Nacionales

Investigan empresarios que financiaron fuga de El Chapo

octubre 25, 2015 // 0 Comentarios

Las autoridades investigan a una red de empresarios que presuntamente financiaron la fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Fuentes navales aseguraron que algunas de las acciones efectuadas en esa ciudad se llevaron a cabo en propiedades vinculadas con el empresario Manuel Rodolfo Trillo Hernández, cuyo hermano Miguel Ángel fue señalado de ser un operador logístico de “El Chapo” desde su fuga de Puente Grande, Jalisco, en enero de 2001.

Miguel Ángel es originario de Sinaloa y ha rentado o adquirido casas en el Distrito Federal, el Estado de México y Puebla, de acuerdo con investigaciones de la PGR.

Fue capturado el 15 de diciembre del 2001 en la ciudad de Puebla, y tres días después fue encarcelado en el entonces penal de máxima seguridad de La Palma, Estado de México, ahora el Altiplano.

En el 2003 fue sentenciado a cuatro años por el delito de asociación delictuosa; sin embargo, la PGR apeló para que se le sancionara también por delitos contra las salud y delincuencia organizada.

Al presunto colaborador del Chapo Guzmán sólo se le logró acreditar que era el encargado de la seguridad de la esposa del líder del Cártel de Sinaloa, por lo que fue sentenciado a cuatro años.

En 2010 el Gobierno federal, principalmente la Marina, reinició las tareas de inteligencia para recapturar al líder del cártel del Pacífico, pues tuvo información de se resguardó en Puebla en casas del fraccionamiento El Mirador y de la Colonia Las Ánimas.

Otras casas, presuntamente ocupadas por “El Chapo” y facilitadas por Trillo Hernández, se encuentran en Cuajimalpa, Distrito Federal, y su vecina región de La Marquesa, Estado de México, donde Miguel Ángel, de los hombres de más confianza del capo, le proveía vehículos y alimentos.

Las tareas de inteligencia de la Armada llevaron a localizar a “El Chapo” en Culiacán, donde logró evadir a los marinos, para después ser ubicado y capturado en Mazatlán, luego de que al capo le fue interceptada una señal de telefonía.

Ayer, los operativos en Puebla iniciaron a las 6:00 horas en el domicilio 1506 de la 73 Poniente, en la esquina con la 13 B Sur de la Colonia San José Mayorazgo.

Luego de aproximadamente dos horas de revisión el personal de la PGR colocó varios sellos en el inmueble con la leyenda “inmueble asegurado PGR/SEIDO/UEIDCS/526/2015” y posteriomente se retiró del lugar.

Hacia las 8:00 horas los elementos acudieron a realizan otro cateo en un inmueble de la calle 30 Poniente, entre la 19 y 21 Norte, en la Colonia José María Morelos y Pavón.

En este lugar no hubo personas aseguradas y tampoco se puso bajo resguardo el departamento, reportaron vecinos del edificio donde inició el cateo.

Al tiempo que se realizaba la revisión en la colonia José María Morelos y Pavón, otros elementos de la Armada cateaban el domicilio 4918 de 7A Sur, ubicado entre las calles 49 Poniente y el Circuito Juan Pablo II, en la Colonia Prados Agua Azul.

Al cierre de la edición la PGR no había reportado de manera oficial el saldo de los operativos.

Repunta secuestro en Durango, Michoacán, Tabasco, Oaxaca, Veracruz, Guerrero, Tamaulipas, Morelos y Zacatecas

septiembre 20, 2015 // 0 Comentarios

Datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) indican que a pesar de la implementación de la Estrategia Nacional Antisecuestro, focalizada en las diez entidades que concentran el 80 por ciento del delito como son Durango, Michoacán, Tabasco, Oaxaca, Veracruz, Guerrero, Tamaulipas, Estado de México, Morelos y Zacatecas, el delito de secuestro ha repuntado.

Demuestran que en Tamaulipas se denunciaron 21 casos cada mes en Tamaulipas, este 2015 el promedio es de 20; en el Distrito Federal van 28 secuestros denunciados, por lo que el promedio mensual pasó de 5 a 4; Oaxaca lleva 18 casos, por lo que el promedio mensual se mantuvo en dos casos; mientras que en Veracruz se acumularon 52 averiguaciones previas.

Hay que recordar que el gobierno federal implementó dicha estrategia nacional ante el histórico repunte del secuestro durante 2013, cuando se documentaron mil 698 casos, la cifra más alta de que se tenga registro.