Cartel Caro Quintero

La petición de perdón de Caro, ofensivo para el gobierno norteamericano, dice la DEA

agosto 2, 2016 // 0 Comentarios

Las disculpas de Rafael Caro Quintero no nos interesan; él sigue siendo nuestro objetivo principal y no descansaremos hasta tenerlo en nuestro poder, para que pague por el homicidio de Enrique Camarena, opinaron fuentes de la Oficina Antidrogas de Estados Unidos, (DEA, por sus siglas en inglés).

“Las pruebas que tenemos son abrumadoras; el mató a Camarena, y nos ofende que de pronto este señor aparezca ofreciendo disculpas, y diciendo que él no mató a Camarena, cuando él sabe perfectamente que sí lo hizo”, enfatizó Russ Baers, portavoz de la DEA en Washington.

El domingo pasado, la revista Proceso publicó una entrevista con Rafael Caro Quintero, en la que el narcotraficante afirma no haber matado a Camarena, además de pedir disculpas a la DEA por haber sembrado mariguana, lo mismo que a la sociedad de Estados Unidos, y a la familia de Enrique Camarena; y enfatizar asimismo que él ya está retirado del narcotráfico.

“Caro Quintero puede decir lo que quiera, pero sinceramente ofenden sus disculpas y sugerencias; mejor no hubiera dicho nada”, observó Baers, en entrevista telefónica con Ríodoce.

En la entrevista, realizada en un lugar de la sierra de Sinaloa que no específica la revista, Caro Quintero señala:

“Lo único que busco es paz y le pido perdón a la sociedad de México por los errores que cometí, a la familia Camarena, a la DEA, al gobierno de Estados Unidos, les pido perdón”.

Luego de la entrevista, la DEA refrescó su página de Internet, para enfatizar la recompensa por 5 millones de dólares que desde agosto del 2013 ofrece por su captura y, según Baers, la DEA intensificó su búsqueda.

“Lo estamos buscando, pues nos ofendió aún más con lo que dijo”, señaló la DEA.

Caro Quintero enfatizó en su entrevista, la cual fue videograbada, que él ya había pagado con 29 años de su vida por lo que hizo, agregando que “todos merecemos una segunda oportunidad”.

Para la DEA sin embargo, el homicidio de Camarena no merece una segunda oportunidad, aun cuando el ex agente de la DEA, Héctor Berrellez ha dicho que a Camarena no lo mató Caro Quintero, sino la CIA, pero aparentemente, la DEA cuenta con pruebas abrumadoras que apuntan a Caro Quintero como el autor intelectual del crimen, y por ello las disculpas no tienen efecto, sino todo lo contrario: “causan coraje”.

De acuerdo a investigaciones hechas por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Camarena tenía el cráneo fracturado por los golpes, lo mismo que la quijada, nariz, costillas, además de que la cabeza se la habrían taladrado con un desarmador.

El caso, que se encuentra clasificado, es ventilado en una corte federal del Distrito Central de California, en Los Ángeles, y que aparentemente cuenta con testimonios de Humberto Álvarez  Machain, quien supuestamente era el encargado de inyectar drogas opiáceas para mantener a Camarena despierto al momento de ser torturado.

Según los reportes de la DEA, luego que Camarena reportó la locación del rancho El Búfalo, en Chihuahua, el gobierno mexicano decomisó más de 10 mil toneladas de mariguana que estaban listas para enviarse a Estados Unidos, por lo que Caro Quintero enfureció, para luego “ordenar su captura”, a su gente, y una vez localizado éste fue llevado a una casa de seguridad en Guadalajara, donde lo esperaban el capo de la Noria, junto a don Ernesto Neto Fonseca, para interrogarlo.

Según fuentes consultadas por Ríodoce, Caro Quintero sí ordenó capturar a Camarena y ordenó que lo interrogaran para conocer qué más sabía sobre las actividades del grupo, que entonces era liderado por don Neto Fonseca y Miguel Félix Gallardo y que contaba con una férrea protección de altos funcionarios del gobierno federal, según revela expedientes del USDOJ.

“Pero no se le mató (a Camarena), porque esa no era la orden. Lo dejaron vivo. Pero cuando apareció, diez días después, Camarena estaba en otro sitio, y estaba muerto: alguien más lo había asesinado”, explicó la fuente de Ríodoce, quien en 1986 mantenía una fuerte amistad con Caro Quintero.

Esta versión coincide con la de Héctor Berrellez, pero se contrapone a la que expone la DEA en documentos en poder del USDOJ, que insiste tener los elementos necesarios para acusar al narcotraficante.

Rafael Caro Quintero nació en La Noria Badiraguato el 3 de octubre de 1952. Creció como uno de los principales capos del narcotráfico, hasta que se le involucró con la muerte de Camarena, en febrero de 1985, siendo arrestado el 4 de abril de 1985, en San José Costa Rica.

Fue liberado en agosto de 2013, luego de estar recluido por 29 años. Desde entonces, el gobierno de Estados Unidos ofrece una recompensa de 5 millones de dólares a quien otorgue información que ayude a su captura.

Caro Quintero en Narcomanta anuncia limpia en CD Juarez, "Los Voy a hacer pedazos hijos de perra"

julio 11, 2016 // 0 Comentarios

Esta mañana en las calles Sierra Leona y Montes Urales, en la Colonia La Cuesta, al sur de Ciudad Juárez, Chihuahua, fue colocada una narcomanta, presuntamente firmada por Rafael Caro Quintero, en contra de Jorge González Nicolás, Fiscal general de la entidad, quien en días recientes dijo que el narcotraficante sinaloense pretende disputar la plaza al Cártel de Sinaloa. 

“Empieza la limpia en Cd. Juárez. Le doy una semana a González Nicolás y elementos colaboradores para que pidan baja o si no los voy a hacer pedazos hijos de perra. 

Atentamente Caro Quintero. Sigue chingando Nicolás culo”, dice el mensaje escrito con mayúsculas y colocado en una malla ciclónica, mismo que fue retirada por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública municipal. 


Las autoridades de Chihuahua habían activado una alerta e implementado acciones de reforzamiento en el llamado Triángulo Dorado, convergencia de los estados de Chihuahua, Sinaloa y Durango, así como en el Valle de Juárez, que comprende la zona rural de esta ciudad fronteriza y los municipios de Guadalupe y Praxedis G. Guerrero. 

“Tiene deseos de ocupar los espacios del Cártel de Sinaloa y disputarlos con ellos, esa es la teoría que hoy se tiene con datos de inteligencia y eso es sobre lo que estamos trabajando”, declaró la semana pasada González Nicolás.