El País

A bloquear el trafico de las armas

febrero 26, 2017 // 0 Comentarios

El negocio de las armas ha sido para México un inmenso flagelo desde que en 2006 Felipe Calderón decidió, contra todo sentido de la realidad o con toda la lógica de la perversidad, declararle la guerra al narcotráfico. Ese negocio atroz, que ha costado cientos de miles de asesinatos y desapariciones, y ha sumido a México en el terror y la desconfianza, amenaza con crecer exponencialmente y ser mucho más letal y destructivo con el ascenso de Donald Trump a la presidencia estadunidense y el sometimiento bovino de Enrique Peña Nieto y los encargados de la política exterior a su lógica persecutoria.

En abril de 2015 –todavía en la época de Obama– Sig Sauer, una empresa de armas de origen alemán cuya fabricación y exportación se realiza en el estado de New Hampshire, en la región de Nueva Inglaterra, firmó un acuerdo con México para venderle a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) rifles, pistolas y armas militares por un valor de 265 millones de dólares.
Con ese dinero, que se le quita a la educación, a la cultura y a la productividad de México, la Sedena podrá comprar alrededor de 400 mil armas, una cifra aún más escalofriante si agregamos a ello las compras que la dependencia hizo a esa misma compañía entre 2007 y 2014, las cuales, según una información de la propia secretaría al Instituto Nacional del Transparencia (INAI), sumaron 2 millones 773 mil dólares, en tanto que Felipe Calderón concluyó su administración con adquisiciones en ese mismo rubro por alrededor de 700 mil millones de pesos.

Entre los grandes financiadores de la campaña de Donald Trump se encuentran las empresas armamentistas, que aprovecharán su triunfo para cobrarle el favor y vender más armas. Entre ellas está Sig Sauer, que aportó a gunvote.org al menos 100 mil dólares y acaba de contratar a un socio de Mike Pence, el vicepresidente de Estados Unidos, para cabildear a favor de que se incremente la exportación de armas.

En esas circunstancias, y en el marco de la búsqueda de que se apruebe la Ley de Seguridad Interna –que al darle un marco legal a las Fuerzas Armadas para estar en las calles legalizará el estado de excepción que vivimos desde 2006–, el compromiso millonario con Sig Sauer parece dirigirse a una destrucción más grave de la vida de la gente.

A menos de que nuestros gobernantes sean verdaderamente imbéciles y carentes de cualquier sentido de lo político, detrás de esa inversión y del desprecio de Trump y de parte de nuestras élites políticas por México, la compra de esas armas –además de acrecentar la corrupción de aquellos que tienen intereses económicos en ese negocio y en el de las drogas– no tendrá otro objeto que aumentar el estado de terror, controlar los movimientos disidentes que buscan refundar a la nación y, so pretexto de terminar con el crimen organizado, hacer, en favor de la política de Trump, un trabajo de limpieza social con los migrantes que nos devolverá y con los centroamericanos que quedarán varados en nuestro territorio. No hay otra manera de interpretar el aumento tan brutal de importación de armas que desde 2006 no ha dejado de realizar México con los empresarios de la muerte de los Estados Unidos y ese inmoral e ignominioso convenio que la Sedena suscribió en 2015 con Sig Sauer.

Frente a ello, la reserva moral del país tiene, además del compromiso de refundar a la nación, el de exigirle al gobierno mexicano que rescinda el convenio, cuya licencia tiene una duración de cuatro años.

Hasta finales de 2015, el gobierno de México sólo había comprado en armas el equivalente de 10 millones de dólares –no tengo todavía el dato de lo que invirtió en 2016. Si obligamos al gobierno a cancelar el resto de la compra y exigimos que ese dinero se invierta en lo que realmente necesita el país –educación, cultura y fortalecimiento de la producción interna–, no sólo habremos recuperado algo de la dignidad que nos han quitado, sino que le habremos dado un fuerte golpe a la política y a la economía bélica de Donald Trump.

Aun cuando los daños provocados al país por la guerra antidrogas de Calderón y Peña Nieto, bajo el auspicio de Estados Unidos, son inmensos y no podrán resolverse en mucho tiempo, hay pasos, como la de rescindir un convenio de compra de armas, que pueden realizarse de manera inmediata. Esto no impedirá que se siga asesinando y desapareciendo gente, y que la imbecilidad continúe invirtiendo en negocios contraproductivos que, como el de las armas y el de los videojuegos de guerra, están al servicio de la muerte y de la destrucción del esqueleto moral de las sociedades.

Pero el hecho de hacerlo es ya en sí mismo una pedagogía que, al desafiar a la barbarie, traza un camino hacia la disminución de la imbecilidad y el horror. La paz pasa, entre otras cosas, no por acabar con la producción de armas –cosa imposible– sino por detener parte de su flujo. En las actuales circunstancias, el mayor esfuerzo de la reserva moral del país sólo puede disminuir de manera aritmética el sufrimiento que padecemos, y eso sólo se logra con pasos tan concretos como exactos y posibles. Luchar por rescindir un contrato millonario de compra de armas, detener la Ley de Seguridad Interior y buscar crear un gobierno ciudadano de refundación nacional, son tres de ellos a los que estamos obligados.

Además opino que hay que respetar los Acuerdos de San Andrés, detener la guerra, liberar a José Manuel Mireles, a sus autodefensas y a todos los presos políticos, hacer justicia a las víctimas de la violencia, juzgar a gobernadores y funcionarios criminales y abrir las fosas de Jojutla.

En "REYNOSA BATALLAN, NO PARAN las BATALLAS", el "TORO" ENTREGARA el MANDO a OTRO CAPO,afirman AUTORIDADES

febrero 25, 2017 // 0 Comentarios

La continua búsqueda del líder del Cártel del Golfo en esta ciudad fronteriza ha llevado a más de nueve días de continuas batallas armadas. 
Los enfrentamientos resultaron en la muerte de al menos 14 individuos -incluyendo a la mayoría de los pistoleros. Las cuentas anecdóticas de los residentes colocan el número de muertos mucho más alto.

Como informó Breitbart Texas, las autoridades mexicanas han estado apuntando al liderazgo del Cártel del Golfo en esta ciudad . 

Los funcionarios concentraron sus esfuerzos en capturar o matar al líder del Cártel del Golfo “Comandante Toro” Loisa Salinas, también conocido como Juan Manuel Loisa Salinas.

Los esfuerzos de la policía por aprehender a Loisa se enfrentaron a una fuerte resistencia de las tropas del Cártel del Golfo que continúan luchando contra las fuerzas militares.

Breitbart Texas informó que la intensidad de los enfrentamientos se intensificó hasta el punto en que las fuerzas militares mexicanas desplegaron helicópteros con ametralladoras minigun y otras armas de artillería para luchar contra las fuerzas del cártel . 

Durante las batallas, los pistoleros del cártel continúan usando cientos de ponchallantas improvisados ​​en un intento de frenar las autoridades.

Funcionarios policiales consultados por Breitbart Texas apuntan a que El Toro posiblemente sea forzado a salir de Reynosa y dejar el control de la plaza a otro comandante del Cártel del Golfo. 

La violencia en curso ha provocado rumores sobre un llamado toque de queda colocado en la ciudad, donde a los residentes se les pidió que no salieran a las calles de la ciudad después de cierta hora. 

Esos rumores se difundieron a través de los medios de comunicación social, así como aplicaciones de mensajería elevar el nivel de preocupación entre los ciudadanos. Breitbart Texas se dirigió a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley de Tamaulipas, quienes afirmaron que las agencias gubernamentales a nivel local, estatal y federal no implementaron tal medida.

Narcoviolenca entre Cárteles deja ocho victimas colaterales en lo que va del año en Sinaloa

febrero 24, 2017 // 0 Comentarios


En lugares equivocados, caminando por la calle, conviviendo en un bar y hasta en el abarrote de su colonia, en los primeros dos meses del año han muerto en Sinaloa ocho víctimas colaterales, tres de ellos menores de edad, ciudadanos que no tenían relación con hechos delictivos pero murieron alcanzados por las balas que se disparan en la entidad.

A pesar de que desde el inicio del gobierno de Ordaz Coppel comenzó a patrullar por Sinaloa la policía militarizada, hasta la fecha no hay un sólo detenido por los homicidios de las personas que se convirtieron en víctimas colaterales.

Tan sólo la madrugada de este 24 de febrero, tres personas fueron asesinadas luego de una riña en una concurrida plaza comercial que alberga varios restaurantes y bares. En la popular Plaza 2255 era común ver a personas armadas que se reunían a convivir en el estacionamiento de la plaza hasta altas horas de la noche.

De acuerdo con la versión oficial, este viernes por la madrugada dos personas tuvieron una discusión al interior del bar El Pirata y uno de ellos habría sacado un arma pero de inmediato fue desarmado por el guardia del lugar. Sin embargo, momentos después, los involucrados bajaron al estacionamiento de la plaza y sacaron de la cajuela de un vehículo armas AK 47 y AR15 con las que dispararon a los comensales.

En el lugar fallecieron Gabriela de 17 años, Susel, quien trabajaba como mesera y Raúl, un extranjero que radicaba en Culiacán.

Además quedaron heridos David de 24 años, Luis Daniel de 21 años, Jesica de 32 años, Adriana de 30 y Evelin Fernanda de 16 años. En el lugar se recogieron 48 casquillos.

Apenas dos semanas atrás, el 8 de febrero en la sindicatura de Villa Juárez, Navolato, tres personas murieron alcanzadas por las balas de un fuerte enfrentamiento entre dos grupos delictivos que se disputan el poder de un cártel.

Rosy de 22 años, jornalera madre de una niña de seis años, caminaba por la calle La 50 junto con su esposo cuando una bala le perforó el pecho y le arrancó la vida de inmediato, su esposo también quedó herido.

Metros más adelante, sobre la carretera La 20, dos trabajadores del campo, Aristeo y Zenen circulaban en su camioneta cuando quedaron en medio del enfrentamiento y aunque intentaron refugiarse debajo de la camioneta no lograron sobrevivir.

La violencia que impera en Sinaloa en los primeros meses del año también le arrebató la vida a Mari Carmen, una niña de 9 años que fue herida por las balas disparadas cuando esperaba ser atendida en un abarrote de la Colonia Industrial El Palmito. Después de semanas de luchar por su vida, la niña murió 18 días después. Por su asesinato tampoco hay detenidos.

La vida de Jonathan de tan sólo 15 años terminó durante las primeras horas del 2017, cuando un policía federal que sostenía un altercado con su novia disparó para amedrentar a la joven y terminó asesinando a Jonathan, quien pasaba en ese momento por la zona.

A pesar de que el policía federal se entregó ante las autoridades, un juez le permitió enfrentar el proceso en libertar y el ex policía huyó por lo que actualmente se encuentra prófugo de la justicia.

CARTELES ROBAN a PEMEX 30% de COMBUSTIBLE en SOLO 10 DUCTOS

febrero 24, 2017 // 0 Comentarios

En los últimos 8 años, 30% del combustible que Pemex ha perdido por fugas y robo se ha concentrado en 10 ductos.

Éstos representan apenas 17% del sistema de transporte de combustible de la empresa y, a través de ellos, Pemex ha perdido 4 mil 386 millones de litros.

En total, desde 2008, Pemex ha perdido a través de 56 ductos 14 mil 652 millones de litros de combustible, según datos de Pemex Logística obtenidos por Animal Político, tras diversas solicitudes de información.

Del top 10 de ductos con fugas y robo, cuatro están conectados con la Refinería de Salamanca, en Guanajuato, en el centro del país; uno que va hacia Guadalajara, otro más hacia León; pero también los dos que trasladan combustible hacia la refinería de Tula.

También se han registrado pérdidas fuertes en los ductos que trasladan gasolina Premium y Turbosina entre la refinería de Salina Cruz, en Oaxaca, y la Terminal de Almacenamiento de Reparto (TAR) de esa región, a cargo de distribuir combustible por el océano Pacífico hacia los puertos de Acapulco, Guerrero; Lázaro Cárdenas, Michoacán; Manzanillo, Colima, o Mazatlán, Sinaloa.

En el norte del país también hay pérdidas mayores. El ducto Madero-Cadereyta, que cruza Tamaulipas, pierde diariamente hasta siete pipas de 20 mil litros cada una; igual que el de Gómez Palacio-Chihuahua.

Las pérdidas económicas que acumula Pemex en el periodo 2009-2016 por robo y fuga de combustible son de al menos 159 mil 957 millones de pesos, según un cálculo que se hizo tomando en cuenta el valor mínimo de las gasolinas.

De ese monto, 60% corresponde al gobierno de Enrique Peña Nieto, pues durante su administración la pérdida asciende a 97 mil 196 millones de pesos.

DUCTOS MINATITLÁN-MÉXICO REGISTRAN LAS MÁS GRANDES PÉRDIDAS
En el ducto Minatitlán-México están las mayores pérdidas para Pemex. De 2009 a 2016 registró 5% del total de pérdidas de la empresa en ocho años.

Animal Político publicó en diciembre pasado que hasta 2015 las pérdidas en este ducto sumaban hasta 90 mil barriles diarios en pérdidas.

Pero sólo entre 2015 y 2016 el aumento en fugas y ordeña fue de 60%, según cifras oficiales.
Este ducto atraviesa por Veracruz, Puebla, Tlaxcala, Estado de México y la Ciudad de México a lo largo de 597 kilómetros y 60 municipios.

Su origen está en la refinería de Minatitlán, una de las seis del país, hasta la delegación Azcapotzalco.

Se niegan a liberar dinero de La Reina del Pacífico

febrero 23, 2017 // 0 Comentarios

Sandra Ávila, “La Reina del Pacífico”, ha sido identificada como una de las operadoras financieras del “El Mayo” Zambada.

México.- Un juez federal negó la liberación de las cuentas bancarias de Sandra Ávila Beltrán, mejor conocida como La Reina del Pacífico, debido a que no acreditó ser la titular de las mismas.

El Juez Cuarto de Distrito de Amparo en materia Penal en la Ciudad de México sobreseyó en el juicio la petición de Ávila Beltrán para que la Procuraduría General de la República (PGR) ordene a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) liberar sus cuentas.

Desde el 25 de mayo de 2015, cuando presentó la demanda de amparo 483/2015, hasta la fecha de la audiencia constitucional, 18 de noviembre de 2016, La Reina del Pacífico no exhibió el contrato que la acredita como titular de las cuentas bancarias que reclamó que fueran liberadas.

“Si la quejosa Sandra Ávila Beltrán no acreditó en este juicio de amparo su interés jurídico respecto a las cuentas en cuestión, en consecuencia, respecto del acto reclamado consistente en la omisión de levantar el aseguramiento ministerial sobre las mismas, decretado en la averiguación previa 966/MPFEA-DS/2002 y la consecuente falta de notificación a la CNBV sobre dicho acuerdo de liberación, lo que procede es decretar el sobreseimiento en el presente juicio”, indicó el juez de amparo.

La sentencia dictada establece que el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes y la CNBV no notificaron a Ávila Beltrán las respuestas a sus solicitudes sobre la liberación de las cuentas.

En consecuencia, el juez de amparo ordenó al titular del SAE y de la comisión notificar personalmente a La Reina del Pacífico las resoluciones, en las que el primero indicó que la autoridad competente de conocer de ello es la comisión y ésta respondió que no ha recibido la orden del MP de levantar el aseguramiento de las cuentas.

Debido a que Ávila Beltrán logró que un juez determinara que no existen elementos para comprobar las acusaciones en su contra de operaciones con recursos de procedencia ilícita, pidió al Ministerio Público adscrito a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada de la PGR que levantara el aseguramiento de las cuentas bancarias.

El MP le solicitó que ratifique su solicitud para poder pronunciarse al respecto. El juez Cuarto de Distrito calificó esto como indebidamente motivado y que transgrede los derechos fundamentales de Ávila Beltrán.

“Esta violación tiene como consecuencia instruir a la autoridad responsable que se abstenga de ordenar la ratificación del escrito de solicitud a que conteste cada uno de los puntos planteados por la quejosa”, ordenó el juez.

Debido a que la sentencia de amparo no ordenó la liberación de las cuentas, Ávila Beltrán promovió el 17 de febrero un recurso de revisión.

En febrero de 2015 un tribunal federal de Jalisco revocó la condena de cinco años de prisión que se le impuso por presuntamente lavar 10 millones de pesos mediante la compra de seguros de vida. Esta era la última acusación pendiente en su contra, por lo que la PGR indicó que al no tener otro recurso para impugnar la decisión del Segundo Tribunal Unitario Penal de Zapopan ésta quedaría firme.

Ávila Beltrán ha sido identificada como una de las principales operadoras financieras de Ismael El Mayo Zambada, líder del Cártel del Pacífico, pero no han comprobado el vínculo.

Las Fuerzas Armadas lo dan todo sin pedir nada

febrero 23, 2017 // 0 Comentarios

Resultado de imagen para militares combate al narco
Nuestro país enfrenta un gran reto en materia de seguridad pública desde hace varios años. Los grupos criminales se han ido apoderando, poco a poco, de pueblos, colonias, ciudades y regiones enteras, corrompiendo autoridades o simplemente deshaciéndose de ellas y de todo aquel que se ha atrevido a enfrentarlos.

Todo ello afecta la estabilidad y la gobernabilidad del país, incrementa la percepción de inseguridad en la ciudadanía y perjudica la imagen de México en el extranjero.

En este camino en el que la delincuencia ha avanzado, las policías estatales y municipales han quedado siempre muy mal paradas. Por amenazas, homicidios o sobornos han caído en las redes criminales o simplemente se han visto rebasadas en número, preparación o armamento por quienes se dedican a traficar con drogas, armas y personas.

De esta manera es como se ha hecho necesaria la presencia de las Fuerzas Armadas en las calles de diversos estados del país, con el objetivo fundamental de enfrentar las amenazas y peligros que afectan la paz pública y la tranquilidad de las familias. Y lo han hecho tan sólo por el deber que tienen de velar por la seguridad y la integridad de los mexicanos.

Desde luego, existen voces que no están de acuerdo en que el Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea participen en estas actividades, pero la realidad es que, si no fuera por ellos, nuestra sociedad y su futuro estarían perdidos.

Es verdad que los soldados y marinos no fueron entrenados para cuidar, ante la delincuencia, las calles, pero no es menos cierto que los que tienen a su cargo dicha labor, lamentablemente y por diversas razones, no han podido salir adelante. Estoy seguro de que no ha sido por falta de voluntad o por descuido de sus deberes, pero eso tampoco cambia el resultado.

También es verdad que los miembros de las Fuerzas Armadas se encuentran en desventaja ante la delincuencia organizada, ya que no cuentan con las leyes que los ayuden a desarrollar dichas actividades ni mucho menos que los defiendan ante posibles eventualidades. Por eso resulta más que necesario que, a la brevedad posible, cuenten con reglas claras que los ayuden a llevar a cabo esta delicada misión, con la certeza de hacer lo correcto y de que nadie se los recrimine jamás.

Afortunadamente, muchos ya nos hemos dado cuenta de ello y hemos pugnado por la expedición de una ley de seguridad interior en la que se establezca cuándo y cómo deben intervenir para garantizar la seguridad de la sociedad, en un marco de respeto a los derechos humanos, de transparencia y de rendición de cuentas que evite excesos y brinde certeza jurídica a todos, pero, principalmente, que fortalezca las instituciones de seguridad pública que hoy tienen carencias que les impiden cumplir adecuadamente con su labor.

Esta ley deberá establecer también las herramientas, los mecanismos de coordinación, los alcances y las responsabilidades de cada uno de los órdenes de gobierno, así como definir las atribuciones y competencias de todos los involucrados en la seguridad pública.

Quiero dejar claro que no se trata de legislar al vapor, pero sí con la idea de no dejar pasar más tiempo para cumplir con esta serie de objetivos. Tampoco se trata de dejar fuera de la discusión a nadie, sino de contar con la participación de expertos en el tema, académicos, legisladores y, por supuesto, los representantes de las propias Fuerzas Armadas y de los distintos cuerpos policiacos.

Estoy seguro de que, con la participación de todos, lograremos hacer una buena ley que proporcione seguridad a los mexicanos, que fortalezca y dignifique a las policías y que reconozca el compromiso y la lealtad de los soldados y marinos con su país.

Las Fuerzas Armadas lo dan todo sin pedir nada, por eso lo menos que podemos hacer es otorgarles la seguridad de que, en su noble labor, siempre encontrarán la protección y el apoyo de la ley.

Las Fuerzas Armadas lo dan todo sin pedir nada

febrero 23, 2017 // 0 Comentarios

Resultado de imagen para militares combate al narco
Nuestro país enfrenta un gran reto en materia de seguridad pública desde hace varios años. Los grupos criminales se han ido apoderando, poco a poco, de pueblos, colonias, ciudades y regiones enteras, corrompiendo autoridades o simplemente deshaciéndose de ellas y de todo aquel que se ha atrevido a enfrentarlos.

Todo ello afecta la estabilidad y la gobernabilidad del país, incrementa la percepción de inseguridad en la ciudadanía y perjudica la imagen de México en el extranjero.

En este camino en el que la delincuencia ha avanzado, las policías estatales y municipales han quedado siempre muy mal paradas. Por amenazas, homicidios o sobornos han caído en las redes criminales o simplemente se han visto rebasadas en número, preparación o armamento por quienes se dedican a traficar con drogas, armas y personas.

De esta manera es como se ha hecho necesaria la presencia de las Fuerzas Armadas en las calles de diversos estados del país, con el objetivo fundamental de enfrentar las amenazas y peligros que afectan la paz pública y la tranquilidad de las familias. Y lo han hecho tan sólo por el deber que tienen de velar por la seguridad y la integridad de los mexicanos.

Desde luego, existen voces que no están de acuerdo en que el Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea participen en estas actividades, pero la realidad es que, si no fuera por ellos, nuestra sociedad y su futuro estarían perdidos.

Es verdad que los soldados y marinos no fueron entrenados para cuidar, ante la delincuencia, las calles, pero no es menos cierto que los que tienen a su cargo dicha labor, lamentablemente y por diversas razones, no han podido salir adelante. Estoy seguro de que no ha sido por falta de voluntad o por descuido de sus deberes, pero eso tampoco cambia el resultado.

También es verdad que los miembros de las Fuerzas Armadas se encuentran en desventaja ante la delincuencia organizada, ya que no cuentan con las leyes que los ayuden a desarrollar dichas actividades ni mucho menos que los defiendan ante posibles eventualidades. Por eso resulta más que necesario que, a la brevedad posible, cuenten con reglas claras que los ayuden a llevar a cabo esta delicada misión, con la certeza de hacer lo correcto y de que nadie se los recrimine jamás.

Afortunadamente, muchos ya nos hemos dado cuenta de ello y hemos pugnado por la expedición de una ley de seguridad interior en la que se establezca cuándo y cómo deben intervenir para garantizar la seguridad de la sociedad, en un marco de respeto a los derechos humanos, de transparencia y de rendición de cuentas que evite excesos y brinde certeza jurídica a todos, pero, principalmente, que fortalezca las instituciones de seguridad pública que hoy tienen carencias que les impiden cumplir adecuadamente con su labor.

Esta ley deberá establecer también las herramientas, los mecanismos de coordinación, los alcances y las responsabilidades de cada uno de los órdenes de gobierno, así como definir las atribuciones y competencias de todos los involucrados en la seguridad pública.

Quiero dejar claro que no se trata de legislar al vapor, pero sí con la idea de no dejar pasar más tiempo para cumplir con esta serie de objetivos. Tampoco se trata de dejar fuera de la discusión a nadie, sino de contar con la participación de expertos en el tema, académicos, legisladores y, por supuesto, los representantes de las propias Fuerzas Armadas y de los distintos cuerpos policiacos.

Estoy seguro de que, con la participación de todos, lograremos hacer una buena ley que proporcione seguridad a los mexicanos, que fortalezca y dignifique a las policías y que reconozca el compromiso y la lealtad de los soldados y marinos con su país.

Las Fuerzas Armadas lo dan todo sin pedir nada, por eso lo menos que podemos hacer es otorgarles la seguridad de que, en su noble labor, siempre encontrarán la protección y el apoyo de la ley.

Los Cuates de Sinaloa quieren llevarle serenata “El Chapo” y dicen que los narcos son personas “respetables”

febrero 23, 2017 // 0 Comentarios

Los Cuates de Sinaloa aseguraron que se encuentran en los preparativos para llevarle una serenata al capo sinaloense Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias “El Chapo”, que desde el pasado mes de enero se encuentra preso en Nueva York y para quien el grupo tocó en unas tres o cuatro ocasiones mientras permaneció prófugo de la justicia. 

Durante la promoción de su nuevo material discográfico ‘Recordando el rancho’, los originarios de La Vainilla, en Sinaloa, narraron en entrevistas por separado con las cadenas Telemundo y CNN, cómo es tocar en las fiestas de los narcotraficantes, a quienes consideraron “personas muy respetables”. 

La agrupación de música regional o norteña, aseguraron que los capos los han llevado con los ojos vendados en avionetas y helicópteros -para no saber a dónde van-, a tocar durante varios días a sus fiestas, en las cuales “se sienten muy seguros” y los presuntos criminales “los dejan dormir”. 

Gabriel Berrelleza, bajo y voz; Martiniano “Nano” Berrelleza, bajo y voz; Jesús Berrelleza, acordeón y segunda voz; Heriberto Berrelleza, guitarra; y Sergio Holguían, en la batería, se hicieron famosos a nivel mundial por haber interpretado el tema ‘Negro y azul’, durante el séptimo episodio de la segunda temporada de la serie de televisión estadounidense ‘Breaking Bad’.

La guerra mediática del cártel de Sinaloa

febrero 22, 2017 // 0 Comentarios

Es uno de esos documentales que aparecen de vez en cuanto en la televisión internacional, y que dan cuenta de lo que muchos medios de comunicación no podemos desvelar desde el epicentro.
“Clandestino: el cártel de Sinaloa” no muestra, para los mexicanos y en especial para los sinaloenses, algo nuevo que no sepamos, pero sí exhibe más allá de los estereotipos de los de buchones, pistoleros y narcos, las complicidades entre los grupos de la delincuencia y el Estado, o al menos demuestra su ineficencia y pone el dedo en la llaga de por qué será imposible esta lucha en contra del narcotráfico.
El documental da cuenta de cómo grupos de pistoleros se mueven por Culiacán y por todos lados, ya sea la sierra, la zona rural de Sinaloa o la frontera con Estados Unidos, sin que nadie los detenga, y en caso de pasar por un filtro policial, pasar mostrándose cortés y avisar que también el sicario “anda chambeando”.

Viene muy a cuento el filme realizado por el periodista español David Beriain, en donde por semanas se sumergió en las entrañas del cártel de Sinaloa, porque Sinaloa está en la mira por la guerra que se libra al interior del grupo criminal, en donde la facción de los hijos del Chapo Guzmán se ha visto enfrentada con la de Los Dámaso.
El punto central es cómo el gobierno de Quirino Ordaz Coppel y su estructura de seguridad, así como el Ejército, niegan sistemáticamente que grupos armados patrullen, vigilen e incursionen hasta terminar en catastróficas balaceras, cuando la realidad asedia al ciudadano común.
No salen de su discurso de “estamos trabajando” cuando en realidad se ve que no lo están haciendo de manera eficiente.

El Estado mexicano no ha querido comprender que “su” guerra contra el narco nunca funcionó, y que gobierno tras gobierno la situación se complica, y que es hora de volver a plantear el combate. Por eso es que, aunque no lo dicen abiertamente, ciudadanos desearían que entre los mismos narcos se pusieran de acuerdo para pacificar las ciudades. No más violencia, no más víctimas inocentes. Si total negocio siempre habrá, consumidores también, al menos no sumerjan en el terror a la población.

Sobre todo en este tema, en las últimas semanas se ha observado cómo la sicosis y el miedo se incuban en las redes sociales, y cómo parece que hay personas interesadas en que el pánico se generalice. No parece cosa de ignorancia, sino de un plan para crear desestabilización.
Como por ejemplo la carta falsa que leyó el periodista Ciro Gómez Leyva, quien atribuyó su redacción a los hijos del Chapo, sobre cómo planeó Dámaso López Núñez el asesinato de ellos y de Ismael “El Mayo” Zambada García, y el posterior deslinde que hace en este medio el aludido. La guerra mediática en el cártel, muy distinta al terror que se vive en las ciudades y poblados rurales.
Hoy por hoy, las redes sociales están infestadas de esta versión dejada correr a propósito, ¿pero quién es héroe o quién es villano en el negocio de las drogas? ¿Son los Guzmán víctimas? ¿Es López Núñez el malvado de la historia? Es parte del juego mediático; la manipulación de las masas a la orden del día. Usted, querido lector, analice y haga su propia opinión. Que para novelas hay que leer al escritor gringo Don Winslow, con sus novelas El Poder del Perro y El Cártel.

FOTOS: SORPRENDEN A MESEROS SICARIOS, TRASLADANDO CADAVERES EN BOLSAS DE BASURA EN REYNOSA

febrero 21, 2017 // 0 Comentarios



Tres meseros de un bar aparecen como sospechosos en el crimen de un hombre que transportaban oculto en una bolsa de basura, en la caja posterior de una camioneta Ford Ranger, color blanca.

Los meseros viajaban en la cabina de la camioneta, cuando agentes viales que realizaban un recorrido de vigilancia por el bulevar Morelos, observaron que iban en contra y los interceptaron para infraccionarlos.

Pero al revisar el contenido de las bolsas, se encontraron con el cuerpo de un hombre muerto a golpes, supuestamente.

Para ellos su situación cambió radicalmente, pues de simples infractores se convirtieron en sospechosos de un homicidio doloso, por lo que de inmediato fueron puestos a disposición de las autoridades ministeriales para su posible penalización.

Los detenidos son: un hombre de entre 25 y 30 años, otro de entre 20 y 25 y el último de entre 18 y 20, según trascendió, trabajan como meseros en un bar.

El arresto se registró poco después de las 3:00 horas en Azucena, entre Jazmines y boulevard Morelos, en la colonia Fernández Gómez.

En el lugar se constituyeron agentes investigadores adscritos a la UGI-4, quienes practicaron diligencias previas al levantamiento del cuerpo.

Por espacio de casi 2 horas permanecieron los peritos en técnicas de campo, fotografía, dactiloscopia, medicina y química forense examinando palmo a palmo interior y exterior de la camioneta, caja posterior y las bolsas de plástico, en dos de las cuales encontraron basura. Estas sirvieron para cubrir la bolsa que contenía el cuerpo, la cual se encontraba en forma horizontal en el piso de la caja posterior del vehículo.

SERAN PENALIZADOS.

Los tres individuos quedaron como sospechosos dentro de la carpeta de investigación 89/2017 del delito de homicidio culposo.

Podrían ser puestos a disposición del juez de control en las próximas 48 horas.


1 2 3 43