UVM

Tampico: Rechaza UVM que JOVENES DESNUDOS sean sus estudiantes

noviembre 11, 2015 // 0 Comentarios

Tamaulipas.- La Universidad Valle de México, Campus Tampico, rechazó que los jóvenes que fueron encontrados encadenados en la barda de sus instalaciones sean estudiantes de dicha escuela privada.

Tampico, Tam.- A través de la red social Facebook, “UVM Campus Tampico” afirmaron que simplemente se detectó por la mañana a los dos jóvenes encadenados y se dio aviso a las autoridades.

En el texto que exhiben como aclaratoria señalan: “El personal de seguridad del campus Tampico detectó a dos personas que se encontraban encadenadas a las rejas del campus y procedió a llamar a las autoridades, quienes los liberaron y les tomaron declaración. Dichas personas no pertenecen a la comunidad UVM y las autoridades están realizando una investigación para determinar quiénes son los responsables de la agresión que sufrieron. La UVM demanda que se haga una investigación expedita para garantizar la seguridad de la comunidad”.

El sábado, en punto de las 06:00 horas se reportó al C4, que dos jóvenes semidesnudos se encontraban encadenados en la barda de la Universidad Valle del Bravo, ubicada en la calle 10, entre Universidad y Wisconsin de la colonia Gustavo Díaz Ordaz y a un costado de ellos se encontraba una manta con un mensaje que se atribuyó un grupo delictivo, en donde los hacía responsables de varios sobos y asaltos con violencia, así como secuestros.

En la manta se refería que se trataba de Iván Salvador Kemper y su hermano Carlos Israel, además de otros jóvenes a quienes mencionaba el escrito, eran también alumnos de dicha institución privada.

Los dos jóvenes fueron puestos a disposición de la autoridad ministerial, en donde un día después se dio a conocer que Iván Salvador, pero de apellido González Kemper, contaba con una orden de aprehensión por el delito de asalto con violencia a un motociclista, además de haber perpetrado un robo al CBTIS 103 en Ciudad Madero, en donde se logró un botín de importante número de computadoras.

Entre tanto la autoridad dejó en libertad a Carlos Israel por no existir pruebas -y no por minoría de edad como trascendió primero- de lo que señalaba la manta colocada al lado de ellos cuando fueron encadenados.