Puebla

“Chupaductos” de Puebla ofrecen hasta 10 mil por la vida de cada reportero que hable del tema

marzo 18, 2017 // 0 Comentarios

* El Colectivo de Alerta Temprana de Periodistas y Defensores de Derechos Humanos en el Estado de Puebla y La Casa de los Derechos de Periodistas denunciaron que miembros del crimen organizado ofrecen 10 mil pesos “por la cabeza” de los periodistas que publiquen información sobre el robo de hidrocarburo en el llamado Triángulo Rojo. Este día, 500 elementos de la Sexta Brigada Policía militar arribaron a arribaron al estado para reforzar la seguridad en los municipios de esa zona.

Ciudad de México  (SinEmbargo).- Miembros del crimen organizado, de bandas conocidas cono “chupaductos” o “huachicoleros”, llamaron a asesinar a los reporteros que publiquen información sobre el robo de hidrocarburos en Puebla, denunciaron organizaciones defensoras de periodistas de ese estado.

A través de un comunicado, el Colectivo de Alerta Temprana de Periodistas y Defensores de Derechos Humanos en el Estado de Puebla y La Casa de los Derechos de Periodistas, protestaron “por los hechos recientes en donde células del crimen organizado han lanzado amenazas de muerte contra compañeros periodistas de la región del Triángulo Rojo”, que integra los municipios de Tepeaca, Palmar de Bravo, Quecholac, Acatzingo y Acajete.

“En una serie de amenazas vertidas contra periodistas, en donde las células criminales manifestaron su intención de pagar hasta diez mil pesos por ‘la cabeza de los periodistas que se atrevan a seguir informando’ sobre los operativos que ha lanzado la federación contra los llamados ‘huachicoleros’ en esta zona de la entidad”, alertaron los colectivos.

Las organizaciones detallaron que la amenaza fue hecha en un  principio, en forma directa contra los corresponsales de Televisa y El Sol de Puebla, aunque “la amenaza que se generalizó en las últimas horas”.

Los periodistas agregaron que las amenazas se intensificaron después del Operativo Encrucijada realizado el pasado 9 de marzo en los municipios de Palmar de Bravo y Atzitzintla, en el que fue desarticulada la banda de “El Bukanas” dedicada al robo de hidrocarburo y que estaba directamente ligada a Los Zetas.

En dicho operativo fue detenido también el Edil de Atzitzintla, José Isaías Velázquez, junto con 86 personas más. Finalmente la Fiscalía General del Estado consignó únicamente a 65 personas ante las autoridades judiciales por delitos como asociación delictuosa y por la ejecución de tres agentes de la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FIDAI), quienes fueron raptados en Puebla y horas después sus cuerpos fueron abandonados en Veracruz. El pasado sábado el Alcalde y los cinco policías fueron ingresados al penal de Tepexi de Rodríguez.

Ante ello, el Colectivo de Alerta Temprana de Periodistas y Defensores de Derechos Humanos en el Estado de Puebla y La Casa de los Derechos de Periodistas exigieron al Gobierno del Estado de Puebla “que garantice la salvaguarda de los corresponsales que realizan la cobertura de la nota policiaca en el Triángulo Rojo. No podemos permitir que la región se convierta en una zona de silencio”.

Concretamente solicitaron al “Gobierno de Antonio Gali Fayad, con la supervisión de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), en concordancia con el trabajo de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), del Mecanismos Federal de Protección a Periodistas y de la Fiscalía Especialidad en Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) de la PGR, brinde las garantías necesarias y proteja a los comunicadores, para llevar a cabo su labor de libre ejercicio periodístico”.

Y urgieron que el Congreso del Estado de Puebla tipifique claramente los delitos cometidos en contra de Periodistas y Personas Defensoras de Derechos Humanos, a fin de que se ayude a la protección de la libertad de expresión en Puebla.

Este día, 500 elementos de la Sexta Brigada Policía militar arribaron a arribaron al estado para reforzar la seguridad en los municipios ubicados en el llamado “Triángulo rojo”.

La semana pasada, Periódico Central reveló que los presidentes municipales de Acajete, Acatzingo, Tepeaca, Quecholac, Esperanza, Ciudad Serdán, Huixcolotla, Felipe Ángeles y Palmar de Bravo son investigados por la Fiscalía General del Estado y de la Policía Estatal por tolerar y hasta proteger a las bandas del crimen organizado dedicadas al robo de combustible en ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

En el discurso de este día dado por el Gobernador José Antonio Gali Fayad estuvieron cinco de los nueve alcaldes señalados por sus nexos con las bandas de huachicoleros.

El Bukanas: de albañil en Cuyachapa a capo huachicolero

marzo 16, 2017 // 0 Comentarios

Saúl ‘N’, ‘El Bukanas’ es un hombre sanguinario que ha asesinado a una docena de policías en territorio poblano. Escapó el jueves cuando más de 500 elementos lo buscaban en los límites de Puebla con Veracruz. Controlaba las ordeñas al poliducto Minatitlán-México en los municipios que conforman el Triángulo Rojo y cobraba 50 mil pesos a bandas rivales por conectar sus mangueras para extraer el hidrocarburo. 

“Pélate, pélate carnal”, gritaban sus escoltas, entre ellos sus primos, en medio de la balacera en el municipio de Atzitzintla. No se llama Roberto como difundieron las autoridades locales sino Saúl, ‘El Bukanas’, que se escapó en una camioneta Dodge Ram color gris blindada rumbo a Ciudad Mendoza, Veracruz, territorio Zeta. Es un hombre sanguinario que ha asesinado a una docena de policías en territorio poblano.

Eran alrededor de las 14:00 horas del jueves 9 de marzo cuando más de 500 elementos de la Marina, Ejército, Gendarmería y policías locales rodearon carreteras y veredas que conectan los municipios de Atzitzintla, Esperanza y Palmar de Bravo. En la zona sobrevolaban al menos dos helicópteros, aunque no lograron capturar al capo huachicolero que controla las “ordeñas” al poliducto Minatitlán-México en los municipios que conforman el Triángulo Rojo (Palmar de Bravo, Quecholac, Acatzingo, Tepeaca, Acajete, entre otros).

No había pasado una hora que ‘El Bukanas’ encabezara la ejecución de tres agentes de la Fiscalía de Secuestros y Delitos de Alto Impacto (Fisdai) cuando sus halcones le avisaron que el gobierno de Antonio Gali Fayad había ordenado un megaoperativo para desarticular su banda, ‘Los Bukanas’ –una célula delictiva de Los Zetas– que controlaba el negocio de la gasolina robada, secuestros y extorsiones en los límites de Puebla y Veracruz desde enero del 2016 cuando cayó en desgracia el grupo criminal de ‘El Lalo’.

‘El Bukanas’ se dirigía a su casa de seguridad ubicada en la localidad de San José Cuyachapa, perteneciente a Esperanza –de donde es originario– cuando fue rodeado. En el lugar fueron aprehendidos sus escoltas, entre ellos sus primos quienes al momento de cubrirlo para poder escapar viajaban en un Corvette color amarillo.

El Bukanas cobra 50 mil pesos para dejar perforar los ductos de Pemex 

Desde niño, ‘El Bukanas’ siempre fue peleonero, recuerdan sus vecinos. Su madre –Flor– quien desde joven fue madre soltera perdió el control de su hijo. Lo crío en la comunidad San José Cuyachapa en Esperanza donde habitan mil personas.

Desde los 20 años, Saúl se dedicó a robar pero figuró en 2007 en el crimen organizado cuando fue reclutado por Los Zetas, cuya principal plaza ahora es Veracruz. En ese año, El Bukanas –quien fue bautizado así porque su whisky favorito es de la marca Buchanan’s –robó vehículos y asaltó camiones de transporte de mercancía sobre la Autopista Puebla-Orizaba.

Este delincuente que actualmente tiene 40 años, rápidamente escaló en el grupo criminal y lo dejaron crear su propia célula delictiva. Delegó responsabilidades en el negocio de los asaltos y se dedicó a extorsionar y a secuestrar. Posteriormente, encontró en las tomas clandestinas mayores ganancias.

Así, poco apoco fue controlando el poliducto Minatitlán-México que cruza en el Triángulo Rojo. Había operado con la complicidad de las autoridades hasta que el jueves pasado cayó junto con la mayoría de sus cómplices, entre ellos policías y el alcalde de Atzitzintla, José Isaías Velázquez Reyes.

‘El Bukanas’ se distingue por ser un sujeto inmisericorde. Hace un año empezó a cobrar derecho de piso a lo largo de un tramo del poliducto de Pemex. Cada huachicolero que no perteneciera a su grupo que buscara perforar el tubo le cobraba mínimo 50 mil pesos de cuota.

Hasta la semana pasada, tenía el control de al menos 30 tomas clandestinas en dicha zona. Sus huachicoleros repartían la gasolina robada desde Amozoc hasta Esperanza, a lo largo del también conocido ‘Triángulo Rojo’.

Un Zeta sanguinario que ha asesinado a policías

En la historia criminal del integrante de Los Zetas que burló a las autoridades el jueves pasado figura el asesinato de una docena de agentes policiales. Además de los tres ministeriales de la Fisdai que mandó a ejecutar porque investigaban a su pandilla por casos de secuestros en la región de Ciudad Serdán, ‘El Bukanas’ también es señalado por haber ordenado el asesinato del comandante de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) de Ciudad Serdán, Jaime Sánchez el 27 de octubre del 2016.

También le achacan el ‘levantón’ de siete hombres uniformados de la Policía Federal en un hotel de Esperanza el pasado 2 de febrero, cuyos cadáveres fueron abandonados en Nogales, Veracruz.

Según las fuentes de CAMBIO, este criminal siempre se acompañaba de al menos 60 hombres armados.

La madre del capo huachicolero también se escapa del megaoperativo

Flor tiene 68 años de edad y sabe perfectamente a qué se dedica su hijo, pues frente a su casa tiene una bodega de seguridad donde marinos, militares y policías de otras corporaciones aseguraron un arsenal de armas largas, además de granadas de fragmentación.

Según algunos testigos, se enteró que había un operativo contra la banda de su hijo y prefirió no quedarse en su comunidad cuando los agentes se acercaban a Esperanza. Pidió ayuda de algunos lugartenientes para salir de la zona. Se dirigió hacia territorio montañoso. 

Cuando los agentes federales y estatales llegaron a San José Cuyachapa sólo hallaron el equipo que ocupaba el capo para adiestrar a nuevos reclutas. En este lugar fueron encontradas las credenciales de los tres agentes de la Fisdai que fueron asesinados.

"El Bukanas" líder Zeta ejecutaba a sus víctimas las descuartizaba y alimentaba a sus pitbulls con su carne

marzo 16, 2017 // 0 Comentarios

Al ‘Bukanas’, conocido como Saúl en San José Cuyachapa, le fueron encontrados restos humanos con los que alimentaba a sus perros raza Pitbull, y además de almacenar armas, granadas y uniformes tácticos en su casa de seguridad, también gustaba de los caninos. Según fuentes extraoficiales, tras el megaoperativo fueron hallados cadáveres en sus clósets.

A ‘El Bukanas’, a quien en su localidad –San José Cuyachapa, perteneciente a Esperanza– conocen como Saúl, le fueron encontrados restos humanos con los que alimentaba a sus perros de raza, ya que además de almacenar armas, granadas, uniformes tácticos, entre otras cosas en su casa de seguridad, también gustaba de los caninos.

Según fuentes extraoficiales, durante el megaoperativo que se realizó la tarde del jueves en Atzitzintla, Esperanza y Palmar de Bravo contra su banda, horas después de haber ordenado el asesinato de tres agentes de Fiscalía de Secuestros y Delitos de Alto Impacto (Fisdai), fueron hallados cadáveres en sus clósets.

Cuando los elementos de la Marina, Sedena, Gendarmería y policías estatales rodearon el sitio, los primeros en repelar fueron sus perros Pitbull. Algunos cayeron muertos y otros fueron parte de los decomisos de esa tarde.

Según la Fiscalía General del Estado (FGE) ‘El Bukanas’ perteneciente al grupo criminal de Los Zetas tomó el liderazgo del tráfico de gasolina en el Triángulo Rojo –Tepeaca, Quecholac, Palmar de Bravo, Acajete y Acatzingo– cuando en un operativo realizado en la ciudad de Puebla se detuvo al líder del grupo delictivo conocido como ‘El Lalo’, quien actualmente está a disposición de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), por el delito de delincuencia organizada.

***¨

Según fuentes consultadas, dicho personaje descuartizaba a sus víctimas para servírselos a sus perros. De las imágenes a las que tuvo acceso este medio, se observan los torsos y otras partes del cuerpo, almacenados en los clósets desde donde sicarios a su mando los tomaban para aventárselo a los caninos.

Extraoficialmente se sabe que el principal capo del huachicol se escapó en una camioneta Dodge Ram color gris blindada rumbo a Ciudad Mendoza, Veracruz; territorio Zeta. Quienes conocieron su modus operandi, lo describen como un hombre sanguinario que ha asesinado a una docena de policías en Puebla.

‘El Negro’ la historia dej joven ‘halcón’ que vigila el robo de combustible en los límites de Veracruz y Puebla Los Zetas nos tiran paro

marzo 13, 2017 // 0 Comentarios

De niños los dos hermanos pasaban sus días jugando futbol y soñando entrar a Primera División. “Para eso se necesita suerte y palancas (recomendaciones)”, dice “El Negro”. Entonces tuvieron que canjear sus aspiraciones deportivas por las de ascender de rango en las bandas delictivas de Veracruz. Ahora él roba gasolina de los ductos de Pemex, y su hermano más chico es sicario.

“El Negro” pidió que le llamemos así en esta entrevista, aunque en realidad su apodo en la banda es otro. Él dice ser un “huachicol”, como se les conoce a quienes extraen combustible de manera ilegal para su venta en la zona de Veracruz y Puebla 

“Andar de huachicolero es un poco menos arriesgado que si te metes a secuestrar o a levantar gente. Los huachicoleros les pasan gasolina a Los Zetas para que les den permiso de vender y no les hagan nada. Los Zetas cuidan a los huachicoleros. Les vienen tirando paro”, cuenta el joven de 19 años de edad.

Su grupo está conformado por 50 personas que se dedican exclusivamente a robar el combustible y venderlo en el corredor de la zona sur de este estado con el resguardo de la célula delictiva de la que su hermano “El Flaco”, de 17 años de edad, es cabecilla de un escuadrón.

La labor de “El Negro” es vigilar que cuando se esté extrayendo o transportando el combustible no se acerquen autoridades o alguien que pudiera delatarlos. A condición de no revelar muchos detalles aceptó hablar con LA SILLA ROTA.

“Me invitaron a trabajar, me dijeron que me daban mil quinientos pesos por día trabajado como halcón, echando aguas nada más y así”, comenta mientras enciende un cigarro.

Es su día de descanso y pactó la cita en un bar de su confianza, donde nadie entra; así lo tiene encomendado el cantinero. Tiene frente a sí cervezas, cigarros y su celular que atiende cada tres minutos como si lo estuviera monitoreando. De fondo se escucha fuerte la música de banda. Es un joven lánguido, de manos ásperas, con diez vellos en su barbilla; dueño de una mirada militar, aunque con una voz ronca y aguda a la vez, como si una parte de él no dejara aún de ser niño.

Desde hace tres años -cuando entró en el negocio- ha observado cómo se trabaja para extraer el combustible.

“Hay gente que nada más escarba; otros van, hacen el orificio en los ductos y ya conectan la manguera. Los que ordeñan conectan las mangueras y las sellan para que no se les vote, después ya llega la gente con las pipas y los galones, y empiezan a cargar. Por lo regular en la noche”, explica.

Asegura que en un día provechoso su grupo abastece dos pipas con capacidad de 20 mil litros cada una. Es decir, logran un cargamento valuado en medio millón de pesos que habrá de distribuir en seis municipios, a lo largo de 30 kilómetros.

“Los huachicoleros que ordeñan ya saben cuándo no va a pasar el producto — el combustible — alguien les avisa y aprovechan para hacer el hoyo sin que hagan reguero”, dice.

Él junto con otros tres halcones se encargan de vigilar un radio de un kilómetro mientras se está realizando la extracción. Las vigilancias las hacen a bordo de motocicletas o vehículos particulares.

“Los halcones vigilan que no entren estatales, marinos y así. Con los municipales no hay pedo, porque les dan su mochada. Tenemos un grupo de Whats App y vamos reportando. Si los policías se nos llegan a pasar nos madrean, nos pegan con una tabla o a puro madrazo”, explica riendo.

Una vez terminada la extracción, los vehículos cargados son custodiados por dos carros, llamados punta y cola, uno va adelante y otro detrás. Posteriormente los litros de gasolina son trasladados a talleres mecánicos, bodegas y casas de seguridad para ser revendidos en las ciudades.

“Los huachicoleros tienen gente a quienes le venden. Hay revendedores que compran a los huachicoleros en seis pesos el litro, pero les dicen que si los agarran pues ya es su pedo… No te vamos a hacer el paro y no vayas a andar diciendo quiénes son los que estamos adentro y todo. Si no echan de cabeza a los patrones, los ayudan a sacarlos de la cárcel. Si ven que no aguantan la madriza, pues ahí los dejan”, cuenta “El Negro”.

“El litro de gasolina está a 10 pesos, por lo regular se vende en galones de 20 litros, que son 200 pesos. Los huachicoleros les venden a conocidos y así se va corriendo la voz. Al punto llegan taxistas y particulares. Los que van ya saben que les sale más barata la gasolina”, refiere.

Comando “levanta” a tres ministeriales en Puebla y deja sus cadáveres en Veracruz

marzo 10, 2017 // 0 Comentarios

XALAPA, Ver.- Tres elementos de la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) fueron “levantados” por un comando en el municipio de Atzitzintla y posteriormente abandonados sin vida en la batea de una camioneta en el municipio de Maltrata, Veracruz.

Los cuerpos fueron cubiertos con plantas secas de maíz, mientras que en los alrededores de una camioneta Dodge Ram se encontraron diversas manchas hemáticas.
Este jueves al mediodía, personal de la Fiscalía General poblana informó a la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz que tres de sus elementos fueron privados de la libertad en el municipio de Atzitzintla, de donde se los llevaron a bordo de una camioneta marca Dodge Ram roja con placas número FK11266.

Las autoridades solicitaron apoyo para localizarlos y para detener a los secuestradores. Entonces, personal de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Fiscalía General de Veracruz iniciaron operativos en la zona limítrofe de ambos estados.

“A las 15:30 horas, en el municipio de Maltrata, Veracruz fue localizada una camioneta Dodge Ram con las características reportadas, encontrándose en la batea de la misma tres cuerpos cubiertos con plantas secas de maíz”, explicó la Fiscalía en un comunicado.

Agregó que “los elementos de la Fiscalía General de Puebla fueron privados de la vida en San José Cuyachapa, municipio de Esperanza de ese estado, donde fueron localizadas las placas de la camioneta precisada, pertenencias de las personas y tierra removida con manchas hemáticas”.

En el despacho informativo, el gobierno veracruzano manifestó su solidaridad y apoyo total al estado de Puebla para la investigación y esclarecimiento de los hechos delictuosos mencionados.

En municipios veracruzanos como Fortín de las Flores, Córdoba, Ixtaczoquitlan, Nogales, Acultzingo, la violencia se ha recrudecido por la pugna entre diversas células delincuenciales.

Apenas la madrugada de este jueves, cinco personas fueron privadas de la vida en esta región montañosa en tres eventos distintos. Dos fisiculturistas de gimnasio y dos presuntos delincuentes fueron abatidos en Córdoba y Fortín de las Flores. En tanto, un hombre fue ejecutado la tarde de ayer en las afueras del municipio de Fortín cuando iba a bordo de su vehículo.

Hace 10 días, el gobernador Miguel Ángel Yunes solicitó el envío de elementos de la Gendarmería Nacional para combatir a la delincuencia organizada. Apenas el pasado lunes pidió “un apoyo adicional” al gobierno federal para el envío de tropas de la policía militar.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, garantizó que elementos de la Policía Naval y del Ejército Mexicano continuarían patrullando las carreteras y ciudades principales de Veracruz.

Reclutan a niños como ‘halconcitos’ de huachicoleros

marzo 2, 2017 // 0 Comentarios

Ya no estoy estudiando, yo ya gano dinero, yo ya traigo dinero a la casa y traigo más lana que lo que aporta mi papá
Puebla.- José Antonio Gali Fayad, gobernador de Puebla, consideró que el delito de robo y venta ilegal de combustible es el mayor problema de la entidad; incluso, “ha segregado familias” y puso de ejemplo a un menor de apenas de 11 años, quien trabaja como “halconcito” en el Palmar de Bravo.

Gali Fayad contó que llegó a Palmar de Bravo y una madre de familia le dijo:

“Oiga Tony, quiero que entre a mi casa, quiero que platique con mi hijo”.

El gobernador continuó relatando que entró a la casa y platicó esto con el menor:

– ¿Qué quieres ser de grande, que estás haciendo?

– Ya no estoy estudiando, yo ya gano dinero, yo ya traigo dinero a la casa y traigo más lana que lo que aporta mi papá. Mi papá gana 3 mil pesos al mes. Yo gano 12 mil pesos al mes.

– ¿Y a qué te dedicas?

– Soy halconcito.

– ¿Y qué es eso?

– Pues echo aguas para que se puedan volar el combustible de las tomas.

Por lo anterior, al iniciar la actual administración estatal fueron incorporados 500 soldados a la tarea de combate al robo de combustible, a los “huachicoleros”, como se les conoce en Puebla a los delincuentes especializados en esta actividad.

Jesús Morales Rodríguez, secretario de Seguridad Pública, comentó que no sólo se trata de atacar la ordeña de ductos de Pemex, sino de inhibir la transportación y la venta del combustible.

El funcionario dio a conocer que ya se ha ingresado a municipios como Palmar de Bravo, Tepeaca y todos los días se recupera combustible.

“En estos momentos llevamos más de 200 mil litros de combustible recuperado. Entonces, esto forma parte de una estrategia que tenemos muy bien definida”, mencionó Morales Rodríguez.

Actualmente se han descubierto tomas clandestinas en 26 municipios de Puebla: Acajete, Acatzingo, Ahuazotepec, Amozoc, Coronango, Cuautlancingo, Esperanza, Huauchinango, Huejotzingo, Juan C. Bonilla, Palmar de Bravo, Puebla, Quecholac, Quimixtlán, Los Reyes de Juárez, San Martín Texmelucan, San Matías Tlalancaleca, San Miguel Xoxtla, San Salvador El Verde, San Salvador Huixcolotla, Tecamachalco, Tepeaca, Santa Rita Tlahuapan, Tlaltenango y Venustiano Carranza…

El robo de combustible se ha extendido desde las faldas del Citlaltépetl hasta las inmediaciones del parque nacional Izta-Popocatépetl.

Como en Sinaloa: balacera de 4 horas en Tochtepec Puebla

febrero 20, 2017 // 0 Comentarios

La balacera comenzó alrededor de las 22:30 horas del domingo, luego que balearon a un comerciante de autos usados, quien quedó malherido y fue trasladado al CESA del municipio.
Tochtepec se convirtió ayer por la noche en una “zona de guerra”, luego que por más de cuatro horas se registrara una balacera en la que se detonaron armas de grueso calibre. El violento episodio generó pánico entre la población que estuvo a merced del fuego cruzado por el control de la zona que tenía bajo su poder el cártel del Chapo Guzmán.
La balacera comenzó alrededor de las 22:30 horas del domingo, luego que balearon a un comerciante de autos usados, quien quedó malherido y fue trasladado al CESA del municipio. Los familiares de dicho sujeto apodados ‘Los Chilindrinos’ acudieron al municipio y comenzaron a rafaguear diversas viviendas y negocios en busca de los responsables de la agresión.
El comerciante malherido murió al ingresar al Cesa, pues una de las balas penetró en su frente y le provocó la muerte minutos más tarde. ‘Los Chilindrinos’ llegaron hasta el hospital a tratar de rescatar a su familiar, pero al conocer su muerte secuestraron y amenazaron al personal del lugar, exigiéndoles la entrega de un reloj que llevaba el difunto y que presuntamente no aparecía.

Mientras esto sucedía, otros familiares continuaban recorriendo las calles céntricas del municipio y rafagueando algunas viviendas y autos. A decir de los testigos, cientos de casquillos percutidos quedaron tirados en dicha zona.
Aunque las autoridades municipales solicitaron el apoyo de la Policía Federal ésta nunca llego. Los únicos que llegaron fueron elementos de la Policía Estatal, quienes calmaron los ánimos.
Los Chilindrinos finalmente accedieron alrededor de las 2:00 de la mañana de este lunes a permitir el acceso del Ministerio Público al CESA de Tochtepec para hacer el levantamiento de cadáver y comenzar con las diligencias.
Según las versiones que circulan, cuando se realizó el traslado del cadáver siguieron detonando las armas de grueso calibre en la población, por lo que se viven momentos de tensa calma en la zona.

Comando de 50 hombres sitia población y ejecuta a cuatro en Puebla; un regidor, entre las víctimas

febrero 10, 2017 // 0 Comentarios

PUEBLA, Pue.- Cuatro personas, entre ellas el regidor de Industria y Comercio del municipio de Quecholac, Jorge Hernández Jiménez, fueron encontradas acribilladas en el interior de un inmueble ubicado en la población de San Isidro Monterrosas, en Palmar de Bravo.

De acuerdo con los pobladores, los ejecutores fueron alrededor de 50 hombres armados que rodearon esa población a bordo de varias camionetas la tarde-noche del miércoles.

Posteriormentem, en la madrugada de este jueves, los sicarios ingresaron a un inmueble en donde se encontraban cinco personas y dispararon contra ellos.

Tras la agresión, uno de los cuerpos de las víctimas fue rescatado por sus familiares antes que llegaran las autoridades.

Palmar de Bravo es considerado uno de los municipios con mayor presencia de grupos delictivos dedicados a la ordeña de ductos a Petróleos Mexicanos (Pemex).

Según los testimonios, la presencia del grupo armado fue notificada a las autoridades locales sin que nadie acudiera ante el llamado de auxilio.

Por la mañana, elementos de la Gendarmería Nacional, del Ejército Mexicano, además de la Agencia Estatal de Investigación de la Fiscalía General del Estado (FGE) llegaron al lugar para llevar a cabo el levantamiento de los cuatro cadáveres.

Hasta esta tarde, las autoridades no habían emitido ninguna notificación oficial de los hechos ni sobre la identidad de las víctimas. Sólo el ayuntamiento de Quecholac confirmó que una las víctimas era el regidor Hernández Jiménez.

En lo que va de este año, la violencia relacionada con el crimen organizado y el robo de combustibles se ha recrudecido en Puebla. El de esta madrugada es el tercer homicidio ocurrido en 2017 entre cuyas víctimas está una autoridad municipal de la entidad.

Hace apenas una semana fue ejecutado a balazos Agustín Guerrero Rojas, regidor de Obra Pública del municipio de Quimixtlán. Su cuerpo fue localizado a bordo de su carro y en el parabrisas tenía un mensaje escrito que decía: “Esto les ba a pasar a los que no paguen pizo (sic)”.

Días antes, el 25 de enero, el alcalde de Tepexco, Antolín Vital, fue ejecutado a balazos cuando conducía su camioneta sobre la carretera federal Atlixco-Izúcar de Matamoros.

El 10 de enero, el policía federal José Saúl Alcobas Torre murió durante un enfrentamiento con presuntos “huachicoleros”, que acudieron a rescatar a un detenido.

El pasado 2 de febrero, un comando irrumpió en un hotel del municipio de Esperanza para sacar por la fuerza a ocho personas que, según sus familiares, se desempeñaban como “madrinas” de la Policía Federal.

Los cuerpos de los ocho hombres fueron localizados horas después en una camioneta abandonada en la comunidad de Nogales, Veracruz.

Hallas camionetas abandonadas

Cerca del sitio en el que estaban los cadáveres de dos hombres en San Isidro Monterrosas, también fueron hallados cinco vehículos con impactos de bala. Algunos tenían placas sobrepuestas.

Se trata de una camioneta marca Ford Pick Up,  color azul, con camper blanco y metálicas del Distrito Federal 330NAH. Un automóvil Chevrolet, modelo Chevy  color azul marino con placas TYF1545 de Puebla.

El tercer vehículo es una camioneta  Dina, tipo Pick Up, con placas de Puebla que no coinciden con la unidad.

Hay una camioneta Dodge Journey, color  rojo y con placas TYX2787 de Puebla.

También había una camioneta Lincoln gris, con placas SK799177 de Puebla.

Por su parte la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Puebla confirmó que eran seis los vehículos, presuntamente utilizados para la venta y distribución de combustible robado, los que fueron encontrados.

Sin embargo no relacionó el hallazgo con el caso de los cuatro hombres asesinados en San Isidro Monterrosas.

En un comunicado, la dependencia informó que el decomiso ocurrió en inmediaciones del poliducto Minatitlán-México, kilómetro 356+251, a la altura de la población La Encrucijada, en el municipio de Palmar de Bravo.

Al realizar un recorrido de seguridad, elementos de la Policía Estatal localizaron y recuperaron las seis camionetas, cuatro de ellas con reporte de robo, las cuales transportaban contenedores con residuos de combustible.

Las unidades aseguradas, fueron puestas a disposición de las autoridades correspondientes, para dar inicio a las investigaciones.

“El Mochomito”, sobrino de “El Chapo”, y el CJNG, presuntos responsables del robo de gasolina en Puebla

enero 31, 2017 // 0 Comentarios

La violencia en ascenso en la zona limítrofe en Puebla y Veracruz estalló a raíz de la guerra declarada por el narcojunior y sobrino de “El Chapo”, Alfredo Beltrán Guzmán, “El Mochomito”, en contra de Los Zetas.

Ciudad de México, 30 de enero (SinEmbargo/PeriódicoCentral).- Jesús Alfredo Beltrán Guzmán, “El Mochomito” –sobrino y heredero de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loaera– opera el robo de hidrocarburo en la zona del Triángulo Rojo de Puebla, esto en alianza con miembros del Cartel Jalisco Nueva Generación.

De acuerdo a información a la que tuvo acceso PeriódicoCentral, “El Mochomito” ha comenzado una guerra en contra de Los Zetas por el control de las zonas donde ocurre la extracción ilícita de combustible de los ductos de Pemex.

Los enfrentamientos entre los operadores de “El Mochomito” y miembros del CJNG en la franja limítrofe entre Puebla y Veracruz han provocado la ola de violencia que ha arreciado en el último año.

La operación de los miembros del CJNG en Puebla implica el cooptar a los propietarios de terrenos cercanos a las tomas de hidrocarburo, la compra de información dentro de funcionarios de Petróleos Mexicanos para conocer los flujos del combustible, pagos a familias completas que se prestan para la ordeña y traslado, así como la comercialización entre los cuatro estados en donde “El Mochomito” tiene el control del robo de hidrocarburo.

A pesar de que el 9 de diciembre del 2016 Jesús Alfredo Beltrán Guzmán fue detenido “por un exceso de confianza dentro de una barbería en Zapopan, Jalisco” según informó el portal web Zeta Tijuana, la influencia del capo de apenas 24 años de edad se mantiene a través de operadores del cártel de los Beltrán Leyva y el Cártel Jalisco Nueva Generación.

“El Mochomito” es señalado como el responsable del secuestro de sus primos Iván Archivaldo y Alfredo Guzmán Salazar, ocurrido en agosto pasado, cuando los hijos del líder de cartel de Sinaloa, “El Chapo” Guzmán se encontraban en el restaurante “La Leche”, en Puerto Vallarta.

Proceso indica que “El Mochomito” es uno de los llamados narcojuniors. Es el hijo mayor de Alfredo Beltrán Leyva y Patricia Guzmán Núñez, quien es sobrina de Joaquín Guzmán Loera. Además, es nieto de Ernesto Guzmán Hidalgo, medio hermano del “Chapo”. Alfredo Beltrán Guzmán es cercano a las cúpulas tanto del Cártel de los Beltrán Leyva como al de Sinaloa.

La influencia de “El Mochomito” le valió su alianza con Rafael Caro Quintero, quien tras dejar la prisión cerró filas. Jesús Alfredo Beltrán Guzmán, los Beltrán Leyva e integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación se encuentran aliados con Caro Quintero para el cruce de drogas en la frontera norte del país.

A sus 24 años de edad, Jesús Alfredo Beltrán es el narco más poderoso del país, según información del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN). Cuenta con sus propias alianzas e influencia sobre el Cártel de Sinaloa, el de los Beltrán Leyva y el Cártel Jalisco Nueva Generación.

Para enfrentar a Los Zetas mantiene relación con miembros del Cártel del Golfo, ya que busca arrebatarles el control del centro del país, y esto en Puebla ha generado el alza de la violencia. Tan solo en la última semana se han registrado cuatro enfrentamientos entre bandas de la delincuencia organizada.

La madrugada de este domingo 29 de enero ocurrió un nuevo enfrentamiento entre huachicoleros y autoridades. Ocurrió la madrugada este domingo, en el municipio de Acajete. Este es el cuarto enfrentamiento entre elementos de seguridad y ladrones de combustible en menos de una semana en el estado de Puebla.

PeriódicoCentral informó de una balacera entre elementos de seguridad y presuntos huachicoleros el pasado 25 de enero, en la junta auxiliar de San Bartolomé Hueyapan, perteneciente al municipio de Tepeaca. El miércoles 25 de abril un grupo de ministeriales escapó de varios huachicoleros en ciudad Serdán, después de un enfrentamiento en un operativo. Y el 24 de enero de un enfrentamiento entre elementos del Ejército Mexicano y presuntos huachicoleros en la junta auxiliar de San Jerónimo Ocotitlán, del municipio de Acajete. Tras el incidente no se reportaron muertos o heridos así como tampoco detenidos.

Comando mata a tres policías que custodiaban recursos de Prospera en Puebla

enero 27, 2017 // 0 Comentarios

TEZIUTLÁN, Pue.- Tres policías auxiliares, entre ellos una mujer, fueron asesinados por un comando que los atacó con armas largas para robarles los recursos del programa federal Prospera.

De acuerdo con reportes policiacos, el asalto se registró alrededor de las 10 de la mañana en la Junta Auxiliar de Atoluca, perteneciente a este municipio, a unas cuadras de una escuela en la que alrededor de 250 personas esperaban la entrega de los recursos de Prospera.

Los testimonios señalan que antes de que la patrulla, que era tripulada por cuatro policías, llegara al centro de esa comunidad, sujetos que se transportaban en dos vehículos les cerraron el paso para después bajarse y usar armas largas para rafaguear la unidad.

Dentro de la patrulla quedaron muertos los policías María Luisa Murrieta de la Cruz, de 39 años; Rafael Sánchez García, de 42, y Baldomero López Lázaro, de 40, mientras que Rafael Martínez Serrano resultó herido.

De acuerdo con versiones no confirmadas, en la unidad viajaban también una empleada del gobierno federal que sería la encargada de repartir los subsidios, pero hasta ahora no se ha confirmado.

Tras apropiarse del dinero, cuyo monto no se ha precisado, los asaltantes se retiraron en uno de los vehículos que usaron y dejaron abandonado en el lugar un auto Nissan Sentra, color blanco, placas MRL 6287, del Estado de México.

La Secretaría de Seguridad Pública estatal emitió un comunicado para lamentar el fallecimiento de los tres elementos de la Corporación Auxiliar de Policía de Protección, quienes tenían entre 7 y 16 años de servicio.

La dependencia confirmó que el grupo armado logró apropiarse de los recursos del programa federal, sin embargo, no precisó el monto de lo robado.

“Las corporaciones de seguridad realizan el rastreo de los responsables de los hechos, en tanto que se dio parte a las autoridades investigadoras para profundizar en torno al caso”, señaló la dependencia.
1 2 3 5