FOTOS: SORPRENDEN A MESEROS SICARIOS, TRASLADANDO CADAVERES EN BOLSAS DE BASURA EN REYNOSA

febrero 21, 2017 // 0 Comentarios



Tres meseros de un bar aparecen como sospechosos en el crimen de un hombre que transportaban oculto en una bolsa de basura, en la caja posterior de una camioneta Ford Ranger, color blanca.

Los meseros viajaban en la cabina de la camioneta, cuando agentes viales que realizaban un recorrido de vigilancia por el bulevar Morelos, observaron que iban en contra y los interceptaron para infraccionarlos.

Pero al revisar el contenido de las bolsas, se encontraron con el cuerpo de un hombre muerto a golpes, supuestamente.

Para ellos su situación cambió radicalmente, pues de simples infractores se convirtieron en sospechosos de un homicidio doloso, por lo que de inmediato fueron puestos a disposición de las autoridades ministeriales para su posible penalización.

Los detenidos son: un hombre de entre 25 y 30 años, otro de entre 20 y 25 y el último de entre 18 y 20, según trascendió, trabajan como meseros en un bar.

El arresto se registró poco después de las 3:00 horas en Azucena, entre Jazmines y boulevard Morelos, en la colonia Fernández Gómez.

En el lugar se constituyeron agentes investigadores adscritos a la UGI-4, quienes practicaron diligencias previas al levantamiento del cuerpo.

Por espacio de casi 2 horas permanecieron los peritos en técnicas de campo, fotografía, dactiloscopia, medicina y química forense examinando palmo a palmo interior y exterior de la camioneta, caja posterior y las bolsas de plástico, en dos de las cuales encontraron basura. Estas sirvieron para cubrir la bolsa que contenía el cuerpo, la cual se encontraba en forma horizontal en el piso de la caja posterior del vehículo.

SERAN PENALIZADOS.

Los tres individuos quedaron como sospechosos dentro de la carpeta de investigación 89/2017 del delito de homicidio culposo.

Podrían ser puestos a disposición del juez de control en las próximas 48 horas.


Hallan tres ejecutados en fraccionamiento de Sahuayo, Michoacán

febrero 20, 2017 // 0 Comentarios

Resultado de imagen para tres ejecutados en fraccionamiento de Sahuayo, Michoacán
SAHUAYO, Mich.-Tres personas ejecutadas fueron localizadas en el Fraccionamiento Los Flamingos de esta ciudad, los cuales presentaban huellas de violencia y heridas producidas por arma de fuego.

Las autoridades judiciales indicaron que sobre el camino que comunica de San Miguel al fraccionamiento Los Flamingos, se hallaron los cadáveres de tres varones que aún portaban sus ropas y presentaban huellas de sangre, por lo que el aviso fue dado a agentes de la Policía Michoacán.
Personal policiaco informó que se desconoce la identidad de los cuerpos.

El lugar quedó resguardado, en tanto, agentes investigadores llevaron a cabo las diligencias correspondientes, tras las cuales los cadáveres fueron levantados y trasladados al Servicio Médico Forense local, y la subprocuraduría de Justicia, inició carpeta de investigación sobre el triple homicidio.

Importación de armas a México se disparó 184% en el gobierno de Peña

febrero 20, 2017 // 0 Comentarios

Destrucción de armas decomisadas en Sinaloa. Foto: Juan Carlos Cruz
CIUDAD DE MÉXICO.- Durante el periodo 2012-2016, el gobierno mexicano disparó en un 184% sus importaciones de armamento en comparación con el periodo 2007-2011, con lo que México se convirtió en el segundo mayor importador de armas de toda América Latina, de acuerdo con el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI, por sus siglas en inglés).

Según los datos actualizados del centro de estudios, a partir del arranque de la “guerra contra el narcotráfico” que declaró el expresidente Felipe Calderón en 2006, el presupuesto militar no dejó de incrementar en México: de 4 mil 665 millones de dólares en 2006, este presupuesto alcanzó 8 mil 976 millones de dólares nueve años después, un incremento del 92%.
En los últimos tres años de gobierno de Felipe Calderón –entre 2009 y 2012–, México importó por 19 mil 538 millones de dólares de armamento; y durante los primeros tres de Enrique Peña Nieto –del 2013 al 2015–, las importaciones sumaron 25 mil 472 millones de dólares –un 30% más–.

Tres de cada cuatro dólares que la administración de Enrique Peña Nieto gastó en armamento el año pasado se destinaron a la compra de vehículos aéreos, de acuerdo con la base de datos de SIPRI. En menor medida, el gobierno compró buques, vehículos blindados y sensores.

Todavía el año pasado, Estados Unidos surtió a México el 72% del armamento que importó, seguido por Francia –el 9%–, Holanda e Israel.

Carrera armamentista

A nivel internacional, las ventas internacionales de armas alcanzaron 142 mil 207 millones de dólares en los últimos cinco años, un nivel nunca alcanzado desde la guerra fría, debido a la explosión de la demanda en Asia –particularmente en la India– y en las monarquías petroleras del Medio Oriente.

Tres de cada cuatro armas vendidas durante este periodo provinieron de cinco países: Estados Unidos –vendió el 33% del total a más de cien países–, Rusia 23%, –que destinó principalmente a India, Vietnam, China y Argelia–, China 6.2%, Francia 6% y Alemania 5.6%.

En 2015, las diez empresas con mayores exportaciones de armas a nivel global seguían siendo occidentales: siete de ellas provenían de Estados Unidos, las tres restantes tenían su sede en Gran Bretaña, Italia y distintos países de la Unión Europea.

SIPRI informó que en el porfolio de armamento que vendió Estados Unidos en los últimos cinco años destacaron las aeronaves de combate avanzadas con misiles teledirigidos y otras municiones guiadas de precisión, así como sistemas de defensa de misiles.

Los países asiáticos compraron cuatro de cada diez armamentos a nivel global y los del Medio Oriente adquirieron otro 29%.

Entre 2012 y 2016, el gobierno de la India compró el 13% del armamento global, un incremento del 43% en comparación con el periodo 2007-2011. La gran mayoría de sus adquisiciones provino de Rusia.

Le siguió Arabia Saudita –8.2% de las importaciones globales–, los Emiratos Árabes Unidos –4.6%– y China, con el 4.5%.

Las empresas y los gobiernos estadunidenses y franceses dirigieron la mayor parte de sus exportaciones de armas hacia Medio Oriente y, en menor medida, hacia países asiáticos. Rusia y China, por su parte, exportaron en su mayoría hacia Asia.

“Esto no tiene remedio. No hay vuelta atrás: mataron a mi tía”, habría dicho Iván Archivaldo…“Si se pueden meter debajo de la tierra, métanse

febrero 20, 2017 // 0 Comentarios

“La pugna entre grupos del narco causa muerte, dolor y tormento”

El grupo que comanda Dámaso López Núñez no atacó a Iván Archivaldo y Alfredo Guzmán Salazar, conocidos como Los chapitos o Los Menores, ni ha roto con Ismael Zambada García, el Mayo, afirmó un integrante de esta organización criminal enviada por el Licenciado para ser entrevistado.

Señaló que es falso que esté enfrentado con Zambada, a quien calificó como una fina persona, respetable y pacificador, de crucial importancia en el Cártel de Sinaloa, y que no fue invitado a la reunión celebrada el sábado 4 de febrero, a la que asistieron los hermanos Guzmán y el Mayo.

De este encuentro se enteró el domingo y los primeros días de la semana, cuando llegaron versiones de que gatilleros de López Núñez atacaron a balazos a Los Menores. Versiones extraoficiales indican que ni Zambada García ni los Chapitos sufrieron lesiones, tal como lo dijeron éstos en la carta enviada al noticiero de Ciro Gómez Leyva la semana antepasada.

De acuerdo con versiones extraoficiales, la reunión se realizaría cerca de la comunidad de Paredones, perteneciente a la sindicatura de Jesús María, donde habían acordado reunirse dos de los tres grandes jefes del Cártel de Sinaloa: Ismael Zambada y los Guzmán, aunque inicialmente se había dicho que también asistiría Dámaso López Núñez.

La cumbre fue el sábado 4 de febrero, al norte de esta ciudad capital. Las fuentes señalaron que para llegar al lugar del encuentro hubo que cruzar en una panga el río Humaya, acompañados de gente armada que forma parte del grupo del Mayo.

Fue uno de los jefes de seguridad de Zambada, el Ruso, quien recibió y escoltó en la embarcación a quienes acudieron. El encuentro fue justo donde hubo un fuerte operativo del Ejército Mexicano, luego de la emboscada del 30 de septiembre, en que fueron abatidos cinco soldados que trasladaban a un herido de Badiraguato a Culiacán y un socorrista de la Cruz Roja fue lesionado de bala.

El comando que emboscó, de cerca de 70 pistoleros, usó armas de alto poder y granadas, y logró rescatar a Julio César Ortiz Vega, el Kevin, pistolero de confianza de Aureliano Guzmán Loera, el Guano, hermano de Joaquín Guzmán y uno de los grupos del grupo delictivo que integra los familiares del Chapo. Los militares traían herido y detenido a Ortiz, cuyo paradero ahora se desconoce.

En el operativo realizado por el Ejército en Paredones, que duró cerca de una semana en al menos una de las fincas del lugar, los militares y la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), lograron decomisar 41 vehículos, entre ellos cinco remolques, una camioneta tipo camper, 12 caballos, un león blanco, 278 teléfonos celulares, cinco relojes marca Rolex y 12 mil 220 dólares.

También cuatro ranchos, tres casas,  una variedad de equipo táctico, tres fusiles AK-47, tres más tipo Barret calibre 50, tres lanzagranadas,  49 cargadores y 66 granadas. La zona es conocida por el férreo control que tiene el Cartel de Sinaloa, en particular las fuerzas de los Guzmán.

Antes del encuentro del 4 de febrero, hubo al menos uno en el que Ismael Zambada insistió en que los grupos se reconciliaran. Durante el año pasado hubo un primer diálogo y aparentemente las diferencias se habían hecho a un lado y se logró un acuerdo de paz.

Querencias

El enviado de Dámaso, cuyo centro neurálgico de operaciones se ubica en la zona de Eldorado y parte del Valle de San Lorenzo, en esta ciudad capital —aunque tenía también el mando en La Paz, Baja California Sur, y Mazatlán— dijo que el Licenciado no se ubica fuera del Cártel de Sinaloa, debido a que conserva la amistad con Zambada, y aclaró que no puede ubicar como enemigos a los hijos de Joaquín Guzmán Loera, el Chapo, a quien quiere y admira.

Señaló que Los Menores no han respetado los acuerdos y los han provocado violentamente desde hace alrededor de un año, preparándose con gente y equipo, como parte de un golpe de Estado en contra de López Núñez, “aprovechándose de mi buena fe, con alevosía y ventaja, y ellos han corrido la versión de que la DEA me apoya, pero no es cierto. Tengo orgullo y sé respetar los códigos”.

—¿Rompió Dámaso con el Mayo?

—No, claro que no. El señor Zambada es una fina persona, a quien se respeta y respetará siempre.

—¿Está Dámaso fuera del Cártel de Sinaloa?

—Él y el grupo de dirige es amigo del señor Zambada y la lógica y los hechos hablan más que mil palabras.

—¿Amigo del Mayo y enemigo de Los Chapitos?

—Iván, Alfredo y su tío están enfermos de poder, pero es a través del abuso como hacen amigos forzados. Los apoyan más por miedo que porque sea lo correcto. Él (Dámaso) es amigo del Mayo pero también amigo del señor Joaquín Guzmán. Y el señor Guzmán lo dejó donde está ahora y siempre se valora lo poco que le pudo servir a él y a sus hijos.

“No se puede decir que Dámaso es enemigo de Iván o Alfredo, aunque sabe que están desubicados y en cualquier momento pueden reflexionar y madurar. Ellos no quieren a Dámaso, pero Dámaso ha dicho que no puede ser enemigo de los hijos de una persona “a la que quiero y aprecio”.

—¿Esto se puede resolver?

—Todo se soluciona con una buena plática. Solo nos hemos defendido, pero jamás los hemos provocado. Ellos tienen un año provocando al Licenciado. Provocándonos.

Dijo que el conflicto se puede acabar ahora, conversando. Advirtió que ha sido doloroso que mueran inocentes y que las familias de las personas involucradas estén sufriendo y se mantengan en constante “tormento”.

Manifestó que el Mayo tiene un papel crucial dentro del Cártel de Sinaloa, que para muchos sufre una nueva fractura con el conflicto entre el grupo de López Núñez y los hermanos Guzmán Salazar, respaldados por su tío, Aureliano Guzmán Loera, el Guano.

“El señor Zambada es pacifista y ha luchado para que esto se solucione, pero los muchachos y su tío, el Guano, no lo obedecen y se sienten que son más que Zambada, y no respetan la decisión del señor Joaquín Guzmán Loera, de mantener los negocios como estaban, cada quien en sus regiones, y de tener comunicación y coordinación”.

Si Dámaso fuera traicionero, agregó, “no tuviera la amistad ni la confianza que tiene con Zambada”.

Huellas de sangre

Versiones del gobierno federal indican que todo empezó porque ambos grupos, el de Dámaso y el de Guzmán, se fortalecieron en Culiacán, luego de la recaptura del Chapo y su extradición a Estados Unidos.

“El problema fue que la gente de los Guzmán se estaban apoderando del mercado en todos los sentidos: el narcomenudeo, las otras drogas, el robo de gasolina, etcétera, y eso no le gustó a Dámaso, que también estaba crecido”, manifestó un funcionario del gobierno federal, quien pidió mantener el anonimato.

Debido al control del mercado local de la droga por parte de los Chapitos o Menores, agregó, la droga conocida como cristal escaseó y aumentó su precio, al pasar de 7 a 12 mil pesos la libra, en esta ciudad capital, durante febrero.

Entre las refriegas están incluidas las de Villa Juárez, la ciudad de Navolato y El Diez, donde los Chimalis, una célula de sicarios que opera en el sur de esta ciudad capital y está al servicio de Los Menores, y un hombre al que apodan Montana del lado del grupo de Dámaso López.

Entre los enfrentamientos, cuyo saldo de muertos se desconoce, está el retiro del control que el Licenciado tenía de las máquinas tragamonedas y minicasinos, en Navolato, el año pasado. El negocio, a pesar de los balazos y asesinatos, pasó a manos de Los Chapitos.

Provocaciones

El enviado del Licenciado sostuvo que durante la madrugada del 4 de febrero ingresaron tres vehículos de desconocidos a la comunidad de Sánchez Celis, cerca de Eldorado. Como las células de Dámaso no los ubicaron, los detuvieron para que se identificaran pero en lugar de hacerlo les dispararon desde los vehículos que iban atrás del convoy. La agresión, de acuerdo con la versión de ellos, fue repelida.

“Una unidad nuestra le hizo parada para saber de quién se trataba y salir de dudas, ya que hace un año la gente de Iván, comandada por Pancho Chimal, agredió a nuestra gente y siempre ellos estuvieron diciendo que iban a acabar con nosotros”, recordó.

Cuando se detiene el carro que iba adelante, añadió, los hombres que iban en los dos vehículos restantes empezaron a disparar y en ese momento se repelió la agresión e inició el tiroteo.

“Ni el Licenciado ni su gente fueron avisados que llegaría gente de los Guzmán a Sánchez Celis, que iban a entrar. Hay una línea de radio para mantener una comunicación directa entre ellos y el Licenciado, pero nunca la usaron, y cuando se dio esa agresión, ya iban diez carros de ellos que salieron de El Diez para El dorado”, manifestó.

La carta

En una carta enviada al periodista Ciro Gómez Leyva, de Imagen Noticias, los hijos de Guzmán Loera acusaron a Dámaso López Núñez de haber intentado matarlos, luego de una supuesta reunión a la que presuntamente habían sido citados por Dámaso. Los Menores señalan que ellos resultaron heridos y que Ismael Zambada García también acudió al encuentro.

El ataque habría sido el 4 de febrero y las versiones de los Guzmán Salazar señalan que fue en la zona serrana del municipio de Badiraguato.

“El día 4 de febrero del año 2017, el licenciado Dámaso López organiza una junta, citando al Sr. Ismael Zambada y a la familia de Joaquín Guzmán, por el tema de haber pruebas de que Dámaso López ordenó el secuestro de los hijos de ‘El Chapo’”, se lee en la misiva.

Una vez en el lugar, agregan en la carta, “se dan cuenta que no se encuentra Dámaso López (y) comienzan las confusiones, al poco instante comienzan a disparar en contra de la escolta personal de la familia, quedando muertos al instante en el lugar, al darse cuenta que fueron traicionados por el licenciado Dámaso López al intentar asesinarlos, para así terminar con todo de raíz”.

Señala también: “Al lograr salir ilesos del atentado, el Sr. Zambada y la familia de Joaquín Guzmán se van del lugar, encontrándose por todo el camino (a) gente armada a las órdenes de Dámaso López, intentando nuevamente atentar contra sus vidas, así perdiéndose entre el monte, sin tener noción de dónde se encontraban, al recorrer varios kilómetros encontrándose con un pueblito y así siendo auxiliados por gente del lugar, ya que se encontraban heridos”.

Hostigamiento y entierro

Versiones cercanas al gobierno federal señalan que pocos días bastaron para que Dámaso buscara de nuevo al Mayo. A través del teléfono, le dijo que ya era hora que se definiera: “Me va a apoyar o no”, le habría dicho el jefe del grupo criminal que opera en Eldorado y parte del Valle de San Lorenzo. Antes, Zambada les habría dicho a los grupos antagónicos que no eran sus intereses, que tenían que arreglarse pero que él no estaba metido en narcomenudeo ni en robo de gasolina.

“Esos no son mis negocios, así que ustedes tienen que arreglarse”, les habría advertido.

Casi paralelamente, Aureliano Guzmán Loera, hermano del Chapo, le cayó a Rafael Caro Quintero, en la zona serrana del municipio de Badiraguato, donde ambos mantienen operaciones. Guzmán se acercó con otro pretexto, pero ya estando frente al gran capo lo emplazó para que se definiera. Caro habría respondido que él no quiere problemas.

También el Ruso, jefe de pistoleros de Zambada, habría recibido una llamada telefónica de Dámaso, después del frustrado encuentro. El licenciado le pidió apoyo en la guerra qua ya libra contra los Guzmán, a lo que le respondió que debía consultarlo con su jefe.

El odio creció cuando fue asesinada en Guadalajara Idalia Romelia Salazar, tía de Iván Archivaldo y Alfredo Guzmán. La mujer fue asesinada cuando conducía un vehículo, el 9 de febrero, luego de salir de un consultorio odontológico. Este asesinato fue acreditado por los Guzmán al Licenciado, como parte de las pugnas entre ambos grupos, ya que la hoy occisa era muy querida por Los Menores, a quienes les financiaba sus actividades, ya que resguardaba el dinero de ambos.

“Esto no tiene remedio. No hay vuelta atrás: mataron a mi tía”, habría dicho Iván Archivaldo.

Todos se fueron

Un par de días después del enfrentamiento en Villa Juárez, que tuvo un saldo oficial de cinco muertos —aunque versiones de testigos indican que ambos grupos delictivos se llevaron varios cadáveres—, los jefes del Cártel de Sinaloa en la entidad empezaron a migrar. Lo hicieron en avionetas, a través de vuelos comerciales o por tierra en vehículos particulares.

El objetivo: perderse a como dé lugar, pero no quedar en medio de las pugnas entre estos dos grandes grupos criminales, con quienes muchos dentro del cártel tienen negocios, parentescos, compadrazgos y amistades.

“Si se pueden meter debajo de la tierra, métanse. Si sabemos que se ladean, hacen paros, apoyos… si los tuercen armados o peleando, es bronca de ustedes. Se las arreglan”, les habría dicho Zambada al Ruso y su gente, para evitar que Dámaso o los Guzmán los involucren en esta nueva etapa bélica.

“Los están hostigando mucho, de parte de los dos grupos, y vienen operativos muy cabrones de parte del gobierno, por eso decidieron abrirse del terreno, irse a otros estados”, sostuvo una fuente gubernamental.

El Mayo, aseguró, no quiere broncas, y todo parece indicar que no va a meterse en este pleito.

Dos muertos y cuatro heridos, en dos ataques armados

febrero 20, 2017 // 0 Comentarios


El saldo de dos ataques armados en distintas zonas de Tijuana la noche de este domingo, fue de dos personas muertas y cuatro heridas. 
El primero hecho se registró en el Ejido Francisco Villa, ubicado en la delegación La Presa, que dejó saldo como cuatro personas lesionadas. 
Fue alrededor de las 19:30 horas cuando se reportó sobre la calle Tercera, al interior de una camioneta Ford Explorer, color blanca, cuatro personas, dos hombres y dos mujeres, una de ellas menor de edad, se encontraban heridos de bala. 
Las víctimas fueron trasladadas a un nosocomio de la localidad. Sin embargo un masculino identificado como Eulalio Salmeron Otero, de 52 años de edad, falleció el hospital. 
Después, aproximadamente a las 21:00 horas, se reportaron dos personas lesionadas por arma de fuego en la colonia Mariano Matamoros Centro A la calle Mixtecos, arribaron agentes municipales y paramédicos de la Cruz Roja, quienes declararon sin vida a un hombre y otro fue trasladado a un hospital.

Los Damaso huyeron tras fallar la ejecución de "El Mayo Zambada" y Chapitos, si no deben nada por que huyen?

febrero 20, 2017 // 0 Comentarios

Según un alto funcionario que habló bajo la condición de anonimato indica que después de intentar ejecutar a Ismael,  El Mayo Zambada,  Dámaso López Núñez, alias el licenciado Dámaso  y su gente más cercana han huido a diferentes partes de la República Mexicana.


Éste indica que las fuerzas federales le siguen los pasos muy de cerca de El Licenciado de quien se tiene conocimiento se encuentra refugiado en el Dorado, Sinaloa, una pequeña población de 15,000 habitantes localizada a 50 km al sur de Culiacán. 

Confía en que Dámaso sea detenido en cualquier momento, ya que el mismo grupo de élite de la Marina Armada de México que se encargó de detener de manera quirúrgica en dos ocasiones al Chapo Guzmán y que recientemente en una increíble demostración de efectividad militar abatió a Juan Francisco Patrón, el H2 y Daniel Silva Gárate el H9, ha sido comisionado directamente por el Secretario de Marina, el Almirante Vidal Francisco Soberón Sanz para dar con el paradero de quien se considera uno de los causantes de la reciente ola de violencia que se vive en Sinaloa.

Según dice, Dámaso es uno de los 122 objetivos prioritarios que se ha fijado la presente administración a capturar (actualmente han sido capturados o abatidos 105). Es señalado por tener bajo su control el narcomenudeo en Culiacán, y contrario al modus operandi del cártel de Sinaloa, este, junto con la reciente alianza al cártel de Juárez liderado por César Carrillo, hijo del extinto Amado Carrillo han empezado a cobrar derecho de piso a comerciantes y agricultores de la entidad, además son indiciados por el secuestro de empresarios de renombre en el estado, lo cual para el gobierno federal es motivo de preocupación debido al creciente aumento de violencia contra la población civil.

A quien también menciona como brazo armado de Dámaso López es a un sujeto llamado Arley Pérez ex cantante de genero norteño, mejor conocido en el medio artístico grupero como el rayo de Sinaloa, a quien se le considera sumamente violento y peligroso, además de ser señalado como el autor material de ejecuciones, levantones y desapariciones en la ciudad de La Paz, BCS. 

Arley Pérez, menciona el funcionario, por medio de escuchas telefónicas y arduo trabajo de inteligencia ha sido ubicado en la ciudad de Tijuana, BC.

Al preguntarle sobre el paradero de El Mini Lic., hijo del Licenciado Damaso, este mencionó que todo indica que ha huido a la Ciudad de México y ya se trabaja en  coordinación con diversas agencias federales para dar con su paradero.

Violenta reorganización entre Carteles en Tijuana

febrero 20, 2017 // 0 Comentarios

Con amenazas y muerte, el Cártel Jalisco Nueva Generación ya controla el 80 por ciento del territorio criminal, aseguran investigadores del Estado, mientras en el Cártel de Sinaloa, el nuevo escenario provocó una pugna interna entre hermanos, cuando René Arzate fue empoderado criminalmente desde Sinaloa, y su hermano Aquiles reducido en sus áreas de influencia delictiva. Al tiempo, la Policía Municipal, la única que hacía trabajo de inteligencia luego que el Ejército regresara a los cuarteles con Peña Nieto, y la Estatal Preventiva bajara el desempeño con la llegada de Francisco Vega, se ha replegado desde que Marco Sotomayor es secretario de Seguridad. En el reordenamiento criminal, van 148 asesinatos entre el 1 de enero y el 9 de febrero. Ante la impunidad ahora los criminales amenazan a las corporaciones y disparan a policías


El crecimiento de las zonas de influencia del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), el pleito entre los hermanos Arzate García con el consecuente cambio de mando local en la mafia de Sinaloa y el repliegue de la Policía Municipal de Tijuana, son las causas identificadas por las autoridades del aumento en el baño de sangre que grupos delictivos protagonizan principalmente en Tijuana, pero impacta también en Rosarito y Ensenada.

La reorganización de la estructura criminal en las ciudades, y de hecho en el Estado, con la participación del CJNG y las pugnas internas de la organización criminal de Sinaloa, mantiene vialidades y áreas públicas de estos municipios evidentemente libres y a disposición de los criminales, luego que agentes municipales fueron los últimos en evadir la ofensiva contra los grupos delictivos.

Los militares fueron sacados por orden del Presidente Enrique Peña desde enero de 2013, mientras la Policía Estatal Preventiva (PEP) redujo el combate y búsqueda de los traficantes que encabezan las células delictivas en Baja California, con la llegada de la administración de Francisco Vega de Lamadrid a partir de diciembre de 2013. Y mientras poco se ha esperado de la Policía Ministerial del Estado, la única corporación que en Tijuana por lo menos hacía trabajo de inteligencia y de combate a la criminalidad, la Municipal dejó de hacerlo a partir de la llegada de Juan Manuel Gastélum Buenrostro a la alcaldía, y con él, Marco Antonio Sotomayor en calidad de secretario de Seguridad Pública Municipal.

“También está el hecho de que el Nuevo Sistema de Justicia Penal en sus condiciones actuales es inoperante”, expuso un investigador, ya que los homicidas tienen que ser detenidos en flagrancia para que se queden.

Apenas el martes 31 de enero un hombre fue asesinado en las calles Constitución y Coahuila de la Zona Norte de Tijuana, la Policía Municipal detuvo al presunto responsable Giovanni Gochez mientras tiraba la pistola, pero al final el juez decidió no vincular.

De igual manera recuperó la libertad el hombre aprehendido la mañana del lunes 6 de febrero, cuando dos ladrones que participaron en el robo violento de un teléfono celular, decidieron que no habría consecuencias si en la huida se enfrentaban a balazos con los agentes que los perseguían; uno de los sospechosos fue capturado por los atacados, pero el Ministerio Público estimó que no había elementos para judicializar.

Como resultados de la reinante impunidad, están los 103 asesinatos violentos en enero, más los 45 homicidios ocurridos en los primeros nueve días de febrero en Tijuana, y la ejecución a balazos en Ensenada el martes 7 de febrero del abogado Jaime Palafox Toscano (nota en esta edición), que obligó a recordar el ataque perpetrado en contra del también licenciado en Derecho, Guillermo “El Titi” Ruiz en Tijuana.

Los hechos muestran que los criminales actúan como si ya hubieran negociado con el gobierno y estuvieran seguros que nada les va a suceder; el mismo martes 7, un hombre fue acribillado de carro a carro por la mañana, mientras circulaba por el Bulevar Díaz Ordaz, una de las zonas más concurridas de Tijuana. No hubo detenidos.

Los responsables

Consultadas las autoridades identifican como responsables de las muertes recientes en la pugna de cárteles que ha tenido su mayor número de víctimas en la Zona Norte:

Por el Cártel de Sinaloa, a Alfonso Arzate como cabeza y por debajo de él, a Iván “El Turbo” y / o “El Arcángel”. Y como gatilleros a sujetos identificados como “El Aguacate”, Ángel Martínez Arizmendi, Jesús Adrián “El Picado” y “El Venadito”, este ultimo involucrado en el asesinato de Karla Toral el 1 de febrero en los departamentos Aranda, donde dos hombres más quedaron heridos.

Por el Cártel Arellano Félix (CAF), “Los Monitos”, Roberto Toscano Rodríguez “El Tosco” y su hermano Ladislao. Así como Ignacio Cervantes y Enrique Martínez. Y tras un mensaje de amenaza recibido por los cuerpos policiacos el 7 de febrero, las autoridades agregaron en este grupo a un “Arturito”.

Y por el CJNG, al ya fichado Juan José Pérez Vargas “El Piolín” y Juan Hernández Quintero “El Tortas”, sobre quien pesa una orden de aprehensión. De esta célula, la Policía Municipal detuvo el 9 de febrero a Raymundo Hidalgo Mendoza “El Primo” con 20 envoltorios de cristal.

Los hermanos peleados

De acuerdo a información en poder del Grupo Coordinación, parte del recrudecimiento de la pugna tiene que ver con una división entre los sinaloenses a partir de una reorganización interna. Alfonso Arzate “El Aquiles”, quien encabezara la operatividad de una de las principales células del cártel sinaloense, fue relegado por su hermano René Arzate “La Rana” desde finales del año pasado.

“La Rana” emparentó con un lugarteniente de la mafia sinaloense y quedó mejor ubicado que su hermano mayor en el organigrama delictivo, y éste no reaccionó positivamente, al final tuvo que recibir órdenes de las cabezas criminales desde Sinaloa para ceder, pero sus jefes mafiosos se aseguraron que obedeciera enviándole sicarios desde aquel Estado para que lo apoyaran. Esa es la versión que han dado algunos detenidos, pero las evidencias y detenciones -pocas- indican que en los homicidios siguen recurriendo a adictos y gente inexperta, matones desechables.

Ahora su hermano René -con alerta del gobierno de Estados Unidos- controla la llegada de aviones, lanchas y el trasiego de droga por mayoreo desde Ensenada, por Rosarito y hasta Tijuana rumbo a Estados Unidos. Y “El Aquiles”, quien controlaba criminalmente Tijuana y la Zona Costa, ha tenido problemas en conservar a sus reclutas y vendedores, debido al pleito interno.

En la reorganización van de todas las estructuras. “Se le están volteando. Algunos que eran ex CAF y se habían alineado con amenazas, ahora que los de Jalisco están acuerpando a los que operaron con los Arellano, están regresando y uniéndose con los de Jalisco”, confió un investigador.

Crecimiento del CJNG-CTNG, enfrentamiento por Zona Norte

Además, a quienes no aceptan cambiarse y dejar Sinaloa, los matan, según explicó un integrante del Grupo Coordinación: “Los que se hacen llamar Cártel Tijuana buscan y visitan a los distribuidores y vendedores de calle, les ofrecen reclutarlos y si no aceptan, los matan, muchos de esos son los que asesinan dentro de sus casas, más o menos el 30 por ciento de los muertos”.

También los acribillan en los puntos de venta, “…en este mes, en la última semana, en Avenida 5 de Mayo y Calle Baja California en Zona Norte, han matado a tres”, refirió un elemento de la Procuraduría.

Según reportes policiacos, entre el 3 y el 9 de febrero hubo ocho víctimas de homicidio en esa zona. “Ahí los muertos son de ambos bandos”.

El viernes 3 encontraron a un hombre ejecutado y su cuerpo dentro de un tambo, y ayer jueves 9, otro cadáver en un tambo. Sobre ese primer cuerpo los matones dejaron un mensaje firmado por el “CTN”, en el que advertían: “Ángel, Pancho y Chino vamos por ustedes”.

Desde las áreas de inteligencia advirtieron haber detectado presencia del Cártel Tijuana Nueva Generación (CTNG) “como en el 80 por ciento del territorio de Tijuana, y no es que ya estén establecidos, pero sí lo están peleando. La gente de Sánchez Taboada- zona de mayor influencia del CJNG- está saliendo a vender en otras áreas, esta semana, el lunes 6, en el doble asesinato en Abarrotes y Papelería Los Cochis en la colonia Santa Cruz, uno de los muertos era narcomenudista de la Sánchez Taboada”, informaron desde el Estado.

El efecto ha llegado al punto que en la zona de influencia de “Los Uriarte” -de Sinaloa, parientes de Raydel López Uriarte “El Muletas”-, algunos de sus gatilleros y narcomenudistas “se están dedicando al robo con violencia, y éstos son más peligrosos porque son los que no la piensan dos a veces para disparar cuando alguien se resiste al asalto”.

Autoridad replegada y amenazada

Con 45 asesinatos en febrero, el que solo se conozca públicamente de la consignación de un presunto homicida, Julio César Ramírez Buelna, por un asesinato en Villas del Campo y que un segundo presunto ejecutor, Roberto Cruz Ramos, haya sido prácticamente linchado por vecinos de la Presa Rural tras asesinar a Jesús Díaz, evidencia el poco trabajo de la autoridad. Además, Cruz fue liberado por el juez del caso, con el argumento que fue judicializado en el hospital y no le leyeron sus derechos. “Se los leyeron, el documento no estaba firmado porque no estaba en condiciones de firmar”, alegaron inútilmente en el Ministerio Público.

En enero, con 103 ejecuciones, hubo seis expedientes judicializados y tres vinculaciones a proceso. Pero es la violencia desatada en la Zona Norte la máxima evidencia que las fuerzas del orden están retrocediendo. Los cadáveres sin homicidas detenidos se acumulan, pese a que el área está catalogada irónicamente como “zona segura” y es un espacio donde el Ayuntamiento concentra tres veces más policías que en el resto de las delegaciones, con agentes turísticos, uniformados de a pie y otros grupos activos.

Incluso a pesar de los pobres resultados, las autoridades están siendo amenazadas.

La tarde del martes 7 de febrero, un operativo coordinado de policías municipales y militares tuvo lugar en la Zona Norte donde, además de establecer ocho filtros, entraron en un número similar de cuarterías y dieron respuesta a 28 denuncias ciudadanas recibidas al número 089.

Ante la ausencia de órdenes de aprehensión, detuvieron a poco más de cien personas por faltas, delitos que no ameritaban prisión y temas de narcomenudeo.

Este operativo, donde la intención era enviar el mensaje de “sabemos dónde están”, se hizo en respuesta a la amenaza de muerte que un presunto criminal realizó a la central de radio a las 7:25 am, ese 7 de febrero:

“Una demanda a las fuerzas de la Zona Norte es que la gente que se queda en la unidad panel ahorita que se acaba de acabar el turno, se está pasando de vergas con mi gente y para que queden pruebas voy a matar a su puta madre a dos, tres de ahí, va a haber vergazos hoy antes de las seis de la tarde, van a llover vergazos al gobierno para que quede muy claro de quién es el callejón Coahuila, no quiero que toque a mi gente, soy ‘Arturito’”. Esa noche ningún policía fue atacado.

Ante la falta de resultados y el reclamo de diversos sectores de la Iniciativa Privada, el 8 de febrero, el alcalde Juan Manuel Gastélum Buenrostro anunció remociones y, al día siguiente, dio a conocer el cambio de los comandantes de región, pero sin dar nombre de los oficiales salientes y entrantes.

Del último paso atrás

Consultados, miembros del grupo coordinación que integra a los tres órdenes de gobierno, consideran que la forma de trabajo del recién estrenado secretario de Seguridad Pública Municipal de Tijuana, Marco Sotomayor, es en extremo técnica: “Es muy de escritorio, llegó con el discurso del Nuevos Sistema, del respeto a los Derechos Humanos y los jefes delegacionales, los policías de calle se están aprovechando para justificar y no trabajar, no agarran a nadie, ya ni de narcomenudeo para buscar información”.

Aseguraron también “falta de supervisión”, ya que hay registros de hasta tres homicidios en periodos cortos de tiempo en una misma zona y nadie es detenido, “eso no es posible sin complicidad oficial”, reclaman.

“La Policía de Tijuana es muy complicada y muy grande, si (Sotomayor) no se pone serio y enérgico, se lo van a comer”, y advirtieron que si no controla a la corporación, seguramente alguien más lo hace.

Los pleitos del Cártel del Golfo, del Noreste (CDN) y además de Los Zetas

febrero 20, 2017 // 0 Comentarios

El Cártel del Golfo y el del Noreste (CDN), además de Los Zetas, libran entre sí una disputa territorial en Tamaulipas y por el control del tráfico de drogas e indocumentados, junto con el robo de hidrocarburos, entre otros delitos.

Informes de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de Tamaulipas señalan que la rivalidad entre Los Zetas y el CDN, formado por antiguos miembros de esa banda de sicarios, es la causa principal de homicidios y delitos de alto impacto en la entidad, a pesar de que no figura en los primeros lugares de incidencia.

La ola de violencia registrada en los últimos meses en Tamaulipas, indica la PGJ, en parte es una reacción de grupos delictivos ante el reforzamiento de operaciones federales y estatales en la entidad, lo que también coincide con que recientemente dos de los grupos criminales se quedaron sin liderazgo.

“(La violencia ha aumentado) principalmente por el reforzamiento de las corporaciones policiacas, con el apoyo de las autoridades federales”, afirmó una fuente de la Procuraduría.

“Lo que ha provocado reacciones en grupos delictivos, así como la lucha de los mismos por el control de las actividades delictivas, principalmente robo, secuestro y extorsión”.

El Cártel del Golfo, de acuerdo con datos de la Procuraduría, opera básicamente en Matamoros y Reynosa, si bien sus células en cada ciudad tienen cierto grado de autonomía.

Los ex miembros de Los Zetas que hoy se autodenominan Cártel del Noreste ubican sus zonas de influencia en Nuevo Laredo y Ciudad Victoria, mientras que el grupo que aún se identifica como Zetas opera en municipios del centro de Tamaulipas, principalmente Ciudad Victoria.

Juan Manuel Loza Salinas “El Toro” está identificado como jefe del Cártel del Golfo, con base en Reynosa, y es el único capo visible de los grupos principales con presencia en Tamaulipas, pues los otros todavía no tienen un mando definido.

José Francisco Treviño “Kiko Treviño”, sobrino del capo Miguel Treviño Morales “El 40”, era jefe del CDN hasta que fue retenido el pasado 30 de septiembre en Houston, Texas; las autoridades no tienen claro quién opera como su sucesor.

Sobre Los Zetas, el pasado 20 de enero la Marina detuvo en Reynosa a Juan Pablo Pérez García “El Oaxaco”, y 11 días más tarde capturó en Ciudad Victoria a su sucesor, José Luis Cano Lumbreras “El Cano”, por lo que el grupo delictivo no tiene un cabecilla identificado claramente.

“El CDN y Los Zetas tienen rivalidad aquí y son la principal causa de homicidios y delitos de alto impacto, no está muy claro todavía que haya pugnas que generen muertes en Matamoros”, indicó la fuente de la dependencia estatal. 

“El Grupo Matamoros sacó unas mantas donde anuncia que se unió con los de Victoria, Los Zetas de vieja escuela, para pelear contra los de Nuevo Laredo, que son Cártel del Noreste”.

Como en Sinaloa: balacera de 4 horas en Tochtepec Puebla

febrero 20, 2017 // 0 Comentarios

La balacera comenzó alrededor de las 22:30 horas del domingo, luego que balearon a un comerciante de autos usados, quien quedó malherido y fue trasladado al CESA del municipio.
Tochtepec se convirtió ayer por la noche en una “zona de guerra”, luego que por más de cuatro horas se registrara una balacera en la que se detonaron armas de grueso calibre. El violento episodio generó pánico entre la población que estuvo a merced del fuego cruzado por el control de la zona que tenía bajo su poder el cártel del Chapo Guzmán.
La balacera comenzó alrededor de las 22:30 horas del domingo, luego que balearon a un comerciante de autos usados, quien quedó malherido y fue trasladado al CESA del municipio. Los familiares de dicho sujeto apodados ‘Los Chilindrinos’ acudieron al municipio y comenzaron a rafaguear diversas viviendas y negocios en busca de los responsables de la agresión.
El comerciante malherido murió al ingresar al Cesa, pues una de las balas penetró en su frente y le provocó la muerte minutos más tarde. ‘Los Chilindrinos’ llegaron hasta el hospital a tratar de rescatar a su familiar, pero al conocer su muerte secuestraron y amenazaron al personal del lugar, exigiéndoles la entrega de un reloj que llevaba el difunto y que presuntamente no aparecía.

Mientras esto sucedía, otros familiares continuaban recorriendo las calles céntricas del municipio y rafagueando algunas viviendas y autos. A decir de los testigos, cientos de casquillos percutidos quedaron tirados en dicha zona.
Aunque las autoridades municipales solicitaron el apoyo de la Policía Federal ésta nunca llego. Los únicos que llegaron fueron elementos de la Policía Estatal, quienes calmaron los ánimos.
Los Chilindrinos finalmente accedieron alrededor de las 2:00 de la mañana de este lunes a permitir el acceso del Ministerio Público al CESA de Tochtepec para hacer el levantamiento de cadáver y comenzar con las diligencias.
Según las versiones que circulan, cuando se realizó el traslado del cadáver siguieron detonando las armas de grueso calibre en la población, por lo que se viven momentos de tensa calma en la zona.

Tamaulipas es donde mas militares han muerto, 120 de los 496 muertos que hay en la guerra contra el narco

febrero 20, 2017 // 0 Comentarios

En la lucha contra el narcotráfico, el Estado mexicano reconoce que el primer integrante de las Fuerzas Armadas en morir fue un soldado que se ahogó en el municipio de Aquila, Michoacán, el 12 de diciembre de 2006,12 días después del inicio del gobierno de Felipe Calderón. Desde entonces, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedeña) informa que a la fecha han fallecido 496 miembros del Ejército en eventos relacionados con la lucha contra la delincuencia organizada en todo el país.

El informe titulado Campaña permanente contra el narcotráfico y la Ley Federal de Armas de Fuegos y Explosivos indica que el más reciente caso de decesos fue el 11 de enero de 2017, en Nuevo Laredo, Tamaulipas, en donde dos cabos y un sargento segundo, pertenecientes al Batallón de Fuerzas Especiales fallecieron a causa de una agresión armada.

Uno de los eventos en los que más militares han muerto ocurrió el 19 de junio de 2010, cuando se accidentó un helicóptero Bell 412 en el municipio de Badiraguato, Sinaloa, tierra natal del líder del Cártel de Sinaloa, durante un operativo de las Fuerzas Armadas.

El estado de Tamaulipas es la entidad donde más integrantes de las Fuerzas Armadas han muerto al sumar hasta hoy 120, mientras que en Sinaloa van 60 militares fallecidos, y Michoacán ocupa la tercera posición, con 54 bajas.

En Guerrero se contabiliza 39 militares caídos, en tanto que el gobierno federal informa que el estado de Chihuahua registra 27 decesos.

En ese recuento oficial se observa que el número de bajas por agresión a balazos es el principal motivo de la muerte de los integrantes de las Fuerzas Armadas, puesto que las estadísticas de la Sedeña detallan que 249 integrantes de las fuerzas castrenses han caído por este motivo.

La segunda causa de fallecimiento son los accidentes vehiculares, con 111 y se reporta que los accidentes aéreos han provocado la muerte a 50 militares.

Otros motivos por las que han fallecido los soldados desde diciembre de 2006, son: atropellamiento, ejecución, ahogamiento, por golpe de calor en zonas de altas temperaturas, y como casos únicos: un electrocutado, otro deshidratado y uno más por caída.

Al desglosar las estadísticas del gobierno se detalla que desde 2006, año de inicio del gobierno del panista Felipe Calderón, 2010 es el año cuando más efectivos cayeron, debido a que se contabilizaron 89 decesos de soldados. En tanto que el año pasado, 2016, es el que menos bajas contabiliza, debido a que el informe indica que murieron 24 efectivos militares.

Por nivel de categoría, son los soldados los que más fallecimientos registran. En ese periodo y por el rango han sido 216 soldados caídos, seguidos de 123 cabos, 68 sargentos y 15 subtenientes.

Durante la actual administración federal, es el año de 2013, el primero de la gestión del presidente Enrique Peña Nieto, en el que más soldados han muerto, según la Sedeña, al registrar a 44 integrantes de la Defensa Nacional, en su mayoría por agresión con armas de fuego.

Las ciudades tamaulipecas de Reynosa y Nuevo Laredo se ubican como los lugares donde más efectivos mueren, puesto que según el informe castrense, en Reynosa han caído 25 efectivos, mientras que en Nuevo Laredo suman 21, casi todos debido a agresiones con armas de fuego y por accidentes automovilísticos.

Monterrey, capital de Nuevo León, es la tercer ciudad donde más fallecen soldados, con 18; le sigue Badiraguato, Sinaloa con 14, ésta última, ciudad natal de Joaquín El Chapo” Guzmán Loera, y bastión del Cártel de Sinaloa, y del líder de esa organización que ahora está recluido en Nueva York, Estados Unidos.

Mientras que Uruapan, Michoacán, una de las ciudades en donde desde hace una década se reporta la presencia de La Familia Michoacana y Los Caballeros Templarios, se contabilizan hasta el momento 13 muertes de militares.

A la caza del narco

El más reciente reporte de la Sedeña —del 15 de enero-sobre el número de militares fallecidos durante la llamada guerra contra el narcotráfico, que identifica como “Campaña permanente contra el narcotráfico y la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos”. Se hace un recuento por estado, por municipio y por grado del militar al que pertenecían los fallecidos y al tipo de unidad al que estaban adscritos.

Se detalla que existen tres eventos en el combate al narcotráfico que tienen similitudes: 11 militares fallecen por accidentes aéreos.

De los 14 integrantes de la Defensa Nacional que han muerto en la tierra natal de El Chapo, 11 elementos cayeron el 19 de junio de 2010, cuando se accidentó un helicóptero Bell 412, matrícula 1208 perteneciente a la Fuerza Aérea Mexicana (FAM), el cual trasladaba personal militar de Badiraguato, Sinaloa, a las instalaciones militares de 5 de Mayo, ubicadas en Durango.

La secretaría informó en esa ocasión que “lamentablemente en ese accidente perdieron la vida un jefe, cuatro oficiales y seis elementos de tropa, la información preliminar indica que el suceso se debió a las condiciones meteorológicas adversas en el área”.

Otro hecho parecido fue el que ocurrió el viernes 18 de abril de 2008, cuando 11 elementos del Ejército mexicano perdieron la vida al desplomarse el helicóptero en el que viajaban por la zona de Uruapan, Michoacán.

La dependencia indicó que la “aeronave perdió sustentación y cayó a tierra”. No se explicaron las causas del siniestro, sólo se detalló que alrededor de las 12:00 horas, el helicóptero Bell 212 con matrícula 1415 de la Fuerza Aérea Mexicana, al volar del aeropuerto de Uruapan a un plantío de enervantes, se desplomó en las inmediaciones de esa ciudad michoacana.

El 1 de mayo de 2015, en un enfrentamiento en Jalisco, miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) derribaron un helicóptero Cougar EC725, donde también fallecieron 11 integrantes de las Fuerzas Armadas: tres capitanes, tres sargentos, un subteniente, un teniente, dos soldados y un cabo.

La Ciudad de México, Querétaro, Tlaxcala, Yucatán, Quintana Roo y Tabasco, son las entidades donde no se reporta la muerte de ningún integrante de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Piden no exponer a militares

Especialistas en temas de seguridad nacional y en narcotráfico coinciden en señalar que ante el número de decesos de militares en enfrentamientos y operativos contra el crimen organizado, es necesario y urgente no seguir exponiendo a las Fuerzas Armadas, debido a que esa función corresponde a corporaciones policiacas federales, estatales y locales.

Para Alejandro Madrazo Lojus, experto en seguridad nacional y políticas de combate al narcotráfico e integrante del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), ante la cifra de soldados muertos en la lucha contra el narcotráfico en los últimos dos sexenios, se tiene que replantear el actuar del Ejército.

Considera que las Fuerzas Armadas no deben estar en las calles combatiendo a la delincuencia. Se deben crear corporaciones policiacas abocadas al combate de la delincuencia.

En entrevista el investigador afirmó que ante la comparación en las cifras de las muertes de militares entre el sexenio de Felipe Calderón y de Enrique Peña Nieto, no se pueden tratar igual, puesto que el contexto es muy diferente, debido a que cuando inició la presidencia de Calderón Hinojosa no existía una declaración para enfrentar a los narcotraficantes, a diferencia de la situación que heredó la actual administración federal.

El académico del CIDE destaca que en aras de evitar mayor cantidad de bajas dentro del Ejército, es necesaria la desmovilización de las fuerzas castrenses y “eventualmente llegar a un punto en el cual el Ejército no tenga nada que ver, ni con la procuración de justicia ni con la persecución de delitos, sean estos ilícitos contra la salud o de otro tipo.

”Es anticonstitucional que se involucre al Ejército. La Constitución mandata con mucha claridad que la seguridad pública debe ser una materia extensiva de los órganos civiles. El Ejército lo que debe de hacer es retirarse, pero de forma gradual y escalonada a la par que se construyan instituciones policiacas solidas y robustas”, dijo Madrazo Lojus.

Rodrigo Soto, académico y especialista en seguridad nacional en la Universidad Panamericana (UP), coincide al señalar que ante las estadísticas de militares caídos, es hora de que las Fuerzas Armadas no sigan en el combate contra el crimen organizado, debido a que esa función está determinada para las policías federales, estatales y locales.

“Debe establecerse la fecha de caducidad para la intervención de las Fuerzas Armadas en la lucha contra el crimen organizado, a fin de seguir evitando más muertes por parte de nuestros militares. Si no se le pone fecha de caducidad o un plazo, seguirán muriendo más soldados en una función que no debe de ser su prioridad.

Las Fuerzas Armadas están para defender la integridad, preservar la soberanía de las instituciones, del territorio y de la población ante riesgo y amenazas de agentes externos que pongan en entredicho la seguridad nacional, no la seguridad pública, eso le corresponde a las policías estatales y federales, no a los militares”.
1 3 4 5 6 7 1.434