La Linea

Sangrienta disputa por la " plaza" de Chihuahua entre los Cárteles De Juárez , De Sinaloa y del CJNG

marzo 28, 2017 // 0 Comentarios

 El aumento de la violencia en los primeros cinco meses del gobierno del panista Javier Corral en Chihuahua tiene que ver con la disputa entre los cárteles De Juárez y De Sinaloa por el control de la plaza y la incursión del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en esa entidad.

La pugna entre esas organizaciones es por la venta de droga, principalmente en Ciudad Juárez y en la capital del estado, lo que provocó que entre octubre de 2016 y febrero de 2017 Chihuahua ocupe el primer lugar entre las entidades del noroeste del país en homicidios dolosos.

Información del gabinete de seguridad  indica que Chihuahua es una entidad clave entre los cárteles para el tráfico de droga y armas por la frontera que tiene con Estados Unidos, de ahí la escalada de violencia que se ha vivido últimamente por controlar la ruta de la droga.

Según el panorama de la delincuencia organizada en la región noroeste, que comprende Sinaloa, Baja California, Sonora, Baja California Sur y Chihuahua, otro factor de violencia en la entidad es la supuesta incursión de células afines a Rafael Caro Quintero en alianza con lo que queda de Los Beltrán Leyva.

El informe señala que entre esas organizaciones estarían disputando el control de la plaza y que tal situación comenzó a recrudecer a partir de la extradición de Joaquín El Chapo Guzmán a Estados Unidos. En ese sentido, el documento señala que es prioritario reforzar la vigilancia para evitar brotes de violencia.
La entidad gobernada por Javier Corral es la más violenta de la zona noroeste del país por el número de asesinato de los últimos cinco meses.

El documento señala que la mayoría de los delitos se concentran en las ciudades de Chihuahua y Juárez, principalmente, puesto que son zonas medulares para las organizaciones criminales. Otras que son difíciles por el control de la plaza son Namiquipa, Gómez Farías, Temósachi, Matachi y Cuauhtémoc, este último municipio donde hace unos días se enfrentaron células del crimen organizado.

De octubre de 2016 a febrero del año en curso —sin contar los homicidios que han ocurrido en los últimos días, incluido el de la periodista Miroslava Breach—, Chihuahua se posicionó como la entidad más violenta en la zona noroeste del país al contabilizar 639 homicidios dolosos, seguido de Baja California, con 615 casos; Sinaloa, 550; Sonora, 250, y Baja California Sur, 144 homicidios dolosos.

César Gamboa Sosa, El Cabo, y Carlos Arturo Quintana, El 80, eran parte de La Línea, brazo armado del Cártel de Juárez; sin embargo, Gamboa Sosa habría pactado con CJNG para poder operar en la entidad, principalmente en la zona del Triángulo Dorado.



En el enfrentamiento el pasado 19 de marzo en la localidad de Rubio, Arturo Quintana, que se encuentra en la lista de los buscados por el Buró Federal de Investigación (FBI), fue el que mandó a emboscar a El Cabo, lo que dejó un saldo de ocho muertos.

Con ello, Nemesio Oseguera y su brazo financiero de Los Cuinis se extendería, además de Colima, Michoacán, Guanajuato, Nayarit, Guerrero, Morelos, a los estados de Baja California y Chihuahua.

FOTOGALERIA: "El Cabo" líder de la Línea abatido por su ex aliado, el "80"

marzo 21, 2017 // 0 Comentarios

En redes sociales circula la imagen de esta persona sin vida el cual quedó tirado a un lado de una camioneta GMC de lujo de color negro y quien dicen que era de su propiedad.

Vestido con una playera tipo polo negra, pantalón de mezclilla y una esclava de oro y además de un tatuaje en el brazo derecho.


Según versiones dicen que en dicho enfrentamiento también perdió la vida uno de los hermanos de El Cabo aunque esto aún no ha sido confirmado.

También trascendió que incluso sus familiares ya se presentaron en las instalaciones de la Fiscalía a reclamar su cuerpo.

Segun la Fiscalía General del Estado afirma que una de las personas que perdió la vida ayer por la tarde en enfrentamiento que ocurrió en la carretera Bachíniva-Álvaro Obregón, es César Raúl Gamboa Sosa, alias “El Cabo” o “El Tigre”


¿QUIEN ES EL 80?
Carlos Arturo Quintana, mejor conocido como El 80, es uno de los principales operadores del grupo delictivo La Línea, que trabaja para el Cártel de Juárez.

Era uno de los más buscados del Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos, sin embargo, ya no aparece en dicho listado.

En marzo se rumoró su detención, junto con “El Cabo”, sin embargo trascendió que el arresto no se había logrado.
En agosto, cuando aún era gobernador electo, Javier Corral le lanzó un ultimátum, en el cual indicaba que a partir de tomar posesión del gobierno, el 80 tendría 72 horas para irse del estado.
Durante su candidatura, Corral denunció que las Policías municipales de Bachíniva y Namiquipa protegen a Quintana.

Fiscalía de Chihuahua confirma muerte de “El Cabo”, líder de La Línea

marzo 21, 2017 // 0 Comentarios

César Raúl Gamboa Sosa fue identificado entre los muertos, resultado de un enfrentamiento en Álvaro Obregón.

Uno de los siete cadáveres que hallaron en la zona de Álvaro Obregón en Chihuahua, tras un enfrentamiento armado este domingo, corresponde al presunto líder de La Línea, César Raúl Gamboa Sosa, alias “El Cabo”.

La Fiscalía General del Estado de Chihuahua confirmó la identidad de la que se especuló desde la mañana, luego del levantamiento de cuerpos de los civiles que se enfrentaron con policías.
La FGE aclaró que el cadáver de Gamboa Sosa fue ubicado en el entronque entre el seccional en mención y Bachíniva, en el poblado de La Quemada.
Gamboa Sosa “El Cabo” es considerado uno de los líderes criminales que operaba en la zona occidente de la entidad, a quien se le vincula con múltiples homicidios y el trasiego de droga; según detalla el Diario de Chihuahua.

El Cabo fue identificado por familiares, debido a sus rasgos físicos y tatuajes.

Nace nuevo cártel se fusionan entre La Linea y Cartel de Jalisco Nueva Generación, pelearán la plaza contra El Cartel de Sinaloa

febrero 28, 2017 // 0 Comentarios

La Consultora estadounidense Stratfor, informó que el estado de Chihuahua está siendo dominado por una unión de células criminales, que corresponden a el Cartel de Juárez, La Línea con el Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), el cual es liderado por un ex policía de Jalisco, de nombre Nemesio Oseguera.

Según el medio nacional El Financiero, esta organización criminal estaría trabajando con los restos de La Línea, el brazo armado del Cártel de Juárez, para abrirse paso en el territorio de Chihuahua, incluyendo el cruce fronterizo de Ciudad Juarez.

El incremento en hechos delictivos en el estado de Chihuahua a partir de la toma de protesta de la actual administración, estaría relacionado con él reacomodo de las estructuras criminales que buscan el control del territorio, de acuerdo con analistas nacionales e internacionales.

Los analistas señalaron que Chihuahua hasta hace poco tenía una disputa histórica entre dos cárteles, el de Juárez y el de Sinaloa, de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

La PGR señaló que estos dos grupos se apoyaban de pandillas, entre estas las de Gente Nueva, Los Cabrera, Artistas Asesinos y Mexicles, quienes se relacionan con el Cártel de Sinaloa; y los brazos armados del Cártel de Juárez eran La Línea y Los Aztecas.

Sin embargo tras la detención de Vicente Carrillo, El Viceroy, en octubre del 2014, así como las dos capturas de El Chapo Guzman, en febrero de 2014 y enero del 2016, se generaron reacomodos en dichos grupos.

Quien es “El Mencho”?

El niño que nació el 17 de julio de 1966 en medio de la pobreza de una ranchería de Michoacán, que no terminó la escuela primaria, que creció cultivando aguacates para luego emigrar a California y que fue deportado, por estar involucrado en una red de distribución de heroína, es hoy en día el narcotraficante más sanguinario de México.

Se trata de Rubén Oseguera Cervantes, quien habría adoptado el nombre de Nemesio en honor a su padrino y que es mejor conocido como ‘El Mencho’, el líder del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) que tiene células de operación en doce estados de México.

A la edad de 25 años Rubén (o Nemesio) Oseguera Cervantes fue arrestado en Sacramento junto con su hermano Abraham, ambos acusados de participar en una red criminal que distribuía heroína en esa región norte de California, refieren los documentos de la corte revisados por Univisión Los Ángeles.

Era el año de 1992 y el acuerdo al que llegaron con la fiscalía al declararse culpables representó sentencias de 5 años para Rubén y 10 para Abraham.

Al cumplir tres años de condena, ‘El Mencho’ salió en libertad condicional y fue deportado.

Durante los 80, ‘El Mencho’ habría cruzado la frontera hacia Estados Unidos de manera indocumentada y utilizaba varios nombres cada vez lo detectaban, como el de Rubén Ávila, José López Prieto, Miguel Valadez, Carlos Hernández Mendoza, Roberto Salgado, entre otras combinaciones de apellidos y nombres.

En ese entonces ‘El Mencho’ ya formaba parte de la organización criminal que encabezaban los hermanos Valencia y que después fue conocida como el Cártel Milenio.

‘El Mencho’ y Abigael González Valencia ‘El Cachetes’, uno de los líderes de ese cártel, empezaron a trabajar juntos en el negocio de la metanfetamina cuando ambos vivían en California.

Más tarde ‘El Mencho’ se casaría con una de las hermanas de los Valencia para fortalecer su relación con ‘Los Cuinis’, el grupo encargado de las operaciones financieras de la organización criminal que más tarde se convertiría en el CJNG.

Para especialistas en temas de seguridad, ‘El Mencho’ es el enemigo público número uno, el nuevo rostro del narcotráfico en México tras la recaptura de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán.

Cae "El Tarta" líder de La Línea y cinco sicarios más en Chihuahua

diciembre 27, 2016 // 0 Comentarios

Elementos de la Policía Estatal Única, División Preventiva, detuvieron ayer por la tarde a seis presuntos distribuidores de droga del “Cártel de La Línea”, entre los que se encontraba Roberto Alejandro B.F. Alías ‘El Tarta’, principal distribuidor de droga en Aldama.

La detención se llevó a cabo alrededor de las cuatro de la tarde en la calle Sandino, cruce con Defensa Popular, de la colonia 2 de Octubre

El Tarta es identificado como líder de un grupo delictivo en el municipio de Aldama, Chihuahua y en el poblado conocido como Rancho de En Medio.

A los detenidos se les aseguraron dos vehículos blindados y dos vehículos normales, así como cuatro armas de fuego cortas, seis cargadores con 57 cartuchos útiles y 32 dosis de droga.

Nuevas Fotografías del Nuevo Cártel de Juárez, Jefe de los Chapos amenaza a la Línea, "Toda la sierra de Chihuahua es del Chapo"

noviembre 19, 2016 // 0 Comentarios

Para el tigre para el muletas y para el 11

Ya dejen de quitar Cota de secuestrar pinches linieros no dejan trabajar agusto saben bien que toda la sierra de chihuahua es chapo la mayoría y en Cuauhtémoc es ciudad y no entramos porque no podemos, no entramos porque no queremos ya que entró corral los van a sacar y para una mejor ciudadanía para la gente de Cuauhtémoc cero cotas secuestros extorsiones.

Su nombre es "Javier Corral", Nuevo Gobernador de Chihuahua y jala para "La Linea"

octubre 30, 2016 // 0 Comentarios

Yo conocí a Raul Corral Jurado en la prisión Federal de la Tuna en 2002-2003 nos hicimos muy compas, el me hablaba mucho de sus hermanos Roberto y Javier, Roberto estaba pagando una feria que se robo de un banco “Desfalco” en donde trabajaba porque hizo un fraude de 277 Mil DLLS, entre los tres hermanos estaban pagando en abonos, me decía que su carnal Javier tenia mucho poder en México y que tenia amigos en la Linea porque el les hacia muchos favores desde México, y que el podía conseguir merca de lo que quisiera”Coca o Mota” que si yo me animaba a brincarselas a el Paso y de ahí a Denver o a Chicago.. Yo le dije claro que me animo nomas pagándome yo se las llevo, tu sabes que eso es lo mio, y así nos pusimos de acuerdo para cuando saliéramos ponernos a jalar.

Yo salí primero y cuando salio me hablo y de volada comencé a brincarles merca, Coca y Mota nada mas al chuco porque tenían apuro de pagar la feria que se robo roberto, como a los tres meses les lleve a Denver luego a Kansas y a Chicag, pero un día se les cayeron 10 kilos  de Coca y 50 de Mota, de alli en adelante me daban nada mas una parte de los pagos por pasarles y llevarles merca hasta que se pusieran a mano y se molestaron mucho ya andaban buscando a otro pasador yo me di cuenta de eso pero no les dije nada brinque a Juaritos 3 veces a cobrarles y me daban puros abonos me dieron 20,000 DLLS me restaban 55,000 DLLS y volvía a brincar a Juaritos y esta ves me dijo Raul que hablara con Javier para arreglar lo de la deuda y me estuve hasta el otro día que llego Javier, me lo presentaron yo no lo conocía luego luego me dijo…

Por que chingaos nos andas cobrando,el que manda soy yo, yo te pago eso y mas, mira si yo quisiera te entregaba con mis compas de La Linea o te puedo refundir en una cárcel de Mexico yo tengo mucho poder, nosotros estabamos pisteando y coqueando el ya venia entrado agarro la Coca que nos quedaba y luego mando a Raul por mas pase, Raul al ver que estaba como loco contra mi se lo llevo a otra recamara y poco a poco dejo de gritar al cabo de un rato salieron y me dijo enseguida, que bueno que tomaste esa decisión de que sigamos jalando juntos ya me dijo Raul que si que si queria jalar con nosotros, mira de la deuda te vamos a dar una buena feria ahorita y cuando nos pases una merca que tomamos aquí en Juarez te damos el resto, pues ami no me quedaba de otra y acepte el trato que ellos hicieron yo lo que quería era salir de ahí pues cuando empezó a gritarme como un loco en verdad que me asuste estoy seguro que la libre porque me necesitaban total que el día siguiente que era un domingo les pase 100 kilos de Mota por la mañana y 15 kilos de Coca por la noche pero al entregarles en el paso la merca nada mas me pagaron lo de la pasada de esa merca y me abonaron otros 7,000 DLLS de la deuda atrasada, total que querían que llevara la Mota a  Denver y la Coca a Chicago pero con el susto que me puso el mentado Javier, yo ya no quise nada con ellos.

Al día siguiente junto con mi familia nos fuimos a otro estado y ya no e vuelto a verlos pero ahora que veo a ese Narcotraficante que ya es Gobernador quiero que la gente sepa que clase de hipócrita cocainomano y Narcotraficante es el borracho.

Ellos me conocen por el JR.
Expediente de Roberto 99-CR-267-DB
Expediente de Raul EP-02.CR-2036-DB

"Se aproxima otra gran guerra del narco": dice Jefe sicario

octubre 20, 2016 // 0 Comentarios

Ciudad Juárez, Chihuahua.- La paz en Ciudad Juárez está por terminar. Jorge, el hombre que viaja en el asiento del copiloto, está involucrado en el fin de los tiempos de paz.

Un viejo que se hace respetar dentro del Cártel de Juárez, por ser casi un miembro fundador y quien ahora sólo conserva los contactos de su vida pasada por amistad, me contactó con Jorge.

En el último año, este jefe de La Línea (brazo armado del Cártel de Juárez) y yo nos hemos encontrado siempre de la misma manera: yo conduzco y él habla. Sólo así se siente seguro.

Hasta hoy, todos los augurios —buenos y malos— que me ha dado han resultados ciertos a corto plazo. Hoy me da otro: “Agárrate, que ahí viene lo bueno”.

Elementos de “La Línea” en manos de las autoridades. 

Ciudad Juárez

En 2013, el diario estadounidense The New York Times publicó un titular que era al mismo tiempo cierto y no: Ciudad Juárez, una frontera conocida por sus homicidios, regresa a la vida, se tituló el artículo que describía cómo esta ciudad se convirtió en la más violenta de América, y ahora, con el regreso de bares, restaurantes y una vida nocturna, además de un notable descenso en el número de homicidios, dejaba atrás aquel pasado de asesinatos y secuestros.

Lo cierto es que de los cientos de establecimientos que cerraron sus puertas en 2010 por miedo a sufrir extorsiones, por amenazas o secuestro de sus dueños, 90% habían regresado para 2013. Las cifras de homicidios descendieron de tres mil en 2010, a 485, una cifra muy alentadora. La parte no cierta es que Ciudad Juárez jamás regresó a la vida.

Desde finales de 2008 y hasta finales de 2012, el Cártel de Juárez y el Cártel de Sinaloa se enfrentaron a tiros en las calles, bares, restaurantes, funerales, iglesias… pero el final de esta guerra fue una frágil tregua y una extinción de sus miembros, como lo explica Gustavo de la Rosa Hickerson, quien fue visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Ciudad Juárez en ese periodo.

El Chapo Guzmán

“LO QUE SUCEDIÓ FUE QUE SE MATARON ENTRE ELLOS. SE MURIÓ TANTA GENTE Y SE DIERON TAN DURO, QUE PARTE DE QUE LA VIOLENCIA DISMINUYERA FUE POR LA EXTINCIÓN DE SUS MIEMBROS, Y QUIENES SOBREVIVIERON HUYERON”, DIJO.
Jorge dice que hubo una tregua: la orden fue seguir trabajando, pero discretos, es decir, no asesinar en lugares públicos.

“Es mentira que Juárez ya cambió. No ha cambiado absolutamente nada, nomás la orden es que seamos más discretos, que no tiremos a la gente en la calle, por eso hay un chingo de cementerios clandestinos. Ahora hay que quemarlos, enterrarlos o echarlos a las alcantarillas”, relata Jorge.

A tres años de aquel titular, la ciudad se vuelve a tensar. Desde el pasado mes de julio la tendencia ha aumentado de un homicidio, en promedio, al día, a 1.6, según estadísticas oficiales. El mes de julio cerró con 13 homicidios reportados, mientras que en septiembre sumaron 20.

El Criko vs La Chiva

A Jorge le dan bonos por asesinar a vendedores de cristal (metanfetamina cristalizada). Si es un jefe, le pagan hasta 3 mil pesos, si es un vendedor de calle puede ser menos.

“AHORITA, JUÁREZ ES LO MÁXIMO PARA LA HEROÍNA, LE SACAS 100% DE LO QUE INVIERTES PORQUE PIDEN TANTO AQUÍ COMO EN EL PASO [TEXAS]”, DICE.
Jorge es un jefe de células. Es decir, tiene un rango medio dentro de La Línea. Él es la conexión entre el Cártel de Juárez y Barrio Azteca, una pandilla nacida en Texas que hace el trabajo sucio del cártel.

Él se encarga de reclutar personas para cruzar droga a Estados Unidos, de surtir los puntos de venta de heroína, de comprar autos para cargarlos de droga, de supervisar los talleres donde se abastecen, de coordinar a la gente al otro lado de la frontera para saber si el estupefaciente llegó, de reclutar agentes de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) y de asesinar a los adversarios o miembros insubordinados. Por eso está por comenzar una guerra junto a otros miles de “indios”, miembros de Barrio Azteca.

“La guerra está porque la gente de Sinaloa quiere meter el cristal y no nos vamos a dejar, hay órdenes de hacer lo que sea para no permitir nada de eso. ¿Cómo van a llegar a la casa de uno a querer hacer cosas que no?”, dice Jorge. Su preocupación no tiene una raíz moral, al contrario, es utilitaria, de mercado.
“La gente que usa el cristal nomás dura tres años y se muere, nos están matando a la gente, y ese dinero se nos va a nosotros, porque eso que se gastan en el cristal lo pueden usar en la heroína”, se queja.

Jorge anuncia que los refuerzos y las armas han llegado a Ciudad Juárez, que se comenzarán a ver de nuevo los autos con impactos de bala, la sangre regada en banquetas, la confusión y el terror en los rostros.

“Esto [los homicidios registrados hasta hoy] no es nada, ahí viene lo bueno. Tenemos que acabar con ellos desde la raíz, hay que matarlos y hacerles saber, mandarles mensajes. Te lo digo, ahorita en estos meses viene lo mero bueno, porque no pensamos dejar ninguna tienda de ellos”, advierte.
La organización a la que pertenece Jorge tiene más de 2 mil miembros en Ciudad Juárez, unos mil en Chihuahua y otros 5 mil en Texas, de acuerdo con la Organización de los Estados Americanos (OAS en inglés).

“Ya mandaron traer indios [miembros de Barrio Azteca] de Chihuahua, de El Paso, y ya se juntaron los de aquí. También todos estos meses estuvieron cruce y cruce cargamentos de armas, de R-15, chivos [AK-47], pistolas, escopetas, de todo para tumbar a aquellos”, cuenta Jorge.

El mismo fiscal general de Chihuahua, Jorge González Nicolás, en conferencia de prensa reconoció el mes pasado que el aumento en el índice de homicidios en la ciudad se debe a la disputa por el narcomenudeo.

“Ahora el tráfico y venta de la droga cristal es lo que provoca las ejecuciones, pero son entre personas que distribuyen este estupefaciente (…) Los grupos aún no dejan Chihuahua y no lo van a hacer, este enfrentamiento aún no termina”, dijo.

“Como un puesto de hamburguesas”

Jorge es un nombre falso que el jefe de La Línea eligió para no ponerse en peligro por hablar. Su nombre real está en una lista de ingresos y salidas del Cereso de Ciudad Juárez. También está en la cárcel del condado de El Paso. Ha entrado y salido 22 veces del Cereso y seis de la cárcel del condado al otro lado de la frontera. La primera vez que entró fue por robo a casa-habitación, y ahí aprovechó para hacer otro trabajito: “Maté a un líder de otra pandilla, 16 picahielazos”.

La Línea le tiene respeto y confianza, ha sido un soldado fiel. Antes de entrar al Cereso, hace 13 años, Jorge era halcón para el cártel. La Línea aún no nacía.
“Yo traía un teléfono y mi trabajo era estar todo el tiempo vigilando que no viniera la policía. Cuando la veía les avisaba y ya clavaban la droga o el dinero, lo que fuera”, cuenta. Hoy ha escalado posiciones y gana hasta 3 mil dólares “por trabajito”.

Para Jorge su trabajo actual se ha vuelto algo parecido a estar encargado de un puesto de hamburguesas. “Esto es como un negocio normal, como vender hamburguesas. En esto trabajan familias completas, la mamá, el papá, los hijos, hasta la abuelita. Es que no hay trabajo, por más que estudies, no hay trabajo”.

—¿Cuánto se paga por un viaje cargado a El Paso? —pregunto a Jorge.

—Si llevas negra [heroína] son mil dólares por carro. Por la coca se pagan 750 dólares por carro, y por mota 500 —detalla.

A Jorge le quitaron los documentos migratorios cuando fue arrestado al otro lado. Sin embargo, esto sólo le dio una ventaja: él ya no cruza, sino que recluta cruzadores y los pagos de los que habla son los que él ofrece a sus reclutas. A él le pagan hasta el doble, pero como en todo hay jugadas chuecas: “A los que llevan los carros no se les dice cuánto ni dónde. Les decimos ‘llevas dos kilos’, pero nomás en la batería del carro le caben dos kilos, imagínate cuánto no cabe en las puertas, los asientos, el motor”.

Jorge asegura estar enviando un promedio de 30 autos al mes cargados con más de cinco kilos de heroína a Estados Unidos.

“Y eso nomás yo. Como yo hay otros cientos. Más los carros que se nos caen, que nos trampan en la frontera. Pon tú que enviamos tres todos los días y nos agarran uno, ya con los otros dos nos recuperamos”, dice.

Pero La Línea se está asegurando de que eso suceda cada vez menos.

“Los agentes están comprados. Los cargamentos fuertes pasan por la garita, pasan por Migración, están bien arreglados. Un carro los saluda y les da un sobre con mucho dinero, y ya nomás les dice qué color y qué marca es el carro que viene cargado y lo dejan pasar”, relata.

Aquí en Ciudad Juárez sucede lo mismo. Jorge asegura que las autoridades locales están “en la nómina” del cártel.

“AQUÍ NOMÁS LES HABLAMOS AL OÍDO Y DICEN QUE SÍ SIEMPRE, ESTÁN EN LA NÓMINA”, DICE. EL OTRO PUNTO FUERTE PARA LA HEROÍNA EN CIUDAD JUÁREZ, DICE, ES EL MISMO CERESO.
“En el Cereso se vende de todo, si quieres putas de la calle, menores, te las traen del centro para menores, de la femenil, lo que quieras. Claro que la heroína también, es más, ahí se vende más barata que afuera y está más buena”.

Los tres celulares de Jorge no han parado de sonar. Esta entrevista se hizo en tres sesiones, en tres días distintos y sus teléfonos nunca callaron. Durante estos tres días dejó a uno de sus subordinados a cargo del changarro, él es uno de quienes han estado llamando.
“Si se enteran los jefes que dejé a este güey encargado, no me la acabo. Es que aquellos no se dan abasto, trabajamos todo el día y piden y piden y piden”, dice.

Cuando terminamos la tercera entrevista, Jorge se abalanza sobre uno de sus teléfonos, el que ha sonado más insistente. Responde, dice un nombre, explica que anda ‘con unas personas’, pero que ya va de regreso. “Ahí te dejé de comer. Son 50 piezas, cortas y largas”, cuelga.
“ESTO NUNCA SE VA A ACABAR, ES UNA DEMANDA QUE JAMÁS SE VA A ACABAR, ESTAMOS PELEANDO CON UN ENEMIGO MUY GRANDE: CON EL DINERO, Y POR EL DINERO TODOS HACEMOS DE TODO”, DICE ANTES DE BAJAR DEL AUTO.

"Se aproxima otra gran guerra del narco": dice Jefe sicario

octubre 20, 2016 // 0 Comentarios

Ciudad Juárez, Chihuahua.- La paz en Ciudad Juárez está por terminar. Jorge, el hombre que viaja en el asiento del copiloto, está involucrado en el fin de los tiempos de paz.

Un viejo que se hace respetar dentro del Cártel de Juárez, por ser casi un miembro fundador y quien ahora sólo conserva los contactos de su vida pasada por amistad, me contactó con Jorge.

En el último año, este jefe de La Línea (brazo armado del Cártel de Juárez) y yo nos hemos encontrado siempre de la misma manera: yo conduzco y él habla. Sólo así se siente seguro.

Hasta hoy, todos los augurios —buenos y malos— que me ha dado han resultados ciertos a corto plazo. Hoy me da otro: “Agárrate, que ahí viene lo bueno”.

Elementos de “La Línea” en manos de las autoridades. 

Ciudad Juárez

En 2013, el diario estadounidense The New York Times publicó un titular que era al mismo tiempo cierto y no: Ciudad Juárez, una frontera conocida por sus homicidios, regresa a la vida, se tituló el artículo que describía cómo esta ciudad se convirtió en la más violenta de América, y ahora, con el regreso de bares, restaurantes y una vida nocturna, además de un notable descenso en el número de homicidios, dejaba atrás aquel pasado de asesinatos y secuestros.

Lo cierto es que de los cientos de establecimientos que cerraron sus puertas en 2010 por miedo a sufrir extorsiones, por amenazas o secuestro de sus dueños, 90% habían regresado para 2013. Las cifras de homicidios descendieron de tres mil en 2010, a 485, una cifra muy alentadora. La parte no cierta es que Ciudad Juárez jamás regresó a la vida.

Desde finales de 2008 y hasta finales de 2012, el Cártel de Juárez y el Cártel de Sinaloa se enfrentaron a tiros en las calles, bares, restaurantes, funerales, iglesias… pero el final de esta guerra fue una frágil tregua y una extinción de sus miembros, como lo explica Gustavo de la Rosa Hickerson, quien fue visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Ciudad Juárez en ese periodo.

El Chapo Guzmán

“LO QUE SUCEDIÓ FUE QUE SE MATARON ENTRE ELLOS. SE MURIÓ TANTA GENTE Y SE DIERON TAN DURO, QUE PARTE DE QUE LA VIOLENCIA DISMINUYERA FUE POR LA EXTINCIÓN DE SUS MIEMBROS, Y QUIENES SOBREVIVIERON HUYERON”, DIJO.
Jorge dice que hubo una tregua: la orden fue seguir trabajando, pero discretos, es decir, no asesinar en lugares públicos.

“Es mentira que Juárez ya cambió. No ha cambiado absolutamente nada, nomás la orden es que seamos más discretos, que no tiremos a la gente en la calle, por eso hay un chingo de cementerios clandestinos. Ahora hay que quemarlos, enterrarlos o echarlos a las alcantarillas”, relata Jorge.

A tres años de aquel titular, la ciudad se vuelve a tensar. Desde el pasado mes de julio la tendencia ha aumentado de un homicidio, en promedio, al día, a 1.6, según estadísticas oficiales. El mes de julio cerró con 13 homicidios reportados, mientras que en septiembre sumaron 20.

El Criko vs La Chiva

A Jorge le dan bonos por asesinar a vendedores de cristal (metanfetamina cristalizada). Si es un jefe, le pagan hasta 3 mil pesos, si es un vendedor de calle puede ser menos.

“AHORITA, JUÁREZ ES LO MÁXIMO PARA LA HEROÍNA, LE SACAS 100% DE LO QUE INVIERTES PORQUE PIDEN TANTO AQUÍ COMO EN EL PASO [TEXAS]”, DICE.
Jorge es un jefe de células. Es decir, tiene un rango medio dentro de La Línea. Él es la conexión entre el Cártel de Juárez y Barrio Azteca, una pandilla nacida en Texas que hace el trabajo sucio del cártel.

Él se encarga de reclutar personas para cruzar droga a Estados Unidos, de surtir los puntos de venta de heroína, de comprar autos para cargarlos de droga, de supervisar los talleres donde se abastecen, de coordinar a la gente al otro lado de la frontera para saber si el estupefaciente llegó, de reclutar agentes de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) y de asesinar a los adversarios o miembros insubordinados. Por eso está por comenzar una guerra junto a otros miles de “indios”, miembros de Barrio Azteca.

“La guerra está porque la gente de Sinaloa quiere meter el cristal y no nos vamos a dejar, hay órdenes de hacer lo que sea para no permitir nada de eso. ¿Cómo van a llegar a la casa de uno a querer hacer cosas que no?”, dice Jorge. Su preocupación no tiene una raíz moral, al contrario, es utilitaria, de mercado.
“La gente que usa el cristal nomás dura tres años y se muere, nos están matando a la gente, y ese dinero se nos va a nosotros, porque eso que se gastan en el cristal lo pueden usar en la heroína”, se queja.

Jorge anuncia que los refuerzos y las armas han llegado a Ciudad Juárez, que se comenzarán a ver de nuevo los autos con impactos de bala, la sangre regada en banquetas, la confusión y el terror en los rostros.

“Esto [los homicidios registrados hasta hoy] no es nada, ahí viene lo bueno. Tenemos que acabar con ellos desde la raíz, hay que matarlos y hacerles saber, mandarles mensajes. Te lo digo, ahorita en estos meses viene lo mero bueno, porque no pensamos dejar ninguna tienda de ellos”, advierte.
La organización a la que pertenece Jorge tiene más de 2 mil miembros en Ciudad Juárez, unos mil en Chihuahua y otros 5 mil en Texas, de acuerdo con la Organización de los Estados Americanos (OAS en inglés).

“Ya mandaron traer indios [miembros de Barrio Azteca] de Chihuahua, de El Paso, y ya se juntaron los de aquí. También todos estos meses estuvieron cruce y cruce cargamentos de armas, de R-15, chivos [AK-47], pistolas, escopetas, de todo para tumbar a aquellos”, cuenta Jorge.

El mismo fiscal general de Chihuahua, Jorge González Nicolás, en conferencia de prensa reconoció el mes pasado que el aumento en el índice de homicidios en la ciudad se debe a la disputa por el narcomenudeo.

“Ahora el tráfico y venta de la droga cristal es lo que provoca las ejecuciones, pero son entre personas que distribuyen este estupefaciente (…) Los grupos aún no dejan Chihuahua y no lo van a hacer, este enfrentamiento aún no termina”, dijo.

“Como un puesto de hamburguesas”

Jorge es un nombre falso que el jefe de La Línea eligió para no ponerse en peligro por hablar. Su nombre real está en una lista de ingresos y salidas del Cereso de Ciudad Juárez. También está en la cárcel del condado de El Paso. Ha entrado y salido 22 veces del Cereso y seis de la cárcel del condado al otro lado de la frontera. La primera vez que entró fue por robo a casa-habitación, y ahí aprovechó para hacer otro trabajito: “Maté a un líder de otra pandilla, 16 picahielazos”.

La Línea le tiene respeto y confianza, ha sido un soldado fiel. Antes de entrar al Cereso, hace 13 años, Jorge era halcón para el cártel. La Línea aún no nacía.
“Yo traía un teléfono y mi trabajo era estar todo el tiempo vigilando que no viniera la policía. Cuando la veía les avisaba y ya clavaban la droga o el dinero, lo que fuera”, cuenta. Hoy ha escalado posiciones y gana hasta 3 mil dólares “por trabajito”.

Para Jorge su trabajo actual se ha vuelto algo parecido a estar encargado de un puesto de hamburguesas. “Esto es como un negocio normal, como vender hamburguesas. En esto trabajan familias completas, la mamá, el papá, los hijos, hasta la abuelita. Es que no hay trabajo, por más que estudies, no hay trabajo”.

—¿Cuánto se paga por un viaje cargado a El Paso? —pregunto a Jorge.

—Si llevas negra [heroína] son mil dólares por carro. Por la coca se pagan 750 dólares por carro, y por mota 500 —detalla.

A Jorge le quitaron los documentos migratorios cuando fue arrestado al otro lado. Sin embargo, esto sólo le dio una ventaja: él ya no cruza, sino que recluta cruzadores y los pagos de los que habla son los que él ofrece a sus reclutas. A él le pagan hasta el doble, pero como en todo hay jugadas chuecas: “A los que llevan los carros no se les dice cuánto ni dónde. Les decimos ‘llevas dos kilos’, pero nomás en la batería del carro le caben dos kilos, imagínate cuánto no cabe en las puertas, los asientos, el motor”.

Jorge asegura estar enviando un promedio de 30 autos al mes cargados con más de cinco kilos de heroína a Estados Unidos.

“Y eso nomás yo. Como yo hay otros cientos. Más los carros que se nos caen, que nos trampan en la frontera. Pon tú que enviamos tres todos los días y nos agarran uno, ya con los otros dos nos recuperamos”, dice.

Pero La Línea se está asegurando de que eso suceda cada vez menos.

“Los agentes están comprados. Los cargamentos fuertes pasan por la garita, pasan por Migración, están bien arreglados. Un carro los saluda y les da un sobre con mucho dinero, y ya nomás les dice qué color y qué marca es el carro que viene cargado y lo dejan pasar”, relata.

Aquí en Ciudad Juárez sucede lo mismo. Jorge asegura que las autoridades locales están “en la nómina” del cártel.

“AQUÍ NOMÁS LES HABLAMOS AL OÍDO Y DICEN QUE SÍ SIEMPRE, ESTÁN EN LA NÓMINA”, DICE. EL OTRO PUNTO FUERTE PARA LA HEROÍNA EN CIUDAD JUÁREZ, DICE, ES EL MISMO CERESO.
“En el Cereso se vende de todo, si quieres putas de la calle, menores, te las traen del centro para menores, de la femenil, lo que quieras. Claro que la heroína también, es más, ahí se vende más barata que afuera y está más buena”.

Los tres celulares de Jorge no han parado de sonar. Esta entrevista se hizo en tres sesiones, en tres días distintos y sus teléfonos nunca callaron. Durante estos tres días dejó a uno de sus subordinados a cargo del changarro, él es uno de quienes han estado llamando.
“Si se enteran los jefes que dejé a este güey encargado, no me la acabo. Es que aquellos no se dan abasto, trabajamos todo el día y piden y piden y piden”, dice.

Cuando terminamos la tercera entrevista, Jorge se abalanza sobre uno de sus teléfonos, el que ha sonado más insistente. Responde, dice un nombre, explica que anda ‘con unas personas’, pero que ya va de regreso. “Ahí te dejé de comer. Son 50 piezas, cortas y largas”, cuelga.
“ESTO NUNCA SE VA A ACABAR, ES UNA DEMANDA QUE JAMÁS SE VA A ACABAR, ESTAMOS PELEANDO CON UN ENEMIGO MUY GRANDE: CON EL DINERO, Y POR EL DINERO TODOS HACEMOS DE TODO”, DICE ANTES DE BAJAR DEL AUTO.

“La Línea” desato narcoenfrentamientos en Madera, Chihuahua

octubre 14, 2016 // 0 Comentarios

CHIHUAHUA, Chih.- Los habitantes de la cabecera municipal de Madera y de otros poblados aledaños han padecido una época de violencia e impunidad que los ha obligado a convivir y sobrevivir con el miedo.

Incluso en los últimos días se han registrado enfrentamientos entre integrantes del grupo delictivo La Línea, hechos que dejaron por lo menos cuatro hombres muertos, cuatro vehículos calcinados, un agente policiaco herido y tres camionetas robadas.

En la comunidad La Poma, cerca del ejido El Largo Maderal, el martes pasado se suscitó otro enfrentamiento que dejó como saldo cuatro muertos y tres vehículos incinerados, dio a conocer la Fiscalía General del Estado (FGE).

De acuerdo con la versión de uniformados locales, los delincuentes robaron cuatro unidades policiacas municipales cuando ellos acudieron a atender el hecho delictivo, pero ya comenzaron a recuperar los vehículos, informó el fiscal general César Augusto Peniche Espejel.

Sin embargo, los pobladores indicaron que en las últimas semanas ha habido balaceras no sólo en El Largo Maderal, sino en La Norteña y La Mesa del Huracán.

Entre las víctimas, que aún no han sido identificadas de manera oficial, presuntamente se encuentra un líder de La Línea, apodado El Nacho.

El gobernador Javier Corral informó que para el combate frontal a los índices delictivos implementaron un Operativo Conjunto Chihuahua, conformado por el gobierno estatal, el Ejército, PGR, Policía Federal y demás fuerzas del orden público, como una estrategia de combate frontal al incremento de los delictivos y hechos de violencia.

“Vamos a desplegar una operación conjunta con las fuerzas federales y del estado, específicamente en la franja fronteriza, la región serrana y la capital”, aseguró Corral Jurado.

Las autoridades retomarán la estrategia previamente implementada para los 50 municipios con mayor violencia con la conducción del Ejército, la PGR y a través de la Policía Federal, en coordinación con la FGE y autoridades municipales, precisó por su parte Peniche Esquivel.

Los municipios que serán atendidos de manera prioritaria son Juárez, Chihuahua, Guachochi y Parral.

Respecto de los últimos hechos ocurridos en Madera, Peniche dijo que son parte de la escalada violenta que se ha venido registrando desde el pasado mes abril a la fecha.

Los habitantes de Madera dijeron que esa situación es cotidiana desde hace años, ya que han visto hombres armados hasta en de 20 camionetas en las rancherías. Las niñas y adolescentes no pueden salir después de las 6 ó 7 de la tarde porque varias han sido secuestradas y/o abusadas sexualmente.
1 2