CDG

CDG y Zetas vendieron vendieron combustible robado a EU y luego fue revendido a Mèxico

diciembre 14, 2016 // 0 Comentarios


Debido a que no aportó pruebas suficientes para probar el delito y que no pudo cobrar el dinero que tenía que restituirse, Petróleos Mexicanos (Pemex) perdió 300 millones de dólares en tres juicios contra empresas estadounidenses a las que acusó de realizar transacciones con combustible robado por integrantes del Cártel del Golfo y Zetas. 

En tres juicios distintos a 23 empresas de Estados Unidos y 6 personas, Pemex denunció la compra y distribución de combustible mexicano que fue robado por cárteles de narcotráfico en la región de Cuenca de Burgos, que abarca Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila. 

Sin embargo, de los 300 millones de dólares que pidió por reparación del daño, judicialmente recuperó sólo 71 millones de cinco empresas y una persona demandada, pero ninguna tuvo fondos para pagar, por lo tanto no recibió ni un dólar. 

El 7 de junio de 2010, Pemex y su filial Pemex Exploración y Producción (PEP) presentaron su primera ronda de demandas por robo, almacenamiento y distribución de gas natural condensado. 

El 29 de mayo de 2011 y el 10 de abril de 2012, presentaron otras demandas. En 2013, en su sentencia preliminar, el juez Sim Lake de la corte de Houston, Texas, afirmó que la corte concluyó que PEP careció de información para probar las denuncias por fraude, incumplimiento de contrato y garantías. 

En mayo de 2014, el juez dictó la sentencia final que confirmó lo anterior, Pemex no aportó pruebas de sus alegatos. 

Pemex apeló la sentencia en marzo de 2015, pero la corte confirmó su decisión y sentenció que la empresa mexicana debía pagar a las empresas demandadas 830 mil dólares por gastos legales. 

Según la empresa mexicana, el pago no se ha realizado y existe un acuerdo con el despacho de abogados que los representó, para que en caso de perder el caso, ésta pagara los gastos vinculados al proceso legal, pero no dio el nombre del despacho en cuestión. 

Aunque Pemex asegura que obtuvo 80 millones de dólares en los juicios, en la realidad, únicamente recuperó 9 millones, que se cobraron antes de comenzar los juicios que perdió. 

PEMEX NO LOGRÓ PROBAR SUS ALEGATOS 

El bufete que representó a las empresas BASF y Shell en este caso, Baker Botts, explicó que las demandas presentadas en contra de estas compañías fueron rechazadas por la corte, por lo que ninguna empresa pagó nada a Pemex. 

En el mismo tenor, Joel M. Androphy, representante de Murphy Energy Corporation explicó que Pemex “no logró probar nada, la mayoría de las demandas las perdió porque nunca pudo probar que ese producto fuera robado o que se cometiera algún crimen. 

No tenía suficiente evidencia. Todo se basó en una sospecha, nunca hubo pruebas”. 

Pese a esta situación, en una solicitud de información realizada por Animal Político, Pemex, afirmó que no podía dar a conocer la información de los casos ya que podría afectar la estrategia procesal, aunque en un documento posterior del 17 de octubre, agregó: “Derivado de estas acciones emprendidas en Estados Unidos, Pemex Exploración y Producción logró resoluciones y acuerdos en su favor por más de 80 millones de dólares. 

Todos los procedimientos se encuentran concluidos en definitiva y en todos los casos se emitió una respuesta favorable para Pemex”. 

Androphony, aseguraría posteriormente “no tengo idea de por qué dirían que las resoluciones fueron favorables para ellos”. ¿Quiénes robaron el combustible? Las demandas que Pemex no pudo probar, de acuerdo con los documentos de la paraestatal, eran por un robo condensado de gas natural del cual tenía conocimiento de tiempo atrás. 

Los documentos oficiales, afirman que el combustible que habría sido comercializado por las empresas demandadas, fue extraído por integrantes de los cárteles del Golfo y Los Zetas de la Cuenca de Burgos y transportado a Estado Unidos con apoyo de petroleras estadounidenses en colusión con autoridades aduanales del Servicio de Administración Tributaria (SAT) mexicano. 

Un testigo identificado como Luis Ariel Rivera Rodríguez, que fue detenido en el marco de la operación estadounidense Project Reckoning, aseguró que desde 2006 además de drogas, los cárteles llevaban a Estados Unidos gas natural robado de México. En 2008, la consejería jurídica de Pemex recibió cintas con conversaciones entre empresarios petroleros del país del norte, en que lamentaban la detención de integrantes del Cártel del Golfo y Los Zetas. Empleados, aseguraron que sabían de la existencia de sobornos a funcionarios aduanales para contrabandear combustible robado. 

La Corte en Texas afirmó en 2010 que “la evidencia señala que Pemex estaba muy consciente de que el condensado mexicano estaba siendo robado en México y comercializado en Estados Unidos al menos cuatro años antes de que demandara a cualquiera de las empresas”, lo que Pemex admitió. 

¿Cómo compraban el combustible robado? 

De acuerdo con los alegatos presentados por la empresa mexicana, el modus operandi constaba en: 

1.- Las empresas estadounidenses compraban el condensado robado y enviaban a México camiones cargados con agua con la etiqueta “nafta”. 

2.- Al cruzar la frontera, vaciaban los camiones y los llenaban con condensado de gas natural robado. 

3.- Creaban documentación falsa para justificar la posesión de combustible. 

4.- Sobornaban a funcionarios aduanales para cruzar la frontera. 

5.- En Texas el producto era almacenado y revendido a otras empresas.

“El Pollo del CDG”, quien acusò a Tomás Yarrington

noviembre 25, 2016 // 0 Comentarios


Demasiado tarde y demasiado extraño, seis años después de iniciarse una investigación en contra del ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, la Procuraduría General de la República decidió actuar activamente en su contra, y ofreció una recompensa por hasta 15 millones de pesos por información que permita la captura del político que aspiró a la candidatura presidencial del PRI hace más de una década.

¿Por qué razón procedió ahora? Las investigaciones sobre Yarrington comenzaron en 2009, cuando la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) abrió una indagatoria (la PGR/SIEDO/UEIDCS/012/2009).

Eran los años en los que la procuradora Marisela Morales, por instrucciones del presidente Felipe Calderón, estaba decidida a llevar a la cárcel a varios gobernadores priistas en los estados del Golfo de México.

La investigación se empezó a construir con información de un testigo protegido de la PGR conocido como “Oscar”, quien detalló cómo funcionarios estatales y municipales en Tamaulipas recibían dinero del Cártel del Golfo a cambio de protección.

De acuerdo con “Oscar”, identificado años después como César Eduardo García, colaborador del exjefe del cártel, Osiel Cárdenas, el dinero lo entregaba Juan Carlos González, el ex policía ministerial en Matamoros y uno de los principales operadores de Eduardo Costilla, El Coss, jefe del Cártel del Golfo hasta su captura en 2012. Sus revelaciones permitieron que la DEA lo acusara en una Corte Federal de San Antonio, Texas, a donde ante la imposibilidad de poder perseguirlos en México, la ex procuradora llevó toda la documentación y la información que había recabado en su contra.

Durante la campaña presidencial en 2012, los estrategas del PAN difundieron muy eficaces spots donde vinculaban a gobernadores priistas con los cárteles de la droga. Pero como la candidata del PAN, Josefina Vázquez Mota no aprovechó la caída del candidato Enrique Peña Nieto en las preferencias electorales por esa propaganda, y en cambio beneficiaba a Andrés Manuel López Obrador, Calderón pidió a su partido que los retirara del aire. Mientras tanto Morales, que proporcionó los expedientes al jefe de campaña priista, Luis Videgaray, recibió en pago la protección del gobierno peñista en el Consulado General de Milán. La investigación se congeló en México, pero no en Estados Unidos.

A las imputaciones de “Oscar” se añadieron las del empresario Antonio Peña Argüelles, quien presuntamente fue intermediario de Yarrington con Los Zetas. Peña Argüelles fue sentenciado en la corte federal texana en abril de 2014, quien, a cambio de colaborar con las autoridades, fue sentenciado a sólo dos años y medio de cárcel por los delitos de lavado de dinero y vínculos con el narcotráfico.

Yarrington, involucrado por Peña Argüelles en el asesinato del candidato del PRI a la gubernatura de Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú, en junio de 2010, se ufanaba mientras tanto de ser amigo del ex presidente George W. Bush, a quien había conocido cuando fue gobernador de Texas y presumía fotografías de él en la Casa Blanca.

En México se sentía blindado con el apoyo de la PGR, que llegó a desestimar acusaciones puntuales en su contra, como la del ex diputado local y ex delegado de la Sedesol en Tamaulipas, Luis Alonso Mejía García, quien dijo que había recibido 80 millones de dólares del narcotráfico para su campaña electoral para gobernador.

La Corte Federal en Texas finalmente lo acusó por “conducta criminal”, junto con su presunto testaferro y lavador de dinero, Fernando Cano Martínez, quien según la DEA, pagó sobornos con dinero de los cárteles tamaulipecos a funcionarios en ese estado al menos desde 1998, cuando Cavazos era gobernador y Yarrington secretario de Finanzas. Pese a que se le señaló de no sólo haber estado al servicio de los cárteles, sino formar parte de su estructura orgánica, el PRI salió en su defensa y dijo que se estaba politizando la justicia.

La PGR nunca quiso actuar abiertamente en su contra y en varias ocasiones negó incluso que hubiera investigaciones en su contra. En abril de 2013, el entonces procurador Jesús Murillo Karam, exoneró a Yarrington y a otros dos ex gobernadores tamaulipecos, el actual senador Manuel Cavazos y Eugenio Hernández –prófugo de la justicia estadounidense- porque, afirmó la dependencia, las acusaciones de los testigos protegidos que los habían acusado, eran falsas. Acto seguido, canceló las órdenes de aprehensión en su contra. Sin embargo, el caso siguió, aunque dando tumbos, en del gobierno de Peña Nieto.

Después de que Murillo Karam dijo haber cancelado la orden de aprehensión en su contra, se reactivó. Yarrington se amparó, y unos días antes de que fuera relevado Murillo Karam del cargo en marzo de 2014, un juez federal le negó el amparo al ex gobernador en contra de la orden de aprehensión por narcotráfico y delitos contra la salud, derivada de las declaraciones de los testigos protegidos desautorizados por el ex procurador, entre los que se encontraba “Oscar”, en manos de la DEA, que declaró en San Antonio.

En el 2014 “El Pollo” testigo protegido envió una carta acusando a la ex-procuradora Marisela Morales y a la DEA de solamente haberlo utilizado y de haber solo seguido ordenes para declarar en contra de Yarrington para después dejarlos al desamparo a el y a otro testigos protegidos

Aqui les reproducimos la carta titulada Confesiones de un Testigo Protegido

En México cada que el Gobierno Federal tiene oportunidad dice que en la lucha contra el Narco la colaboración no será igual que con Felipe Calderón, que según la PGR de Jesús Murillo las Agencias Federales de E.U “Se metieron hasta la cocina” en el pasado “sexenio”, lo que no les han dicho a los mexicanos es que “ahora está peor”.

“Mi nombre es  CÉSAR EDUARDO GARCÍA MARTÍNEZ y me dicen ‘El Pollo’, empecé como ‘Informante de la DEA’ tras la aprehensión en 2003 de Osiel Cardenas Guillen, accedí porque había trabajado muy cerca de él y porque al ‘calentarse las cosas’ en México me vine a EU en donde la DEA me ofreció mucho y yo también los ayude ‘mucho’, sin embargo así como yo  muchos otros informantes que  hemos estado expuestos ahora estamos siendo ‘desprotegidos y desplazados’ por otros informantes de la DEA lo que ha ocasionado preocupación de nuestra parte y no nos queda otra que hacerlo público ante la amenaza que esto nos representa”.

“Yo he sido testigo” de como alguno de los “Últimos Operativos Mexicanos” que han dado con la detención de prominentes “narcos” han sido encabezados por “Autoridades de EU”,cuyos Agentes Federales se disfrazan de marinos o soldados según sea el caso, aprovechando en ocasiones el anonimato que da el ir “cubierto del rostro”, eso ha pasado muy frecuentemente con la DEA e incluso con los agentes del ICE que se han llegado a disfrazar también de Agentes de la Policía Federal, el objeto evidente de esto ha sido entre otras razones la de “evitar” la critica al Gobierno de México, pero particularmente la de “llevarse todo el Crédito”. Esto  ha causado molestia en las “Agencias Norteamericanas” y filtran ellas mismas las aprehensiones.

“Yo fui también responsable de coordinar y reclutar un gran número de “Informantes” a los que fui autorizado en ofrecer a cambio de Testimonios “Tarjetas de Residencia”, “Green Cards” que les fueron entregadas a muchos de ellos al igual que a sus familias, pero a raíz de mis “testimonios” en el “Caso Yarrington” fui desplazado derivado del enojo y el fracaso del expediente en el que he sido “Brutalmente exhibido” y que además  no fue mi culpa, yo sólo obedecí las órdenes de la DEA y de la entonces procuradora Marisela Morales con quien me reuní en México en julio de 2011, apenas 2 meses después de que ella asumiera el cargo e incluso recibí 500 mil pesos como “estímulo” adicional por mi declaración, en la que siempre fui instruido en que “sentido lo hiciera”, pero lo hice obligado por las circunstancias, pues lo mismo pasó con Rubén Ignacio Cavazos, otro testigo y amigo que yo mismo recluté y cuyo testimonio también aparece en el expediente, nosotros sólo hicimos lo que la PGR y Marisela Morales nos pidieron con el consentimiento de la DEA y sin embargo ahora “casi nos echan y desprotegen” sin siquiera decirnos el motivo” y además nos exponen, ya que nuestros nombres han sido citados muchas veces y corremos graves riesgos”.

Decía la carta escrita por Cesar Eduardo Garcia Martinez alias El Pollo

Yarrington es uno de los ejemplos más contundentes de la narcopolítica mexicana, que nutre la percepción que el PRI tiene pactos con el crimen organizado. El ofrecimiento de la recompensa, aunque apunta en la dirección de la justicia, levanta suspicacias. ¿Por qué razón procedió en su contra? No se puede soslayar el contexto político que se vive, la recta final del gobierno de Peña Nieto, con un PRI en tercer lugar de las preferencias electorales para 2018 y en declive.

¿Está administrando la PGR casos de impacto para levantar al PRI y sobrevivir el peñismo? Es temprano para saberlo, pero no falta mucho para determinarlo.

“El Pollo del CDG”, quien acusò a Tomás Yarrington

noviembre 25, 2016 // 0 Comentarios


Demasiado tarde y demasiado extraño, seis años después de iniciarse una investigación en contra del ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, la Procuraduría General de la República decidió actuar activamente en su contra, y ofreció una recompensa por hasta 15 millones de pesos por información que permita la captura del político que aspiró a la candidatura presidencial del PRI hace más de una década.

¿Por qué razón procedió ahora? Las investigaciones sobre Yarrington comenzaron en 2009, cuando la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) abrió una indagatoria (la PGR/SIEDO/UEIDCS/012/2009).

Eran los años en los que la procuradora Marisela Morales, por instrucciones del presidente Felipe Calderón, estaba decidida a llevar a la cárcel a varios gobernadores priistas en los estados del Golfo de México.

La investigación se empezó a construir con información de un testigo protegido de la PGR conocido como “Oscar”, quien detalló cómo funcionarios estatales y municipales en Tamaulipas recibían dinero del Cártel del Golfo a cambio de protección.

De acuerdo con “Oscar”, identificado años después como César Eduardo García, colaborador del exjefe del cártel, Osiel Cárdenas, el dinero lo entregaba Juan Carlos González, el ex policía ministerial en Matamoros y uno de los principales operadores de Eduardo Costilla, El Coss, jefe del Cártel del Golfo hasta su captura en 2012. Sus revelaciones permitieron que la DEA lo acusara en una Corte Federal de San Antonio, Texas, a donde ante la imposibilidad de poder perseguirlos en México, la ex procuradora llevó toda la documentación y la información que había recabado en su contra.

Durante la campaña presidencial en 2012, los estrategas del PAN difundieron muy eficaces spots donde vinculaban a gobernadores priistas con los cárteles de la droga. Pero como la candidata del PAN, Josefina Vázquez Mota no aprovechó la caída del candidato Enrique Peña Nieto en las preferencias electorales por esa propaganda, y en cambio beneficiaba a Andrés Manuel López Obrador, Calderón pidió a su partido que los retirara del aire. Mientras tanto Morales, que proporcionó los expedientes al jefe de campaña priista, Luis Videgaray, recibió en pago la protección del gobierno peñista en el Consulado General de Milán. La investigación se congeló en México, pero no en Estados Unidos.

A las imputaciones de “Oscar” se añadieron las del empresario Antonio Peña Argüelles, quien presuntamente fue intermediario de Yarrington con Los Zetas. Peña Argüelles fue sentenciado en la corte federal texana en abril de 2014, quien, a cambio de colaborar con las autoridades, fue sentenciado a sólo dos años y medio de cárcel por los delitos de lavado de dinero y vínculos con el narcotráfico.

Yarrington, involucrado por Peña Argüelles en el asesinato del candidato del PRI a la gubernatura de Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú, en junio de 2010, se ufanaba mientras tanto de ser amigo del ex presidente George W. Bush, a quien había conocido cuando fue gobernador de Texas y presumía fotografías de él en la Casa Blanca.

En México se sentía blindado con el apoyo de la PGR, que llegó a desestimar acusaciones puntuales en su contra, como la del ex diputado local y ex delegado de la Sedesol en Tamaulipas, Luis Alonso Mejía García, quien dijo que había recibido 80 millones de dólares del narcotráfico para su campaña electoral para gobernador.

La Corte Federal en Texas finalmente lo acusó por “conducta criminal”, junto con su presunto testaferro y lavador de dinero, Fernando Cano Martínez, quien según la DEA, pagó sobornos con dinero de los cárteles tamaulipecos a funcionarios en ese estado al menos desde 1998, cuando Cavazos era gobernador y Yarrington secretario de Finanzas. Pese a que se le señaló de no sólo haber estado al servicio de los cárteles, sino formar parte de su estructura orgánica, el PRI salió en su defensa y dijo que se estaba politizando la justicia.

La PGR nunca quiso actuar abiertamente en su contra y en varias ocasiones negó incluso que hubiera investigaciones en su contra. En abril de 2013, el entonces procurador Jesús Murillo Karam, exoneró a Yarrington y a otros dos ex gobernadores tamaulipecos, el actual senador Manuel Cavazos y Eugenio Hernández –prófugo de la justicia estadounidense- porque, afirmó la dependencia, las acusaciones de los testigos protegidos que los habían acusado, eran falsas. Acto seguido, canceló las órdenes de aprehensión en su contra. Sin embargo, el caso siguió, aunque dando tumbos, en del gobierno de Peña Nieto.

Después de que Murillo Karam dijo haber cancelado la orden de aprehensión en su contra, se reactivó. Yarrington se amparó, y unos días antes de que fuera relevado Murillo Karam del cargo en marzo de 2014, un juez federal le negó el amparo al ex gobernador en contra de la orden de aprehensión por narcotráfico y delitos contra la salud, derivada de las declaraciones de los testigos protegidos desautorizados por el ex procurador, entre los que se encontraba “Oscar”, en manos de la DEA, que declaró en San Antonio.

En el 2014 “El Pollo” testigo protegido envió una carta acusando a la ex-procuradora Marisela Morales y a la DEA de solamente haberlo utilizado y de haber solo seguido ordenes para declarar en contra de Yarrington para después dejarlos al desamparo a el y a otro testigos protegidos

Aqui les reproducimos la carta titulada Confesiones de un Testigo Protegido

En México cada que el Gobierno Federal tiene oportunidad dice que en la lucha contra el Narco la colaboración no será igual que con Felipe Calderón, que según la PGR de Jesús Murillo las Agencias Federales de E.U “Se metieron hasta la cocina” en el pasado “sexenio”, lo que no les han dicho a los mexicanos es que “ahora está peor”.

“Mi nombre es  CÉSAR EDUARDO GARCÍA MARTÍNEZ y me dicen ‘El Pollo’, empecé como ‘Informante de la DEA’ tras la aprehensión en 2003 de Osiel Cardenas Guillen, accedí porque había trabajado muy cerca de él y porque al ‘calentarse las cosas’ en México me vine a EU en donde la DEA me ofreció mucho y yo también los ayude ‘mucho’, sin embargo así como yo  muchos otros informantes que  hemos estado expuestos ahora estamos siendo ‘desprotegidos y desplazados’ por otros informantes de la DEA lo que ha ocasionado preocupación de nuestra parte y no nos queda otra que hacerlo público ante la amenaza que esto nos representa”.

“Yo he sido testigo” de como alguno de los “Últimos Operativos Mexicanos” que han dado con la detención de prominentes “narcos” han sido encabezados por “Autoridades de EU”,cuyos Agentes Federales se disfrazan de marinos o soldados según sea el caso, aprovechando en ocasiones el anonimato que da el ir “cubierto del rostro”, eso ha pasado muy frecuentemente con la DEA e incluso con los agentes del ICE que se han llegado a disfrazar también de Agentes de la Policía Federal, el objeto evidente de esto ha sido entre otras razones la de “evitar” la critica al Gobierno de México, pero particularmente la de “llevarse todo el Crédito”. Esto  ha causado molestia en las “Agencias Norteamericanas” y filtran ellas mismas las aprehensiones.

“Yo fui también responsable de coordinar y reclutar un gran número de “Informantes” a los que fui autorizado en ofrecer a cambio de Testimonios “Tarjetas de Residencia”, “Green Cards” que les fueron entregadas a muchos de ellos al igual que a sus familias, pero a raíz de mis “testimonios” en el “Caso Yarrington” fui desplazado derivado del enojo y el fracaso del expediente en el que he sido “Brutalmente exhibido” y que además  no fue mi culpa, yo sólo obedecí las órdenes de la DEA y de la entonces procuradora Marisela Morales con quien me reuní en México en julio de 2011, apenas 2 meses después de que ella asumiera el cargo e incluso recibí 500 mil pesos como “estímulo” adicional por mi declaración, en la que siempre fui instruido en que “sentido lo hiciera”, pero lo hice obligado por las circunstancias, pues lo mismo pasó con Rubén Ignacio Cavazos, otro testigo y amigo que yo mismo recluté y cuyo testimonio también aparece en el expediente, nosotros sólo hicimos lo que la PGR y Marisela Morales nos pidieron con el consentimiento de la DEA y sin embargo ahora “casi nos echan y desprotegen” sin siquiera decirnos el motivo” y además nos exponen, ya que nuestros nombres han sido citados muchas veces y corremos graves riesgos”.

Decía la carta escrita por Cesar Eduardo Garcia Martinez alias El Pollo

Yarrington es uno de los ejemplos más contundentes de la narcopolítica mexicana, que nutre la percepción que el PRI tiene pactos con el crimen organizado. El ofrecimiento de la recompensa, aunque apunta en la dirección de la justicia, levanta suspicacias. ¿Por qué razón procedió en su contra? No se puede soslayar el contexto político que se vive, la recta final del gobierno de Peña Nieto, con un PRI en tercer lugar de las preferencias electorales para 2018 y en declive.

¿Está administrando la PGR casos de impacto para levantar al PRI y sobrevivir el peñismo? Es temprano para saberlo, pero no falta mucho para determinarlo.

Se reune CDG y LosZetas vieja escuela; se refuerzan

noviembre 17, 2016 // 0 Comentarios


En la reunión de Cárteles no estuvieron presentes la facción de Reynosa del Cártel del Golfo al mando del comandante Toro por lo que quedaron fuera de esta alianza ya que esta facción ya tuvo enfrentamientos con los Golfos de Matamoros en el 2015.

Matamoros, Tamaulipas — Los líderes de dos de los carteles mas poderosos de México se reunieron en esta ciudad fronteriza con el fin de reforzar alianzas, trazar nuevas rutas y territorios para el trafico de drogas y discutir la lucha con sus rivales.

Un testigo de la reunión confirmo de forma exclusiva a Breitbart Texas que la semana pasada, mientras el enfoque del mundo estaba en las elecciones estadounidenses, los líderes del Cartel del Golfo en Matamoros se reunieron con sus contrapartes del cartel de Los Zetas Vieja Escuela en un intento por concretar la alianza denominada “Carteles Unidos.” Fuentes federales de inteligencia del gobierno Mexicano confirmaron de manera extraoficial la información sobre la junta y la solidificación de la alianza entre los grupos criminales.

La reunión se llevo acabo en el centro de Matamoros comenzando a las 11 de la mañana y durando mas de 6 horas; los participantes se retiraron después de las 5 de la tarde en una forma discreta. El evento fue organizado por Sergio “Sr. Cortez” Ortegón, el cual es el actual líder del Cartel Del Golfo en Matamoros. Los invitados incluyeron los jefes de plaza del grupo Zetas Vieja Escuela de Oaxaca, Tabasco, Nuevo Leon, San Luis Potosí, Coahuila, Veracruz y Quintana Roo.

Como Breitbart Texas ha reportado anteriormente, el grupo Zetas Vieja Escuela ha estado en guerra con otro grupo Zeta denominado Cartel Del Noreste (CDN). La lucha ha detonado la violencia en Tamaulipas y se ha expandido a otros estados incluyendo Nuevo Leon y Coahuila.

El tema principal de la junta fue la apertura de las fronteras y terminar con tensiones entre los grupos presentes. El Cartel del Golfo en Matamoros abriría sus rutas de trasiego de drogas y el apoyo logístico del Cartel del Golfo en la frontera mientras que los Zetas Vieja Escuela no solo pagarían por los servicios sino que también proporcionarían entrenamiento, armamento y de ser necesario grupos de choque.
 
Miembros del Cartel Del Golfo en Reynosa, liderados por Julian “Comandante Toro” Loiza Salinas no fueron invitados a la reunión. Fuentes de inteligencia en ambos lados de la frontera confirmaron a Breitbart Texas que hay una fuerte animosidad entre Cortez y Toro. En el 2015, las fuerzas del CDG en Matamoros y las fuerzas del CDG en Reynosa chocaron en una sangrienta guerra.

Según el testigo de la junta, tanto los Zetas Vieja Escuela como el CDG en Matamoros han llevado acabo una “limpia” en la cual se han dedicado a atacar a secuestradores y asaltantes en un intento por regresar a los tiempos donde los carteles se dedicaban exclusivamente a el trafico de droga sin increpar a los ciudadanos. Breitbart Texas ha reportado en algunos casos que han incluido las ejecuciones de secuestradores y la tortura de asaltantes. El grupo CDN y el CDG en Reynosa han sido vinculados a la extorsión, el secuestro y otros crímenes como una forma de diversificar sus ingresos. 

Tamaulipas: CAPTURAN aL “Comandante Chabelo” del CDG y…. ¡¡LO SUELTAN!!

septiembre 23, 2016 // 0 Comentarios

RIO BRAVO, Tamaulipas – Uno de los principales comandantes de la facción del Cártel del Golfo que controla esta ciudad fronteriza fue detenido por las autoridades federales de México, pero sospechosamente fue liberado días después.

El fin de semana, los agentes de la policía federal mexicana detuvieron a Ismael “Comandante Chabelo” Ramos Chapa durante un operativo en Río Bravo. Poco después de su captura, las autoridades mexicanas llevaron a Ramos Chapa fuera de Río Bravo y lo entregaron a la Fiscalía Especial del Crimen Organizado (SEIDO) con la Oficina del Procurador General de México (PGR).

Por razones desconocidas, ni la SEIDO ni la PGR publicó ninguna información en cuanto a la detención de Ramos Chapa. Fuentes con conocimiento directo han confirmado que Ramos Chapa fue interrogado extensamente durante dos días y fue posteriormente puesto en libertad por las autoridades.


La información proporcionada a Breitbart Texas por oficiales de la policía mexicana reveló que Ramos Chapa había sido el comandante a cargo de la recaudación de “cuotas” a nombre del Cártel del Golfo en Río Bravo. Recientemente, Ramos Chapa había estado trabajando bajo Luis Alberto “El Pelochas o Metro 28” Blanco Flores, jefe actual de plaza o líder regional del Cártel del Golfo en Río Bravo.

Ramos Chapa o El Chabelo comenzó como oficial de policía de turismo en la ciudad fronteriza de Reynosa antes de unirse a la policía de tránsito de esa ciudad. Durante su tiempo como oficial, Ramos Chapa se cree fue trabajador del Cártel del Golfo antes de salir de la fuerza de policía y convertirse en un miembro del cártel de tiempo completo.

Como Breitbart Texas ha informado en el pasado, las autoridades mexicanas tienen una historia de capturar a los jefes y comandantes del Cártel del Golfo sólo para liberarlos tras recibir dinero o cuando oficiales gubernamentales ejercen influencia sobre las autoridades.

Uno de los casos más dramáticos se llevó a cabo en mayo, cuando las fuerzas de la policía de Tamaulipas recibieron la orden de liberar al líder número dos de una facción del Cártel del Golfo en Hidalgo, Tamaulipas. Un video filtrado de la liberación del hombre expone los actos de corrupción por parte de funcionarios del gobierno.

En agosto de 2015, un comandante del Cártel del Golfo de nombre Jesús “Wero Jesse” García fue capturado después de un tiroteo de gran escala en Reynosa. Poco después, el secretario del Interior, Miguel Ángel Osorio Chong de México, dijo durante la reunión que el tiroteo estaba ligado a la captura de “uno de los criminales más importantes, con los que tuvimos que perseguir y que tuvimos luchar en contra”. Como informó Breitbart Texas en el momento, las autoridades mexicanas liberaron al hombre conocido como Wero Jesse después de que el hombre pagó un soborno en efectivo.

El Toro del CDG se entregò a Dios, ya lee la biblia, acusan en Reynosa

septiembre 18, 2016 // 0 Comentarios


Los últimos y mas recientes acontecimientos que derivaron en la traición y muerte de GUMERSINDO GAMEZ el “AGUILA”, MANDO CRIMINAL EJECUTADO por ORDENES DIRECTAS de JUAN MANUEL LOZA SALINAS alias el “TORO” y ACATADAS presuntamente por su SOBRINO el “BETILLO” han degenerado en un AMBIENTE TENSO y PROCLIVE al ENFRENTAMIENTO entre MANDOS DELICTIVOS del CARTEL del GOLFO en REYNOSA.

Así se infiere de fuertes denostaciones en las redes sociales donde se increpan y ya se advierten fisuras entre los “Mandos” del CARTEL del GOLFO hacia el “ENEMIGO PUBLICO # 1” de reynosa, hoy el FUGITIVO MAS BUSCADO de TAMAULIPAS JUAN MANUEL LOZA SALINAS el “TORO” a quien también exhiben como responsable de SINNUMERO de FILTRACIONES entre ellas la que EVIDENCIO al “VIEJO NARCO” OCTAVIO LEAL MONCADA como el TERRORISTA detrás de los ATENTADOS con COCHES BOMBA en TAMAULIPAS que DETONO la TRAICION al CHIRICUAS,otro MANDO CRIMINAL YA TRAICIONADO y que “YA LE DESCONFIABA” según se advirtió entonces en el AUDIO que circulo profusamente en “redes”.

 Y es  que atendiendo el carácter infidente de la información vertida no pueden desdeñarse y mucho menos menospreciarse  los “comentarios” en el contexto de la DENUNCIA CIUDADANA y ANONIMA donde se advierte un alto nivel de “inconformidad” como vaticinio del inminentes reacomodos,HOY el “TORO” sigue APOSTANDO a la TRAICION” para DEBILITAR las ESTRUCTURAS que se  le CONTRAPONEN ,la TRAICION al “AGUILA” es solo una de tantas sustentadas en la AMBICION del LIDER del CDG del que AHORA se INFIERE esta ENTREGADO a DIOS y la LECTURA de la BIBLIA según trasciende en uno de los párrafos entre otras acusaciones al líder y no menos menos importantes… 

Trabajaba para el CDG pero quiso ser “independiente” y fue despedazado

agosto 17, 2016 // 0 Comentarios


Formaba parte del Cártel del Golfo como sicario y en mayo del año pasado, fue detenido junto con otros cuatro sujetos con armas cortas, marihuana y una AK-47 “cuerno de chivo”.

Según las primeras investigaciones de la autoridad ministerial, cuando salió de prisión, hace apenas unas semanas, fue “visitado” por el Cártel de Jalisco Nueva Generación, para invitarlo a unirse a ellos, sin embargo, se negó al decir que trabajaría por su cuenta, y eso le costó la vida.

Cuando el ahora occiso vio a los sujetos que lo esperaban en un vehículo cerca de su casa, sabía que iban por él, bajó de su camioneta con las manos en alto y se tiró al piso, en donde le dispararon en varias ocasiones a quemarropa.

La Vicefiscalía de la Zona Norte informó que Ezequiel C. O. (a) “Cheque” y/o “Toro”, ejecutado a balazos la noche del sábado en la Supermanzana 520, contaba con antecedentes de pertenecer a un grupo de la delincuencia organizada.

El 23 de mayo del 2015, el ahora occiso fue detenido junto con otros cuatro sujetos, todos integrantes del Cártel del Golfo, asegurándose en aquella ocasión casi tres kilos de marihuana, tres armas cortas y un arma larga AK-47 conocida como “cuerno de chivo”; todas con sus cargadores abastecidos.

En ese entonces, los detenidos incluyendo al ahora occiso, fueron relacionados directamente con la ejecución de un hombre en la Región 219 el 20 de mayo del año pasado.

Todos quedaron a disposición de la Fiscalía Especializada en Atención al Narcomenudeo y fueron consignados a un juez Penal, para posteriormente solicitar una orden de aprehensión en contra de los cinco por el delito de homicidio, dentro de la averiguación previa 2940/2015, iniciada por la ejecución de la Región 219 en donde asesinaron a un vendedor de droga del mismo grupo delictivo.

Días después, el Juzgado Segundo Penal libró orden de aprehensión por homicidio en contra de cuatro de los cinco detenidos, siendo Ezequiel C. O, el único al que no le fue notificado el mandato judicial, por lo que sólo quedó bajo proceso penal por narcomenudeo y la portación de las armas.
Tenía pocas semanas de haber salido del Cereso de esta ciudad y según las primeras indagatorias, trascendió que el ahora occiso fue visitado por miembros del Cártel de Jalisco Nueva Generación para invitarlo a trabajar para ellos.

Sin embargo, éste se negó y dijo que trabajaría por su cuenta, dedicándose a la venta de discos piratas en los tianguis.

Por ello la noche del sábado, el ahora occiso identificó a los sujetos que lo esperaban y sabía que iban por él, por lo que bajó de su camioneta con los brazos en alto y después se tiró al piso, para que vieran que no iba armado.

No contaba con que los sicarios se acercarían a él y a quemarropa, le dispararían en varias ocasiones para después huir.

Hasta ahora esta versión no se ha confirmado de manera oficial, por lo que la ejecución aún no se ha adjudicado a un grupo delictivo en específico.

Trabajaba para el CDG pero quiso ser “independiente” y fue despedazado

agosto 17, 2016 // 0 Comentarios


Formaba parte del Cártel del Golfo como sicario y en mayo del año pasado, fue detenido junto con otros cuatro sujetos con armas cortas, marihuana y una AK-47 “cuerno de chivo”.

Según las primeras investigaciones de la autoridad ministerial, cuando salió de prisión, hace apenas unas semanas, fue “visitado” por el Cártel de Jalisco Nueva Generación, para invitarlo a unirse a ellos, sin embargo, se negó al decir que trabajaría por su cuenta, y eso le costó la vida.

Cuando el ahora occiso vio a los sujetos que lo esperaban en un vehículo cerca de su casa, sabía que iban por él, bajó de su camioneta con las manos en alto y se tiró al piso, en donde le dispararon en varias ocasiones a quemarropa.

La Vicefiscalía de la Zona Norte informó que Ezequiel C. O. (a) “Cheque” y/o “Toro”, ejecutado a balazos la noche del sábado en la Supermanzana 520, contaba con antecedentes de pertenecer a un grupo de la delincuencia organizada.

El 23 de mayo del 2015, el ahora occiso fue detenido junto con otros cuatro sujetos, todos integrantes del Cártel del Golfo, asegurándose en aquella ocasión casi tres kilos de marihuana, tres armas cortas y un arma larga AK-47 conocida como “cuerno de chivo”; todas con sus cargadores abastecidos.

En ese entonces, los detenidos incluyendo al ahora occiso, fueron relacionados directamente con la ejecución de un hombre en la Región 219 el 20 de mayo del año pasado.

Todos quedaron a disposición de la Fiscalía Especializada en Atención al Narcomenudeo y fueron consignados a un juez Penal, para posteriormente solicitar una orden de aprehensión en contra de los cinco por el delito de homicidio, dentro de la averiguación previa 2940/2015, iniciada por la ejecución de la Región 219 en donde asesinaron a un vendedor de droga del mismo grupo delictivo.

Días después, el Juzgado Segundo Penal libró orden de aprehensión por homicidio en contra de cuatro de los cinco detenidos, siendo Ezequiel C. O, el único al que no le fue notificado el mandato judicial, por lo que sólo quedó bajo proceso penal por narcomenudeo y la portación de las armas.
Tenía pocas semanas de haber salido del Cereso de esta ciudad y según las primeras indagatorias, trascendió que el ahora occiso fue visitado por miembros del Cártel de Jalisco Nueva Generación para invitarlo a trabajar para ellos.

Sin embargo, éste se negó y dijo que trabajaría por su cuenta, dedicándose a la venta de discos piratas en los tianguis.

Por ello la noche del sábado, el ahora occiso identificó a los sujetos que lo esperaban y sabía que iban por él, por lo que bajó de su camioneta con los brazos en alto y después se tiró al piso, para que vieran que no iba armado.

No contaba con que los sicarios se acercarían a él y a quemarropa, le dispararían en varias ocasiones para después huir.

Hasta ahora esta versión no se ha confirmado de manera oficial, por lo que la ejecución aún no se ha adjudicado a un grupo delictivo en específico.

Desarticulan a “los Rojos”, BRAZO ARMADO del CDG en Tamaulipas

enero 15, 2016 // 0 Comentarios

REYNOSA.  La Procuraduría General de la República (PGR), anunció la detención de nueve integrantes de Los Rojos, célula delictiva que se desempeñaba como brazo armado del cartel del Golfo que opera en el estado de Tamaulipas.

Con ello, afirma la Procuraduría, se logró afectar sustancialmente la estructura criminal, entre ellos, el segundo nivel de mando y el jefe de plaza en Tampico.

Entre ellos se encuentran Héctor Crescencio de León Fonseca, “El R3”, “El Teto” o “El Chencho”, quien ocupaba el segundo nivel de mando dentro de Los Rojos, principalmente en los municipios de Tampico, Ciudad Madero y Altamira, Tamaulipas. También fue detenido Jesús Israel Briones Bandala al “El Morro”, quien era el jefe de plaza y comandaba al grupo de sicarios en Tampico, Tamaulipas.

A través de un comunicado, la SEIDO, dependiente de la Procuraduría General de la República (PGR) indicó que como resultado de una investigación integral, la Unidad Especializada en investigación de Terrorismo, Acopio y Tráfico de Armas identificó que dicho grupo criminal se dedicaba a la comisión de diversos delitos.
Entre estos destacan el tráfico de droga, armas, robo de hidrocarburos, secuestro y cobro de piso, en los municipios de Tampico, Ciudad Madero y Altamira, así como el tráfico de drogas hacia Estados Unidos, abundó la corporación federal, cuya sede se ubica en esta ciudad fronteriza.
Mencionó que las acciones ministeriales que se llevan a cabo, lograron afectar sustancialmente la estructura criminal, con la detención de nueve de sus integrantes, entre ellos, el segundo nivel de mando dentro de la mencionada organización delictiva y el jefe de plaza y de sicarios en Tampico, Tamaulipas.
La corporación policiaca señaló que en las inmediaciones de esa ciudad, se llevaron a cabo dos operativos en los que aseguraron dos camionetas doble cabina con blindaje artesanal.
Asimismo, decomisaron dos armas de fuego tipo Barret calibre 50, un fusil calibre 308, cuatro fusiles AK-47, un arma corta calibre .38 súper, mil 500 cartuchos útiles de diferentes calibres, diversos cargadores y un arma larga.
Además de tres cargadores para cuerno de chivo, 24 cartuchos útiles calibre 7.62 milímetros, 200 gramos de heroína, 50 kilos de marihuana, una camioneta modelo 2013 y un equipo de comunicación satelital.
El comunicado destacó la colaboración de la División de Investigaciones de la Policía Federal (PF).

CDG se deslinda de SECUESTROS y ofrece recompensa a quien denuncie Plagiarios

enero 12, 2016 // 0 Comentarios

Tamaulipas registra en promedio 30 secuestros por mes y desaparecen entre 10 y 14 personas por semana, delitos que han provocado una crisis de la que el Cártel de Golfo (CDG) se deslinda e incluso ofrece recompensas a las personas que denuncien a los plagiarios.

Estadísticas oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública del estado de Tamaulipas arrojan que durante 2014 se denunciaron 340 casos de secuestros y sólo son los que se denuncian por lo que se estima que la cifra podría triplicarse.

Sobre personas desaparecidas, las cifras oficiales arrojan alrededor de cinco mil 300, del 1 de enero del 2007 a diciembre 2014.

Sin embargo para organizaciones civiles como el Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo las cifras ya rondan los ocho mil si se suman los casos sucedidos el año pasado, ya que hasta mediados de ese año había unos dos mil desaparecidos más.

La mayoría de estos crímenes son cometidos por células de organizaciones criminales que quedaron acéfalas ante la división de dos de las más grandes organizaciones criminales que operan en México: Los Zetas y el CDG.

Desde marzo de 2010 ambas organizaciones se sumergieron en una cruenta guerra por el control del Noreste que ha dejado miles de muertos y alrededor de 10 mil desaparecidos. Tras un lustro de “narcoguerra” ambas organizaciones criminales se debilitaron.

La captura de capos por parte de fuerzas federales ayudó pero sobre todo las divisiones internas terminaron por hacerles perder plazas, influencia y poder.

Como consecuencia de las pugnas y las detenciones, cientos de células en todo el Noreste se quedaron sin cabeza y ahora se dedican a secuestrar, extorsionar y robar con métodos y armas que heredaron de los carteles.

Debido a que en Tamaulipas los secuestros y desapariciones continúan sin freno, en los últimos dos años líderes del CDG y Zetas comenzaron un debate interno para regresar a lo que llaman la “vieja escuela”. El debate se centra en que los carteles deben retomar su negocio original: el narcotráfico hacia Estados Unidos y dejar atrás las “malas prácticas” de agredir a la población.

En ambos casos, algunos de sus capos regionales han ordenado a sus organizaciones terminar con los robos, extorsiones y sobre todo secuestros, pero muchas células se niegan a dejar ese rentable “negocio”.

Dos fracciones mayoritarias del CDG, “los Ciclones” de Matamoros y “los Metros” de Reynosa, se han deslindado de esos delitos y en los últimos meses han colocado “narcomantas” donde llaman a la población a que denuncie a los secuestradores.

“A todos los habitantes de Reynosa, Tamaulipas, así como a las autoridades municipales, estatales y federales, debido al incremento de asaltos, secuestros y extorsiones que se han venido presentando en estos días queremos solicitar el apoyo de todos los ciudadanos que se han visto afectados por estos ilícitos a que denuncien al 066-089 en tiempo y forma para que nuestras autoridades puedan investigar y consignar a los verdades culpables de estos hechos.

“Y a la vez aprovechamos para notificarles que el Cártel del Golfo se deslinda totalmente de este tipo de actividades ya que esa no es la escuela que nos heredó nuestro Comandante M3”, decía una de las narcomantas” que firmaban “atentamente” el Comandante Toro y Los Metros del Cártel del Golfo.

Los Ciclones también proporcionaron un teléfono para que la población denunciara a los plagiaros a quienes amenazan con quitarles la vida.

En la última manta que colocaron a finales de diciembre en Matamoros ofrecieron recompensa a los que denunciaran a los plagiarios a un número de telefonía móvil.

“Para ustedes secuestradores de mierda, así se metan debajo de la tierra los vamos a encontrar y no se la van acabar culeros”, decía el texto firmado por “CDG Plaza Matamoros”.

Incumplen promesa

Para finales del año 2015 existían cuatros casos de importantes empresarios secuestrados en Matamoros, entre ellos el hermano del empresario ferretero Napololéon Rodríguez de la Garza, a quien se acusa de “lavar” dinero para Tomás Yarrigton.

Gracias a las presiones del Cónsul de Estados Unidos en esa ciudad fronteriza, se creó una unidad antisecuestro en la Procuraduría estatal, que sólo logró resolver un plagio.

Los detenidos resultaron estar relacionados con el CDG, sin embargo esa organización criminal se deslindó de ellos.
El CDG también había propuesto regresar a la “vieja escuela” en el municipio sureño de González otra de sus zonas de operación. En el ejido San Antonio acostumbran esconder camiones cisterna en los que mueven el combustible robado.

Según cifras de Pemex, en 2014 Tamaulipas encabezó la ordeña de ductos, y González fue el tercer municipio con más tomas clandestinas descubiertas en ese año, con 82.

Al jefe de esa plaza lo apodan “Oscarín” y recién prometió reducir los secuestros y otros delitos que se había incrementado en las carreteras de esa región.

Debido a denuncias ciudadanas la Marina detuvo a uno de sus operadores: José María Durán Chávez, “el Chema”, jefe regional de la “sección Líquidos” como se le denomina a la división que roba combustibles aunque fue liberado gracias a que “pagó fianza”.

“El Chema” también proponía regresar a la “vieja escuela” pero después de su detención, junto con el “Oscarín” comenzó a secuestrar a pobladores de González, como escarmiento a las personas que denunciaron a través de las redes sociales.

1 2