Ejecuciones

Tres ejecutados en Acapulco, pese a blindaje policiaco por Tianguis Turístico

marzo 28, 2017 // 0 Comentarios

CHILPANCINGO, Gro.- Mientras la Zona Diamante de Acapulco fue blindada debido a que el presidente Enrique Peña Nieto inauguró el Tianguis Turístico, en la franja urbana del puerto fueron ejecutadas al menos tres personas, entre ellos una mujer, indican reportes oficiales.

El primer hecho violento se registró cerca de las 5:00 horas de este lunes cuando se reportó el hallazgo de un taxista ejecutado en las inmediaciones del fraccionamiento Magallanes, a unos metros de la principal avenida turística del puerto, la costera Miguel Alemán.

Luego, un grupo armado atacó a los tripulantes de un auto y el saldo fue de un hombre muerto y otro herido cerca del Club de Golf y también a escasos metros de la costera.

Mientras en Ciudad Renacimiento fue reportada una mujer de 60 años muerta durante una balacera registrada en esta zona controlada por la delincuencia.

La víctima fue identificada como Reina Balbuena Naves, madre de Dulce Delabra Balbuena, quien se desempeña como editora del portal de noticias en línea denominado Lo Real de Guerrero, refieren los reportes oficiales.

Desde la administración del exgobernador interino Rogelio Ortega Martínez, la Fiscalía General del estado (FGE) ha vinculado oficialmente con el narco al administrador de este blog informativo, identificado como Nelson Matus, quien es acusado por el gobierno estatal de “ser informante” del grupo delictivo denominado Cártel Independiente de Acapulco (CIDA).

Los crímenes registrados en la zona urbana del puerto de Acapulco contrastan con el discurso oficial de autoridades de los tres niveles, que asegura que la incidencia delictiva en el principal destino turístico de la entidad va a la baja.

Por su lado, el gobernador Héctor Astudillo asegura que el 95 por ciento de los homicidios dolosos registrados en la entidad se debe al conflicto que mantienen bandas criminales por el control de las zonas de producción, trasiego y venta de droga.

JEFE DE INTELIGENCIA DE LA “PEP”, HABRÍA ORDENADO LEVANTON DE EMPRESARIO CHINO EJECUTADO Y DE HERMANO DE UN AGENTE MINISTERIAL

marzo 27, 2017 // 0 Comentarios

El secuestro del chino Huiquian Kong, propietario del restaurante de comida china “Hua Mei” quien fuera privado de su libertad, en el municipio Playas de Rosarito, Baja California, el pasado 5 de febrero alrededor de las 22:00 horas, aseguran fuentes confiables habría sido ordenado por el jefe de inteligencia de la PEP, Fabricio Ruiz Valenzuela.

Cuatro hombres armados a bordo de una camioneta pick­up, color blanco, llegaron al estacionamiento del restaurante ubicado en la calle Lázaro Cárdenas, de la colonia Obrera, Delegación Centro para privarlo de su libertad personal.
Los hombres encañonaron al empresario originario de China y lo obligaron a subir a un vehículo, después huyeron del lugar, la esposa del empresario dijo que su esposo, empleados y ella bajaban de un vehículo los alimentos que utilizan para preparar la comida, cuando fueron atacados.

Indicó que los cuatro hombres armados se dirigieron a su esposo a quien sin dejar de encañonar, lo obligaron a subir a la camioneta en la que escaparon, también manifestó que desde hace varios años su esposo y ella habían tomado la decisión de vivir en Playas de Rosarito y poner a funcionar el restaurante “Hua Mei” donde venden comida china.

Una semana después, el pasado 11 de febrero el empresario el cuerpo del asiatico fue encontrado sin vida un costado de la carretera escénica Tijuana-Ensenada, con un supuesto narcomensaje donde mencionaban que Huiquian Kong, había sido ejecutado por una deuda de 200 mil dolares.

Aunque este mensaje mas bien pareciera que fue un intento de despistar el asesinato, y de que la autoridades no investigaran a policías estatales preventivos del área de inteligencia, ya que su modo de operar es idéntico a como operaron las personas que levantaron al empresario chino.

Las cuales son muy similares a como actúa la “PEP”, descendieron de una unidad tipo pick up color blanco, descendieron con lujo de violencia varios hombres, se dirigieron directamente a la victima, para llevársela con rumbo desconocido.

De esta misma forma Fabricio Ruiz es también señalado de la desaparición de un hombre en el fraccionamiento Alta Brisa en Tijuana, hace ya mas de un año, en donde el hombre fue privado de su libertad después de que una mujer de la policía estatal llego solicitando la renta de unos de los locales del propietario que resultaría hermano de un agente de la policía ministerial del estado del grupo de Homicidios.

Hasta ese lugar llegaron varios policías estatales del grupo de inteligencia y de igual forma que al empresario chino lo privaron de su libertad y después estuvieron extorsionando a la familia exigiéndoles dinero, ya que de lo contrario lo ejecutarían, al rastrear las llamadas telefónicas los lugares de donde se efectuaron las llamadas telefónicas, serian muy cercano al lugar donde fue encontrado el empresario chino tirado sobre la carretera.

Ademas Fabricio Ruiz también es señalado de haber ordenado la violación de la señora Sonia Gonzalez en el mismo fraccionamiento Alta Brisa, a la cual después de bajar el suministro de luz, se introdujeron a sus domicilio brincando la barda para después subirla a su recamara y abusar sexualmente de ella.

Después de violarla la despojaron de 3 mil dolares, y la estuvieron torturando por varias horas, donde fue videograbada, en este caso fueron denunciados Jhonny Lopez Ruiz, Raúl Chávez Hernández, Reyes Lopez Felix, Juan Carlos Santos Martha, Liliana Lizbeth Marín Macías y Jony Abram Felix ortiz.

A los cuales la PGJE les giro orden de aprensión, y a al no tener mas salida la secretaria de seguridad publica estatal los dio de baja, pero no así a Fabricio Ruiz, quien es protegido directo del secretario de seguridad publica estatal Daniel de la Rosa, el líder “el cartel de los pepos” y lo mando como instructor en lo que se enfriaba la investigación.

"Ya se la saben put…os" aparece decapitado con narcomensaje en Cancún

marzo 26, 2017 // 0 Comentarios

Alrededor de las siete de la mañana de este sábado, una cabeza humana fue encontrada junto a un escueto narcomensaje por el banco Santander de la Avenida López Portillo, en la Supermanzana 63 de Cancún.

La cabeza estaba sobre un cartón que decía: “Ya se la saben putos”.

La cabeza corresponde a un hombre de mediana edad que al momento no está identificado.

Se trataría del ejecutado número 28 del año en este destino turístico.

En el lugar no había restos del cuerpo del ejecutado.

La cabeza de esta persona ejecutada es parte de una ola de violencia que ha azotado a Cancún en las últimas semanas y que ha llevado a que Quintana Roo sea uno de los estados del país donde la violencia ha repuntado en un conexto de reacomodo de los cárteles de la droga tras la extradición del Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán a los Estados Unidos. 

Mañana violenta: Suman 6 asesinados en Culiacán y Navolato

marzo 26, 2017 // 0 Comentarios

Baleados, asesinados con Cuerno de Chivo, encintados, levantados y más: así fueron encontrados estos cadáveres

Sinaloa.- Esta mañana Sinaloa tuvo un rojo amanecer luego de que entre Culiacán y Navolato, se diera la suma de seis personas asesinadas.

Las víctimas, fueron señaladas como cinco hombres y una mujer, de las cuales solo dos han sido identificadas por sus familiares.

Le “volaron la cabeza”

La primera fue una mujer, quien fue localizada con un disparo en la cabeza en las inmediaciones de San Pedro, Navolato, sobre la carretera que conecta a Culiacán con Navolato.

El cuerpo fue hallado alrededor de las 6:20 horas cerca de una conocida preparatoria del lugar, tirada en pleno monte.

La occisa se encontraba portando un pantalón de mezclilla azul, una blusa del mismo color, chamarra negra y unos tenis.

Se menciona que el cadáver tiene señales de violencia, como si la hubieran arrastrado.

Los matan con Cuerno de Chivo

Una hora más tarde, los cuerpos de dos jóvenes fueron localizados sin vida en las inmediaciones del sector conocido como El Contrabando, ubicado sobre El Castillo, también en Navolato.

El hallazgo se dio alrededor de las 8:00 horas y fueron los familiares de las víctimas quienes identificaron a los cuerpos de los jóvenes, señalando sus nombres como Juan Luis y Sergiel “N”.

Según testimonios, estos jóvenes fueron privados de su libertad a través de un “levantón” hace cuatro días, y desde entonces no se volvió a saber nada de ellos.

En la escena del crimen fueron localizados diversos casquillos de AK47, también conocido como “Cuerno de Chivo”, lo que hace suponer que fue ahí donde les quitaron la vida.

Tres encintados

Finalmente tres personas más fueron localizadas a unos metros de la carretera Culiacán-El Dorado a la altura del poblado El Quemadito.

Los hechos tomaron lugar a temprana hora sobre un camino de terracería a unos metros de un plantío de maíz.

El reporte de las autoridades fue alrededor de las 08:05 horas de este domingo. Los cuerpos se encontraban amarrados con cinta adhesiva y con sus manos en la espalda. 

Uno de ellos vestía camisa roja y pantalón negro, mientras que el otro usaba pantalón de mezclilla, camisa de color café, mientras que el último de ellos portaba camisa negra y tenía la cara encintada.

De momento se desconoce la identidad de estos occisos, sin embargo, presentaban impactos de bala en el pecho y en la cabeza.

Al lugar de los hechos arribaron elementos de la policía para llevar a cabo el aseguramiento del área así como también militares, además de peritos de la Procuraduría General de Justicia quienes se encargaron de levantar registros y llevar a cabo labores de campo. 

Posteriormente autoridades ordenaron el traslado del cuerpo al Servicio Médico Forense, donde espera para ser identificados.

Localizan cadáver de hombre con la cabeza destrozada y huellas de tortura, en la colonia El Diamante de Xalapa

marzo 23, 2017 // 0 Comentarios

Elementos de la   Secretaría de Seguridad Pública descubrieron durante su patrullaje  el cadáver de un hombre con la cabeza totalmente destrozada y huellas de tortura, en la colonia El Diamante.

Se estableció por parte de las autoridades que el hallazgo se dio cerca de las 1:00 de la mañana del miércoles.

El cadáver tenía los pantalones y calzoncillos hasta las rodillas, estaba sin camisa; el área fue acordonada por los elementos, quienes estaban a la espera de petidos.

El cadáver fue trasladado al SEMEFO, en calidad de desconocido.

ESCUADRÓN DE LA MUERTE EJECUTA A ONCE PERSONAS EN SOLO 72 HORAS EN COATZACOALCOS

marzo 23, 2017 // 0 Comentarios

Hasta ahorita ningún grupo delictivo se ha adjudicado esta serie de crímenes

Coatzacoalcos, Ver. Un grupo de personas armadas persiguió y dio muerte a balazos a dos sujetos aún no identificados la noche de este lunes, debajo del Puente de la Avenida Uno, sobre las vías frente a la calle Soledad de Doblado de la colonia Constituyentes. 

Según vecinos del sector fue a las 21; 20 horas cuando se escucharon fuertes detonaciones y posteriormente encontraron tirados sobre el pavimento a dos personas de sexo masculino. 

Con estos dos recientes crímenes, suman ya once ejecuciones en casi 72 horas. Como se publicó, el pasado viernes por la tarde un comando armado asesinó a cinco personas en la colonia López Mateos, entre ellas a una mujer, resultando herida una persona y otro más fue llevado por la fuerza. 

Para el sábado dos personas más fueron asesinadas a balazos en la colonia Francisco Villa, otra más apareció sin vida en el centro de la ciudad, en una cuartería de Malpica y Morelos. Otra persona más fue encontrada asesinada en las instalaciones de una purificadora de agua, que se encuentra abandonada. 

Dos personas más fueron secuestradas y se desconoce su paradero, en tanto la noche del domingo, sujetos desconocidos rafaguearon las instalaciones de la empresa Grúas Vázquez.

LA "PROCU de HIDALGO" DIO CHANCE a MILITAR para "MALTRATAR y MATAR" a la ESPOSA

marzo 22, 2017 // 0 Comentarios

Entre mayo y agosto de 2014, la joven J. fue golpeada, violada y amenazada de muerte en cinco ocasiones, por el mismo sujeto: su ex pareja sentimental, Cleotilde Espinosa Terrón, soldado de la 18 Zona Militar, asentada en el estado de Hidalgo.

En el último ataque, ocurrido el 14 de agosto de 2014, J. fue asesinada a balazos.
Todos los ataques previos sufridos por esta madre de dos niños –uno de siete y otro de seis años–, fueron denunciados ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo, tan pronto como ocurrieron; pese a ello, las autoridades nunca hicieron nada para proteger a la víctima, aún cuando los delitos denunciados (lesiones, violación, secuestro), deben perseguirse de manera obligatoria tan pronto como son reportados, tal como establece la ley.

El militar Cleotilde Espinosa Terrón asesinó a J. y al hermano de ésta, enfrente de los hijos de la víctima. Luego se dio a la fuga.

Este militar, sin embargo, no fue el único agresor de J. y sus hijos: tal como consta en la recomendación 01/17 de la Comisión de Derechos Humanos de Hidalgo, esta mujer y sus dos pequeños, fueron también víctimas de maltrato, negligencia y denegación de auxilio, por parte del mismo gobierno estatal hidalguense, concretamente de la Procuraduría, el Tribunal Superior de Justicia, y la Secretaría de Salud estatales.

CÍRCULO DE IMPUNIDAD

J. y el soldado Celotilde Espinosa Terrón vivieron en unión libre durante siete años, entre 2006 y 2013, tiempo en el que engendraron dos hijos, y tiempo también durante el cual la joven sufrió siempre violencia física por parte de su pareja.

Para finales de 2013, sin embargo, J. denunció esta situación ante la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo, organismo que tardó cinco meses más en proceder contra el acusado, el cual fue consignado penalmente y recluido en una cárcel… por dos días.

Un mes después, en junio, el militar invadió la vivienda de J. y la golpeó, enfrente de sus hijos, para luego darse a la fuga.

J. denunció los hechos a la Procuraduría, cuyo personal le sugirió a la víctima otorgar el perdón al militar, para evitarse así más problemas. La joven se negó e insistió en que se procediera penalmente, y sólo así, la Procuraduría aceptó tramitar una orden de reaprehensión en contra del militar.

No obstante, el Juez Segundo Penal de Tulancingo de Bravo se negó a emitir esta orden de reaprehensión, por considerarlo una molestia para el acusado. Debido a ello, J. abandonó su vivienda y huyó a casa de su madre.

Ese era un inmueble cuya ubicación conocía Espinosa Torreón, y durante el mes de mayo, el militar allanó dos veces esa vivienda.

En ambas ocasiones, el militar golpeó a la joven madre, y la violó. La segunda ocasión, usó una pistola para golpear a la mujer.

Ambos ataques fueron denunciados a la Procuraduría estatal que, tal como en junio, no hizo nada por dar seguridad a J. y sus hijos.

En julio de 2014, es decir, dos meses después de ser procesado penalmente (durante dos días), el soldado Cleotilde Espinosa atacó nuevamente a su ex pareja, esta vez secuestrándola.

Según la denuncia de la familia, el militar extrajo a la joven madre de la casa en la que se refugiaba a golpes, tirándola del cabello, y apuntándola con una pistola, para introducirla en un vehículo. Luego, puso a bordo a los dos niños y se fue, con rumbo desconocido.

Tal como reportó J. tras ser liberada, su expareja, en complicidad con otro militar no identificado hasta la fecha, la mantuvieron toda la noche privada de la libertad en una vivienda, junto con sus hijos.

Ahí, la joven fue torturada, violada y, por enésima vez, amenazada de muerte.
Luego de que fue liberada por sus captores, junto con sus hijos, J. buscó de nuevo ayuda de las autoridades, aunque ya no a la Procuraduría, sino a la 18 Zona Militar, a la que estaba adscrito el soldado Espinosa Terrón.

En dichas instalaciones, sin embargo, el personal militar se negó a ayudarla y la remitió al DIF estatal… Y el DIF estatal la redirigió a la Procuraduría de Hidalgo.

Tal como establece la recomendación 01/17 de la Comisión estatal de Derechos Humanos, tampoco en esta ocasión la Procuraduría procedió en contra del agresor. De hecho, la Procuraduría se negó a catalogar este hecho como un delito de violación, y fue clasificado como “violencia familiar”.

En cambio, por primera vez la Procuraduría se ofreció a remitir a J. a la Secretaría de Salud estatal, para que esta dependencia diera albergue a la joven madre, y a sus dos hijos, en un lugar secreto, en el que pudiera estar a salvo de su ex pareja.

En ese lugar, dirigido por la Unidad Especializada de Prevención y Atención de la Violencia Familiar y Sexual de la Secretaría de Salud hidalguense, J. y sus hijos recibirían cobijo y atención psicológica, supuestamente, por tres meses.

Días después de su ingreso, no obstante, J. y sus hijos fueron expulsados del albergue.
La razón: haber exigido una jarra de agua y papel de baño para atender a uno de sus hijos, quien presentaba fiebre y diarrea, a pesar de lo cual no se le había proporcionado ninguna atención médica.

J. denunció también que, en ese albergue, las mujeres eran obligadas a cocinar alimentos que no les proporcionaban y, en cambio, las mujeres refugiadas sólo recibían comida en mal estado, lo que tenía enfermos a todos los niños ahí albergados.

Además, denunció que el personal maltrataba y gritaba a las mujeres que estaban ahí, precisamente, para recibir atención psicológica por haber sufrido violencia extrema.

Tales inconformidades fueron catalogadas por la Secretaría de Salud estatal como una “conducta agresiva” de la joven madre, por lo cual no sólo fue expulsada del albergue, sino que le fue negada la canalización a algún otro lugar en el que su seguridad estuviera preservada.

Por sus propios medios, la familia de J. logró que la joven y sus hijos fueran recibidos en otro albergue, el cual, no obstante, la joven decidió abandonar siete días después.
El 14 de agosto de 2014, tras salir de este segundo albergue, J. se dirigió, junto con sus hijos y un hermano, a la casa de la que había huido en junio, y de la que deseaba extraer sus pertenencias.

Ese mismo día, el soldado Cleotilde Espinosa Terrón invadió dicha vivienda y la asesinó (igual que a su hermano), enfrente de los niños.  Luego escapó.

SOLA

¿Por qué J. decidió abandonar el albergue en el que fue recibida, luego de que la Secretaría de Salud la expulsó de sus instalaciones? ¿Por qué J. decidió volver a su antigua casa?

Según la Comisión de Derechos Humanos de Hidalgo, existen casos en los que “la indefensión y la desesperanza producidas en ella (la víctima) por un maltrato intenso y prolongado, además del deterioro en la autoestima y la falta de redes sociales, dificultan la toma de decisiones y generan miedo al futuro, ante escenarios posibles como estar ‘sola’, y lleno de retos para los que quizá no está preparada”.

En un caso como estos, señala la Comisión, si la víctima agredida enfrenta, después, “una violencia de mayor severidad”, puede darse el caso de que decida regresar a los ámbitos de inseguridad de los que, paradójicamente, buscaba inicialmente escapar.

En este caso, J. huía de la violencia extrema de su ex pareja, y al pedir ayuda a las autoridades recibió, en cambio, aún más violencia, por lo cual decidió volver a la vivienda de la que había escapado, a pesar de que sabía que ahí era vulnerable a nuevos ataques.

JUSTICIA AL ESTILO HIDALGO

Para intentar ocultar que J. fue expulsada del albergue de la Secretaría de Salud, dicha dependencia de gobierno alteró documentación oficial, lo cual también fue comprobado por la Comisión de Derechos Humanos del estado.

Esa es, sin embargo, una anomalía cometida por las autoridades de forma posterior a la muerte de J.  La mayoría de las irregularidades, y las más graves por sus consecuencias, fueron cometidas cuando ella seguía viva, y pedía auxilio.

Según el testimonio de J. el personal de la agencia del Ministerio Público de Tulancingo de Bravo, Hidalgo, por ejemplo, la presionó para que retirara la primer denuncia que presentó contra su agresor, y le otorgara el “perdón legal”, a lo cual la joven víctima se negó.

Luego, el mismo personal del MP (perteneciente a la Procuraduría estatal), dejó pasar dos ataques más contra J., y no fue sino hasta el tercero que solicitó la “reaprehensión” del agresor, sin embargo, no presentó “elementos de convicción suficientes” para que dicha medida se aplicara.

De esta forma, la Procuraduría “fue omisa en procurar en todo momento la protección de una víctima del delito”, lo que no sólo viola la ley mexicana, sino también tratados internacionales suscritos por México, tal como determinó la Comisión de Derechos Humanos de Hidalgo.

Además, el personal de la Procuraduría nunca notificó a la víctima que tenía derecho a una “orden de protección” que garantizara su seguridad y la de sus hijos.

De hecho, J. pidió apoyo a la Procuraduría para que agentes de policía la acompañaran a sacar sus pertenencias de la vivienda de la que había huido, apoyo que nunca le fue otorgado.

Por otra parte, la Comisión de Derechos Humanos de Hidalgo concluyó que el Tribunal Superior de Justicia del estado también violó los derechos de J. y sus hijos, ya que el Juez Segundo Penal de Tulancingo de Bravo se negó a ordenar la reaprehensión del soldado agresor, argumentando que eso implicaba “un acto de molestia en contra de Cleotilde Terrón, quien debía conservar su presunción de inocencia”.

La Comisión de Derechos Humanos Estatal, sin embargo, detectó que el Juez, en realidad, nunca esgrimió esos argumentos al negarse oficialmente a emitir la orden de reaprehensión, ya que ninguno de esos planteamientos fue incluido en el auto en el que desechó dicha solicitud.

Tales argumentos, en defensa de la presunción de inocencia del acusado, fueron planteados por el juez sólo hasta que se le solicitó un informe sobre sus actos, luego de la muerte de J.

Además, insistió la Comisión de Derechos Humanos, garantizar la presunción de inocencia del acusado no le impedía “actuar en protección de las víctimas del delito”, y no lo hizo.
A todo ello, se suma la negativa de la Secretaría de Salud a brindar auxilio a J. y a sus hijos, a quienes expulsó de su albergue para mujeres víctimas de violencia, por haber osado exigir una jara de agua y un rollo de papel para atender a su hijo enfermo, sin proveerlos de un lugar en el que su vida estuviera segura.

Para la Comisión de Derechos Humanos, la impunidad de los delitos contra las mujeres en Hidalgo, de los cuales el caso de J. es sólo un ejemplo, “envía el mensaje de que la violencia contra la mujer es tolerada, lo que favorece su perpetración y la aceptación social del fenómeno (…) Además, la inacción y la indiferencia ante las denuncias de violencia de género, reproducen la violencia que se pretende atacar, e implica una discriminación en el derecho de acceso a la justicia”.

Paradójicamente, la Comisión de Derechos Humanos de Hidalgo no hizo ningún pronunciamiento sobre el personal de la 18 Zona Militar, que se negó a auxiliar a J., a pesar de que denunciaba delitos cometidos por uno de sus elementos.

Peor aún: a pesar de que la Comisión de Derechos Humanos acreditó todas estas irregularidades por parte de funcionarios específicos de las dependencias de gobierno involucradas, declinó la posibilidad de promover por sí misma denuncias administrativas y penales contra dichos funcionarios.

Por el contrario, la Comisión dejó la decisión de proceder, o no, en contra de estos servidores públicos, en manos de las mismas dependencias de gobierno para las que trabajan.

EPÍLOGO: LIBERTAD

Cleotilde Espinosa Terrón está prófugo desde hace dos años y siete meses.
“Efectivamente –explicó en entrevista Éder Arteaga, vocero de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo–, se sigue buscando a esta persona, que en este momento se encuentra prófuga, y quien enfrenta una orden de localización y aprehensión.”

–¿Cómo pueden secuestrar, torturar, violar, cinco veces, a una joven en Hidalgo, sin que pase nada? –se preguntó al representante oficial de la Procuraduría hidalguense– Es decir, ella denunció ante la Procuraduría cada uno de estos ataques, ¿por qué nunca se hizo nada?

–Es precisamente eso lo que se pretende saber –respondió el funcionario–: qué es lo que pasa, cuáles fueron las razones por las cuales no se procedió conforme a lo que indican los protocolos.

El representante de la Procuraduría de Hidalgo detalló que, luego de que la Comisión de Derechos Humanos del estado emitiera la recomendación relacionada con la joven J., esta dependencia aceptó “instruir para que se incrementen las técnicas de investigación y localización de esta persona (el homicida, Cleotilde Espinosa Terrón), y también capacitar al personal de la Procuraduría sobre derechos de las víctimas”.

Eso es todo.

El funcionario subrayó que “hay ocasiones en que la Comisión (de Derechos Humanos de Hidalgo) solicita que se separe del cargo a personas en específico, por las faltas que haya encontrado, pero en este caso no es así.”

Pese a ello, explicó, el caso será analizado por la Contraloría interna, para determinar si existió algún procedimiento inadecuado por parte del personal de la Procuraduría.

Eventualmente, eso podría derivar en un procedimiento administrativo contra los funcionarios implicados… y sólo al final de este proceso, para el cual no hay un plazo establecido, podría saberse si algún funcionario incurrió en responsabilidad penal, por abandonar a J. a su suerte.

SICARIO MATA A NIÑA DE 3 AÑOS Y A SU PAPÁ PORQUE VIERON COMO EJECUTABA A OTRO HOMBRE

marzo 22, 2017 // 0 Comentarios

La pequeña Angie Anahí  junto con sus padres fueron testigos de un homicidio en la colonia Guaycura, de Tijuana, por eso un “sicario” les disparó anoche.

La menor, de 3 años de edad, junto con su madre acudieron minutos antes a visitar a su padre quien reside en la casa número 61 de la calle Paseo Pericué, ya se iban cuando llegó un hombre y se acercó a la vivienda, en donde otra persona arreglaba una reja.

El sujeto le preguntó al otro hombre que sí ahí vendían droga y luego le disparó. El agresor se dio cuenta que en el auto estacionado a un costado de la casa, estaba una familia y les disparó para evitar dejar testigos de su crimen.

El hombre de aproximadamente 40 años y la pequeña de tres resultaron heridos de gravedad y fueron trasladados a la Clínica 1 del IMSS, donde la pequeña Angie Anahi fue declarada muerta 

Fue entonces que lesionó a la niña en la cabeza, quién está mañana murió en la clínica 1 del IMSS.

Ejecuta comando al comandante Splinter, quien había sobrevivido a atentado en su casa afuera de la SSP

marzo 22, 2017 // 0 Comentarios

Culiacán, Sin.- Cuando iba regresando de las vacaciones forzadas y luego de salir de las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, el comandante Splinter fue ejecutado a balazos por un comando que lo sorprendió con una lluvia de balas.

Se trata de José Alberto López Vargas, quien el 27 de enero pasado sobrevivió a un atentado a balazos en su domicilio en Hacienda del Valle.

En esa ocasión el comandante logró defenderse de un grupo armado de más de una decena de sicarios.

Sin embargo esta noche le fue arrebatada la vida cuando salía de la SSPYTM a bordo de una camioneta Jeep Cherokee color blanca.

Los pistoleros sorprendieron a Splinter y le dispararon en el parabrisas de la unidad y en los costados. En una última entrevista con el noticiero Línea Directa López Vargas se quejaba del actuar del director de la municipal.
1 2 3 43