SanFernando

Tamaulipas: MUERE Marino en accidente; 4 resultan heridos

enero 29, 2017 // 0 Comentarios

San Fernando.- Un accidente carretero registrado la mañana de este domingo, en el kilómetro 40 de la carretera a ciudad Reynosa dejó un saldo de un marino muerto y cuatro más heridos .
Los hechos ocurrieron a la altura del entronque a González Villarreal, cuando los integrantes de la Marina Armada de México tripulaban su unidad.

A consecuencia de lo anterior un helicóptero de la Marina y ambulancia, esperaban en el estadio municipal para trasladar a los heridos y dar atención médica.

Tamaulipas: MUERE Marino en accidente; 4 resultan heridos

enero 29, 2017 // 0 Comentarios

San Fernando.- Un accidente carretero registrado la mañana de este domingo, en el kilómetro 40 de la carretera a ciudad Reynosa dejó un saldo de un marino muerto y cuatro más heridos .
Los hechos ocurrieron a la altura del entronque a González Villarreal, cuando los integrantes de la Marina Armada de México tripulaban su unidad.

A consecuencia de lo anterior un helicóptero de la Marina y ambulancia, esperaban en el estadio municipal para trasladar a los heridos y dar atención médica.

“Topón” Zetas y militares en SanFernando, 5 matones son abatidos

diciembre 28, 2016 // 0 Comentarios


El día de ayer martes poco después del medio día se dio un enfrentamiento en San Fernando, Tamaulipas entre integrantes del grupo de Los Zetas y elementos del ejercito mexicano dejando un saldo de 5 sicarios muertos, en redes sociales mencionaron que en el enfrentamiento murió un tal “Comandante Caballero” pero esta información no ha sido confirmada por ninguna autoridad, en otros medios mencionan que el Comandante Caballero sigue vivo y operando en esta zona.

San Fernando, Tamaulipas.-Un enfrentamiento entre hombres armados y fuerzas federales en una brecha del municipio de San Fernando dejó ayer como saldo cinco pistoleros muertos, entre ellos un supuesto líder criminal identificado como ‘‘Comandante Caballero’’, según reportaron testimonios e imágenes en Twitter.
 
De acuerdo a los informes preliminares, un grupo de rancheros observó en el lugar del tiroteo una camioneta Ram pick up doble cabina, color blanco y sin placas, con las puertas abiertas y tres cadáveres entre la maleza a la orilla de una brecha.
 
A unos diez metros del vehículo, un automóvil Mazda color gris, sin placas y también con las puertas abiertas, permanecía varado junto a un árbol y dos cadáveres tirados en la terracería y con armamento de alto poder. Uno de los abatidos vestía pantalón tipo militar.

Los testigos residentes del área ejidal hicieron una llamada anónima a las autoridades aproximadamente a las 12:30 horas para reportar los hechos.

Posteriormente se recibió una segunda llamada donde se precisaba que los cadáveres de cinco hombres armados permanecían en el lugar.

‘‘Fue ejecutado el mentado ‘Comandante Caballero’, consignó un usuario en redes sociales, acompañando su aseveración de una fotografía.

‘‘Los hechos ocurrieron al mediodía de este martes en una de tantas brechas rumbo a San Fernando.

Se desconoce el nombre de los ejecutados pero se puede observar bien que entre esos cinco ejecutados está el supuesto ‘‘Comandante Caballero’’, aseguró otro de los testimonios en redes sociales pero esta información no ha sido confirmada por ninguna autoridad en el blog Epoca Violenta descartan que este muerto y aseguran y dejan claro que sigue vivo.

Medios locales contactaron al vocero del Grupo de Coordinación Tamaulipas para corroborar los acontecimientos, no obstante la instancia no disponía de información oficial que permitiera confirmar o desmentir el enfrentamiento y solamente tenían conocimiento por las divulgaciones en las redes sociales.

Así fueron las dos grandes MASACRES de ‘Los Zetas’

diciembre 19, 2016 // 0 Comentarios

Creado en el 2000, el cártel de Los Zetas integrado en su mayoría por soldados desertores del Ejército, se convirtió en una de las organizaciones delictivas más violentas en México.

La máquina de muerte de Los Zetas alcanzó su cúspide con dos episodios trágicos, uno el asesinato de 72 migrantes en Tamaulipas en 2010 y la desaparición de un número incierto de personas (se llega a hablar de 300) en 2011 en Coahuila.

Bajo la dirección del politólogo Sergio Aguayo y con el auspicio de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, el Centro de Estudios Internacionales del Colegio de México ha llevado a cabo una investigación que presenta ahora con el título ‘En el Desemparo’, investigación sobre las víctimas de San Fernando, Tamaulipas, y la desaparición de personas en Allende, Coahuila
El investigador expuso que dicho informe deja al descubierto, en primer lugar que estamos sin protección porque el crimen organizado puede hacer con nosotros lo que puede sin que tengamos protección del Estado.
En segundo lugar quedó expuesta la debilidad de los municipios, controlados con enorme facilidad por el crimen organizado, destacando que “as policías municipales estaban al servicio de los criminales, de los Zetas y apuntó la falta de una estrategia adecuada de parte de la autoridad federal.

En tercer lugar, señaló Aguayo, hay funcionarios y dependencias gubernamentales que al darse cuenta de la crisis humanitaria, están dispuestas a abrir sus expedientes para que investigaciones independientes, como la que conduje desde el Colegio de México, puedan realizarse.
En el caso de San Fernando en agosto de 2010 y de acuerdo con uno de los dos supervivientes de la masacre: ‘Nos amarraron las manos, nos vendaron los ojos y después nos fueron acomodando formando una U. Primero las mujeres, entre las que se encontraba una embarazada. Nos dijeron que nos calláramos, que no gritáramos, porque nos iban a matar’.
En aquel tiempo, dice el estudio, San Fernando era un campo de exterminio. A estos 72 migrantes, que pasaban por allí en ruta al sueño americano, les tocó la peor pesadilla.
En ese tiempo Los Zetas y el cártel del Golfo se encontraban en guerra abierta por el control de Tamaulipas y la estrategia zeta de aniquilación de todo lo que oliera al enemigo estaba en su punto más desquiciado. En medio de rumores de que los del Golfo estaban reclutando migrantes para luchar contra ellos, Los Zetas, interceptaron a estos 72 migrantes, los recluyeron en un rancho y les ofrecieron pasar a integrar sus filas. Tres dijeron que sí, según dijo el superviviente. No se sabe si esos tres siguieron con vida como sicarios de Los Zetas o si fueron parte de los 72 asesinados.
A continuación fue la carnicería. El Alacrán, El Chamaco y El Sanidad los mataron con tiro de gracia calibre nueve milímetros, confesó luego un mando del cártel de los soldados forajidos.

El caso de Allende en Coahuila, en marzo de 2011, es igual de indignante, la interrogante más oscura de los años de mayor psicopatía zeta. Testimonios nunca confirmados han llegado a hablar de 300 desaparecidos. El estudio precisa que oficialmente la cifra se queda en 42 desaparecidos en un periodo de 14 meses, 26 de ellos en un fin de semana enloquecido, del viernes 18 al domingo 20 de marzo, en el que un escuadrón de la muerte de Los Zetas sitió el pueblo de Allende por orden de los inclementes hermanos Treviño, generales del cártel, hacer pagar con el asesinato de familiares, amigos y colaboradores a tres zetas que supuestamente los habían traicionado delatándolos a la DEA y robándoles entre cinco y diez millones de dólares. En la más pura tradición de la tierra arrasada, mataron personas, quemaron sus cuerpos en gasolina, demolieron casas con retroexcavadoras. Y mientras tanto, los policías municipales de Allende, al servicio de la gran masacre de los Treviño, ‘nomás se quedaron mirando’.
Los tres perseguidos se encuentran en Estados Unidos, al menos dos como testigos protegidos. El informe critica la opacidad de Estados Unidos ante las peticiones de información sobre ellos.
En 2010 y 2011, Los Zetas tenían a su servicio a los 38 policías de San Fernando y a los 20 de Allende, asegura el informe. Sin embargo, los agentes se involucraron de diferente manera con los criminales. Algunos se hicieron entusiastas cómplices; otros pusieron distancia sin confrontar ni combatir a los delincuentes. En el estudio se explica la facilidad de comprar policías en México. Se precisa que por entonces en aquella región un agente cobraba no menos de 300 dólares al mes.
Hoy el cártel de Los Zetas ha perdido unidad. Sus líderes históricos están fuera de juego. Heriberto Lazcano, El Verdugo, muerto aunque su cadáver se lo llevó de un hospital inexplicablemente un comando Zeta. Miguel Ángel Treviño, el Z-40, encarcelado. La organización se ha fragmentado de un modo que permanece confuso, sin demasiada claridad sobre la morfología actual del cártel.
Pero su violencia sigue muy viva en los estado de Veracruz y Tamaulipas.

Tamaulipas: Identifican a los 2 ENCAJUELADOS de SanFernando

diciembre 10, 2016 // 0 Comentarios

San Fernando, Tam.- Las dos personas ejecutadas por un comando armado y encontradas en las cajuelas de dos vehículos abandonados en una brecha del ejido San Vicente, ayer fueron identificadas por sus familiares.

Una de las víctimas fue identificada como Francisco Javier Martínez de la Rosa, domicilio particular en la calle Leyes de Reforma número 305 de la colonia Bella Vista Sur de esta localidad.

El ahora occiso presentaba impactos de bala de grueso calibre en la cabeza y fue localizado en la cajuela de vehículo sedan marca Toyota Camry color guindo y se encontraba amordazado con cinchos de plástico.

La otra persona que fuera privada de su libertad y que fuera dada por muerta por sus captores respondía al nombre de Ángel Abel Gómez Meléndez, quien todavía fue rescatado con vida, pero falleció en el trayecto al área de urgencias del Hospital General.

Gómez Meléndez, presentaba heridas mortales en la cabeza y tórax, lesiones provocadas por armas de fuego de grueso calibre que le dañaron órganos vitales y que finalmente le arrebataron la existencia.

Cabe destacar que el comando de hombres armados fue descubierto por elementos estatales de la Fuerza Tamaulipas el miércoles a las 16:00 horas al marcarles el alto en el kilómetro 184+100 de la carretera federal San Fernando-Matamoros a la altura del ejido San Vicente.

Los delincuentes armados abrieron fuego en contra de los elementos estatales, tomando una brecha, abandonando los vehículos con las dos personas ejecutadas, para burlar la acción de la justicia en una camioneta Ford Ranger color rojo cuatro puertas que fue ubicada en la entrada a la ciudad de San Fernando.

Veracruz: Hallan 2 ENCAJUELADOS tras BALACERA en SanFernando

diciembre 8, 2016 // 0 Comentarios

Tamaulipas.- Dos personas muertas encontradas dentro de cajuelas de automóvilesfue el resultado de un balacera entre policías estatales y civiles armados en el municipio de San Fernando.

Fue el Grupo de Coordinación Tamaulipas quien confirmó los hechos suscitados este pasado miércoles siete de diciembre, cuando los uniformados estatales repelieron la agresión de un grupo armado en las inmediaciones de la citada localidad.

El personal de la Secretaría de Seguridad Pública realizaba un patrullaje a la altura del ejido La Joya, ahí observaron que en una brecha estaban estacionados tres vehículos con personas armadas.

Al ser detectados, los civiles iniciaron el ataque, posteriormente dos de ellos huyeron en una camioneta y otros se internaron en la maleza.

Tras los hechos, el cuerpo de una persona fue encontrado dentro de la cajuela de uno de los automóviles. Una persona más fue ubicada en otra unidad, sin embargo, falleció en el traslado hacia un hospital de la cabecera municipal.

Personal militar apoyó con patrullaje y seguridad periférica tras el hallazgo, en tanto se confirmó que una de las víctimas era residente del municipio de San Fernando.

Tamaulipas: Condenan a 2 coyotes Salvadoreños implicados en matanza de SanFernando y vinculos con Zetas

noviembre 29, 2016 // 0 Comentarios

Tamaulipas.- El Juez Especializado de Sentencia B de San Salvador condenó a Erick Francis Escobar Ramírez y Carlos Ernesto Teos Parada, quienes fueron acusados de transportar de manera ilegal y abandonar a 14 salvadoreños que murieron en 2010 la masacre de la Finca, San Fernando en Tamaulipas, donde un total de 72 personas fallecieron a manos de la organización criminal denominada los Zetas

La Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ)revocó el fallo que había emitido el Tribunal Especializado de Sentencia de San Salvador en el año 2011, cuando absolvió a ambos acusados. La Sala, en cambio, resolvió realizar un nuevo juicio, por lo que el tribunal especializado B condenó a Escobar y Teos a trece años y cuatro meses de cárcel. Además, ordenó la inmediata detención provisional de los implicados.

Según el fallo de la Sala, “los acusados consintieron en incurrir en la conducta prohibida tipificada en el art. 367-A del Código Penal”, es decir en el tráfico ilegal de personas, en perjuicio de por lo menos seis personas que fallecieron en el viaje hacia Estados Unidos.

El máximo tribunal penal determinó que existe suficiente prueba directa e indiciara sobre “el conocimiento y voluntad de ambos acusados” de incurrir en el delito de tráfico ilegal de personas. – See more at: http://www.laprensagrafica.com/2016/11/29/condenan-a-dos-coyotes-salvadoreor-por-masacre-en-tamaulipas#sthash.Ud8Sdp1h.dpuf

Tamaulipas: Buscan a desaparecidos, en área de SanFernando

noviembre 13, 2016 // 0 Comentarios

San Fernando, Tam.- Más de 40 víctimas de la violencia en comunidades rurales del norte del municipio de San Fernando están solicitando el apoyo para la localización de familiares que se encuentran desaparecidos .

El exdirigente del Comité Pro Defensa del Campesino, Raúl Coronado Rubio, aseguró que la semana anterior se llevó a la capital del estado a las primeras 12 personas para que les fueran extraídas las pruebas de ADN y buscar en la base de datos que tiene la dependencia y las autoridades federales a ver si los resultados coinciden con los cuerpos que han sido encontrados en fosas clandestinas en diversos puntos de la entidad.

Señaló que en total son 45 familias de diversas comunidades rurales del norte del municipio de San Fernando que han denunciado ante las autoridades ministeriales la desaparición de integrantes de su familia y que a la fecha continúan con la esperanza de encontrarlos vivos o muertos.

Unidad móvil

Para darle agilidad a la toma de muestras de ADN de las familias de las personas no localizadas, la Procuraduría General de Justicia les autorizó una unidad móvil para la extracción de pruebas de ADN, la cual estará operando en breve en el ejido Emiliano Zapata de esta localidad.

Migrante sobreviviente de MASACRE en SanFernando le ofrecieron 1000Dlls por matar a mexicanos

noviembre 7, 2016 // 0 Comentarios

Según el relato de un hondureño que sobrevivió, ‘Los Zetas’ les ofrecieron mil dólares a la semana por ser sicarios antes de perpetrar la masacre más brutal contra migrantes.

“Trabajen para nosotros como sicarios por 1000 dólares a la semana”, fue la oferta de los integrantes de una célula de Los Zetas en agosto de 2010 a un grupo de migrantes en San Fernando, Tamaulipas, y ante la negativa de sumarse al grupo criminal, la gente del cártel los asesinó.
Un hondureño de la masacre de San Fernando narró los momentos en que 74 migrantes de distintas nacionalidades fueron privados de la libertad y 72 de ellos ejecutados al rechazar la propuesta de integrarse a la filas de Los Zetas.
Los Zetas, que surgieron como el brazo armado del Cártel del Golfo (CDG), fundaron su propia organización delictiva y se enfrentaron a ex compañeros por las plazas y rutas de trasiego de drogas en Tamaulipas, por lo que necesitaban reclutar sicarios para incrementar su poder de fuego, pusieron la mira en los migrantes centroamericanos.
El levantón

El 21 de agosto de 2010, alrededor de las 22:00 horas, un grupo aproximado de 74 personas migrantes de diversas nacionalidades, que viajaban a bordo de dos camiones de la marca Ford con placas de Veracruz rumbo a Reynosa, a la frontera norte de México. Los “polleros” que conducían los vehículos les dijeron que se bajaran de las unidades.
“En el camino nos informaron que había un retén al parecer de militares. Por ese motivo, nos dijeron que bajáramos de ‘las trocas’ y continuáramos el viaje caminando para rodear el lugar en donde se encontraba el retén, los 74 migrantes caminamos una hora veinte minutos hasta que llegamos a un lugar del cual no recuerdo el nombre, en donde abordamos nuevamente ‘las trocas’ que nos esperaban sobre la carretera”, relató el ciudadano hondureño.
Kilómetros más adelante fueron interceptados y retenidos por hombres armados en las inmediaciones del municipio de San Fernando, Tamaulipas.

“…fuimos interceptados por un grupo de personas que viajaban en cuatro vehículos nuevos color gris, de cuatro puertas, vidrios polarizados con placas de Tamaulipas, y una camioneta color blanca tipo van con placas de Texas, aunque no recuerdo el número de placas, ninguno de los vehículos tenía alguna característica particular, aunque solamente las nueve personas bajaron de los vehículos y nos interceptaron, quiero manifestar que todos vestían de mezclilla, con chalecos antibalas, y con fornituras en la cintura, usaban armas de nueve milímetros, algunas tipo AK-47, y como de francotirador que nos apuntaban con un tipo láser color rojo”, refirió.

El ciudadano hondureño detectó que entre los captores había dos hombres que tenían un acento de voz diferente al de los mexicanos, similar al de los centroamericanos, tal vez salvadoreños o guatemaltecos.
“Bajaron a los conductores de las trocas, amarrándoles las manos, los separaron del grupo y les preguntaron que para quién trabajaban, pero como los choferes no respondieron, los golpearon con la culata de las armas, los subieron a un vehículo”, describió.

Los 74 migrantes fueron trasladados a un rancho ubicado en San Fernando, en el ejido de El Huizachal.
“Condujeron las trocas y nos llevaron a un lugar del cual no recuerdo el nombre, solamente logré ver que tenían en la entrada la leyenda ‘Rancho’, ese lugar estaba bardeado con reja ciclónica con un portón de color rojo, el cual fue abierto con una llave. Había un galerón grande color blanco y con piso de tierra, en donde había dos tráileres, uno de color azul y el otro rojo, y una máquina al parecer utilizada para la siembra; quiero decir que a ese mismo lugar nos llevaron a todos”, relató.
La propuesta

El ciudadano hondureño contó a las autoridades que al principio recibieron comida de parte de los hombres que los secuestraron, quienes incluso les hicieron una oferta laboral que implicaba pertenecer al cártel de Los Zetas.
“Nos dieron de comer tacos y sodas a las 74 personas. En ese momento nos dijeron que pertenecían a un grupo denominado como ‘Los Zetas’, y que nos ofrecían trabajo porque se encontraban en lucha con otras personas del Golfo y en contra del Ejército, a cambio nos pagarían la cantidad de mil dólares por semana”, reveló el hondureño.
Los Zetas les ordenaron quitarse la camisa “para ver si teníamos tatuajes y nos preguntó si habíamos pertenecido a alguna pandilla o grupo de guerrilla en nuestros países, a lo cual todos dijeron que no”.

A las mujeres que iban en el grupo les propusieron sumarse al cártel como trabajadoras domésticas para las casas de seguridad y en los domicilios utilizados por la organización criminal.
“De las 74 personas, sólo aceptaron el ofrecimiento tres personas, una de nacionalidad hondureña, otra salvadoreña y una guatemalteca, de quienes no recuerdo su nombre, y a quienes pasaron al frente diciéndoles que se los llevarían para entrenarlos en ese rancho”, recordó.
La masacre

El día 22 de agosto de 2010 por rechazar la propuesta del reclutamiento, los migrantes fueron maniatados con “sogas de plástico”, les vendaron los ojos y los tiraron al suelo. Al terminar de inmovilizarlos les ordenaron que se hincaran, y los sujetos armados comenzaron a disparar.
“Nos amarraron las manos hacia la espalda con unas sogas de plástico, y fuimos ingresando al interior de la casa, aproximadamente 10 minutos después, una vez estando dentro de la casa nos vendaron los ojos, y permanecimos de pie durante 20 minutos, creo que los sujetos esperaban a que anocheciera, después nos fueron acomodando formando una ‘U’ alrededor de la casa […] permanecimos boca abajo alrededor de un minuto, y nos dijeron que nos calláramos y que no gritáramos porque nos iban a matar”, detalló.
En medio del silencio, un “hombre les comenzó a disparar a las mujeres, en ese momento un migrante de quien no recuerdo su nacionalidad les dijo a los sujetos que no les dispararan y en ese momento escuché que le dispararon y que lo azotaron en la pared”.
Uno a uno cayeron al suelo sin vida los cuerpos de los migrantes. Los mataron con tiro de gracia, calibre 9 milímetros.

“Yo estuve hincado, escuché las balas de aquí arriba abajo, por todos lados disparaban, disparaban, a un lado estaba un amigo, a él le disparaban, ahí sentí, están matando y después me disparó a mí”, contó el ciudadano hondureño.
El ciudadano hondureño recibió un impacto de bala y fingió estar muerto para que no lo remataran.

“Seguían disparando a otros, yo me hice que estuve ya muerto, para que no me dieran más balazos y de ahí ya se fueron, traía un dije de corazón. Al dispararme mi cadenita se cayó y prendió las luces, no tenía pila ni nada y con la luz se llevaron mi corazón, y después ya se fueron y me levanté”, señaló.
Al incorporarse se percató de que los agresores se habían retirado y de que otro hombre que venía en el grupo de migrantes había sobrevivido ileso (de nacionalidad ecuatoriana), quien lo ayudó a salir del lugar.
Al notar que varios vehículos se acercaban nuevamente al rancho se separaron, y tras caminar por algunas horas el ciudadano hondureño logró llegar ante un grupo de elementos de la Secretaría de Marina, a quienes les pidió auxilio.
Así sobrevivió el ciudadano hondureño a la masacre de San Fernando.

Los integrantes de la Marina lo trasladaron al Hospital IS1 de Matamoros, Tamaulipas, donde les informó que la lesión se ocasionó un grupo delictivo, y que también habían dado muerte a varias personas de distintas nacionalidades.

Aproximadamente a las 18:15 horas del 23 de agosto de 2010, personal de la Marina, en aeronavales se dirigió al lugar señalado por el ciudadano hondureño y desde el aire observaron un grupo armado, quienes los agredieron, y al repeler el ataque se registraron bajas de las dos partes.

Dejaron pasar un día y el 24 de agosto de 2010 a las 17:55 horas, los Marinos se desplazaron de nueva cuenta al rancho de San Fernando y encontraron los 72 cuerpos sin vida -58 hombres y 14 mujeres-, por lo que se dio aviso a las instancias ministeriales correspondientes.
Los migrantes que buscaban una oportunidad laboral en Estados Unidos se encontraron con una oferta de trabajo en México, la de incorporarse a las filas de Los Zetas como sicarios para enfrentar una guerra que desconocían, pero los convirtieron en víctimas mortales.

Tamaulipas: Aseguran 100 kilos de COCA en SanFernando

octubre 25, 2016 // 0 Comentarios

Tamaulipas.- En el tramo carretero Victoria-­Matamoros, elementos de la Policía Federal incautaron un cargamento estimado en 105 kilogramos de cocaína, siendo el conductor detenido, informó el Grupo de Coordinación Tamaulipas. 

El aseguramiento de la droga se realizó en Las Norias, a la altura del municipio de San Fernando, donde los policías federales detectaron al tracto camión marca Volvo color blanco, con plataforma y placas del estado de Veracruz, al que procedieron a revisarlo. 
Ante la inspección realizada fue localizado el compartimiento oculto en el que estaban 100 paquetes elaborados con papel aluminio y envueltos con cinta transparente, que contenían los 105 kilogramos del alcaloide. 
Los policías federales procedieron a la detención del chofer, quien dijo llamarse José Miguel, de 30 años de edad y originario de Veracruz. En sus declaraciones, el conductor a cargo de la unidad indicó que salió de la ciudad de Xalapa, Veracruz, con destino a Reynosa, Tamaulipas.

En este contexto y ante los lineamientos que corresponde quedó a disposición del Ministerio Público de la Federación junto con la droga y el tracto camión que fueron asegurados por la fuerza de seguridad.

1 2 3 9