Los Cuinis

Quedo libre la Narcoempresaria Wendy Amaral, Esposa del "Cuini" detenido en Uruguay

agosto 1, 2016 // 0 Comentarios

Fuente: http://www.telenocheonline.com/politica/libertad-condicional-para-esposa-de-narco-mexicano.html

Quién era la abogada de Gerardo González Valencia, (hermano de Abigael González Valencia, ambos vinculados como líderes de los cárteles “LOS CUINIS” y “JALISCO NUEVA GENERACION”), y de Wendy Dalaithy Amaral Arévalo (esposa de Gerardo González Valencia), decidió abandonar la defensa de los mismos.

C:\Users\Fabiana\Desktop\Nueva carpeta\abigail gonzalez valencia.jpg



IMAGEN: Abigael Gonzalez Valencia hermano de Gerardo González Valencia (líderes del cártel LOS CUINIS).


La abogada en cuestión, la Dra. Fabiana González Raggio, no quiso dar detalles sobre su alejamiento; pero al parecer, luego de concretar varios encuentros con el matrimonio, (a efectos de preparar la repuesta y proposición de pruebas a la acusación fiscal, y de presentar la argumentación para el proceso de extradición a Estados Unidos de Gerardo González), la Dra. simplemente expresó que “existían serias diferencias en lo que respecta a la estrategia jurídica a seguir”.
Ahora, el matrimonio mexicano deberá continuar el proceso con otro abogado.
A continuación, estudiaremos en detalle la cronología de los hechos y los detalles de la defensa que llevó a cabo la Dra. González Raggio, a fin de comprender los motivos que la llevaron a desvincularse del proceso penal de los miembros del cártel.
Cronología y detalles de la defensa.
Wendy Amaral – Dra. González Raggio.
https://acclaim-production-app.s3.amazonaws.com/images/8ec94d2e-0634-4416-9f2b-902a56a326c5/large_image.jpg
Imagen: Wendy Amaral Arévalo

Siendo recomendada por abogados mexicanos, y a posterior reunión con familiares, la Sra. Amaral decide contratar los servicios de la abogada Dra. Fabiana González Raggio;
quien, con su despliegue defensivo, logra que Amaral fuese procesada por asistencia al lavado de activos y no por lavado de activos; a pesar de que figura como única dueña en Montella S.A., y otra empresa que llevaba su propio nombre:  Dalaity S.A.

Tales hechos derivaron en que la Sra. Amaral pudiese alcanzar la libertad en tan solo un par de meses; siendo que, en dicho país, la jurisprudencia nos enseña que, en un lapso de cuatro a seis meses, la persona recién se encontraría en condiciones de recuperar su libertad ambulatoria.

  • 23 de abril de 2016
Fue detenida en Uruguay la señora Wendy Amaral, cuando viajó a dicho país a buscar a sus tres hijos (menores) ya que fuentes policiales le informaron que su padre y esposo habían sido detenidos habiendo quedado los niños al cobijo de dependencias estatales.
  • 24 de abril de 2016  
Wendy Amaral es conducida en horas de la mañana al Juzgado de Crimen Organizado a declarar por la presunta colaboración en lavado de activos.
C:\Users\user\Desktop\Esposas.jpg
  • Finales  de  abril de 2016
La abogada solicita el reintegro de los menores a familiares del matrimonio y se les otorga la tenencia de los mismos a dos tías.
Hoy, los tres niños se encuentran en México junto con el resto de su familia. (Fuente: http://inseguridaduruguay.com/libertad-condicional-para-esposa-de-narco-mexicano/)
  • 30 de junio de 2016
La Dra. González Raggio presenta el pedido de libertad para Amaral y solicita
Habilitación de Feria Judicial ya que en dicho país entran en receso los tribunales del   1 al 15 de julio (por vacaciones), a los efectos de no verse paralizado el trámite hasta culminadas las mismas.

  • 5 de julio de 2016
La Fiscalía y la Juez Adriana de los Santos, no haciendo oposición al, respecto
hace a lugar al pedido de la defensa, dejando en libertad en horas de la tarde
a   Wendy Amaral, en un plazo considerado record en Uruguay: a los dos meses
y diez días.
Cronología y detalles de la defensa.
Gerardo González Valencia – Dra. González Raggio.

  • 23 de abril de 2016
Gerardo González es capturado y resulta procesado con prisión por un delito de lavado de activos.
Fue asistido por un abogado público que le proporcionó el Estado; porque, si bien hubo gran desfile de abogados privados de renombre, por diferentes razones (miedo, entre otros), al informarse de que el lavado de activos vinculaba a los cárteles “LOS CUINIS” y “JALISCO NUEVA GENERACIÓN”, salieron tan prontamente como ingresaron, por la puerta grande, esa misma noche, mientras González Valencia prestaba su declaración.
  • 24 de abril de 2016
Al otro día, los familiares de la Sra. Amaral, quienes contrataron a la Dra. González Raggio, le ofrecen a la Dra. la defensa de Gerardo González Valencia y Héctor Amaral Padilla, (padre de Wendy Amaral) quienes no dudaron en dejar en manos de la Dra. su defensa en proceso penal consiguiente.

  • C:\Users\Fabiana\Desktop\Nueva carpeta (2)\gerardo gonzalez valencia.jpg
      IMAGEN: Gerrdo González Valencia

    Mediados de mayo de 2016
Llega a Uruguay un “Hombre de mando y ascendencia sobre los procesados”, desatando en ese momento una fuerte polémica entre él y la otra parte de la familia por desacuerdos en términos de género: el “Hombre” anteriormente mencionado, no aceptaba que la defensa de la familia estuviese en manos de una mujer.
Fue Gerardo González Valencia quien se puso firme, diciendo “pongan si quieren a otro abogado para Héctor, no para mí”, y respondió que era a la Dra. González Raggio a quien quería en su defensa, manifestando que con ella iba a seguir su defensa hasta que ella decidiera cesarla.


  




  • 2 de junio de 2016
Gerardo González Valencia amenaza de muerte al ministro del interior Eduardo Bonomi, y dicho Ministerio presenta una denuncia penal por amenazas.
Las declaraciones vertidas públicamente por su defensora, (Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=ieJkVEYEZlY ) donde cuentan la otra
parte de la historia, calmaron las aguas, habiendo quedado tal incidente en el pasado, impidiendo que la situación de Gonzalez Valencia se agravara por tales hechos, evitándole tener que enfrentar nuevamente a los tribunales de dicho país.


https://2.bp.blogspot.com/-Q46Il7rJ7eM/V3lhLFru_mI/AAAAAAAAV68/p8zAJ7rrIncIrIqCEA1RbdJ7lYS-GJhVwCLcB/s1600/Video.pngLuego de este pormenorizado y preciso análisis hasta el día de hoy, del proceso judicial que enfrentan en Uruguay Gerardo González Valencia y Wendy Amaral, las “fichas” no encajan en el escueto motivo que ha dado la letrada para retirarse del caso.

Discrepar con la especialista en la materia, cuando sólo ha alcanzado logros para sus
defendidos, sin ser redundantes, los hechos hablan por sí mismos; y lejos de cuestionarla, se puede apreciar lo que es su profesionalismo.

Tampoco hay que olvidar, cuando públicamente anunció:
“ESTOY  SEGURA  DE  PODER  DEMOSTRAR  LA  INOCENCIA DE MIS DEFENDIDOS”
                
            

Por lo que, para finalizar esta  nota, invitamos a nuestros queridos lectores a que le den  ustedes el cierre con sus  comentarios, con éste capítulo  final de la primera temporada   de lo que en Uruguay se ha  titulado  “una pinche  telenovela mexicana”.

"Los Narcos las prefieren Sexys"

julio 4, 2016 // 0 Comentarios

La uruguaya consigue lo que quiere. Y desde que asumió la defensa de los integrantes del cártel “Los Cuinis”, la abogada Dra. Fabiana González Raggio, así lo ha planteado en los medios de prensa locales.


Pero seamos sinceros… Si estuviésemos en la situación de Gerardo González Valencia, ¿contrataríamos a esta joven y sexy abogada? ¿O a un hombre maduro y con más experiencia? 

En este caso, Gerardo González ha hecho una elección meticulosa; ya que optó por una profesional que además de ser sexy, reúne la experiencia.

Gerardo González ha apostado a esta Dra., en su defensa, y en la de su esposa, Wendy Amaral.  Y no en vano. Porque, no nos dejemos engañar por su aspecto. Esta mujer es una leona en lo que a defensa se refiere. 

 “No queremos que nos molesten más”

La abogada Gerardo González Valencia emitió un comunicado de prensa en el cuál pide que “se deje armar un alboroto público” en torno a su caso.


La cuestión es que, aún estando recluidos, el Capo Narco y su esposa gozan de privilegios como celdas individuales de lujo totalmente equipadas, (lo cual no se permite y está expreso por ley según el código de cárceles de dicho país), y lo que es mejor aún; logró que Wendy Amaral fuese procesada por un delito de colaboración y no de autoría; reduciendo su estadía en la cárcel uruguaya a un par de meses, y no a 15 años, como está estipulado.
FOTO: Cárcel de Uruguay (conocida como Comcar) donde se encuentra recluido Gerardo Gonález Valencia.
(FUENTE: La República)
Aunque para el Capo Narco tiene otros planes; por algo le resultó conveniente negociar su extradición a EE.UU. Seguramente desde allí opere su excarcelación de forma más discreta, cuando “haya pasado la tormenta”; ya que resultaría menos escandaloso que en un país tan pequeño y tranquilo como lo es Uruguay.
Y es que en Uruguay le temen. El Director Nacional de Policía de Uruguay, Mario Lallera, afirmó que “para un país como Uruguay, resulta extremadamente peligroso mantener un recluso como Gerardo González”, luego de que el Capo Narco amenazara al Ministro del Interior de dicho país con “colgarlo del puente más alto de la ciudad”.

Pero ella no le teme a nadie, a tal punto, que en una carta que redactaron en conjunto con Gerardo González y que se publicó en una rueda de prensa, titulada “estamos viviendo una pinche telenovela mexicana” se refirió al Ministro en tono despectivo y burlón:

“Lo que muy resumidamente tengo para agregar, es que por favor nuestro Sr. Ministro del Interior, que aparentemente le gustan tanto las cámaras, por qué no se inscribe para el show de Tinelli, y hasta que no llegue al Maipo, que no pare.”*

*Haciendo referencia al programa argentino de la farándula rioplatense.

FOTO: https://youtu.be/KBhc-iyZDKs

Ella consigue lo que quiere, ¿cómo lo hace? No lo sabemos. De seguro las prefieren sexys, pero también inteligentes.

Lo que si sabemos, es que cualquiera de los integrantes del cártel más discreto y multi millonario del planeta, no dejaría a la suerte su defensa en manos de cualquier improvisado. 

Saquen sus propias conclusiones…

RESEÑA:

FOTO: Mansión de Gerardo González Valencia en Punta del Este
(FUENTE: Maldonado Noticias)

Luego de la caída de su hermano, la figura de Gerardo, de Según la DEA, constituye la del capo más poderoso a nivel económico del mundo. Gerardo se erradicó en Uruguay en el año 2010, cuando huyó de México debido a las amenazas de miembros del cartel del Chapo Guzmán. Se instaló en Punta del Este junto a su esposa Wendy Amaral, en una mansión cuyo costo asciende a más de 2 millones de dólares. Tenían un sinfín de propiedades más, a nombre de sus familiares y Sociedades Panameñas (que luego salieron publicadas en los documentos del Panama Pappers). Cuando en el Banco Central del Uruguay “suena la alarma” de que Wendy está incluida en la lista del Departamento del Tesoro de EE.UU. como “narcotraficantes especialmente designados a proveer apoyo financiero y otros servicios a la organización de narcotraficantes “Los Cuinis” y “Jalaisco Nueva Generación”, a partir de ese momento, se comienza a investigar a la familia en conjunto con la DEA. Las investigaciones derivaron en la detención del Capo, su esposa, y otros miembros, minutos antes de que intentara abandonar el país, consciente de lo que se le avecinaba. 

Pueden ver la historia completa de su detención en el siguiente enlace:

Líder de Los Cuinis amenaza a ministro uruguayo con colgarlo de puente

junio 2, 2016 // 0 Comentarios

Abigael González Valencia, hermano del detenido en Uruguay
Gerardo González Valencia, el líder del cártel mexicano Los Cuinis, procesado con prisión en Uruguay, amenazó con “colgar del puente más alto” al ministro del Interior, Eduardo Bonomi, según informó el semanario local Búsqueda. 

Las amenazas del narcotraficante fueron realizadas el pasado 26 de mayo, cuando al criminal mexicano le tomaron declaración para conocer el origen de unos condimentos que fueron descubiertos en su celda la noche anterior. González Valencia dijo que la pimienta y el adobo ya estaban allí, en el lugar en que ya se encuentra recluido. Cuando el policía que lo interrogaba le preguntó si tenía algo más para agregar, respondió que sí. “Me torturaron. Me tuvieron desnudo con temperaturas bajo cero. 

Si el ministro del Interior, Bonomi sigue mandando sus guardias a torturarme, que busque el puente más alto del Uruguay donde lo voy a colgar”, dijo y después firmó su declaración. Según indica el semanario, el Ministerio del Interior presentó una denuncia penal ante la Justicia especializada en Crimen Organizado por esta amenaza. Por este motivo, Bonomi tiene seguridad permanente desde hace algunos días. González Valencia, que desde 2011 vivía en una mansión de Punta del Este, fue procesado con prisión en abril por el delito de lavado de activos y embargado por 10 millones de dólares, luego de que el caso de los Papeles de Panamá divulgara información sobre sociedades offshore que mantenía junto a su esposa Wendy Amaral Arévalo. 

Ambos pretendían edificar una empresa tequilera de baja producción. La investigación abierta en contra de Los Cuinis en Uruguay, señala a Amaral como una de las cinco mujeres cercanas al grupo que lavaba dinero, además de ser la cabeza de cuatro empresas establecidas en Panamá que operaban en Uruguay. El plan para blanquear el dinero se haría mediante la compañía panameña Del Todo Enterprise, misma que registraría, fabricaría y comercializaría tequila, algo que nunca concretó. 

El procesado era el encargado financiero de Los Cuinis, organización criminal de la que se convirtió en líder tras la detención en México de su hermano, Abigael González, en febrero de 2015. Fue detenido el pasado mes de abril, junto a otras 10 personas en Punta del Este, una ciudad peninsular situada en el extremo meridional de Uruguay, en el departamento de Maldonado. 

Es uno de los balnearios más importantes, más caros y exclusivos de América Latina. 

Allá, dicen las fuentes a este medio, el presunto narcotraficante se mantuvo ocupado viviendo “una vida de rey”, comprando mansiones y chalets por todo Uruguay. Estados Unidos pidió la extradición del narcotraficante. 

Sin embargo, indica el diario local El País, el gobierno uruguayo analiza apoyarse en la Convención Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para el cumplimiento de las condenas penales en el extranjero, firmada por los países que integran la Organización de Estados Americanos (OEA). De esta forma se busca que González Valencia cumpla la condena que dictamine la Justicia uruguaya en ese país, lo que aceleraría su traslado. Para ello se requiere el consentimiento del mexicnao, indicó el fiscal general, Jorge Díaz. 

Las razones por las que el Ministerio del Interior pretende que el líder de Los Cuinis sea extraditado, son la peligrosidad del cártel que integra y el temor a que le transmita conocimientos a criminales uruguayos. Según consigna Búsqueda, el exdirector de Policía, Julio Guarteche, dijo en 2013 que las organizaciones de narcotráfico en Uruguay crecieron debido a tres motivos: el “ascenso” de criminales uruguayos en las organizaciones internacionales, los “contactos y “experiencias” de uruguayos en cárceles extranjeras y la presencia de narcos extranjeros en prisiones locales. “Cuando nuestros compatriotas que están en las cárceles quisieron amenazar a los narcos extranjeros para marcar la cancha, estos respondieron con preguntas tales como: ‘¿cuántos policías mataste?’, ‘¿cuántos jueces?’”, había dicho Guarteche. 

En la actualidad, dice el rotativo uruguayo, las autoridades policiales consideran que los recientes hechos de violencia en el barrio Marconi y la aparición de tres cuerpos descuartizados son una demostración de que las advertencias de Guarteche eran correctas. 

El gobierno de Estados Unidos considera que Los Cuinis son la organización mexicana de tráfico de drogas más rica del mundo, según un informe de la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés). La organización es la que tiene mejores redes de distribución hacia Europa, Canadá y Asia. 

Los rentables negocios del narcotráfico también les han permitido lavar las ganancias en el sector inmobiliario, indica la DEA. Los Cuinis, con base en el estado de Jalisco, ganan más dinero que cualquier otro cartel de narcotráfico de México, pues exportan cocaína y marihuana a Europa, donde ganan en euros, moneda mejor cotizada que el dólar estadounidense. 

La familia Valencia pasó de tener plantaciones de palta en 1970 a dedicarse a sembrar marihuana. Años más tarde, a finales de la década de 1990, surgió la organización “Los Cuinis”, luego de la división del cartel Milenio -tras la detención de su líder. 

Así comenzó a centrar su actividad en el comercio ilegal de cocaína y metanfetaminas. “Los Cuinis son los dueños casi absolutos del mercado europeo y asiático de las drogas”, informó un investigador estadounidense al semanario Proceso. 

El capo del cartel, Abigael González Valencia fue procesado con prisión por narcotráfico en Jalisco, México el 28 de febrero. “Según la DEA, el líder Abigael González Valencia, el Cuini, realizaba frecuentes visitas a España y sería propietario de varios negocios en La Rambla de Barcelona”, publicó el diario digital español El Confidencial.

Líder de Los Cuinis amenaza a ministro uruguayo con colgarlo de puente

junio 2, 2016 // 0 Comentarios

Abigael González Valencia, hermano del detenido en Uruguay
Gerardo González Valencia, el líder del cártel mexicano Los Cuinis, procesado con prisión en Uruguay, amenazó con “colgar del puente más alto” al ministro del Interior, Eduardo Bonomi, según informó el semanario local Búsqueda. 

Las amenazas del narcotraficante fueron realizadas el pasado 26 de mayo, cuando al criminal mexicano le tomaron declaración para conocer el origen de unos condimentos que fueron descubiertos en su celda la noche anterior. González Valencia dijo que la pimienta y el adobo ya estaban allí, en el lugar en que ya se encuentra recluido. Cuando el policía que lo interrogaba le preguntó si tenía algo más para agregar, respondió que sí. “Me torturaron. Me tuvieron desnudo con temperaturas bajo cero. 

Si el ministro del Interior, Bonomi sigue mandando sus guardias a torturarme, que busque el puente más alto del Uruguay donde lo voy a colgar”, dijo y después firmó su declaración. Según indica el semanario, el Ministerio del Interior presentó una denuncia penal ante la Justicia especializada en Crimen Organizado por esta amenaza. Por este motivo, Bonomi tiene seguridad permanente desde hace algunos días. González Valencia, que desde 2011 vivía en una mansión de Punta del Este, fue procesado con prisión en abril por el delito de lavado de activos y embargado por 10 millones de dólares, luego de que el caso de los Papeles de Panamá divulgara información sobre sociedades offshore que mantenía junto a su esposa Wendy Amaral Arévalo. 

Ambos pretendían edificar una empresa tequilera de baja producción. La investigación abierta en contra de Los Cuinis en Uruguay, señala a Amaral como una de las cinco mujeres cercanas al grupo que lavaba dinero, además de ser la cabeza de cuatro empresas establecidas en Panamá que operaban en Uruguay. El plan para blanquear el dinero se haría mediante la compañía panameña Del Todo Enterprise, misma que registraría, fabricaría y comercializaría tequila, algo que nunca concretó. 

El procesado era el encargado financiero de Los Cuinis, organización criminal de la que se convirtió en líder tras la detención en México de su hermano, Abigael González, en febrero de 2015. Fue detenido el pasado mes de abril, junto a otras 10 personas en Punta del Este, una ciudad peninsular situada en el extremo meridional de Uruguay, en el departamento de Maldonado. 

Es uno de los balnearios más importantes, más caros y exclusivos de América Latina. 

Allá, dicen las fuentes a este medio, el presunto narcotraficante se mantuvo ocupado viviendo “una vida de rey”, comprando mansiones y chalets por todo Uruguay. Estados Unidos pidió la extradición del narcotraficante. 

Sin embargo, indica el diario local El País, el gobierno uruguayo analiza apoyarse en la Convención Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para el cumplimiento de las condenas penales en el extranjero, firmada por los países que integran la Organización de Estados Americanos (OEA). De esta forma se busca que González Valencia cumpla la condena que dictamine la Justicia uruguaya en ese país, lo que aceleraría su traslado. Para ello se requiere el consentimiento del mexicnao, indicó el fiscal general, Jorge Díaz. 

Las razones por las que el Ministerio del Interior pretende que el líder de Los Cuinis sea extraditado, son la peligrosidad del cártel que integra y el temor a que le transmita conocimientos a criminales uruguayos. Según consigna Búsqueda, el exdirector de Policía, Julio Guarteche, dijo en 2013 que las organizaciones de narcotráfico en Uruguay crecieron debido a tres motivos: el “ascenso” de criminales uruguayos en las organizaciones internacionales, los “contactos y “experiencias” de uruguayos en cárceles extranjeras y la presencia de narcos extranjeros en prisiones locales. “Cuando nuestros compatriotas que están en las cárceles quisieron amenazar a los narcos extranjeros para marcar la cancha, estos respondieron con preguntas tales como: ‘¿cuántos policías mataste?’, ‘¿cuántos jueces?’”, había dicho Guarteche. 

En la actualidad, dice el rotativo uruguayo, las autoridades policiales consideran que los recientes hechos de violencia en el barrio Marconi y la aparición de tres cuerpos descuartizados son una demostración de que las advertencias de Guarteche eran correctas. 

El gobierno de Estados Unidos considera que Los Cuinis son la organización mexicana de tráfico de drogas más rica del mundo, según un informe de la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés). La organización es la que tiene mejores redes de distribución hacia Europa, Canadá y Asia. 

Los rentables negocios del narcotráfico también les han permitido lavar las ganancias en el sector inmobiliario, indica la DEA. Los Cuinis, con base en el estado de Jalisco, ganan más dinero que cualquier otro cartel de narcotráfico de México, pues exportan cocaína y marihuana a Europa, donde ganan en euros, moneda mejor cotizada que el dólar estadounidense. 

La familia Valencia pasó de tener plantaciones de palta en 1970 a dedicarse a sembrar marihuana. Años más tarde, a finales de la década de 1990, surgió la organización “Los Cuinis”, luego de la división del cartel Milenio -tras la detención de su líder. 

Así comenzó a centrar su actividad en el comercio ilegal de cocaína y metanfetaminas. “Los Cuinis son los dueños casi absolutos del mercado europeo y asiático de las drogas”, informó un investigador estadounidense al semanario Proceso. 

El capo del cartel, Abigael González Valencia fue procesado con prisión por narcotráfico en Jalisco, México el 28 de febrero. “Según la DEA, el líder Abigael González Valencia, el Cuini, realizaba frecuentes visitas a España y sería propietario de varios negocios en La Rambla de Barcelona”, publicó el diario digital español El Confidencial.

Por culpa de la esposa cae otro “Cuini”

mayo 9, 2016 // 0 Comentarios

Autoridades uruguayas estiman que el capo mexicano Gerardo González Valencia blanqueó al menos 10 millones de dólares en ese país. La detención fue producto de investigaciones periodísticas y el seguimiento de la Policía sudamericana. La esposa de “El Lalo” entraba y salía de México para “descongelar” sus cuentas aseguradas por la PGR

Investigaciones relacionadas con los Panamá Papers, el sistema tecnológico denominado “El Guardián” y el seguimiento a su esposa Wendy Dalaithy Amaral Arévalo, fueron los puntos clave que permitieron a las autoridades uruguayas la detención del presunto narcotraficante mexicano Gerardo González Valencia “El Lalo”, familiar y miembro de la organización criminal “Los Cuinis”. 

El originario de Aguililla, Michoacán, fue capturado el jueves 21 de abril en Carrasco, cerca de Montevideo, por elementos de la Guardia Republicana de la Policía Nacional del Uruguay, cuando acudió a recoger a sus tres menores hijos del colegio. 

Su mujer fue detenida el sábado 23 en el aeropuerto de la misma ciudad, cuando arribó en un vuelo procedente de México. 

La pareja ya se sabía perseguida desde una semana previa, cuando investigaciones periodísticas sobre el bufete panameño Mossack Fonseca (MF) ubicó su paradero e inversiones en bienes raíces en el país sudamericano desde 2011, donde poseían propiedades por más de 3 millones de dólares, según referencias de la Dirección General de Represión del Tráfico Ilícito de Drogas. 

“El Lalo” abandonaría su chalet llamado “Quincho Grande”, en Punta del Este, con valor de dos millones de dólares, junto con sus hijos y su suegro Héctor Amaral Padilla, para sólo esperar el arribo de su esposa Wendy Dalaithy -que estaba en México- y huir todos a Brasil, donde ya habían estado antes. 

Además de los tres mexicanos, el gobierno uruguayo detuvo a tres de sus connacionales que servían de empleados y prestanombres, a cuya identidad estaban inscritos diversas propiedades y lujosos vehículos en Punta del Este y Punta Ballena. 

Se trataba del jardinero, una trabajadora doméstica y un hombre encargado de acudir a casas de cambio a convertir los dólares introducidos al país por González Valencia en moneda nacional.   

CRÉDITOS COMPARTIDOS 

En un afán por demostrar la eficacia del aparato de procuración de justicia uruguayo, autoridades aseguraron que el éxito de la detención de Gerardo González Valencia se debió a labores de inteligencia policial y al seguimiento de sus comunicaciones a través del sistema tecnológico conocido como “El Guardián”, que estableció su ubicación al momento de ir por sus niños. 

Sin embargo, fueron investigaciones periodísticas en México y en ese país, con base en los Panamá Papers, por lo que se pudo establecer el nexo de “El Lalo” con el bufete MF, a través del cual las empresas de los mexicanos, Montella Global, S.A. y Deltodo Enterprises, realizaron inversiones, utilizando como intermediaria a la firma uruguaya Asesores y Consultores del Sur Ltda (Asconsur). 

De esa forma localizó el chalet “Quincho Grande”, en una hectárea y media de terreno en Punta del Este, donde se aseguraron diversos automotores de lujo, entre ellos un Audi A7SB y un Audi Q7 TFSI Quatro; 45 teléfonos celulares (uno de ellos satelital), siete tablets y nueve notebooks. Además, tres departamentos en Punta Ballena. 

De acuerdo con las pesquisas que se siguen en el Cono Sur, la organización criminal representada por González Valencia habría blanqueado unos 10 millones de dólares en ese país durante los últimos cinco años. 

Aunque inicialmente once personas fueron detenidas, la juez especializada en crimen organizado, Adriana de los Santos, sólo dictó prisión en contra de los tres mexicanos y los tres miembros de la servidumbre, dejando en libertad con reservas a la directora de Asconsur, la consultora Gianella Guarino y al notario público que participó en el registro de inmuebles.   

ENTRE IDAS Y VENIDAS 

Las autoridades mexicanas no eran ajenas al paradero del presunto operador financiero del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), dirigido por su cuñado Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”. Seguían los pasos de su esposa Wendy Dalaithy Amaral Arévalo, quien había entrado y salido varias veces del país, e incluso continuaba con litigios en Jalisco y la Ciudad de México. 

Amaral fue identificada desde agosto de 2015 por el Departamento del Tesoro estadounidense como uno de los eslabones más importantes en la cadena del lavado de dinero de “Los Cuinis” y el CJNG, lo que llevó a la PGR a asegurar el paraíso turístico denominado Hotelito Desconocido, en la Costa Norte de Jalisco, administrado por la mujer. 

Tapatía, de 36 años de edad, Wendy Dalaithy fue considerada como una de las “narcoempresarias” del millonario cártel de las drogas. Ella dirigía el corporativo W&G (Wendy and Gerardo) Arquitectos en Tepatitlán, Jalisco, y en el Estado de México, así como la firma HD Collection, S.A. de C.V. y el mencionado hotel. 

Extrañamente a la señora de González Valencia le gusta enfrentar a las autoridades a través de los tribunales. En 2010 ganó un amparo al Ayuntamiento de Guadalajara para que se autorizara el dictamen de trazo, uso y destinos específicos de la obra de una unidad plurifamiliar vertical en la zona del Bosque de Los Colomos, y en 2013 resultó beneficiada contra la Ley de Ingresos del Estado de Jalisco por impuestos relacionados con la compraventa de un inmueble. 

Apenas el 21 de enero de este año, Wendy Amaral fue notificada por la PGR del aseguramiento precautorio de sus cuentas bancarias dentro de la averiguación previa AP/PGR/SEIDO/UEIDCS/424/2015. La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) recibió la orden desde agosto de 2015. 

En sus constantes viajes, la aguerrida mujer decidió no quedarse de brazos cruzados y, el 4 de febrero de 2016 -a través de sus abogados-, interpuso un amparo en un Juzgado federal de la Ciudad de México contra la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) por el congelamiento de sus cuentas bancarias. 

Sin embargo, el martes 26 de abril se sobreseyó el juicio de garantías, al no probar con documentos la titularidad de las cuentas.

Por culpa de la esposa cae otro “Cuini”

mayo 9, 2016 // 0 Comentarios

Autoridades uruguayas estiman que el capo mexicano Gerardo González Valencia blanqueó al menos 10 millones de dólares en ese país. La detención fue producto de investigaciones periodísticas y el seguimiento de la Policía sudamericana. La esposa de “El Lalo” entraba y salía de México para “descongelar” sus cuentas aseguradas por la PGR

Investigaciones relacionadas con los Panamá Papers, el sistema tecnológico denominado “El Guardián” y el seguimiento a su esposa Wendy Dalaithy Amaral Arévalo, fueron los puntos clave que permitieron a las autoridades uruguayas la detención del presunto narcotraficante mexicano Gerardo González Valencia “El Lalo”, familiar y miembro de la organización criminal “Los Cuinis”. 

El originario de Aguililla, Michoacán, fue capturado el jueves 21 de abril en Carrasco, cerca de Montevideo, por elementos de la Guardia Republicana de la Policía Nacional del Uruguay, cuando acudió a recoger a sus tres menores hijos del colegio. 

Su mujer fue detenida el sábado 23 en el aeropuerto de la misma ciudad, cuando arribó en un vuelo procedente de México. 

La pareja ya se sabía perseguida desde una semana previa, cuando investigaciones periodísticas sobre el bufete panameño Mossack Fonseca (MF) ubicó su paradero e inversiones en bienes raíces en el país sudamericano desde 2011, donde poseían propiedades por más de 3 millones de dólares, según referencias de la Dirección General de Represión del Tráfico Ilícito de Drogas. 

“El Lalo” abandonaría su chalet llamado “Quincho Grande”, en Punta del Este, con valor de dos millones de dólares, junto con sus hijos y su suegro Héctor Amaral Padilla, para sólo esperar el arribo de su esposa Wendy Dalaithy -que estaba en México- y huir todos a Brasil, donde ya habían estado antes. 

Además de los tres mexicanos, el gobierno uruguayo detuvo a tres de sus connacionales que servían de empleados y prestanombres, a cuya identidad estaban inscritos diversas propiedades y lujosos vehículos en Punta del Este y Punta Ballena. 

Se trataba del jardinero, una trabajadora doméstica y un hombre encargado de acudir a casas de cambio a convertir los dólares introducidos al país por González Valencia en moneda nacional.   

CRÉDITOS COMPARTIDOS 

En un afán por demostrar la eficacia del aparato de procuración de justicia uruguayo, autoridades aseguraron que el éxito de la detención de Gerardo González Valencia se debió a labores de inteligencia policial y al seguimiento de sus comunicaciones a través del sistema tecnológico conocido como “El Guardián”, que estableció su ubicación al momento de ir por sus niños. 

Sin embargo, fueron investigaciones periodísticas en México y en ese país, con base en los Panamá Papers, por lo que se pudo establecer el nexo de “El Lalo” con el bufete MF, a través del cual las empresas de los mexicanos, Montella Global, S.A. y Deltodo Enterprises, realizaron inversiones, utilizando como intermediaria a la firma uruguaya Asesores y Consultores del Sur Ltda (Asconsur). 

De esa forma localizó el chalet “Quincho Grande”, en una hectárea y media de terreno en Punta del Este, donde se aseguraron diversos automotores de lujo, entre ellos un Audi A7SB y un Audi Q7 TFSI Quatro; 45 teléfonos celulares (uno de ellos satelital), siete tablets y nueve notebooks. Además, tres departamentos en Punta Ballena. 

De acuerdo con las pesquisas que se siguen en el Cono Sur, la organización criminal representada por González Valencia habría blanqueado unos 10 millones de dólares en ese país durante los últimos cinco años. 

Aunque inicialmente once personas fueron detenidas, la juez especializada en crimen organizado, Adriana de los Santos, sólo dictó prisión en contra de los tres mexicanos y los tres miembros de la servidumbre, dejando en libertad con reservas a la directora de Asconsur, la consultora Gianella Guarino y al notario público que participó en el registro de inmuebles.   

ENTRE IDAS Y VENIDAS 

Las autoridades mexicanas no eran ajenas al paradero del presunto operador financiero del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), dirigido por su cuñado Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”. Seguían los pasos de su esposa Wendy Dalaithy Amaral Arévalo, quien había entrado y salido varias veces del país, e incluso continuaba con litigios en Jalisco y la Ciudad de México. 

Amaral fue identificada desde agosto de 2015 por el Departamento del Tesoro estadounidense como uno de los eslabones más importantes en la cadena del lavado de dinero de “Los Cuinis” y el CJNG, lo que llevó a la PGR a asegurar el paraíso turístico denominado Hotelito Desconocido, en la Costa Norte de Jalisco, administrado por la mujer. 

Tapatía, de 36 años de edad, Wendy Dalaithy fue considerada como una de las “narcoempresarias” del millonario cártel de las drogas. Ella dirigía el corporativo W&G (Wendy and Gerardo) Arquitectos en Tepatitlán, Jalisco, y en el Estado de México, así como la firma HD Collection, S.A. de C.V. y el mencionado hotel. 

Extrañamente a la señora de González Valencia le gusta enfrentar a las autoridades a través de los tribunales. En 2010 ganó un amparo al Ayuntamiento de Guadalajara para que se autorizara el dictamen de trazo, uso y destinos específicos de la obra de una unidad plurifamiliar vertical en la zona del Bosque de Los Colomos, y en 2013 resultó beneficiada contra la Ley de Ingresos del Estado de Jalisco por impuestos relacionados con la compraventa de un inmueble. 

Apenas el 21 de enero de este año, Wendy Amaral fue notificada por la PGR del aseguramiento precautorio de sus cuentas bancarias dentro de la averiguación previa AP/PGR/SEIDO/UEIDCS/424/2015. La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) recibió la orden desde agosto de 2015. 

En sus constantes viajes, la aguerrida mujer decidió no quedarse de brazos cruzados y, el 4 de febrero de 2016 -a través de sus abogados-, interpuso un amparo en un Juzgado federal de la Ciudad de México contra la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) por el congelamiento de sus cuentas bancarias. 

Sin embargo, el martes 26 de abril se sobreseyó el juicio de garantías, al no probar con documentos la titularidad de las cuentas.

Mando de “Los Cuinis” hablaba vía satélite y recibía “dinero vivo” en Uruguay

abril 26, 2016 // 0 Comentarios

Gerardo González Valencia, uno de los líderes del cártel de “Los Cuinis” preso en Uruguay por presunto lavado de activos, recibía “dinero vivo” del exterior y se comunicaba con un móvil satelital, informaron hoy las autoridades del país suramericano.

El narcotraficante mexicano poseía más de tres millones de dólares en bienes en Uruguay producto del lavado de dinero que le llegaba “vivo” desde el exterior porque en el país no realizaba actividad legal alguna ni tenía cuentas bancarias.

Fuentes judiciales y del Ministerio del Interior informaron que tras su detención y el allanamiento de sus propiedades, se incautaron al González Valencia nueve vehículos, algunos de lujo, un chalet en la localidad de Punta del Este, armas, joyas, nueve computadoras personales, siete tabletas digitales y aproximadamente 45 teléfonos móviles.

Uno de los teléfonos era satelital y lo usaba para comunicarse fuera del país sin que la señal pudiera ser interceptada, comentó el titular de la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas, Walter Menéndez.

En rueda de prensa el funcionario refirió también que se requisó “importantísima documentación”, y que la operación continúa con base en ella y a la que se extraerá y analizará de las computadoras.

González Valencia fue detenido el viernes pasado junto a otras cuatro personas, entre las que se encuentra su suegro, también mexicano, y a quien también se le imputa un delito de lavado de dinero.

Además fueron apresados un intermediario, y dos asistentes domésticos que trabajaban en la casa del narco mexicano. Estos tres son de origen uruguayo y están acusados del delito de asistencia al lavado de activos.

El domingo pasado también fue detenida la esposa de González Valencia, también por asistencia al lavado de activos.
“En Uruguay ninguno de los miembros de la familia desarrollaba una actividad laboral, ni comercial, ni lucrativa lícita. No recibía rentas, por lo que los gastos eran cubiertos por fondos que provenían desde México”, señala el auto de procesamiento de la jueza de Crimen Organizado Adriana de los Santos, divulgado hoy.

El texto añade que González “ingresaba dinero vivo” a Uruguay y que no tenía cuentas bancarias ni realizaba transferencias, y que tampoco en México tenía en actividad laboral.

“Por lo que existen serios indicios que esos fondos provienen presuntamente de las actividades de narcotráfico”, subraya el fallo y afirma que González y su esposa están vinculados “a los cárteles de Los Quinis (sic) y de Jalisco Nueva Generación”.

Además el documento confirma que los procesados utilizaban sociedades uruguayas y panameñas -al menos una adquirida al bufete Mossack Fonseca, involucrada en los #PanamaPapers- para comprar “bienes inmuebles y muebles de elevados valores económicos con fondos presuntamente ilícitos”.

Mario Layera, director de la Policía Nacional dijo también en rueda de prensa que “la operación fue de mucha complejidad” y que debido a la potencial peligrosidad de González, se encuentra custodiado por un operativo de especial seguridad.

Asimismo informó que Uruguay recibió un pedido de extradición por parte de Estados Unidos, que emitió una orden de captura internacional en su contra por introducir al país cocaína y metanfetaminas.

Detienen en Uruguay al segundo al mando de “Los Cuinis”

abril 23, 2016 // 0 Comentarios

El diario uruguayo El País informó que las autoridades de aquel país detuvieron a Gerardo González Valencia, segundo al mando del cártel mexicano de “Los Cuinis”, mismo que ayer rindió declaración en el el Juzgado de Crimen Organizado del país sudamericano. 

De acuerdo con el diario, grupos de la Guardia Republicana custodiaron todo el tiempo sede judicial, esto, según fuentes policiales uruguayas consultadas, ante el temor de que el capo se les escapara. 

El mexicano fue detenido junto a otras 10 personas en Punta del Este, una ciudad peninsular situada en el extremo meridional de Uruguay, en el departamento de Maldonado. Es uno de los balnearios más importantes, más caros y exclusivos de América Latina. 

Allá, dicen las fuentes a este medio, el presunto narcotraficante se mantuvo ocupado viviendo “una vida de rey”, comprando mansiones y chalets por todo Uruguay. Además, el nombre del mexicano detenido en aquel país, hermano del líder del cartel Abigael González Valencia, aparece en los documentos del caso conocido como los “Panama Papers”. 

“En la tarde de ayer viernes, unos 30 policías de la Guardia Republicana y de la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas, armados con subfusiles automáticos y chalecos antibalas, custodiaron al mexicano G.G.V. hasta su ingreso a la sede del Juzgado Especializado en Crimen Organizado. 

Allí fue interrogado por lavado de activos en Uruguay mediante la compra de propiedades inmobiliarias en Punta del Este”, señala El País. Sobre el detenido pesa una requisitoria internacional de Estados Unidos por tráfico de drogas, indica el rotativo. 

El medio asegura que fuentes del caso le indicaron que el detenido era investigado desde 2015 por la jueza especializada en Crimen Organizado, Adriana de los Santos, y la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas, luego de que se constatara que había adquirido varios inmuebles en el Este a través de sociedades anónimas compradas a la firma panameña Mossack Fonseca. 

Una investigación periodística internacional reveló que dicho despacho vendió miles de sociedades a gobernantes, políticos, empresarios y deportistas de varios países para guardar dinero en paraísos fiscales. 

La publicación de los “Panama Papers” obligó a la jueza De los Santos y al comando de la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas a adelantar la operación para detener a este mexicano a fin de evitar que saliera del país, informó el diario. En los últimos días el detenido había abandonado su residencia en Punta del Este y se estableció en Montevideo, dijeron a El País fuentes del caso. 

El semanario local Búsqueda consignó, en base a documentos publicados por el diario alemán Süddeutsche Zeitung y compartidos con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), que una de las sociedades anónimas panameñas creadas por Mossack Fonseca para este mexicano detenido en Montevideo es Montella Global. Dicha sociedad es propietaria de inmuebles en Uruguay y realiza inversiones en ese rubro. 

El semanario mexicano Proceso publicó que G.G.V., Gerardo González Valencia, detenido el jueves por orden de la Justicia especializada en Crimen Organizado, es acusado por los gobiernos de Estados Unidos y México como parte de los negocios ilícitos del cartel de Los Cuinis. 

El gobierno de Estados Unidos considera que el cartel de Los Cuinis es la organización mexicana de tráfico de drogas con más poder económico en todo el mundo, incluso por encima del Cártel de Sinaloa. 

El 28 de febrero pasado, las autoridades mexicanas arrestaron, de manera fortuita, en Puerto Vallarta, Jalisco a Abigael González Valencia, alias “El Cuini”. 

Los Cuinis, organización fundada por Abigael, “son los dueños casi absolutos del mercado europeo y asiático de las drogas”, según análisis e investigaciones de inteligencia de varias dependencias federales estadounidenses, las cuales ubican a este grupo criminal como “asociado” al Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), en contra de las versiones de las autoridades mexicanas, que las identifican como una y la misma mafia. 

“El Cuini y sus hermanos (cinco) son los narcotraficantes más ricos porque son quienes venden más cocaína y metanfetaminas en Europa y las autoridades europeas no han logrado confiscarles casi nada de dinero ni de droga. 

Es decir, sus ganancias se podría decir que son cercanas al cien por ciento”, dijo a Proceso un funcionario de la Administración Federal de Drogas (DEA por sus siglas en inglés). 

De acuerdo con la DEA, Los Cuinis, con base en el estado de Jalisco, ganan más dinero que cualquier otro cartel de narcotráfico de México, pues exportan cocaína y marihuana a Europa, donde ganan en euros, moneda mejor cotizada que el dólar estadounidense. 

Abigael González Valencia es un narcotraficante muy “peculiar” y así lo consideran y etiquetan algunos de los documentos de las investigaciones que realiza la DEA . 

“Es un narcotraficante inteligente. Desde que se asoció con el Cartel de Jalisco diseñó una estrategia de tráfico de drogas diferente a las tradicionales, como la del Cartel de Sinaloa, por ejemplo”, dijo otro de los funcionarios de la DEA a la revista Proceso. 

“El Cuini se concentró en asociarse con narcotraficantes y narcoinsurgentes de Colombia y otros países de Sudamérica para vender cocaína y otras drogas en Europa, sin fijarse en Estados Unidos. 

Eso marcó una gran diferencia en términos de las ganancias que ha obtenido”, explica el funcionario. Conforme a los documentos oficiales revisados por Proceso, Los Cuinis y el Cartel de Jalisco desde hace casi ya una década optaron por no disputar con otros grupos las rutas hacia Estados Unidos, y, con muy poco esfuerzo, se apoderaron de los mercados europeo y asiático. 

“Los Cuinis”, a diferencia de los otros carteles mexicanos, “no son violentos, no llaman la atención y son casi impenetrables en su estructura de mando”. 

Ello dificulta que la Policía logre colocar un infiltrado en sus filas, según informó un funcionario de la oficina antidroga de Estados Unidos a Proceso.

EU enlista 7 empresas de “Los Cuinis”

abril 4, 2016 // 0 Comentarios

El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos de América, a través de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) anotó en su lista negra del narcotráfico a otras siete empresas que presuntamente están ligadas a la organización delictiva de “Los Cuinis” en el estado de Jalisco y la Ciudad de México. 

En un comunicado, John E. Smith, director interino de la OFAC expresó que “la acción de hoy es un paso más en el desmantelamiento de “Los Cuinis” y de su red de negocios prolífico, por lo que el Tesoro continuará exponiendo y aislando a los partidarios de esta rica y poderosa organización criminal mexicana y su líder Abigael González Valencia”. 

Las empresas añadidas al padrón con el que los ciudadanos norteamericanos tienen prohibido realizar transacciones financieras de cualquier tipo son: Agricola boreal, Agricola Tavo, Desarrollo Agricola Orgánico, Desarrollo Agricola Verde de Sayula, Latinomédica y Estado Administrativo, situadas en el estado de Jalisco, principalmente en Guadalajara. 

Así como Asesores Turisticos, en la Ciudad de México. Las compañías boletinadas por el gobierno norteamericano presuntamente son propiedad o están bajo el control de Abigael González Valencia y su esposa Jeniffer Beaney Camacho Cazares, y sus socios o dependientes Diana María Sánchez Carlon, Silvia Romina Sánchez Carlon, y Fernando Torres González, éstos últimos designados en agosto de 2015. 

La información destaca a la empresa Estatus Administrativo por estar vincluada al Hotelito Desconocido y W & G Arquitectos, bajo la gerencia de Wendy Dalaithy Amaral Arévalo, cuñada de Abigael y esposa de Gerardo González Valencia, del grupo “Los Cuinis”. 

Como se informó en su oportunidad, tanto Abigael y sus mencionados familiares, así como su cuñado Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, fueron incluidos el 8 de abril de 2015 como traficantes de drogas en el listado de la OFAC, de conformidad con la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros del Narcotráfico (Kingpin Act). 

Abigael González Valencia fue capturado en Puerto Vallarta, Jalisco, a finales de febrero de 2015, pero “El Mencho” continúa prófugo

“El Menchito”, y su compraventa de autos por millones de pesos un desafío para la PGR

enero 15, 2016 // 0 Comentarios

La detención de Rubén Oseguera González en enero de 2014, su liberación por falta de pruebas a principios del año pasado y su reaprehensión en junio, evidencian los estériles afanes del Ministerio Público federal. En el expediente figuran graves acusaciones: lavado de dinero, narcotráfico, delincuencia organizada, portación de armas prohibidas y delitos contra la salud. Pero hasta el momento la PGR no ha presentado pruebas concluyentes para sentenciar al presunto integrante de la cúpula del CJNG.

GUADALAJARA.- El Primer Tribunal Unitario del Tercer Circuito, con sede en Zapopan, concedió el amparo con número de expediente 49/2015 contra uno de los tres autos de formal prisión que pesaban sobre Rubén Oseguera González, El Menchito, hijo de Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, líder del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), lo que confirma su libertad por falta de elementos por el delito de lavado de dinero, dictada a finales de 2014.

Con esto, quedan pendientes de resolver dos juicios: uno en el Juzgado Sexto de Distrito de Procesos Penales Federales en Jalisco, por el cargo de autoría intelectual de la muerte de dos personas; en el otro, que se encuentra ante un Tribunal Unitario, se le acusa de portación de armas de uso exclusivo del Ejército, posesión de cartuchos, acopio de armas y delincuencia organizada.

Con el nuevo recurso, la justicia lo ampara y protege contra actos de la magistrada del Cuarto Tribunal Unitario del Tercer Circuito, que le reinició el juicio –toca penal 28/2015–, y del juez Noveno de Distrito de Procesos Penales Federales en Jalisco, que lo sometió a proceso (expediente 258/2014) el 30 de enero de 2014, por el delito de lavado de dinero.

En octubre de ese año recuperó su libertad, pero volvió a ser aprehendido cuando estaba a punto de salir del penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México. Luego fue arraigado.

En diciembre de 2014, Oseguera González fue recluido por segunda ocasión, pero ahora en Puente Grande, Jalisco. En enero de 2015 fue puesto en libertad. Sin embargo, el 23 de junio del año pasado lo recapturaron junto con su cuñado, Julio Alberto Castillo Rodríguez, acusado de formar parte del CJNG.

Nadia Villanueva, juez federal del Primer Distrito de Procesos Penales, con sede en Toluca, decidió liberarlo el 1 de julio puesto que la Policía Federal se introdujo de manera ilegal al domicilio donde lo detuvo. La PGR apeló la liberación. Se le imputaron nuevos cargos: desapariciones y delincuencia organizada.

La Procuraduría General de la República (PGR) acusó a Oseguera González de lavado de dinero de procedencia ilícita mediante la compra y venta de fincas. Sin embargo, el indiciado argumentó que los inmuebles se los donó su madre, que los vendió y con el dinero obtenido adquirió, en seis meses, varios vehículos nuevos por 7 millones 775 mil 800 pesos. Alegó que después revendió los autos.

Al emitir su fallo a favor de Oseguera González, el magistrado Isidro Avelar Gutiérrez refiere que la versión del acusado es congruente:

“Si bien es cierto que dichas probanzas no permiten tener por demostrado que la adquisición de los inmuebles por parte de Rosalinda González Valencia (su madre) fue ilegal, y aun cuando existieran indicios de que dicha persona no tenía los recursos necesarios para adquirirlos, también lo es que en el caso no se está analizando la probable responsabilidad de ella sino de Rubén Oceguera González o Rubén Oseguera González o Rubén Garibay González, alias El Menchito o el Jr2, quien sí demostró la procedencia lícita de dichos inmuebles. En ese orden de ideas, debe confirmarse ese aspecto de la resolución recurrida.”

Avelar Gutiérrez también consideró que la magistrada y el juez mencionados “trastocaron los derechos humanos y las garantías constitucionales consistentes en presunción de inocencia, debido proceso, legalidad y seguridad jurídica; ello motiva que se conceda el amparo (…) para que la autoridad ordenadora deje sin efectos el acto reclamado. En su lugar, dicte otro en el que deje intocado el análisis del delito de delincuencia organizada”.

El amparo no sólo protege a Oseguera González, sino también a Ramiro Casas Álvarez, El Rama, con quien El Menchito fue aprehendido por primera vez en Zapopan.

A su vez Gilberto Alcaraz Montes, Sergio Saúl Silva Rodríguez y Lorenzo Martín García Reyes, detenidos con el hijo del Mencho, admitieron formar parte del CJNG y fueron consignados al penal federal del Altiplano bajo los cargos de portación de arma de fuego y cartuchos de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas, uso de recursos de procedencia ilícita y delitos contra la salud.

Casi un año después de su primera detención, el 1 de enero de 2015 Oseguera González fue liberado por falta de pruebas, pero se le detuvo de nuevo el 23 de junio de ese año y se le arraigó como parte de la investigación de dos homicidios. Un tribunal revocó el auto de libertad emitido en enero y le dictó una orden de reaprehensión. Actualmente está en un penal federal de Oaxaca.

Vendedor de autos

A Oseguera González se le señaló de adquirir viviendas para lavar dinero, pero los costos de esas propiedades no lo aparentan. Ante el notario público 24 de Guadalajara, Jaime Martínez Gallardo, el particular Adán Flores Ramírez le compró al Menchito por 1 millón 850 mil pesos la casa ubicada en el número 829 de la calle Arturo R. Pueblita, en el desarrollo habitacional Valle del Nilo, Sector Reforma.

Por su parte, el notario número 1 de Autlán de Navarro, Crescencio Uribe García, dio fe que Oseguera González le vendió a Arnoldo Trinidad Barba Orozco, en 634 mil 550 pesos, el inmueble del Lote 2, manzana G sin número de la calle Hacienda de San Diego Corralejo, fraccionamiento Hacienda Real.

“Quiero aclarar, respecto a las cuentas bancarias que se me han mencionado, que cuando yo era menor de edad mi madre compró dos casas y las puso a mi nombre, las cuales me las donó”, declaró el hijo del Mencho en una audiencia.

Agregó que abrió una cuenta en Bancomer ex profeso para que le pagaran la propiedad de Valle del Nilo: “El señor al que se la vendí había solicitado un crédito y me iba a pagar con cheque, y como yo no tenía cuenta tuve que abrir esa cuenta para que el señor Adán Flores me pudiera depositar el cheque”, dijo textualmente.

Oseguera González dijo que precisamente se dedica a la compraventa de autos. Su defensa afirma que “al momento de adquirir alguno lo vendía, difícilmente tenía dos vehículos juntos a la vez y así lo hizo por varios años”.

Según el expediente, entre los vehículos que comercializó se encuentra un Mini Cooper, Paceman Hot Chili AII 4A, año 2014, color Light White, adquirido en 545 mil 100 pesos y facturado a nombre de Carmen Motors, S.A., así como un Juke Advance Nissan de cinco puertas, color acero, modelo 2013, con factura de Daosa Nissan, S.A.

El listado incluye un Jaguar convertible Supercargado 2014, Polaris White, adquirido en 1 millón 899 mil 500 pesos; una camioneta Land Rover modelo 2014, color Fuji White, en 1 millón 929 mil 999; y otra de la misma marca pero en color Chile Red, adquirida en 1 millón 780 mil 572 pesos. Las tres facturas correspondientes fueron emitidas por Eurocavsa.

De igual forma se menciona un Mercedes Benz línea Clase C AMG, modelo 2014, negro obsidiana, facturado por Aeroplaza Automotriz en 1 millón 290 mil pesos.

En sus declaraciones judiciales, Oseguera González indicó que el dinero con que compró los carros fue producto de su trabajo, ya que labora desde los 16 años y eso le permitió ahorrar. Añadió que ha trabajado en la construcción y “últimamente en la compraventa de carros”.

En el expediente se incluyen declaraciones de presuntos integrantes del CJNG a quienes se les cuestionó sobre las actividades de Oseguera González. Uno de ellos es Sergio Raúl Silva Rodríguez, detenido junto con él. No menciona que El Menchito o Ramiro Casas fueran miembros del cártel con la finalidad de cometer delitos contra la salud, sino que confirmó que el primero se dedica a la venta de autos. Refirió además que su trabajo era estar cerca de él por órdenes de sus jefes.

En el mismo sentido se pronunciaron otros miembros del grupo delictivo que fueron interrogados, como Jonathan García García y Carlos Ernesto Muñoz Morales. Ambos participaron en el homicidio del secretario de Turismo, Jesús Gallegos Álvarez, en marzo de 2013.

De esta forma se desestimó el argumento de que El Menchito fuera parte del órgano delictivo, aunque se reconocen sus ligas familiares con quienes encabezan el CJNG.

Los vínculos delictivos

En el expediente, el Ministerio Público indica que Oseguera González es hijo del Mencho y de Rosalinda González Valencia, hermana de Los Cuinis. Señala que tiene “muchos contactos de nacionalidad colombiana que son sus conectes para el trasiego de cocaína y es el responsable de coordinar el abastecimiento de precursores químicos a miembros del Cártel de Jalisco Nueva Generación para elaborar drogas sintéticas; es colaborador de segundo nivel dentro del mismo y tiene trato directo con el líder, ya que se presume que es su familiar”.

Esta información se basa en los reportes del Centro de Denuncia y Atención Ciudadana (Cedac) de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, que describen al CJNG como “una organización criminal dedicada al narcotráfico y principalmente la producción de droga sintética, así como el trasiego y comercialización al menudeo de cocaína. La presencia de esta organización comprende los estados de Jalisco, Michoacán, Colima y Veracruz, donde opera su grupo armado autodenominado ‘Mata Zetas’”.

También se alude a que la banda es una escisión del Cártel del Milenio, posterior a la detención del que fuera su líder, Óscar Nava Valencia, El Lobo, en octubre de 2009:

“El grupo fue conformado por Nemesio Oseguera, El Mencho; Erick Nava Valencia, El 85; Víctor Hugo Delgado Rentería o Delgadillo Rentería, Tornado; Nicolás Balcázar López, El Nico; Martín Arzola Ortega, El Negro o 53; conocidos también como Los Torcidos, quienes se dedicaron en su mayoría a actividades relacionadas con narcotráfico.”

Prosigue el reporte: “Por otro lado se integró La Resistencia, conformado por algunos integrantes del Cártel del Milenio y quienes se aliaron con el Cártel del Golfo y La Familia. Sus líderes están identificados como: Elpidio Mojarro Juárez o Agustín Reyes Garza, El Pilo; Ramiro Pozos González, El Molka y/o El Molkita; y Víctor Manuel Torres García, Papirrín. Este grupo criminal, el CJNG, disputa el control de la droga en el estado de Jalisco”.

En los informes adjuntos al expediente de amparo se menciona al recién detenido Elvis González Valencia como parte importante del CJNG, pues los líderes de esta banda “tendrían una reunión para restructurar la organización, a la que acudirían el jefe de la plaza, que es Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho; Elvis Valencia (sic), operador financiero; El Jr, hijo del Mencho; Los Cuinis, que son operadores financieros y familiares del jefe: Édgar, Ulises Giovanni, José María, Rosa Linda, todos de apellidos González Valencia; así como Iván, jefe regional de la plaza Jalisco”.

En las diligencias, originalmente emprendidas por otras averiguaciones, pero adjuntas a las investigaciones por la primera detención de Oseguera González, los agentes ministeriales federales relatan que él y su padre suelen adquirir vehículos “por cantidades fuertes de dinero que procede de las actividades ilícitas del cártel, asimismo se sabe que frecuentemente se les ve en restaurantes y centros comerciales juntos en la zona metropolitana de Guadalajara, transportándose en vehículos de lujo”.

La investigación

En los días previos a la detención del Menchito en enero de 2014, los agentes federales informaron cómo dieron con él.

Realizaron “una búsqueda por redes sociales (…) acerca de los lugares de prestigio en la ciudad de Zapopan, determinando y concluyendo que la zona más conocida es la plaza comercial Andares; y restaurantes por la zona, como son Talento, Santo Mar y Vincent. Por lo que acudimos a dicha plaza comercial (…) constatando que en esta plaza comercial las personas que más acuden son de clase social alta, ya que se encuentran tiendas de marcas prestigiadas, por lo que abordamos a personal de seguridad privada y realizamos una entrevista con un elemento”.

En el informe que se adjunta como prueba contra El Menchito se indica que un agente de seguridad privada le dio a la autoridad federal datos importantes:

“Lleva trabajando en la plaza comercial desde hace tres años y que sí recuerda haber observado a estas personas (Nemesio y Rubén Oseguera) juntas caminando por los pasillos de la plaza comercial y realizando algunas compras, no recordando en qué tiendas, pero que lleva más de un año que no ha vuelto a observar estas personas. También se le preguntó cómo era que después de años se acordara de estas personas, a lo que nos manifestó que observó que eran los mismos que salieron hace tiempo en periódicos locales en donde los señalaban como integrantes de un grupo delictivo, ya que los detuvieron con armas y mucho dinero, y es por eso que lo recuerda.”

Según los agentes federales, el contexto de lujo les dio la certeza de que ahí encontrarían a Oseguera González:

“Procedimos a ubicar los restaurantes con razón social Talento, Santo Mar y Vincent, los cuales están en las inmediaciones de la Plaza Andares. Una vez encontrándonos a las afueras de estos lugares se logró determinar que llegan personalidades de la farándula, del espectáculo y deportes, así como personas de clase social alta y por el tipo de vehículos que adquirían los detenidos se puede desprender que muy seguramente frecuentaban este tipo de lugares.”