San Luis Potosí

Ejecutan a director de Protección Civil y a su esposa

septiembre 3, 2016 // 0 Comentarios

El funcionario viajaba con su esposa e hijos cuando fueron interceptados por hombres armados

San Luis Potosí.- No hay estado en México que esté excento del narcotráfico y de los grupos criminales. En el municipio de Ciudad del Maíz, el director de Protección Civil de la localidad fue secuestrado por hombres armados y asesinado horas después. 

Durante el levantamiento, su esposa trató de oponerse y fue asesinada de un balazo por los individuos. El secuestrado Luis Edmundo Espinosa Hernández viajaba en su camioneta junto a su esposa e hijos, ya que llevaban a los adolescentes a la escuela. 

EL CUERPO DEL DIRECTOR DE PROTECCIÓN CIVIL FUE ENCONTRADO POR UN CAMINO QUE CONDUCE AL MUNICIPIO DE CÁRDENAS Y PRESENTABA HUELLAS DE TORTURA Y EL FAMOSO TIRO DE GRACIA.
Se rumora que el ex funcionario tenía problemas con grupos delictivos, por lo que se sospecha que lo hayan asesinado por ajuste de cuentas.

DETIENEN al "BOSS" CAPO ZETA del CDN en S.L.P INVOLUCRADO en PUGNA ZETA VICTORIA

agosto 25, 2016 // 0 Comentarios

Un trascendido en “redes sociales” presume la captura por parte de la SEDENA en una comunidad del estado de SAN LUIS POTOSI del CAPO ZETA del CDN apodado el “BOSS”,uno de los responsables de la mas reciente crisis de violencia en la Capital de Tamaulipas.

Cd.Victoria,25/Ago/2016 La detención se presume fue llevada a cabo por la SEDENA y también por elementos de Fuerzas Federales que lo interceptaron en un vehículo con armas y droga presumiendo su inmediata puesta a disposición de la “SEIDO de la PGR” para abundar en su participación en una serie de ilícitos en que se ha visto involucrado como MANDO DELICTIVO profusamente mencionado en su antagonismo con el GRUPO de CRIMINALES ZETAS del también llamado “GRUPO BRAVO” o “VIEJA ESCUELA de ZETAS”.

IMÁGENES FUERTES así murió Don Lupe Tijerina

julio 5, 2016 // 0 Comentarios

ADVERTENCIA: la siguiente nota contiene imágenes que pueden ser sensibles para algunas personas


La comunidad El Refugio, municipio de Ciudad Fernández, en el estado de San Luis Potosí, fue el lugar donde El último Cadete, Don Lupe Tijerina, dio sin saberlo su último concierto.

Los legendarios y exitosos Cadetes de Linares, se presentaban ayer por la noche en la feria en ciudad Fernández.
El turno de la agrupación de subir al escenario llegó. La música original de los Cadetes de Linares comenzó a escucharse.


Don Lupe Tijerina le daba vida a su fiel compañero: su acordeón.

Mario Mireles, integrantes de Los Cadetes de Linares comentó en el programa Ventaneando, que luego de la tercera canción, el músico comenzó a sentirse mal. Nadie sabía lo que pasaba. La música continuaba.

Lupe Tijerina se quitó el acordeón y salió del escenario. Un infarto le acortaba la vida.

Noticieros canal 6 de Río Verde (San Luis Potosí), publicó en exclusiva un video con los últimos momentos de Don Lupe Tijerina.

En las fuertes imágenes, se ve como los paramédicos que se encontraban en el lugar, trasladan al cantante a un hospital de la ciudad de Río Verde, donde lamentablemente perdió la vida.

En el video, se puede observar como Don Lupe Tijerina tenía además, complicaciones para respirar.

Será en la Sultana del Norte (Monterrey), donde se llevan a cabo los funerales de El último Cadete.

“Los policías dicen que mataron a mi hija por error’”

junio 19, 2016 // 0 Comentarios

San Luis Potosi.- Apenas cumplió 18 años Alondra tramitó su credencial de elector, ansiaba ser mayor de edad, pero ya no la alcanzó a recoger; fue abatida por las balas disparadas por cuatro policías estatales de San Luis Potosí, quienes presuntamente “confundieron” la camioneta en la que paseaba con su novio con la de un homicida al que buscaban.

“Los policías estatales dicen que mataron a mi hija ‘por un error’”, se duele Sanjuana Niño en el recibidor de la vivienda número 18 en la calle Cuauhtémoc, en la cabecera municipal. En las manos sostiene la imagen de la joven que fue mostrada en el funeral.

Una decena de veladoras iluminan el lugar; en las paredes hay fotografías de Alondra, un cuadro de la Virgen de Guadalupe, un crucifijo grande y la figura de San Judas Tadeo.

“Aquí la tuvimos y se hizo el novenario”, explica su madre.

Transcurrido el novenario de oraciones, según la tradición católica, Sanjuana y los cinco hijos que le sobreviven acudieron al panteón, ubicado a dos cuadras de su casa, para llevar una cruz con una ofrenda floral a la tumba de la menor de la familia.

Alondra cursaba el cuarto semestre en el Colegio de Bachilleres (Cobach) 02 ubicado en el municipio de Villa de Hidalgo, al que llegaba después de una hora de trayecto en camión; encabezaba el Movimiento de Jóvenes Misioneros en Acción de la Pastoral Juvenil en este municipio del Altiplano potosino; uno de los tantos anhelos de la joven era ser médico veterinario.
La noche del 29 de mayo pasado, Alondra salió de su domicilio a las 8 de la noche para hacer una tarea con una amiga en un cibercafé cercano a su hogar, luego asistieron a un baile en la comunidad La Luz.

Al regresar con su novio, una amiga y otro joven, de 18 y 17 años de edad, los policías estatales los siguieron desde la plaza principal de Villa de Arista y rafaguearon el vehículo donde se trasladaban “por no atender una llamada de alto”.

La estudiante recibió dos balazos que le causaron la muerte y resultó lesionado su novio Diego, quien conducía la camioneta en la carretera Moctezuma–Villa de Arista, a menos de un kilómetro de distancia de la comunidad de Matanzas, de donde es originario.

El Procurador de Justicia del Estado, Federico Garza Herrera, reveló que los policías efectuaron 17 disparos de arma de fuego a la camioneta donde iba Alondra y que coincidía con las características de un vehículo implicado en un delito.

Indigna ataque

En este municipio de 15 mil habitantes, localizado a 97 kilómetros de la ciudad de San Luis Potosí, el ataque generó la indignación de los pobladores y la protesta de directivos, estudiantes y padres de familia del plantel en el que estudiaba la víctima.

Los inconformes reclaman justicia por el asesinato de la joven y la intervención de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) en el caso.

Los padres de la víctima formalizaron una queja en la CEDH por la muerte de su hija y el trato que recibieron de la autoridad estatal, que les negaba información y entregó el cuerpo de la muchacha 28 horas después de ocurridos los hechos. Además, la familia se siente intimidada por policías estatales, quienes han rondado su domicilio desde el funeral, informó el ómbusdman estatal, Jorge Vega Arroyo.

Derechos Humanos emitió medidas precautorias a la Secretaría de Seguridad Pública del estado para que cese el hostigamiento y garantice la seguridad e integridad de los familiares de la víctima.

Sanjuana Niño desconoce el lugar en el que estuvo el cuerpo de su hija durante 21 horas, y por qué el Ministerio Público realizó la diligencia de reconocimiento 24 horas después del deceso y se lo entregó hasta la madrugada del 31 de mayo.
“Fue un calvario poder dar con el cuerpo [de Alondra] por la indolencia y falta de sensibilidad de las autoridades”, señaló su hijo Luis Fernando Niño.

“No tengo idea qué haya pasado con los restos, dónde haya estado durante todo ese tiempo, nunca nos dejaron en claro dónde estuvo. El forense municipal comentó que al recibirlo habían pasado entre 16 y 18 horas del fallecimiento; tenía dos impactos, uno de R-15 y otro AK-47 en la espalda media que atrofiaron los pulmones”, describió el hermano de Alondra.
Sanjuana Niño y su hijo se quejan de la mala y nula información de los Ministerios Públicos en las comunidades de Villa de Arista, Moctezuma, Venado y en la Subprocuraduría de Justicia de Matehuala.

La madre se niega a aceptar que la policía haya matado a su hija por una confusión y exige al gobernador Juan Manuel Carreras que se esclarezca el hecho y se sancione a los agentes culpables. No le convencen las acciones de la Secretaría de Seguridad Pública que, dice, “es responsable de la actuación de sus policías”.

“No creo que ellos (los uniformados) tengan facultad para disparar a cualquier vehículo que nomás por una equivocación y ya ellos digan: ‘¡ay!, es que me equivoqué, es igual tu camioneta’ y ya”, advierte la madre de familia.

Lamenta la escasa información de la Procuraduría de Justicia sobre los hechos, que ni siquiera se han dado a conocer los nombres de los policías implicados.

“Pues, según ellos los policías dijeron que se había tratado de una equivocación, porque andaban siguiendo a un homicida que traía una camioneta igual a la que llevaba Diego, el novio de Alondra. Aunque luego dijeron que el vehículo que buscaban tenía placas del extranjero y el de Diego las tiene mexicanas”, explica.
Los hechos

El 7 de junio pasado, el juez penal con sede en Matehuala dictó auto de formal prisión en contra de los elementos de la policía estatal identificados como Celestino “N”, Waldemar “N”, Juan “N” y Hugo “N”, por el delito de homicidio calificado en agravio de Alondra.

La versión oficial del suceso no corresponde con la realidad debido a que la fiscalía refiere que la agresión ocurrió alrededor de las 21:00 horas del domingo 29; su madre afirma que a esa hora su hija se encontraba en un baile, del que regresó pronto, dio algunas vueltas por la plaza principal. Ella le habló a las 23:30 a su celular y pidió que se regresara a su casa.

Esa noche Alondra y sus amigos fueron a un baile a la comunidad La Luz, pero como no les gustó el ambiente se regresaron a Villa de Arista, en donde comenzaron a dar vueltas por la plaza principal.

“Le marcamos como a eso de las 11 y media de la noche para que ya se viniera y me dijo que en un momento más venía, que andaba con su novio, que la iban a ir a dejar. Pero para esto, 20 minutos después le volvimos a marcar y ya no tuvimos ninguna respuesta, ya me mandaba directo a buzón su celular”, detalla la madre.

Diego, el novio de Alondra, explicó a los familiares de la joven que esa noche cuando venían pasando por la plaza, por el jardín, los empezaron a perseguir los policías, “y él agarró carretera para el lado de su rancho Matanzas, rumbo al municipio de Moctezuma, porque dice que sintió que era seguro irse para donde estaba cerca su familia”.

En el camino una patrulla les dio alcance por un costado. Los policías se dieron cuenta que eran jovencitos y les hicieron disparos, ocasionando que Diego perdiera el control y se le atascara su camioneta Ram doble cabina cuando le faltarían como unos 800 metros para llegar a su casa. En ese momento los rafaguearon.

El muchacho escuchó tres series de disparos y Alondra le decía que estaba herida; él se dio cuenta que tenía una lesión en el brazo. “Él dice que él no se detuvo porque sintió mucho miedo de que los iban siguiendo”, señala Sanjuana.

El Secretario de Seguridad Pública (SSP) estatal, Arturo Gutiérrez García, indicó que “los elementos de la policía estatal (procesados) contravinieron la ley que establece los principios del uso de la fuerza pública y no emplearon sus armas de manera proporcional, profesional, oportuna y racionalmente para hacer frente a la situación en la que se encontraban, provocando el lamentable fallecimiento de Alondra”.

“Fue una confusión”

De acuerdo al parte oficial, cerca de las 21:00 horas de aquel domingo se reportó a la autoridad que un hombre había muerto a consecuencia de cinco lesiones. El sujeto fue identificado por la PGJE como Martín, de 45 años, de la comunidad Arista. Derivado de ese incidente, elementos de la Policía Ministerial del Estado (PME) iniciaron investigaciones en coordinación con la policía estatal, al contar con las características del presunto homicida y de la camioneta Dodge Ram gris en la que huyó.

“Al encontrarse en dicho dispositivo de búsqueda, los policías estatales detectaron un vehículo con cuatro personas a bordo, dos mujeres y dos varones, que reunía las características de las del reportado, por lo cual trataron de darle alcance y le marcaron el alto a través de señas visuales y auditivas, pero el conductor hizo caso omiso e imprimió mayor velocidad a la unidad sobre la carretera Moctezuma–Villa de Arista”, detalló la PGJE.

Los policías declararon que “al ver la correspondencia en algunas características de la unidad y continuar la persecución por más de 10 minutos, realizaron varios disparos para frenar su trayecto, hasta que el conductor detuvo su marcha”. 

Entonces se percataron que había dos personas heridas, por lo que fueron trasladadas a recibir atención médica; en el trayecto al hospital falleció Alondra, afirmó la fiscalía.

Nueve días después del tiroteo, el Coordinador de Operaciones de la SSP, Miguel Ángel Adrián Trujillo, fue destituido ante las omisiones y fallas cometidas por los policías en los hechos en los que falleciera la estudiante.

A la familia de Alondra no se le ha brindado apoyo por parte del Centro de Atención a Víctimas del Delito que les ofreció el gobernador y ni siquiera se les apoyó con los gastos funerarios.

Alondra tenía 18, policías la ejecutaron por equivocación

junio 1, 2016 // 0 Comentarios

Los policías aseguran que la unidad en la que viajaba coincidía con las características de la de un homicida

San Luis Potosí.- Alondra de 18 años de edad, fue asesinada a balazos por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de San Luis Potosí, cuando en una aparente confusión los agentes atacaron con armas de fuego la unidad móvil donde viajaba con sus compañeros la noche del pasado domingo. 

Cuatro policías, quienes aseguran que estaban en búsqueda de un homicdida entre los municipios de Moctezuma y Villa de Arista, fueron detenidos ayer.

Según la información de Pulso, la SSP emitió un comunicado de prensa, donde señalan que los tripulantes de la camioneta dispararon en un inicio en contra de los agentes, por lo que la activación de sus armas de fuego fue en reacción a la acción de los compañeros de Alondra, sin embargo, en ninguna parte del comunicado, señalan que se aseguraron armas de fuego en los hechos.
Por otra parte, los familiares de Alondra, quien era estudiante del Colegio de Bachilleres de Villa Hidalgo, relataron la noche del domingo, que la joven iba en compañía de otros tres jóvenes cuando fueron atacados a balazos, que dejaron además una persona herida de bala y que hasta ayer se encontraba grave de salud.

En el comunicado emitido por la SSP, se detalla que la intervención se dio debido a que se encontraban en búsqueda de una persona que había disparado en 10 ocasiones contra un hombre, y “tras iniciarse la búsqueda hubo una persecución y fue ubicada una unidad con las características similares en la que se trasladaba el presunto delincuente”.
Pero los que viajaban en la unidad era la estudiante y sus compañeros.

Fue ayer por la noche que la Procuraduría General de Justicia del Estado informó “se estableció la probable responsabilidad en estos hechos de cuatro elementos de la policía estatal, quedando a disposición del Ministerio Público Waldemar de 34 años, Hugo de 30 años, Celestino de 47 años y Juan, a fin de que rindan sus declaraciones y se deslinden las posibles responsabilidades”