PiedrasNegras

TORTURA Y VIOLACION: Así sufren las mujeres de Los Zetas

diciembre 19, 2016 // 0 Comentarios

Saltillo, Coahuila.- Autoridades manejaron información donde se afirma que un total de más de 20 mujeres desaparecieron en el norte de Coahuila en el año 2012, todas ellas eran jovenes que rondaban entre los 17 y los 25 años. Todas desaparecieron después de que fueron convocadas a una fiesta que organizaba una de ellas.

Según la investigación realizada por Proceso, desde ese año, sus familias nunca volvieron a saber de ellas.

Tortura

El testimonio de María M., que prefiere no difundir su apellido por cuestiones de seguridad, sirve para tomar dimensión (al menos en parte) del terrible martirio que padecen decenas de mujeres en manos de los cárteles mexicanos y grupos criminales y de sicarios más peligrosos del mundo. Sus líderes son de los más buscados.

María ha sido noticia esta semana cuando el escritor y periodista mexicano Héctor De Mauleón ha narrado con todo lujo de detalles el infierno que ha padecido, y del que todavía no han podido escapar muchas chicas y jòvenes en la misma situación (varias de las cuales no superan los 13 o 14 años). Lo peor, encima, es que muchas víctimas nuevas caerán en estas redes de manera inminente.
Hoy esta persona se ha convertido al catolicismo, y ha logrado salir de la época más oscura de su vida. Acude regularmente a la Iglesia del Buen Samaritano, pero ha decidido romper su silencio para graficar “una variante del infierno que México da a las mujeres”, como bien ha descrito De Mauleón en El Universal.

La ex esclava sexual del grupo ‘Los Zetas’, uno de los cárteles de narcos que llegó a reinar en el país latinoamericano y que aún mantiene importante poder, ha visto con sus propios ojos como estas bestias despiadadas suelen apoderarse de sus víctimas, para después hacerlas sufrir los peores tormentos.

María es cubana. Se casó con un hombre llamado Guillermo, que obligó a que se prostituyese, al igual que otras niñas y mujeres inmigrantes. Los Zetas suelen reclutar mujeres en Monterrey. Guillermo al principio era jovial y simpático, pero se inyectaba heroína y se la hizo probar a la fuerza a su flamante esposa.
Una vez que las captan en sus redes, los criminales hacen que las mujeres ofrezcan servicios sexuales a cambio de dinero a los inmigrantes que viven hacinados en pisos patera en las zonas más pobres de Monterrey. “En cada habitación viven entre 10 y 15 personas”, ha relatado María. Ella y otras chicas pasaban de cuarto en cuarto y cobraban unos 15 euros a cada ‘cliente’.
El dinero recaudado pasa a los bolsillos del Cártel. María quedó embarazada de Guillermo. Perdió a su niña, que fue dada en adopción. Nunca más supo de ella. Una mañana la cargaron en un camión junto a otras treinta mujeres: había venezolanas, colombianas y mexicanas. El destino final fue una finca en el municipio San Nicolás 
“En los búnkeres de los narcos, las mujeres de los Zeta deben rellenar ceniceros con cocaína cuando se vacían. Si no lo haces incurres en faltas, que son castigadas con palizas.

Los narcos, además, tienen cómplices mujeres para reclutar víctimas. Es el caso de una tal Mónica Mendoza Reséndiz,”enganchadora de niñas”, según las palabras de María. Las buscan en el municipio de San Juan del Río, y también por Querétaro y Acapulco.

Hoy, en el mapa de los narcos, tambièn cobra fuerza la zona de Reynosa, en Tamaulipas, donde abundan las rehenes de los cárteles. En los ranchos de Allende también tienen lugar las peores calamidades. “Los Zetas primero son alegres y amables. Luego se amargan y vienen los golpes. Una vez me tiraron los dientes a patadas”, relata la mujer para el mencionado medio.

Ella los define como dueños absolutos de algunas zonas: “En Reynosa hacen lo que quieren con las mujeres. Las matan o las venden”, afirma. También ‘juegan’ de manera macabra con motosierras y las despellejan. 

“Muchas ni regresan a sus hogares”, finaliza la mujer. Su testimonio, en pleno siglo XXI, ojalá sirva para comenzar a erradicar esa ola salvaje y brutal de locura y muerte que ocurre a cada hora, en un país que se merece otra realidad.

Por otro lado, según un reportaje publicado por el diario británico The Guardian, en tan solo tres noches en el mes de noviembre en el 2011 desaparecieron al menos 50 mujeres de entre 20 años de edad en Xalapa, Veracruz.

El reportaje se centra en el fallido contra ataque de la “guerra al narcotráfico” que inició en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, en diciembre de 2006 y que hasta ahora, diez años después, ha dejado alrededor de 200 mil personas asesinadas.

Mujeres criminales

Aunque algunas de estas féminas fueron etiquetadas como “Las mujeres del Comandante Chaparro”, el sanguinario jefe de sicarios de la plaza de Piedras Negras, la mayoría de ellas no estaban relacionadas con el crimen organizado y su pecado fue estar en cierto momento en un lugar equivocado.

Se sabe que desde finales del 2007 Los Zetas transformaron la ciudad fronteriza de Piedras Negras en su principal sucursal para el trasiego de drogas.
Algunas de las mujeres pertenecientes a estos grupos delictivos

El reinado de David Alejandro Loreto Mejorado, mejor conocido como el Comandante Enano o Chaparro, en la plaza de Piedras Negras, se caracterizó por contar con un variado harem mujeres a las que invitaba a sus frecuentes fiestas.

Designó a una de ellas como encargada de reclutar a más mujeres, entre las que figuraba Mónica Larissa Peña Ramos, quien era descrita como “una belleza salvaje: de piel canela, cabello negro y ojos brillosos”.

Larrisa Peña y sus amigas eran conocidas como El Grupo de Mónica y todas eran “veinteañeras, bellas y frágiles como un papel” y se le habían sumado mujeres provenientes de Múzquiz y otros municipios de la región.
“Veinteañeras, bellas y frágiles como el papel”

Sin embargo, esto no significaba que estuvieran exentas de ser víctimas de violencia, pues el comandante ordenaba asesinarlas si descubría que alguna tenía mensajes en sus celulares y fotos de miembros del Ejército.

Autoridades del lugar, de la mano de la Subprocuraduría para la Investigación y Búsqueda de Personas No Localizadas de la Procuraduría General de Justicia del Coahuila, tiene indicios de que fueron asesinadas en un rancho del municipio de Morelos, poblado vecino de Allende, sin embargo, esto aún se encuentra bajo investigación.

También se encuentran investigando si estas mujeres se encuentran entre las más de 150 víctimas que fueron introducidas al Cereso de Piedras Negras, donde pudieron ser incineradas en los improvisados hornos donde desaparecían los cuerpos.
Hornos de Piedras Negras
Actualmente se tienen registradas 58 mujeres desaparecidas en Coahuila entre los años 2004 y 2014ortura Tortura y violación: Así sufren las mujeres de Los Zetasy violación: Así sufren las mujeres de Los Zetas

Filtraciones de la PGR al “Z-40” desataron masacres en Coahuila

noviembre 7, 2016 // 0 Comentarios

José Vázquez, responsable de recibir en Dallas los narcóticos que Los Zetas enviaban a Estados Unidos, decidió colaborar con la Agencia Antinarcóticos de EU (DEA por sus siglas en inglés) y les entregó los números de los celulares BlackBerry de Miguel Ángel Treviño Morales Z-40, de su hermano Óscar Omar y otros capos.

La Agencia se los hizo llegar a la Procuraduría General de la República (PGR) para que los ubicaran y detuvieran. Sin embargo, desde esa dependencia filtraron la información confidencial al Z-40, advirtiéndole que “alguien de su organización lo estaba traicionando”.

En venganza, los hermanos Treviño ordenaron la masacre contra familias de Allende, Piedras Negras, Monclova y otros municipios del norte de Coahuila.

José Vázquez rindió testimonio en dos ocasiones ante la Corte de Texas sobre lo ocurrido en el estado de Coahuila. La primera, el 16 de abril del 2013, en el juicio contra José Treviño Morales, hermano mayor del Z-40 y Z-42, y contra el empresario veracruzano Francisco Colorado Cessa.

Además, en un segundo juicio contra Francisco Colorado celebrado el 30 de septiembre del 2015, en el cual describió la manera como se coordinaba al trasiego de drogas a Dallas, para lo cual se usaba el sistema de mensajes encriptados Pin a Pin del los teléfonos móviles BlackBerry.

“Nos dijeron que era más difícil para el gobierno y la policía tratar de interceptar las conversaciones por mensaje o nuestras llamadas telefónicas si usábamos ese sistema”, dijo Vázquez a los fiscales que lo interrogaron.

José Vázquez, que en esa época contaba con 35 años de edad, es originario de Dallas, donde terminó la preparatoria abierta.

Confesó que se inició en la venta de droga desde los 14 años de edad. En junio del 2002 fue arrestado por la Policía de Dallas y estuvo preso durante cuatro años. Al salir, un amigo le presentó a Héctor Moreno, originario de Allende, quien en esa época ya traficaba drogas para Los Zetas.

Desde principios del 2005, Los Zetas habían arribado al norte de Coahuila como avanzada del Cártel del Golfo (CDG) para tomar la plaza de Piedras Negras. Galindo Mellado Cruz, Comandante Mellado o Z-10, encabezó a unos 100 sicarios que amenazaron a todos los narcotraficantes de esa frontera para que se unieran a ellos, o de lo contrario los mataban.

Antes de que arribaran, Héctor Moreno traficaba narcóticos por su cuenta junto con el ciudadano estadounidense Alfonso “Poncho” Cuellar y José Luis Garza Gaytán. Otro de los narcotraficantes independientes era Efrén Tavira, quien operaba con un grupo de “narco juniors”.

Todos ellos decidieron sumarse a Los Zetas. Los capos Z-40 y Z-42 decidieron utilizar la experiencia de esos narcotraficantes y los pusieron al frente de sus operaciones de contrabando de cocaína a los Estados Unidos.

Para proteger sus ilegales actividades compraron a mandos del Ejército, Policía Federal, delegados de la PGR y funcionarios estatales, sobre todo de la Fiscalía.

Para el año 2009, Los Zetas comenzaron a operar al margen del CDG. Traficaban unas 40 toneladas de cocaína por año. En esas operaciones obtenían alrededor de 860 millones de dólares, de los cuales 350 millones eran sus ganancias anuales.

Durante los más de tres años que operaron como cártel independiente obtuvieron ganancias superiores a los mil millones de dólares.

El eficiente trasiego operaba de la siguiente manera:

Los Zetas compraban la coca en Centroamérica debido a que “no confiaban en los colombianos”. La trasladaban por carretera hasta San Fernando y de ahí se distribuía a Monterrey, ciudades de la frontera de Tamaulipas y al norte del Coahuila.

En Allende, Héctor Moreno era responsable de empaquetar 500 kilos, de tal manera que no pudieran ser olfateada por los perros antidrogas de la Aduana de Estados Unidos. Esa cantidad se enviaba a través de tráileres de 18 ruedas.

Paquetes más pequeños, de treinta kilos, eran entregados a Efrén Tavira. Él se encargaba de meterlos en camionetas y autos a los que se les había modificado el tanque de gasolina. El “taller” donde se alteraban estaba en el interior del Cereso de Piedras Negras y un grupo de reos eran los responsables de realizarlo.

Tras cruzar la droga, se escondía en casas de seguridad ubicadas en Eagle Pass y desde ahí se mandaba por la carretera 35 hasta Dallas. Vázquez mantenía en esa ciudad cuatro casas de seguridad para esconderla antes de venderla a las pandillas que la distribuían por todo Estados Unidos.

El dinero de la venta se regresaba a Piedras escondido en los tanques de gasolina. En bolsas selladas se mandaban más de 4 millones de dólares por semana.

Además de recibir la droga, José Vázquez enviaba cargamentos de armas para la organización criminal.

Poncho Cuellar era más que el jefe de todas las operaciones de trasiego. Gracias a su eficacia se hizo “compadre” de Omar Treviño Morales. También administraba el dinero para comprar los caballos Cuarto de Milla que adquirían los líderes Zetas en Estados Unidos.

Además, contó en el juicio de Austin que compró 10 teléfono móviles marca BlackBerry con los cuales se coordinaban las operaciones de Los Zetas a través del sistema de mensajes encripatados de los usuarios de esa marca.

“Todo lo que se hizo fue través de mensajería. Compré diez BlackBerry, uno para Miguel, uno para Omar, y otros para más personas”.

Para los primeros meses del año 2010, José Vázquez comenzó a ser vigilado por la policía de Dallas. Para evitar que los capturaran se mudó con su padre a Allende y a Ciudad Acuña.

A finales de ese año, la DEA lo ubicó en México. Le “solicitaron” que cooperara o de lo contrario lo detendrían junto con su padre. Le pidieron los números telefónicos de Z-40, Z42 y de Heriberto Lazcano.

Vázquez les entregó los 10 números de los BlackBerry que había comprado Poncho Cuellar.

La información confidencial entregada a la DEA posteriormemnte terminó en manos de Miguel Ángel Treviño Morales. Le llegó por conducto de la PGR.

“Y como resultado de escoger cooperar con las fuerzas de la Ley, más de 200 personas fueron asesinadas”, le cuestionó a José Vázquez el Fiscal que interrogaba.

“Sí señor”, respondió.

Después de que funcionarios de la PGR le advirtieron al Z-40 que “alguien de su organización lo estaba traicionando”, el capo decidió ir tras Héctor Moreno y Poncho Cuellar debido a que creyó que ellos eran los traidores.

Héctor Moreno ya había sido informado por Vázquez que estaba colaborando con la DEA. Moreno también decidió colaborar y le advierte a Poncho Cuellar.

En los últimos días de febrero del 2011, los dos capos buscados por Z-40 decidieron escapar con su familia más cercana a los Estados Unidos, para entregarse a las autoridades.

Los primeros días de marzo, Z-40 y Z-42 ordenaron a sus halcones que ubicaran en Allende, Piedras Negras, Monclova, en la región Carbonífera y en diversos municipios de Cinco Manantiales a todos los amigos, familiares de Cuellar y Moreno, así como a todos los miembros de la organización Zeta que trabajaron bajo su servicio.

El 18 de marzo del 2011, alrededor de las 5:30 horas entraron a Allende, provenientes de Piedras Negras, 42 camionetas atestadas de hombres armados escoltadas por 4 patrullas de la Policía municipal. Los pistoleros a bordo no se cubrían el rostro.

Una decena de policías municipales condujeron a diversos grupos de sicarios a las casas que ya habían sido localizadas por los halcones.

En una de las residencias de la familia Garza Gaytán fueron recibidos a tiros y cayeron tres hombres armados. Al final, el hombre que les disparó y varios de sus familiares fueron asesinados ahí mismo por los sicarios.

Ese día, los pistoleros se llevaron a más de 80 personas. Los siguientes tres días regresaron por otros e incluyendo a los empleados domésticos de las familias Moreno y Garza Gaytán.

En Monclova, la noche del 18 de marzo se realizó un operativo “quirúrgico” para levantar a unos 7 contadores y otros tantos miembros de Los Zetas que estaban bajo las órdenes de Poncho Cuellar.

Lo mismo ocurrió en municipios de la región carbonífera, así como en Nava, Zaragoza, Morelos y otros poblados de Cinco Manantiales, donde fueron secuestradas decenas de personas.

En Piedras Negras, sicarios ubicaron y levantaron a 41 amigos y familiares de Cuellar, quienes fueron trasladados a un apartado terreno de la zona de Pico del Águila donde ya los esperaban los hermanos Treviño Morales.

Entre los detenidos se encontraba Efrén Tavira. Se salvó de que lo mataran ya que sus amigos le dijeron a Z-40 que desde que Poncho huyó trabajaba para ellos.

Antes de abandonar el campo, Efrén Tavira alcanzó a ver cuando Z-40, Z-42 y otros pistoleros acribillaron a los 40 amigos de Poncho.

Además, destruyeron en Piedras Negras con maquinaria pesada 27 casas y departamentos propiedad del capo.

“Ellos destruyeron todo, rompieron todo en pocas piezas; mis casas y los apartamentos. Robaron mis caballos. Todo lo que yo tenía me lo quitaron. Y mataron a muchas personas cercanas a mí”, contó Cuéllar a los fiscales.

Los cientos de cuerpos fueron incinerados usando aceites lubricantes para vehículos, gasolina, llantas y tablas. Unos en el rancho de la familia Garza Gaytán ubicado en el kilómetro 7 de la carretera Allende-Villa Unión. Además en otro rancho llamado Tres Hermanos localizado en Zaragoza. Otros más en una “narco cocina” del municipio de Guerrero y algunos en el interior del Cereso de Piedras Negras.

Coahuila: Busca Procuraduría a ‘VENDEDOR’ de bebé

noviembre 6, 2016 // 0 Comentarios

Saltillo Coahuila.- Yezka Garza Ramírez, titular de la Procuraduría, informó que buscan al titular de la cuenta, un usuario registrado como “Ivan Valencia”, quien cerró su cuenta ante el cúmulo de comentarios negativos que generó su publicación.

“Las investigaciones se realizan por parte del personal competente para la búsqueda y localización de Ivan Valencia, presunto responsable de cometer hechos constitutivos de delito por la promoción de venta de un menor”, informó Garza Ramírez.

En el grupo cerrado de Facebook “Que Todo Saltillo Se Entere”, el usuario publicó el miércoles la supuesta venta del menor.

“Hola amigos les vengo a vender a este hijo de su p… madre que no se murió con los patadones que le metí a la p de su madre en la panza”, decía parte de la publicación, acompañada de una foto de un bebé.

La titular del Pronninf dijo que personal de Inteligencia Patrimonial buscan al usuario con el fin principal de proteger al menor.

” Facebook es una plataforma pública internacional sobre la que no se tiene dominio para controlar las publicaciones, sin embargo se trabaja en colaboración para actuar de manera inmediata en la protección de los niños y niñas además de procurar su interés superior, lo cual es nuestra prioridad”, expresó.

En abril de este año, la Pronninf detuvo a una mujer y a su pareja, un hombre que ofreció enFacebook con fines sexuales a una niña de 8 años a cambio de 10 mil pesos por noche.

Coahuila: Busca Procuraduría a ‘VENDEDOR’ de bebé

noviembre 6, 2016 // 0 Comentarios

Saltillo Coahuila.- Yezka Garza Ramírez, titular de la Procuraduría, informó que buscan al titular de la cuenta, un usuario registrado como “Ivan Valencia”, quien cerró su cuenta ante el cúmulo de comentarios negativos que generó su publicación.

“Las investigaciones se realizan por parte del personal competente para la búsqueda y localización de Ivan Valencia, presunto responsable de cometer hechos constitutivos de delito por la promoción de venta de un menor”, informó Garza Ramírez.

En el grupo cerrado de Facebook “Que Todo Saltillo Se Entere”, el usuario publicó el miércoles la supuesta venta del menor.

“Hola amigos les vengo a vender a este hijo de su p… madre que no se murió con los patadones que le metí a la p de su madre en la panza”, decía parte de la publicación, acompañada de una foto de un bebé.

La titular del Pronninf dijo que personal de Inteligencia Patrimonial buscan al usuario con el fin principal de proteger al menor.

” Facebook es una plataforma pública internacional sobre la que no se tiene dominio para controlar las publicaciones, sin embargo se trabaja en colaboración para actuar de manera inmediata en la protección de los niños y niñas además de procurar su interés superior, lo cual es nuestra prioridad”, expresó.

En abril de este año, la Pronninf detuvo a una mujer y a su pareja, un hombre que ofreció enFacebook con fines sexuales a una niña de 8 años a cambio de 10 mil pesos por noche.

Tamaulipas: Comando “LEVANTÓ” a 6, NO 15: CONASE

septiembre 16, 2016 // 0 Comentarios

Este miércoles, el Gobierno de Coahuila informó del secuestro de 15 personas que viajaban en un autobús de la compañía “Transportes Frontera”, que había salido de Nuevo Laredo, Tamaulipas, con destino a Piedras Negras, Coahuila.

La información se sustentó en las declaraciones del chofer de la unidad quien relató que tan solo minutos después de salir de Nuevo Laredo, un comando los interceptó y le pidió detenerse.
El operador continuó su camino; más adelante fue alcanzado, le rompieron algunos vidrios y lo obligaron a detenerse. El comando bajó a 15 personas y se las llevaron “con rumbo desconocido”.
El chofer declaró que fue amenazado, por lo que no iba a denunciar. Las autoridades se enteraron de este caso, cuando el autobús fue detenido en un puesto de control en Hidalgo, Coahuila, al percatarse de que traía los vidrios rotos.
La noche de este jueves, 10 en Punto confirmó con autoridades de Tamaulipas que los dos operadores de esta unidad están declarando ante el Ministerio Público de Tampico.

La Comisión Nacional Antisecuestro (Conase) informó que son seis las personas que fueron secuestradas y que todo apunta a que se trata de migrantes, lo que explicaría por qué sus familiares no han presentado denuncias.

GPS ubica en NuevoLaredo a “desaparecida” de Coahuila y descubre infidelidad

julio 31, 2016 // 0 Comentarios

Tamaulipas.- Esmeralda Lozano Peña, quien había sido reportada en esta semana como desaparecida en Eagle Pass, Texas y Piedras Negras, fue encontrada en un motel en Nuevo Laredo, Tamaulipas.
La mujer de 41 años, residida en Eagle Pass, Texas, cruzó a Piedras Negras, Coahuila, el pasado lunes luego de discutir con su marido; aunque unos días después fue éste quien interpuso denuncia por desaparición en Texas y Coahuila.
“Como trató de comunicarse en varias ocasiones con ella, y no obtuvo respuesta alguna, el esposo consideró que había sido secuestrada, por lo que pidió ayuda a las autoridades.
Con su apoyo y el GPS del teléfono celular, las coordenadas indicaron que Esmeralda se encontraba en un área céntrica de esta frontera”, refirió la prensa de esa demarcación fronteriza.
Cuando las autoridades lograron ubicar la dirección donde se encontraba el teléfono móvil de Esmeralda, identificaron su automóvil estacionado en un motel.
“Al entrar a la habitación, autoridades localizaron a Esmeralda, quien se hallaba junto a otro hombre, quien radica en Cieneguilla Santiago, Nuevo León”.
Al respecto, la mujer negó que tras su desaparición hubiera sido secuestrada y confirmó que viajó hasta Nuevo Laredo para estar con el hombre, con quien resuntamente sostiene una relación extramarital.

Foto: Cae “El Flako”, jefe de Los Zetas; en Carr. NuevoLaredo-PiedrasNegras

marzo 14, 2016 // 0 Comentarios


Elementos de la Secretaría de Marina (Semar) detuvieron ayer sábado a Carlos Antonio Ramírez Rodríguez, “El Flako”, presunto integrante de Los Zetas en Coahuila. 
Fuentes federales confirmaron que Ramírez Rodríguez mantenía un bajo perfil en la zona de Piedras Negras para pasar desapercibido ante las autoridades. Sin embargo, la Semar informó que durante un recorrido de disuasión en el Estado, sobre la carretera Nuevo Laredo-Piedras Negras, elementos navales detuvieron a “El Flako”, quien se identificó como jefe de plaza de Los Zetas en Piedras Negras. 
De acuerdo con la Semar, el presunto líder criminal intentó evadir al personal naval que se encontraba en dicha carretera, por lo que se inició una persecución. 
Luego de ser alcanzado se realizó la revisión del automóvil en el que viajaba y se encontró un arma larga, tres cargadores, 88 cartuchos útiles y un paquete de mariguana. Por ello fue detenido y, en coordinación con la Agencia Estatal de Investigación, fue puesto a disposición del Ministerio Público para definir su situación jurídica.

Zetas decapitan a 2 hombres y 1 mujer en PiedrasNegras Coahuila y dejan mensaje

diciembre 27, 2015 // 0 Comentarios


El pasado miércoles 23 de diciembre los cuerpos de tres personas fueron dejados en calles de la ciudad de Piedras Negras en Coahuila se trata de 2 hombres y una mujer, los 3 se encontraban decapitados, un hombre y la mujer ya fueron identificados.
 
Los hallazgos causaron pánico entre los habitantes de esta ciudad fronteriza.

Desde las 6:15 del miércoles 23 se activó el código rojo, cuando se reportó que los cuerpos de tres personas fueron arrojados en la Unidad Deportiva. Las víctimas fueron decapitadas. Los responsables de este crimen se llevaron consigo las cabezas de los muertos para “exhibirlas” en diferentes puntos de la ciudad.

Sobre los cuerpos fue encontrado un mensaje escrito a mano sobre un cartelón, donde se leía: “Para que sigan creyendo en los Gates esto les va a pasar a todos los que los apoye piensen las cosas antes de creer en ellos”.

A lo largo de la noche se escucharon detonaciones de armas de fuego en diversos puntos de la ciudad, se cree que se registraron enfrentamientos entre GATES y hombres armados, pero no se proporcionó ninguna información.

Los identificados


Eliseo Ruiz Santos, de 33 años de edad, es el nombre de uno de los tres decapitados, de acuerdo con sus familiares que lo identificaron en presencia de las autoridades de la Procuraduría de Justicia.

La víctima, al parecer ejecutada por miembros del crimen organizado, tenía su domicilio en la calle doctor Alejandro Fleming, de la colonia Doctores.

Tras verificar su identidad, los restos fueron entregados a sus familiares mientras en la morgue de Piedras Negras permanece el del hombre, de entre 18 y 22 años tiene tatuajes, entre ellos un sello de Hecho en México y otro en la espalda en el que se lee “Mexicano”.

La mujer que fue decapitada junto con los otros dos hombres en hechos sangrientos que las autoridades vinculan con el tráfico de estupefacientes.

Se trata de Claudia Hernández Cárdenas, de 37 años de edad, quien tenía su domicilio en la colonia Valle del Norte, de esta ciudad.

Hasta el momento las autoridades han guardado hermetismo en torno a sus investigaciones que indican que se trata de ejecuciones realizadas por miembros del crimen organizado. Al menos eso indica la leyenda que fue dejada juntos a los cuerpos sin cabeza de las tres víctimas que fueron localizados en la Unidad Deportiva Víctor M. Ruelas, de la colonia Malvinas. Posteriormente sus ejecutores arrojaron las cabezas en la Plaza de las Culturas, Campos de Beisbol de la Macro Plaza y el centro comercial HEB. En dicha cartel se lee “Para que sigan crellendo en los gates esto les ba a pasar a todos los que los apollen. Piensen las cosas antes de creer en ellos”. 

Caen 4 presuntos “zetas” en PiedrasNegras

septiembre 29, 2015 // 0 Comentarios


Agentes del Grupo de Armas y Tácticas Especiales (GATE), capturaron en Piedras Negras, Coahuila, a cuatro sujetos armados que viajaban en una camioneta con placas del vecino estado de Texas, Estados Unidos.

A los sujetos, quienes aseguraron pertenecer a la banda criminal de “Los Zetas”, se le investiga por los delitos de delincuencia organizada y portación de armas de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea de México.

La Comisión Estatal de Seguridad informó que a los detenidos se les requisaron cuatro armas, dos fusiles de asalto AR-15, un revólver, una pistola y 169 cartuchos, así como una Chevrolet Silverado, color blanca, modelo 2007, con placas BD35706 del Estado de Texas.

Los sujetos fueron puestos a disposición del Ministerio Público Federal (MPF) de la Procuraduría General de la República (PGR), quien se encargará de integrar la averiguación previa penal para fincar responsabilidades.

En un comunicado de prensa, detalló que en la calle Armando Domínguez de la colonia Santa María, los oficiales circulaban a bordo de varias patrullas cuando se percataron de que en una camioneta Chevrolet Silverado iban cuatro personas armadas.

Al ver las unidades policiales, el chofer intentó darse a la fuga, pero sin éxito pues fue alcanzado y detenido de inmediato junto con sus acompañantes.

El conductor dijo llamarse Sergio Heriberto “N”, de 28 años de edad, con domicilio en la colonia Hacienda la Luna de esta ciudad.

Los oficiales le efectuaron una inspección corporal y le encontraron una pistola marca Hi-Point Firearms, modelo C9, calibre 9 milímetros, con un cargador abastecido con 8 cartuchos útiles, además en la bolsa del pantalón, 15 cartuchos hábiles calibre 9 milímetros.

Al copiloto, quien se identificó como Miguel “N” de 39 años y con domicilio en la colonia Hacienda la Luna le aseguraron un arma larga tipo AR-15, marca Colt, calibre .223 milímetros con un cargador abastecido con 30 cartuchos útiles y un cargador con 30 cartuchos hábiles.

Otro de los tripulantes del vehículo quien declaró llamarse César Iván “N” de 19 años de edad con domicilio en la colonia Lázaro Cárdenas, llevaba un arma larga AR-15 Bushmarter calibre .223 milímetros con un cargador abastecido con 30 cartuchos hábiles además de un cargador con 27 cartuchos del mismo calibre.

El cuarto sujeto arrestado es Andree Kevi “N”, de 24 años, con domicilio en la colonia División del Norte, a quien se le decomisó un revólver marca Taurus Canon calibre .22 milímetros abastecido con 7 cartuchos útiles y entre su ropa le encontraron además 22 cartuchos hábiles calibre .22 milímetros.

Al revisar el interior del vehículo los policías hallaron una bolsa donde había 53 amarres color negro para cable.

Los detenidos dijeron pertenecer a una organización delictiva (Banda de Los Zetas) que opera en los estados del norte del país.

Por ser presuntos responsables de los delitos de delincuencia organizada, y por portar armas que son de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas, los cuatro sujetos fueron puestos a disposición del Agente del Ministerio Público Federal (MPF) de la Procuraduría General de la República (PGR), puntualizó la Comisión Estatal de Seguridad del Gobierno de Coahuila.