciente modelo, sobre la Avenida Lázaro Cárdenas, a la altura de la colonia Los Álamos. Minutos más tarde uno de los presuntos homicidas fue capturado. Se le aseguró la motocicleta y un arma.

El miércoles 5, un hombre a quien apodaban “El Chapo” fue asesinado a balazos en el fraccionamiento Santa Fe Segunda Sección. En la misma fecha, pero de madrugada, César Omar Cabrera Arias fue acribillado a tiros sobre la calle Teniente Guerrero del fraccionamiento El Soler.

El martes 4, en una cuartería localizada en Avenida Internacional entre Miguel F. Martínez y Mutualismo en Zona Norte, localizaron un cadáver maniatado. Después se informó que sobre la calle Invasión Batalla Nacional y Vías Monterrey, Colonia El Laurel, se encontraba un cuerpo masculino sin vida envuelto en una sábana blanca, atado con cinta adhesiva.

El domingo 2, un hombre identificado como Rubén Barraza Ontiveros fue asesinado de un disparo en la frente sobre el Bulevar Rosas Magallón, a la altura de la entrada a la colonia Pedregal de Santa Julia. Horas antes, un hombre falleció después de ser atacado a balazos en cara y tórax, mientras se encontraba al interior de un domicilio en Avenida Artículo 123 de la colonia Cañón del Pato.

También ese domingo se reportó el hallazgo del cadáver de una mujer en estado putrefacto en calle Prolongación Albino García esquina con Avenida de los Buenos, Colonia Guerrero. Y en la Avenida Francisco Zarco sin número, Colonia Xicoténcatl Leyva, hallaron otro cadáver en avanzado estado de descomposición.

Tijuana, Ejecuciones: “El Griego” y “El Gross”

octubre 11, 2016 // 0 Comentarios

Sin órdenes de aprehensión en su contra, Víctor Hugo Meza López “El Griego” del Cártel de Sinaloa, y Arturo Giovanni Gómez Herrera “El Gross” de Nueva Generación como cabecillas de gatilleros, enfrentan una pugna de sangre en Tijuana que ya se extiende a Tecate y Rosarito. Autoridades insisten en la necesidad de neutralizarlos, pero ni los ubican en el Estado, ni los capturan en otras entidades

Públicamente las autoridades insisten en restar importancia a la actividad criminal en Baja California, repiten que no son cárteles sino células menores, y aunque tienen más de 89 nombres y caras en su lista de “más buscados”, en el discurso minimizan la capacidad y poder de los operadores delictivos de la zona.

Pero son precisamente estos grupos los que han generado el mayor baño de sangre en las calles, con 89 asesinatos en septiembre, el mes que recién concluyó se convirtió en uno de los más violentos desde 2006, cuando el Gobierno del Estado empezó a publicar estadísticas oficiales, solo superado por 123 asesinatos en noviembre de 2008, 98 ejecuciones en diciembre de 2009 y 99 homicidios violentos en enero de 2010.

De hecho, con base a números de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), en ninguno de los últimos diez años se había llegado a la cifra de 645 homicidios que llevan sumados del 1 de enero al 6 de octubre, en solo nueve meses. Los primeros seis días de octubre ya acumularon 11 asesinatos y, conforme a las estadísticas, los años con más homicidios han sido 2010, con 688 muertos y 2015, con 674 en 12 meses.

Arturo Gómez Herrera, “El Gross”

Arturo Gómez Herrera, “El Gross”

Sin embargo, son esos delincuentes que las autoridades tachan “de poca importancia”, los que inundan las calles de Tijuana con droga y muertos, los que están ampliando su pugna de terror a Tecate, Ensenada y Rosarito, los que trasiegan toneladas de enervantes a Estados Unidos, a los que no han podido detener y, en la mayoría de los casos, pese a sus múltiples menciones en hechos delictivos, ni siquiera han podido conseguir una orden de aprehensión en su contra.

Se han recibido llamadas y visitas de algunos de estos hombres señalados como principales objetivos por las autoridades, o los más buscados, en la mayoría de los casos asesorados por abogados que acuden argumentando que legalmente en expedientes, el Grupo Coordinación no tiene nada en contra de ellos.

Algunos, los menos, admiten actividades ilegales, incluso han mencionado que tienen cargos en Estados Unidos, pero en México nada; otros mencionan haber andado en malos pasos en el pasado, pero haber retomado el buen camino; y los más denuncian haber sido capturados injustamente y después liberados sin cargos.

Apenas el mes pasado, el titular de la SSPE, Daniel de la Rosa, admitió que solo el 10 por ciento de los más de 80 delincuentes que se convirtieron en objetivos dentro de la nueva estrategia ordenada el 1 de septiembre por el Gobierno Federal para combatir el delito de homicidio en los 50 municipios más violentos de México, tiene orden de aprehensión.

Mientras las autoridades dicen que les dan seguimiento y esperan que cometan algún error para detenerlos en flagrancia, estos presuntos delincuentes “menores” -contra los que han podido hacer muy poco- siguen escalando.
DOS CABECILLAS ENFRENTADOS

Consultadas, las autoridades bajacalifornianas consideran que una buena parte de la violencia que aqueja a la entidad se resolvería si fueran neutralizados Víctor Hugo Meza López “El Griego”, operador de los hermanos Arzate del Cártel de Sinaloa, y Arturo Giovanni Gómez Herrera “El Gross”, presentado como cabeza de sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), mafia que las corporaciones locales bautizaron solo Cártel Nueva Generación (CNG) porque son gente que delinquió con el Cártel Arellano Félix (CAF), después se pasó a Sinaloa y ahora se aliaron con traficantes de Jalisco.

Sin embargo, es algo que tampoco han podido hacer. De hecho estas dos células empezaron dos dinámicas de ataques diferentes las últimas dos semanas. Primero, mataron a gente más cercana a los cabecillas y después buscaron que esa información llegara a las autoridades y a la opinión pública.

A la fecha los muertos habían sido vendedores de droga del nivel más bajo, pero ahora se pegaron más cerca. Conforme a las indagatorias, de inicio los de Sinaloa mandaron asesinar a uno de los compadres “El Gross” la tarde del 27 de septiembre en la colonia Campos de Tijuana y, en revancha, matones del CJNG ordenaron acribillar a un compadre del “Griego” la noche del 29 de septiembre.

Las filias o relaciones amistosas de estos sujetos asesinados con los hombres identificados como criminales por el Consejo Estatal de Seguridad de Baja California hubieran permanecido en el anonimato, pero los grupos delictivos buscaron la manera de informar a las corporaciones a través de “la calle”.

CONTRA JALISCO

Según las primeras pesquisas, el hombre que administraba un local rústico llamado CarWash & Clamatos en la colonia Campos, Adrián Carrillo, era amigo y compadre de “El Gross” y era común que se reunieran en ese lugar, particularmente los fines de semana.

“Nunca vimos que vendieran droga pero era gente mala, muy rara en buenos carros”, expresaron testigos en la zona. A Carrillo lo mataron la tarde del 27 de septiembre, en el lugar también fue asesinado un comensal y tres clientes más quedaron heridos.

Dos de las armas usadas en el ataque ya habían quedado registradas en otros expedientes criminales.

El 13 de septiembre, donde fue lesionado el policía Édgar Iván Cervantes Frank, escolta del comandante Hugo Munguía, quien después fue amenazado a través de una manta.

La misma noche en el asesinato de un hombre en el interior del número 219 de la calle Angostura, en San Antonio de los Buenos.

Un joven de 28 años asesinado a un costado del estadio de béisbol en la delegación Cerro Colorado.

El 1 de septiembre en Calle Mar Rojo de la colonia Camino Verde, donde un hombre fue asesinado a balazos en la cabeza.

El 29 de agosto asesinaron a Martín Tapia Monjarrez y Guillermo García Alcalá, cuyos cuerpos quedaron sobre la calle Josefa Ortiz de Domínguez. Y el 16 de septiembre, el joven Pedro “N” fue baleado por la espalda en la colonia Chihuahua de la delegación San Antonio de los Buenos.

Luego el sábado 1 de octubre, un nuevo esfuerzo informativo: esta vez buscaron hacer público el ataque y captura de Marcos Eduardo Medina Rodríguez “El Looney”, del que afirmaron, era mano derecha del “Gross”. Efectivamente Medina había sido baleado y detenido, pero una semana atrás, el sábado 24 de septiembre, el martes 27 que salió del hospital le concretaron su novena detención de fechas recientes, le hicieron efectivas tres órdenes de aprehensión por narcomenudeo. “pero seguramente ya está libre, con el Nuevo Sistema paga 5 mil (pesos) de fianza por cada cargo y regresa a la calle”, manifestó un agente.

En cuanto a su expediente delictivo, informaron que efectivamente está con los de Jalisco, pero no opera con “El Gross”. Su jefe es “El Jhoni”.

SE VENGARON DE LOS DE SINALOA

Apenas pasaban las diez de la noche del jueves 29 de septiembre cuando en la calle Chichimeca, esquina con Toltecas del fraccionamiento Infonavit Otay, mataron de un tiro en la cabeza a Iván P. Santos. Pese a que la información extraoficial lo involucra como presunto trasegador del grupo de Sinaloa, a la fecha las autoridades informaron que sí lo consideran persona cercana a Meza López, pero no han encontrado “aún” elementos de sus presuntas actividades ilícitas.

POLICÍAS VINCULADOS POR HOMICIDIO

La policía activa Alma Susana Santillán Pérez y su pareja, el guardia auxiliar Óscar Miguel Valdez Chávez, permanecerán presos porque fueron vinculados a proceso por el homicidio de Jorge Loreto Acosta Osuna “El Yordy”, asesinado a balazos la noche del 28 de septiembre de 2016, a unos pasos de su domicilio en la colonia Divina Providencia. Pero durante todo el proceso, se presumirá la inocencia de los agentes.

De acuerdo con lo expuesto en la audiencia de vinculación, los atacantes del “Yordy” lo seguían en un vehículo PT Cruiser color guinda de cuatro puertas y, según testigos, eran tres: el que desciende iba en el asiento posterior del conductor y realiza siete disparos. Posteriormente sube de nuevo a la unidad conducida por una mujer y se da a la fuga. Herido, “El Yordy” alcanza a decirle a una vecina que lo atacó “el de la esquina”.

A las 10:36 pm, el C4 da la alerta y 15 minutos más tarde, a las 10:51 pm, fueron detenidos los policías cuando circulaban sobre la Avenida Internacional hacia la Vía Rápida, a bordo de un vehículo PT Cruiser color morado, con placas americanas, “parecido” a la unidad en la que testigos anotan, huyeron los agresores.

Bajo custodia, el Ministerio Público determinó que los dos detenidos salieron negativos en la prueba de rodizonato y el arma de cargo que portaba la mujer policía no se había usado en el crimen.

La fiscalía incluyó en la audiencia de vinculación a proceso el reconocimiento fotográfico que una testigo, menor de edad, hizo de los detenidos, prueba que la defensa pidió se desestimara por no habérsele informado y porque la misma testigo dio una versión diferente al ser entrevistada el día de los hechos. Sin embargo, el juez consideró que fueron suficientes las pruebas presentadas por la fiscalía.

CONTINÚA OLA HOMICIDA

El último hecho violento de la primera semana de octubre se suscitó ayer jueves 6, cuando dos sujetos a bordo de una motocicleta ultimaron a un hombre que circulaba en su vehículo compacto color gris de reciente modelo, sobre la Avenida Lázaro Cárdenas, a la altura de la colonia Los Álamos. Minutos más tarde uno de los presuntos homicidas fue capturado. Se le aseguró la motocicleta y un arma.

El miércoles 5, un hombre a quien apodaban “El Chapo” fue asesinado a balazos en el fraccionamiento Santa Fe Segunda Sección. En la misma fecha, pero de madrugada, César Omar Cabrera Arias fue acribillado a tiros sobre la calle Teniente Guerrero del fraccionamiento El Soler.

El martes 4, en una cuartería localizada en Avenida Internacional entre Miguel F. Martínez y Mutualismo en Zona Norte, localizaron un cadáver maniatado. Después se informó que sobre la calle Invasión Batalla Nacional y Vías Monterrey, Colonia El Laurel, se encontraba un cuerpo masculino sin vida envuelto en una sábana blanca, atado con cinta adhesiva.

El domingo 2, un hombre identificado como Rubén Barraza Ontiveros fue asesinado de un disparo en la frente sobre el Bulevar Rosas Magallón, a la altura de la entrada a la colonia Pedregal de Santa Julia. Horas antes, un hombre falleció después de ser atacado a balazos en cara y tórax, mientras se encontraba al interior de un domicilio en Avenida Artículo 123 de la colonia Cañón del Pato.

También ese domingo se reportó el hallazgo del cadáver de una mujer en estado putrefacto en calle Prolongación Albino García esquina con Avenida de los Buenos, Colonia Guerrero. Y en la Avenida Francisco Zarco sin número, Colonia Xicoténcatl Leyva, hallaron otro cadáver en avanzado estado de descomposición.

Tijuana, Ejecuciones: “El Griego” y “El Gross”

octubre 11, 2016 // 0 Comentarios

Sin órdenes de aprehensión en su contra, Víctor Hugo Meza López “El Griego” del Cártel de Sinaloa, y Arturo Giovanni Gómez Herrera “El Gross” de Nueva Generación como cabecillas de gatilleros, enfrentan una pugna de sangre en Tijuana que ya se extiende a Tecate y Rosarito. Autoridades insisten en la necesidad de neutralizarlos, pero ni los ubican en el Estado, ni los capturan en otras entidades

Públicamente las autoridades insisten en restar importancia a la actividad criminal en Baja California, repiten que no son cárteles sino células menores, y aunque tienen más de 89 nombres y caras en su lista de “más buscados”, en el discurso minimizan la capacidad y poder de los operadores delictivos de la zona.

Pero son precisamente estos grupos los que han generado el mayor baño de sangre en las calles, con 89 asesinatos en septiembre, el mes que recién concluyó se convirtió en uno de los más violentos desde 2006, cuando el Gobierno del Estado empezó a publicar estadísticas oficiales, solo superado por 123 asesinatos en noviembre de 2008, 98 ejecuciones en diciembre de 2009 y 99 homicidios violentos en enero de 2010.

De hecho, con base a números de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), en ninguno de los últimos diez años se había llegado a la cifra de 645 homicidios que llevan sumados del 1 de enero al 6 de octubre, en solo nueve meses. Los primeros seis días de octubre ya acumularon 11 asesinatos y, conforme a las estadísticas, los años con más homicidios han sido 2010, con 688 muertos y 2015, con 674 en 12 meses.

Arturo Gómez Herrera, “El Gross”

Arturo Gómez Herrera, “El Gross”

Sin embargo, son esos delincuentes que las autoridades tachan “de poca importancia”, los que inundan las calles de Tijuana con droga y muertos, los que están ampliando su pugna de terror a Tecate, Ensenada y Rosarito, los que trasiegan toneladas de enervantes a Estados Unidos, a los que no han podido detener y, en la mayoría de los casos, pese a sus múltiples menciones en hechos delictivos, ni siquiera han podido conseguir una orden de aprehensión en su contra.

Se han recibido llamadas y visitas de algunos de estos hombres señalados como principales objetivos por las autoridades, o los más buscados, en la mayoría de los casos asesorados por abogados que acuden argumentando que legalmente en expedientes, el Grupo Coordinación no tiene nada en contra de ellos.

Algunos, los menos, admiten actividades ilegales, incluso han mencionado que tienen cargos en Estados Unidos, pero en México nada; otros mencionan haber andado en malos pasos en el pasado, pero haber retomado el buen camino; y los más denuncian haber sido capturados injustamente y después liberados sin cargos.

Apenas el mes pasado, el titular de la SSPE, Daniel de la Rosa, admitió que solo el 10 por ciento de los más de 80 delincuentes que se convirtieron en objetivos dentro de la nueva estrategia ordenada el 1 de septiembre por el Gobierno Federal para combatir el delito de homicidio en los 50 municipios más violentos de México, tiene orden de aprehensión.

Mientras las autoridades dicen que les dan seguimiento y esperan que cometan algún error para detenerlos en flagrancia, estos presuntos delincuentes “menores” -contra los que han podido hacer muy poco- siguen escalando.
DOS CABECILLAS ENFRENTADOS

Consultadas, las autoridades bajacalifornianas consideran que una buena parte de la violencia que aqueja a la entidad se resolvería si fueran neutralizados Víctor Hugo Meza López “El Griego”, operador de los hermanos Arzate del Cártel de Sinaloa, y Arturo Giovanni Gómez Herrera “El Gross”, presentado como cabeza de sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), mafia que las corporaciones locales bautizaron solo Cártel Nueva Generación (CNG) porque son gente que delinquió con el Cártel Arellano Félix (CAF), después se pasó a Sinaloa y ahora se aliaron con traficantes de Jalisco.

Sin embargo, es algo que tampoco han podido hacer. De hecho estas dos células empezaron dos dinámicas de ataques diferentes las últimas dos semanas. Primero, mataron a gente más cercana a los cabecillas y después buscaron que esa información llegara a las autoridades y a la opinión pública.

A la fecha los muertos habían sido vendedores de droga del nivel más bajo, pero ahora se pegaron más cerca. Conforme a las indagatorias, de inicio los de Sinaloa mandaron asesinar a uno de los compadres “El Gross” la tarde del 27 de septiembre en la colonia Campos de Tijuana y, en revancha, matones del CJNG ordenaron acribillar a un compadre del “Griego” la noche del 29 de septiembre.

Las filias o relaciones amistosas de estos sujetos asesinados con los hombres identificados como criminales por el Consejo Estatal de Seguridad de Baja California hubieran permanecido en el anonimato, pero los grupos delictivos buscaron la manera de informar a las corporaciones a través de “la calle”.

CONTRA JALISCO

Según las primeras pesquisas, el hombre que administraba un local rústico llamado CarWash & Clamatos en la colonia Campos, Adrián Carrillo, era amigo y compadre de “El Gross” y era común que se reunieran en ese lugar, particularmente los fines de semana.

“Nunca vimos que vendieran droga pero era gente mala, muy rara en buenos carros”, expresaron testigos en la zona. A Carrillo lo mataron la tarde del 27 de septiembre, en el lugar también fue asesinado un comensal y tres clientes más quedaron heridos.

Dos de las armas usadas en el ataque ya habían quedado registradas en otros expedientes criminales.

El 13 de septiembre, donde fue lesionado el policía Édgar Iván Cervantes Frank, escolta del comandante Hugo Munguía, quien después fue amenazado a través de una manta.

La misma noche en el asesinato de un hombre en el interior del número 219 de la calle Angostura, en San Antonio de los Buenos.

Un joven de 28 años asesinado a un costado del estadio de béisbol en la delegación Cerro Colorado.

El 1 de septiembre en Calle Mar Rojo de la colonia Camino Verde, donde un hombre fue asesinado a balazos en la cabeza.

El 29 de agosto asesinaron a Martín Tapia Monjarrez y Guillermo García Alcalá, cuyos cuerpos quedaron sobre la calle Josefa Ortiz de Domínguez. Y el 16 de septiembre, el joven Pedro “N” fue baleado por la espalda en la colonia Chihuahua de la delegación San Antonio de los Buenos.

Luego el sábado 1 de octubre, un nuevo esfuerzo informativo: esta vez buscaron hacer público el ataque y captura de Marcos Eduardo Medina Rodríguez “El Looney”, del que afirmaron, era mano derecha del “Gross”. Efectivamente Medina había sido baleado y detenido, pero una semana atrás, el sábado 24 de septiembre, el martes 27 que salió del hospital le concretaron su novena detención de fechas recientes, le hicieron efectivas tres órdenes de aprehensión por narcomenudeo. “pero seguramente ya está libre, con el Nuevo Sistema paga 5 mil (pesos) de fianza por cada cargo y regresa a la calle”, manifestó un agente.

En cuanto a su expediente delictivo, informaron que efectivamente está con los de Jalisco, pero no opera con “El Gross”. Su jefe es “El Jhoni”.

SE VENGARON DE LOS DE SINALOA

Apenas pasaban las diez de la noche del jueves 29 de septiembre cuando en la calle Chichimeca, esquina con Toltecas del fraccionamiento Infonavit Otay, mataron de un tiro en la cabeza a Iván P. Santos. Pese a que la información extraoficial lo involucra como presunto trasegador del grupo de Sinaloa, a la fecha las autoridades informaron que sí lo consideran persona cercana a Meza López, pero no han encontrado “aún” elementos de sus presuntas actividades ilícitas.

POLICÍAS VINCULADOS POR HOMICIDIO

La policía activa Alma Susana Santillán Pérez y su pareja, el guardia auxiliar Óscar Miguel Valdez Chávez, permanecerán presos porque fueron vinculados a proceso por el homicidio de Jorge Loreto Acosta Osuna “El Yordy”, asesinado a balazos la noche del 28 de septiembre de 2016, a unos pasos de su domicilio en la colonia Divina Providencia. Pero durante todo el proceso, se presumirá la inocencia de los agentes.

De acuerdo con lo expuesto en la audiencia de vinculación, los atacantes del “Yordy” lo seguían en un vehículo PT Cruiser color guinda de cuatro puertas y, según testigos, eran tres: el que desciende iba en el asiento posterior del conductor y realiza siete disparos. Posteriormente sube de nuevo a la unidad conducida por una mujer y se da a la fuga. Herido, “El Yordy” alcanza a decirle a una vecina que lo atacó “el de la esquina”.

A las 10:36 pm, el C4 da la alerta y 15 minutos más tarde, a las 10:51 pm, fueron detenidos los policías cuando circulaban sobre la Avenida Internacional hacia la Vía Rápida, a bordo de un vehículo PT Cruiser color morado, con placas americanas, “parecido” a la unidad en la que testigos anotan, huyeron los agresores.

Bajo custodia, el Ministerio Público determinó que los dos detenidos salieron negativos en la prueba de rodizonato y el arma de cargo que portaba la mujer policía no se había usado en el crimen.

La fiscalía incluyó en la audiencia de vinculación a proceso el reconocimiento fotográfico que una testigo, menor de edad, hizo de los detenidos, prueba que la defensa pidió se desestimara por no habérsele informado y porque la misma testigo dio una versión diferente al ser entrevistada el día de los hechos. Sin embargo, el juez consideró que fueron suficientes las pruebas presentadas por la fiscalía.

CONTINÚA OLA HOMICIDA

El último hecho violento de la primera semana de octubre se suscitó ayer jueves 6, cuando dos sujetos a bordo de una motocicleta ultimaron a un hombre que circulaba en su vehículo compacto color gris de reciente modelo, sobre la Avenida Lázaro Cárdenas, a la altura de la colonia Los Álamos. Minutos más tarde uno de los presuntos homicidas fue capturado. Se le aseguró la motocicleta y un arma.

El miércoles 5, un hombre a quien apodaban “El Chapo” fue asesinado a balazos en el fraccionamiento Santa Fe Segunda Sección. En la misma fecha, pero de madrugada, César Omar Cabrera Arias fue acribillado a tiros sobre la calle Teniente Guerrero del fraccionamiento El Soler.

El martes 4, en una cuartería localizada en Avenida Internacional entre Miguel F. Martínez y Mutualismo en Zona Norte, localizaron un cadáver maniatado. Después se informó que sobre la calle Invasión Batalla Nacional y Vías Monterrey, Colonia El Laurel, se encontraba un cuerpo masculino sin vida envuelto en una sábana blanca, atado con cinta adhesiva.

El domingo 2, un hombre identificado como Rubén Barraza Ontiveros fue asesinado de un disparo en la frente sobre el Bulevar Rosas Magallón, a la altura de la entrada a la colonia Pedregal de Santa Julia. Horas antes, un hombre falleció después de ser atacado a balazos en cara y tórax, mientras se encontraba al interior de un domicilio en Avenida Artículo 123 de la colonia Cañón del Pato.

También ese domingo se reportó el hallazgo del cadáver de una mujer en estado putrefacto en calle Prolongación Albino García esquina con Avenida de los Buenos, Colonia Guerrero. Y en la Avenida Francisco Zarco sin número, Colonia Xicoténcatl Leyva, hallaron otro cadáver en avanzado estado de descomposición.
1 2 3 4 5 13