Cartel de Los Beltrán Leyva

Los Zetas, El Golfo, Noreste y los Beltrán Leyva pelean Nuevo León

marzo 14, 2017 // 0 Comentarios

MONTERREY, N.L.- El repunte criminal que se ha experimentado en la zona metropolitana de Nuevo León en las semanas recientes obedece a una disputa que cuatro carteles sostienen por posicionarse en la entidad, informó este lunes una fuente de inteligencia de la localidad.

En el municipio de Escobedo buscan tomar control los carteles de Los Zetas y el del Noreste, que entablan una lucha a muerte. En Santa Catarina, la guerra está desatada entre estas mismas organizaciones, pero también entre el Cartel del Golfo y el de los Beltrán Leyva, reveló el informante.

Estos dos municipios fueron mencionados hoy por el vocero de seguridad de Nuevo León, Aldo Fasci, como los que concentran los mayores casos de violencia en la entidad, en el contexto de los reacomodos y las disputas de las bandas criminales.

La alarma surge porque más de la mitad de los homicidios que han ocurrido se relaciona con grupos delictivos, refirió.

“Escobedo y Santa Catarina se nos han vuelto focos rojos en cuanto a crimen organizado. Más de 60% de los homicidios proceden de estas causas. Es accidental que residan ahí, temporalmente, algunos miembros de la delincuencia organizada en esos municipios”, explicó.

Fasci Zuazua precisó que actualmente existe una pelea abierta entre los grupos de delincuencia organizada, similar al que ocurrió entre el 2010 y el 2011, en Monterrey, cuando la violencia alcanzó niveles históricos en la entidad.

“En ese tiempo, todos los cárteles del crimen organizado vinieron a pelearse aquí, a tener una guerra en la ciudad. Fue accidental, pero ocurrió aquí. Y llegamos a tener dos mil ejecutados en un año. Es lo que pasa en Escobedo y Santa Catarina. Es accidental pero pasa en esos municipios”, enfatizó.

Antes de la crisis de violencia, en la capital de Nuevo León se reportaban anualmente 600 homicidios, de los cuales 100 correspondían al crimen organizado. Sin embargo, en el 2011hubo dos mil 300 homicidios, de los cuales casi dos mil fueron ejecuciones, un ascenso que rebasó todas las estadísticas.

Luego de esa crisis, hubo un descenso de 30% en ejecuciones que hoy alcanzan 60% de las muertes violentas.

Las balaceras que se observan obedecen a los procedimientos que tienen los cárteles para manejar sus actividades ilegales, pues ejecutan a los subalternos que no rinden buenas cuentas o los que no piden permiso para vender droga, precisó el vocero de Seguridad estatal.

La manera del gobierno de Nuevo León para frenar la violencia creciente es a través de la depuración interna de las corporaciones para hacer más efectivo el combate a los criminales, arrestándolos.

“No es una lucha por territorio, como en el 2011. Este es un tema de ajuste de cuentas. De todas formas, saber esto no nos resuelve nada. Lo único que nos sirve es detener a las personas y para ello tenemos que hacer ajustes serios en la agencia de investigaciones y en el área de Antisecuestros”, afirmó.

Anuncia limpia en la ministerial

El vocero de Seguridad de Nuevo León, Aldo Fasci, reveló que hay investigaciones en curso para conocer si en la Procuraduría estatal y en otros cuerpos policiacos existen elementos criminales infiltrados.

Con la llegada, la semana pasada de Bernardo González como procurador, también habrá una reestructuración en la Agencia Estatal de Investigaciones y en las demás áreas de la dependencia, anunció.

“Hay una investigación en curso para deslindar o ligar la posible participación de algunos elementos policiacos, no necesariamente ministeriales, que se dice pueden ser elementos policiacos. Tenemos también muy claro que hay secuestradores que se hicieron pasar por policías pero no estamos descartando nada. Debemos llegar al fondo y esto nos va a llevar a la reestructuración, la revisión de los perfiles y una limpia”, dijo.

Al referirse a los cuerpos mutilados de tres hombres encontrados el miércoles de la semana pasada embolsados en el interior de una camioneta abandonada en Escobedo, Fasci explicó que las víctimas fueron asesinadas en Tamaulipas y sus despojos fueron dejados en Nuevo León.

Estas personas llevaban hacia la frontera tamaulipeca mercancía que calificó como “ilegal”, y allá fueron secuestradas y asesinadas, antes de tirar sus partes en el estado vecino.

Los Zetas, El Golfo, Noreste y los Beltrán Leyva pelean Nuevo León

marzo 14, 2017 // 0 Comentarios

MONTERREY, N.L.- El repunte criminal que se ha experimentado en la zona metropolitana de Nuevo León en las semanas recientes obedece a una disputa que cuatro carteles sostienen por posicionarse en la entidad, informó este lunes una fuente de inteligencia de la localidad.

En el municipio de Escobedo buscan tomar control los carteles de Los Zetas y el del Noreste, que entablan una lucha a muerte. En Santa Catarina, la guerra está desatada entre estas mismas organizaciones, pero también entre el Cartel del Golfo y el de los Beltrán Leyva, reveló el informante.

Estos dos municipios fueron mencionados hoy por el vocero de seguridad de Nuevo León, Aldo Fasci, como los que concentran los mayores casos de violencia en la entidad, en el contexto de los reacomodos y las disputas de las bandas criminales.

La alarma surge porque más de la mitad de los homicidios que han ocurrido se relaciona con grupos delictivos, refirió.

“Escobedo y Santa Catarina se nos han vuelto focos rojos en cuanto a crimen organizado. Más de 60% de los homicidios proceden de estas causas. Es accidental que residan ahí, temporalmente, algunos miembros de la delincuencia organizada en esos municipios”, explicó.

Fasci Zuazua precisó que actualmente existe una pelea abierta entre los grupos de delincuencia organizada, similar al que ocurrió entre el 2010 y el 2011, en Monterrey, cuando la violencia alcanzó niveles históricos en la entidad.

“En ese tiempo, todos los cárteles del crimen organizado vinieron a pelearse aquí, a tener una guerra en la ciudad. Fue accidental, pero ocurrió aquí. Y llegamos a tener dos mil ejecutados en un año. Es lo que pasa en Escobedo y Santa Catarina. Es accidental pero pasa en esos municipios”, enfatizó.

Antes de la crisis de violencia, en la capital de Nuevo León se reportaban anualmente 600 homicidios, de los cuales 100 correspondían al crimen organizado. Sin embargo, en el 2011hubo dos mil 300 homicidios, de los cuales casi dos mil fueron ejecuciones, un ascenso que rebasó todas las estadísticas.

Luego de esa crisis, hubo un descenso de 30% en ejecuciones que hoy alcanzan 60% de las muertes violentas.

Las balaceras que se observan obedecen a los procedimientos que tienen los cárteles para manejar sus actividades ilegales, pues ejecutan a los subalternos que no rinden buenas cuentas o los que no piden permiso para vender droga, precisó el vocero de Seguridad estatal.

La manera del gobierno de Nuevo León para frenar la violencia creciente es a través de la depuración interna de las corporaciones para hacer más efectivo el combate a los criminales, arrestándolos.

“No es una lucha por territorio, como en el 2011. Este es un tema de ajuste de cuentas. De todas formas, saber esto no nos resuelve nada. Lo único que nos sirve es detener a las personas y para ello tenemos que hacer ajustes serios en la agencia de investigaciones y en el área de Antisecuestros”, afirmó.

Anuncia limpia en la ministerial

El vocero de Seguridad de Nuevo León, Aldo Fasci, reveló que hay investigaciones en curso para conocer si en la Procuraduría estatal y en otros cuerpos policiacos existen elementos criminales infiltrados.

Con la llegada, la semana pasada de Bernardo González como procurador, también habrá una reestructuración en la Agencia Estatal de Investigaciones y en las demás áreas de la dependencia, anunció.

“Hay una investigación en curso para deslindar o ligar la posible participación de algunos elementos policiacos, no necesariamente ministeriales, que se dice pueden ser elementos policiacos. Tenemos también muy claro que hay secuestradores que se hicieron pasar por policías pero no estamos descartando nada. Debemos llegar al fondo y esto nos va a llevar a la reestructuración, la revisión de los perfiles y una limpia”, dijo.

Al referirse a los cuerpos mutilados de tres hombres encontrados el miércoles de la semana pasada embolsados en el interior de una camioneta abandonada en Escobedo, Fasci explicó que las víctimas fueron asesinadas en Tamaulipas y sus despojos fueron dejados en Nuevo León.

Estas personas llevaban hacia la frontera tamaulipeca mercancía que calificó como “ilegal”, y allá fueron secuestradas y asesinadas, antes de tirar sus partes en el estado vecino.

Marinos demostraron a Trump "que si tienen con que", “Abatiendo a narcotraficantes”

febrero 17, 2017 // 0 Comentarios

Resultado de imagen para fotos del h2 abatido
CIUDAD DE MÉXICO .- Agraviados por Donald Trump, los militares mexicanos respondieron justo como el presidente estadunidense quiere: “Abatiendo a narcotraficantes”.
Policías resguardan el área del enfrentamiento entre marinos y sicarios en Tepic, Nayarit. Foto: AP / Chris Arias
Aunque no es la primera masacre por parte de las fuerzas federales, la muerte de 15 presuntos integrantes del cártel de los hermanos Beltrán Leyva por parte de la Armada de México en la colonia Lindavista de Tepic, Nayarit, la noche del jueves 9, responde a la lógica del escalamiento de “la guerra al narcotráfico” que promueve el nuevo gobierno de Estados Unidos.
La Secretaría de Marina asegura que se trató de un “intercambio de disparos entre Fuerzas Federales y presuntos infractores de la ley”. Los videos difundidos hasta ahora muestran, en efecto, una confrontación en la que los civiles disparan con armas cortas y largas al helicóptero ruso MI-17 de las fuerzas especiales de la Armada.

El helicóptero estaba artillado con una ametralladora M134 Minigun y formaba parte del despliegue de la Operación Barcina emprendida por las fuerzas armadas en contra del narcotráfico en Nayarit.

En la acción murió Juan Francisco Patrón Sánchez, El H2, jefe de la organización delictiva en el lugar y otras 14 personas, entre ellas José Luis Castañeda Barragán, exintegrante del 10º Batallón de Infantería de la Marina, en San Blas, Nayarit, según informó el jueves el reportero Jorge Alejandro Medellín en el blog especializado EstadoMayor.mx

Por lo que informó la Marina, fue un operativo planeado y concertado; es decir, que la matanza estaba en el escenario. En una conferencia de prensa que según la propia Secretaría de Marina (Semar) dio su titular, el almirante Francisco Vidal Soberón Sanz, en el puerto de Tampico, Tamaulipas, el pasado lunes, el mensaje no pudo ser más claro:

“Lo que hizo el helicóptero, exclusivamente, fue demostrarle que sí había con qué”, refiere la información atribuida al almirante. ¿Demostrarle a quién? ¿A los narcotraficantes? ¿A quienes dicen que los militares no pueden controlar a los bad hombres, como dice Trump?

Donald Trump y sus generales quieren profundizar “la guerra del narco” en México y Centroamérica, tomando como referencia el Plan Colombia. Una de las estrategias es un combate más frontal, como el de la Marina en Tepic y el de la Policía Federal en Tanhuato, Michoacán, en 2015.

Una norma como la Ley de Seguridad Interior que buscan los militares justificaría cualquier operación armada, sin importar las ejecuciones sumarias y mucho menos la justicia.

Por eso, las resistencias en el Congreso a darles esa gracia a los militares mexicanos, acostumbrados a no rendir cuentas a nadie. Menos aún si se trata de los vínculos de militares con el narcotráfico.

El precandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador ha puesto en el escenario la posibilidad de declarar el fin de esa guerra en caso de llegar a Los Pinos.

De inmediato, la también aspirante presidencial Margarita Zavala, quien busca prolongar la guerra declarada por su esposo, Felipe Calderón, criticó al líder de Morena porque “la seguridad no admite guiños a delincuentes”.

El fin de la guerra al narco en México tampoco le gusta a los “neo halcones” de Washington.

OPERATIVOS de la MARINA contra el "H2" en TEPIC , "TAMBALEARON" la LEY de SEGURIDAD NACIONAL

febrero 17, 2017 // 0 Comentarios

Al menos el controvertido fiscal de Nayarit, Édgar Veytia Cambero, da los primeros datos sobre las identidades de los abatidos en el operativo de la Marina de Vidal Soberón Sanz en Tepic. Ahora sabemos que son al menos 13 muertos, y no 12, en dos eventos, entre ellos Juan Francisco Patrón Sánchez “H2” y Daniel Isaac Silva Gárate “H9”, del cártel de los Beltrán Leyva.

Extraño que la PGR de Raúl Cervantes Andrade no atraiga el caso cuando se trata de un operativo federal, con armas, incautadas a los narcotraficantes, de uso exclusivo del Ejército, pero sobre todo por el historial de Veytia Cambero, nombrado por el gobernador Roberto Sandoval, donde el Cártel Jalisco Nueva Generación de Nemesio Oseguera “El Mencho” hace lo que quiere en el estado.

Según el fiscal no hay ningún menor de edad en los eventos del 9 de febrero, y todos oscilan entre los 20 y los 46 años, en dos eventos, en la colonia Linda Vista y cerca del aeropuerto; así se da parte de respuesta a la exigencia de Andrés Manuel López Obrador, quien señaló: “Eso que hicieron (la Marina en Tepic) es como si estuviésemos en una guerra. Los marinos tienen un plan de acción a partir de acciones de inteligencia; no fue así, espontáneo; ellos sabían a lo que iban; pudieron haberlos detenido vivos; no masacrarlos… deben rendir cuentas; la mayoría eran jóvenes, no tengo duda; que den nombres y edades”.
No hay duda del oportunismo político del líder de Morena, sin embargo, llena el vacío de información sobre el operativo del 9 de febrero para abatir a Juan Francisco Patrón Sánchez “El H2”, jefe de plaza de los Beltrán Leyva en Nayarit.

Comenta, a esta casa editorial, la Secretaría de Gobernación de Miguel Osorio Chong que NO tiene por qué fijar un posicionamiento, que le corresponde a la Semar, sin embargo, el almirante secretario ya dio una conferencia de prensa el lunes 13, en la que aseguró que el helicóptero artillado MI-17 NO mató a nadie y que no hubo bajas menores de edad.

Pero no deja de ser una versión parcial no por dudas sobre la calidad moral; simplemente, en los hechos, los marinos son juez y parte, y no todas las versiones de las Fuerzas Armadas en sus operativos resultaron las reales; ejemplos sobran; el más emblemático es el caso Tlatlaya-Estado de México.

Y a pesar de la intervención de la autoridad ministerial de Nayarit, es irrenunciable la versión del Ministerio Público Federal, que a diferencia de la Segunda Visitaduría de la CNDH, a cargo de Enrique Guadarrama, se soporta en una estructura de investigación con peritos y agentes que pueden dar claridad e imparcialidad a los hechos.

El vacío de información dio espacios para la sospecha en la antesala del debate de la Ley de Seguridad Interior, fuertemente criticada, el martes, por organizaciones de la sociedad civil, como México Unido Contra la Delincuencia, de Juan Francisco Torres Landa, Amnistía Internacional, el Centro de Derechos Humanos Agustín Pro, el CIDE y la politóloga Denise Dresser, entre otros, quienes exigieron frenarla; incluso, demandan el análisis de la base de datos de violaciones a los derechos humanos.

En la misma posición está el ombudsman Luis Raúl González Pérez, quien pidió detener la reforma trascendente hasta profundizar en su análisis y consecuencias: “Yo pediría que se aplazara al tiempo, en que todas las voces puedan ser escuchadas y que la precipitación no nos haga incurrir, realmente, en una legislación que no sea la apropiada… más vale prudencia para llegar a una buena legislación que determine exactamente cuál es el rol y participación de cada ente, el ámbito civil, el ámbito militar“.
La difusión de los videos por la Semar tomó por sorpresa a funcionarios federales relacionados con el tema, sobre todo en los días en que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y agencias de noticias norteamericanas difundieron la llamada al Presidente Enrique Peña Nieto donde se propuso el envío de tropas del Ejército de EU a México.

No pueden darse mejores condiciones para el escenario de sospecha: La amenaza de Trump por la “incapacidad” de las Fuerzas Armadas de México para combatir a los “bad hombres” y la presión del Ejército y la Marina para aprobar la Ley de Seguridad Interior. Por supuesto, este escenario está puesto para el lucro político.

De Sinaloa, los Sicarios abatidos escolta personal de “El H2”

febrero 16, 2017 // 0 Comentarios

Nayarit.-Según lo informó este miércoles el fiscal general de Nayarit, Edgar Veytia Cambero, al menos 9 de las 13 personas que fallecieron en enfrentamientos con la Secretaría de Marina y Armada de México (Semar) en Tepic, Nayarit, la noche del pasado jueves 10 de febrero son de origen sinaloense: 7 de Mazatlán, 1 de Guasave y uno de Concordia.

El resto son nayaritas, uno de Michoacán, y aún falta otro por conocer sus datos generales. Sin embargo, ninguno es menor de edad, tal lo como lo había sugerido el fin de semana pasado, el presidente del Comité Ejecutivo Nacional del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador.

El más joven de los abatidos, tenía 20 años de edad, según la Fiscalía. La Fiscalía nayarita detalló en conferencia de prensa, que los 13 presuntos delincuentes fueron abatidos en tres puntos: colonia Ampliación Lindavista, brecha que conduce al poblado de Trigomil -cerca de Pantanal, Jalisco-, y en la brecha que conduce del poblado de El Ahuacate al Duraznito. En la colonia Ampliación Lindavista:
  1. Juan Francisco Patrón Sánchez, El H2, de 40 años, originario de Mazatlán, Sinaloa.
  2. Francisco Javier Sánchez Osuna, de 20 años, también oriundo de Mazatlán, Sinaloa.
  3. Pedro Antonio Sánchez Patrón, de 31 años, originario de Mazatlán, Sinaloa. Sin parentesco alguno con el “H2”.
  4. Jesús Alfredo Zagaste Araujo, de 28 años, oriundo de Guasave, Sinaloa.
  5. Benigno García Delgado, de 43 años, originario de Concordia, Sinaloa.
  6. Marco Antonio Coronado Pereda, de 25 años, oriundo de Mazatlán, Sinaloa.
  7. Miguel Ángel Patrón Sánchez, de 27 años, que dice la Fiscalía tampoco era familiar del “H2”. Originario de Mazatlán, Sinaloa.
  8. Ismael García Figueroa, de 22 años, oriundo de Mazatlán, Sinaloa. En la brecha que conduce a Trigomil:
  9. Jaime Villela López, de 33 años, originario de Tecuala, Nayarit.
  10. Loza Navarrete, sin más datos generales.
  11. José Luis Castañeda Barragán, de 46 años, oriundo de Nueva Italia, Michoacán.
  12. José Luis Talamantes Aguirre, de 26 años, originario de Tepic, Nayarit. En la brecha que conduce de El Ahuacate al Duraznito:
  13. Daniel Isaac Silva Gárate, de 35 años, oriundo de Mazatlán, Sinaloa.

La residencia de tres pisos -ubicada en la calle Cardenal, casi esquina con Prolongación Universidad, de la colonia Ampliación Lindavista, en Tepic, Nayarit- fue atacada el jueves pasado con un helicóptero Black Hawk, montado con una metralleta calibre .50.

En redes sociales fue difundido un video, grabado por un ciudadano, donde se aprecia a la aeronave de la Marina sobrevolando la zona y desde donde elementos de las fuerzas armadas realizaron disparos con el arma de alto poder.

Los últimos instantes de Arturo Beltrán Leyva, murió como vivió: entre fajos de dólares, armas y joyas

febrero 16, 2017 // 0 Comentarios

Arturo Beltrán Leyva murió como vivió: entre fajos de dólares, armas y joyas. Pero tuvo una muerte horrible. Lo dicen su boca abierta en desmesura y sus ojos desorbitados, qué es la forma de morir con terror, la forma de morir de quienes creen que son eternos.

Tampoco había cenado como era de imaginar en el “jefe de jefes”: antes de sentir la repentina y fuerte opresión en el pecho que precede a la muerte, venga como venga, apenas se comió unos huevos con jamón y pan tostado, que bajó con sorbos de Coca Cola.

Quizá el balazo de M-16 que le arrancó de cuajo el hombro derecho no fue el que lo mató, pero sin género de dudas le hizo comprender, en un ramalazo de nostalgia, que todo el poder y la gloria caben en un grano de maíz. En ese momento se le fueron del cuerpo los 21 gramos que pesa el alma. Beltrán Leyva supo que la vida no era un narcocorrido en el momento en que el ángulo de 90 grados de su hombro derecho ya no existía, y en su lugar surgió un hueco oscuro y profundo de masa sanguinolenta.

Por eso la boca abierta y los ojos asustados. O lo que es lo mismo: su azoro ante la indiscutible brevedad de la vida.

Lo demás ya eran detalles técnicos: una bala de M-16 viaja a una velocidad cercana a la del sonido, se mantiene siempre en el límite del equilibrio y cuando impacta en el cuerpo humano no se detiene, sino que gira sobre sí misma, se retuerce, rompe y corta carne y huesos sin parar. “¿Sabes por qué hay tan pocos heridos entre los vietcong? Porque normalmente resultan heridos por los M-16 y, por consiguiente, no permanecen demasiado tiempo heridos: mueren siempre”, le cuenta un marine a Oriana Fallaci en su legendario relato Historia de una bala.

Detrás, en toda la casa de Beltrán Leyva, quedaron, también, detalles humanos: un cuadro de la Virgen de San Juan de los Lagos, otro de la Virgen de Guadalupe, una estatuilla de la Virgen María, un pequeño altar, escapularios y collares de Santería.

Todo esto estaba sobre un mueble que, a pesar de la balacera de fin de mundo, quedó intacto, aun cuando las paredes fueron perforadas minuciosamente por los proyectiles, mientras los muros, el piso, los sillones, las camas terminaron manchados de sangre.

Sin embargo, lo que más impresiona de “el jefe de jefes” muerto son sus ojos petrificados por el espanto, en un intento postrero por ver más y por llevarse los últimos detalles del mundo de los vivos. Mario Puzo lo describe magistralmente en las últimas palabras de Vito Corleone:

“¡Es tan hermosa la vida!”

Al H9 le habían prometido el trono de los Beltrán Leyva

febrero 14, 2017 // 0 Comentarios

Elementos de la Policía Estatal localizan al sospechoso e intercambian balas; en el enfrentamiento pierde la vida

Nayarit.- La Fiscalía de Nayarit inició el viernes pasado una serie de operativos en Tepic que culminaron con la muerte de Daniel Silva Gárate, El H-9, supuesto sucesor de Juan Francisco Patrón Sánchez, El H-2, líder del Cártel de Los Beltrán Leyva, quien fue abatido por la Marina el jueves pasado durante un enfrentamiento en la capital nayarita.

Aunque oficialmente la Fiscalía del estado no ha informado cómo ocurrieron los hechos, personal de la dependencia confirmó la identidad de Silva Gárate y señaló que la movilización policiaca comenzó en las calles de la colonia Ciudad del Valle, a espaldas de la Universidad Autónoma de Nayarit, y se extendió al centro de la ciudad.

Tras algunas investigaciones encabezadas por el fiscal del estado, Édgar Veytia, finalmente la búsqueda se llevó al poblado El Ahuacate, a las afueras de Tepic, rumbo a San Blas, donde la Marina se integró al operativo.

Cerca de las 22:00 horas, tiempo del Pacífico, por un camino de esta comunidad se detectó un vehículo Nissan Sentra, color tinto, en el que viajaban Silva Gárate y otra persona, por lo que se implementó un cerco para detenerlo y ahí tuvo lugar el enfrentamiento.

El H-9 quedó muerto en el asiento del conductor junto a un rifle de alto poder, pero su acompañante logró escapar.

Unas horas antes, durante una rueda de prensa desde la 13 Zona Militar, el gobernador del estado, Roberto Sandoval, declaró que las fuerzas federales y estatales estaban listas para enfrentar a quien se erigiera como sucesor de Juan Francisco Patrón Sánchez, El H-2, y advirtió que quien intentara enfrentar a los elementos del Grupo de Coordinación Nayarit sería abatido.

Perfil

Daniel Isaac Silva Garate, El H-9 o El Señor de las Tanquetas, presuntamente era sobrino de Juan Francisco Patrón Sánchez.

El H-9 era considerado uno de los líderes del Cártel de los Beltrán Leyva que opera en Sinaloa, aunque tenía un bajo perfil e igual que su tío no aparece en la lista de los 122 objetivos prioritarios del gobierno federal

Fuentes federales relacionan al presunto delincuente con Los Mazatlecos, una célula al servicio de los Beltrán Leyva que pretende arrebatarle Mazatlán al Cártel de Sinaloa, además de Baja California Sur.

La Marina localizó a El H-2 en Mazatlán hace varios meses, pero le siguió la pista hasta que descubrió la casa de seguridad donde se ocultaba en Tepic.

Según los primeros reportes, Silva Garate pretendía ocupar el lugar que dejó Patrón Sánchez para tomar la plaza nayarita y se trasladó a Nayarit en cuanto se enteró de que El H-2 había fallecido.

La Fiscalía General del estado, con apoyo de la Secretaría de Marina, realizó varios operativos y cumplimentó cateos.

Así murió

Daniel Silva, alias “El H9”, es otro de los supuestos líderes del cártel de los Beltrán Leyva abatido tras un enfrentamiento en el poblado El Ahuacate, en el municipio de Tepic, informó la Fiscalía General de Justicia de Nayarit.

“El H9” fue interceptado por los elementos de policía a las afuera de Tepic, donde se desató un enfrentamiento. Eran cerca de las 22:30 horas de este viernes cuando fuerzas policiales y elementos de la Semar se enfrentaron con presuntos integrantes del crimen organizado en dicha población.

Daniel a quién también llamaban “El Dany” quedó sin vida dentro de un auto Nissan Sentra 2017, las balas lanzadas por los elementos policiacos impactaron en el frente del auto y terminaron con la vida del “H9”.

El operativo

Daniel o “El Señor de las Tanquetas” perdió la vida un día después de ser abatido Juan Francisco Patrón Sánchez, “El H2”, y varios de sus sicarios durante un intenso operativo que paralizó la ciudad de Tepic la noche del jueves.

Elementos de la Marina, federales y Ejército Mexicano asestaron un duro golpe al cártel de los Beltrán Leyva y en un boletín emitido por la Armada de México explicaron que en el lugar se encontraron diversas armas largas y cortas, así como una lanza granadas.
En el comunicado mencionaron que durante el enfrentamiento derivado de una efectiva coordinación de las Fuerzas Federales, ningún elemento de éstas resultó lesionado.

La ola de violencia inició con la localización de un joven ejecutado y abandonado en una banca de un parque en Ruiz, otro en los arcos de Santiago Ixcuintla, uno más en la plaza de Tecuala, en tanto otros dos sobre bulevar de Tuxpan, a la altura del malecón, cuyos cuerpos tenían narco-mantas, en acciones atribuidas al grupo delictivo Los Mazatlecos.

Alerta en EUA

Ante las operaciones militares en Tepic, Nayarit, el consulado general de Estados Unidos en Guadalajara recomendó a sus connacionales no viajar a la región, mientras que el oficial de seguridad regional prohibió el viaje del personal del consulado hasta nuevo aviso.

Una vez más la violencia pone los focos rojos en el estado de Nayarit, aún así la ciudad y sus actividades cotidianas continúan sin ninguna novedad, pero si entre los habitantes si hay una alta preocupación que alguna balacera suceda en un lugar público y caigan personas inocentes.

EL H2 y su poder en Nayarit y Sinaloa

febrero 13, 2017 // 0 Comentarios

Le amputan un brazo a los Beltrán

Juan Francisco Patrón Sánchez, alias el H2 o el Chico, era originario de La Noria, municipio de Mazatlán. Eso dice una ficha policiaca a la que se tuvo acceso.

Murió la noche del jueves pasado cuando elementos de la Marina les dispararon y a sus sicarios en el fraccionamiento Lindavista, de Tepic. Junto a él cayeron otros siete… y cuatro más de las mismas células, en otro enfrentamiento, también con elementos de la Armada de México, pero éste cerca del aeropuerto.

De acuerdo con informes policiacos, el Chico Patrón inició su carrera delictiva con Santiago Lizárraga Ibarra, el Chaguín, también abatido en Nayarit en el 2010.

El Chaguín era jefe de plaza en Mazatlán hasta finales del 2009 para Arturo Beltrán Leyva, pero cuando a éste lo matan en Cuernavaca, Joaquín, el Chapo Guzmán, desplaza a los beltranes de Mazatlán y Santiago Lizárraga se refugia en Nayarit. Con él se va el H2, quién toma el poder de la facción Beltrán en Nayarit a partir del 2010.

Al mismo tiempo,  Isidro Meza Flores, el Chapo Isidro, toma el control de la facción de los Beltrán Leyva en el norte de Sinaloa y hacen sociedad con H2. Son ellos quienes le dan batalla al Cártel de Sinaloa, logrando en el 2014 empezar a ganar el terreno perdido en el sur de Sinaloa.

Ese mismo año empiezan a pelear La Paz y Los Cabos, pero a las fuerzas de Dámaso López Núñez. Para eso, según las fuentes consultadas por Ríodoce, reclutaron exjefes de plazas que servían para los Guzmán Loera, como René Bastidas y Concepción Martínez Velarde, el Choneca.

El H2 controlaba la parte norte de Nayarit, altamente productiva de goma de opio, lo que le daba gran cantidad de dinero; también producía metanfetamina, con lo que ganó más poder. Según la información, misma que ya había sido expuesta por autoridades locales el año pasado, este grupo hizo alianza con el Cártel de Jalisco Nueva Generación, liderado por Nemesio Oseguera Cervantes, el Mencho.

Al morir, Juan Francisco Patrón mantenía células en Mazatlán y había estado ganando colonias en el puerto, con fuerte despliegue en El Habal, en El Rosario, Matatán, y en la zona serrana donde se ubica la presa Picachos.

La noche del fin

La gente se empezó a informar a través de las redes sociales, lo cual parece ya algo normal.

Un video se empezó a hacer viral. Es de noche y se observa la silueta de un helicóptero desde el cual se desprenden luces que reflejan disparos, al tiempo que se escuchan voces de admiración de las personas que están grabando.

Era un artillado de la Marina y se sabría en unos momentos más que habían “cazado” a uno de los líderes del narcotráfico en Tepic.

Pasadas las ocho de la noche, la propia Marina emitió un twit lapidario: “Hoy en un enfrentamiento entre delincuentes y fuerzas federales, fue abatido Juan Francisco N. con 7 cómplices más”.

Al día siguiente la Secretaría de Marina hizo público un comunicado en el que informa que durante un intercambio de disparos entre Fuerzas Federales y presuntos infractores de la ley, falleció probable imputado identificado como Juan Francisco Patrón Sánchez, alías el H2 o el Chico, líder del Cártel de los Beltrán Leyva, junto con siete cómplices en la colonia Lindavista de la ciudad de Tepic, Nayarit.

El enfrentamiento se originó tras el seguimiento coordinado de Fuerzas Federales a presuntos infractores de la ley, en inmediaciones de la colonia Lindavista, el cual derivó en una agresión directa con armas de alto poder de los presuntos infractores contra las Fuerzas Federales que los perseguían.

Dice el comunicado que, “con base en el Manual del Uso de la Fuerza de Aplicación Común de las tres Fuerzas Armadas, y con el fin de disminuir el nivel de la agresión y reducir el peligro de bajas de civiles y fuerzas federales, éstas repelieron la agresión con apoyo de disparos disuasivos desde un helicóptero.

“Esta acción permitió que las Fuerzas Federales en tierra controlaran la agresión, resultando que en dicha acción fallecieran ocho presuntos infractores de la ley, entre ellos Juan Francisco “N”, quien era cabeza de una organización delictiva que opera en todo el país, específicamente en el estado de Nayarit. En el lugar se encontraron diversas armas largas y cortas, así como un lanza granadas.

Posteriormente, los elementos de las fuerzas federales, detalló la Marina, efectuaban recorridos de vigilancia cuando fueron atacados de nuevo en las inmediaciones del aeropuerto de esa ciudad, “resultando cuatro presuntos infractores fallecidos, mismos que pertenecían al mismo grupo delincuencial”.

En continuidad de las acciones de apoyo a la autoridad civil, efectuando recorridos de vigilancia, las Fuerzas Federales repelieron una segunda agresión en las inmediaciones del aeropuerto de esa ciudad, resultando cuatro presuntos infractores fallecidos que pertenecían al mismo grupo delincuencial.

"Varios grandes de los Beltrán han decidido quedar en la raya antes que estar encerrados en una prisión de oro", dice Sicario de Los Beltrán

febrero 13, 2017 // 0 Comentarios

Mediante un mensaje dado a conocer anónimamente por un supuesto integrante del Cártel de Los Beltrán Leyva da algunos datos sobre lo que cree que ha pasado a lo largo de los años y actualmente entre Los Beltrán Leyva y el Cártel de Sinaloa que ha llevado a una guerra entre estas dos organizaciones criminales ya desde hace varios años al menos desde el 2008, como siempre ustedes tiene la última palabra, que opinan sobre esto los invitamos a comentar esta publicación en nuestra página de Facebook.

A continuación el mensaje:

“Tanto se quejan de los Beltrán y es el mismo Chapo quien los traicionó para que saliera Iván del penal, siendo Don Arturo Beltran quien lo saco del penal en Enero del 2001 cuando tenía un mes el botudo bigotón de presidente, Damaso solo fue el perro que estiro la mano en ese tiempo por ser director de Puente Grande donde estaba recluido Joaquín, por eso la fuga pero todo con dinero de Don Arturo, el Chapo puso al Mochomo, el mando matar al Puma Guacho, su compadre Mayo dio la orden al Macho Prieto de ir por el y el muy pendejo del macho se confundió y mató a Edgar Guzmán “El Moreno” el hijo del Chapo y a su primo, por eso empezo el pleito por las mismas cosas que ellos hacen, la cago ese dia y tuvo que culpar a alguien, las cosas ya estaban mal con don Arturo por eso les tiraron la bolita a ellos para salvarse ellos…

El mismo Guano mató a Don Ernesto Guzmán su medio hermano que tambien es medio hermano del Chapo, suegro de Don Alfredo B. y abuelo de Tito Beltrán, ahorita los chapos y damasos traen su desmadre en Culiacán que ya se llevaron varios militares de corbata y a una embarazada, no dicen que no matan niños ni mujeres? Que todo el glorioso Cartel de Sinaloa el Cartel más fuerte del mundo entero respeta a los inocentes porque asi es en la organización, tanto reclaman de un morro de 16 años muerto en Morelos pero nadie obligo al morrro a ir, anda morro ve ten agarra el rifle, ..ellos mismos los ponen, matan y traicionan y luego luego tiran la bolita a los Beltrán :s.

No me extrañaría que lo que sucedió en Nayarit haya sido una negocio entre Trump-Peña-Chapo , ya está encerrado ya está allá y sus hijos están perdiendo batalla contra los mismos de ellos los Dámaso su gente que jugó ser leal, están cercados por eso lo del 9 de febrero en la balacera de Nayarit, el gobierno les ayudo para que puedieran correr a Nayarit porque en Culiacán ya no pueden con el Mini Lic. Y su pa y a Jalisco no se pasan porque ahí está el Mencho, tanto dicen que Mencho no tuvo los tamaños para matar a los juniors, pero bien que el Mayo se puso a negociar para que los soltaran a los hijos de su compadre Joaquín, su compadre está encerrado y el no puede quedar tan mal como dejarlos morir en Jalisco la tierra del Gran Cartel de Guadalajara de Don Caro Quintero y ahora con Mencho, de otro modo ni van por ellos y ahí se hubieran muerto los morros.

Andan haciendo su desmadre entre los mismos de Sinaloa y en vez de ahí allá los guachos vienen acá con los “H” , por lo menos el H2, Don Arturo Beltrán, El Rojo, El Buche, El Chalito Araújo, y varios más grandes de los Beltrán, incluso Nacho Coronel, Ramon Arellano, Tony Tormenta y otros han decidido quedar en la ralla por atorarle a los marinos antes que estar encerrados en una prisión de oro. 

Por cierto la muerte de Manuel Torres fueron ellos mismos los shinolas que lo traicionaron y dejaron morir solo, nomas llegaron los guachos y todos corrieron menos el y cuando quiso lo mataron por la espalda que por cierto no eran 300 contra los que peleo sino 40, a lo mucho 60 que igual era mucho número para el sólo.

A todos los traicionan y ante todos se pintan como “heroes” que ellos ayudan y respetan la vida del inocente, no respetan ni los tratos, sino porque hay tanto hijo del Mayo encerrado también, ellos mismos los avientan y culpan a otros ” , los Beltran lo único que han hecho es sobrevivir a esa guerra o morir peleando que estar encerrado pero nunca corren como otros, ahí se quedan hasta tirar la última bala, el último aliento porque es preferible quedar ahí que traicionar a su gente y ser un maldito testigo protegido soplon … “El Cartel de Sinaloa no es más que El Cartel de las Traiciones” , no se que presumen tanto” sino creen hagan cuenta de los muertos … Anónimo.
SIC.

Operación Barcina: El golpe al corazón de Beltrán Leyva

febrero 13, 2017 // 0 Comentarios

Lo que convirtió a “El H2” en “objetivo prioritario” del gobierno federal fue la acusación de ser el autor intelectual de la emboscada al convoy del Ejército en septiembre de 2016

Son las 8 de la noche del jueves 9 de febrero de 2017. El comando élite de la Marina Armada de México al que se encomendó dos veces capturar a “El Chapo” Guzmán recibe la confirmación: Juan Francisco Patrón Sánchez alias “El H2”, líder del Cártel de los Beltrán Leyva, está resguardado en una casa de seguridad en la colonia Linda Vista, en Tepic, Nayarit.

Una hora y media más tarde, a las 9:30 pm, entran por él. Desde el techo de la vivienda que servía como búnker, sus sicarios reciben con disparos a los elementos de las fuerzas especiales que llegaron por tierra. Los oficiales piden refuerzos. Vuela hasta el lugar un helicóptero M1 con capacidad de disparar 500 balas por minuto.

Despeja el área en una escena de guerra mucho más parecida a Libia y Siria que a la capital nayarita.

Sin enemigos en el techo, los elementos élite de la Marina Armada de México ingresan a la propiedad y en la refriega contra los narcopistoleros, abaten a ocho presuntos delincuentes, entre ellos “El H2”.

En los reportes de inteligencia del gabinete de seguridad federal, a los que tuve acceso, así se describe la “Operación Barcina” que tuvo lugar hace unos días en Nayarit (según la Real Academia Española, barcina o barcino es un animal o planta que tiene rayas o manchas). El objetivo, dar con el hombre encargado de la reciente ola de violencia en Mazatlán, Sinaloa, uno de los 50 municipios más violentos del país.

Según la acusación, Patrón Sánchez fue el responsable de al menos 150 muertes en los últimos meses. Pero lo que lo convirtió en “objetivo prioritario” del gobierno federal fue que a él lo responsabilizaron de ser el autor intelectual de la emboscada al convoy del Ejército en septiembre de 2016 que dejó cinco soldados muertos y más de ocho lesionados en Culiacán, Sinaloa.

Según los análisis de inteligencia oficiales, el ingreso de “El H2” a Sinaloa fue parte del plan de conquista del territorio que trazó el Cártel Beltrán Leyva encabezado por él y por Fausto Isidro Meza, alias “El Chapo” Isidro. En octubre de 2014, ambos quedaron al frente de esta organización criminal, tras la aprehensión de Héctor alias “El H”, el único de los hermanos que sobrevivía en el negocio y que cayó mientras comía mariscos en San Miguel de Allende, Guanajuato.

Con las dos capturas de “El Chapo” Guzmán, parecía que tenían un panorama de ventaja, pero el líder del Cártel de Sinaloa seguía controlando el negocio. Empezó una batalla brutal Chapos vs. Beltranes que repercutió en los niveles de violencia en Sinaloa y Nayarit.

SACIAMORBOS. El 15 de agosto de 2016 los hijos del líder del Cártel de Sinaloa fueron secuestrados mientras cenaban en el restaurante “La Leche”, en Puerto Vallarta, Jalisco. Inteligencia federal atribuyó el hecho a Alfredo Beltrán Salazar “El Mochomito” y la posterior liberación, a la intervención de Ismael “El Mayo” Zambada. ¿Cuál fue el precio del rescate? Según las autoridades, que los hijos de Guzmán Loera le cedieran la plaza de Mazatlán. Así que la pelea quedó solamente entre dos facciones: los Beltrán y Dámaso López “El Licenciado”, compadre de “El Chapo” y quien rompió con los hijos del capo extraditado a Nueva York.
1 2 3 6