Mayitos y Dámasos chocan en La Paz, la Guerra interna por la plaza a todo lo que da

Los dos atentados ocurridos entre el 4 y el 6 de julio son el resultado de la lucha de estos grupos delictivos llevada a espacios públicos, como centros comerciales y calles de la colonia Centro. Mientras, siguen amenazando a funcionarios, ahora con una narcomanta, de la que el Procurador dijo: “No debemos preocuparnos tanto por nosotros”

Con dos atentados en centros comerciales y en la colonia Centro, al parecer vinculados a personas con el crimen organizado, julio comienza a ser el parte aguas de la escalada de violencia en La Paz. 

El primero de estos homicidios ocurrió el 4 de julio a las 9:24 de la noche en la Plaza Comercial Soriana La Paz, en las afueras de “Cinépolis La Paz”, donde se encontraba Carlos Manuel Geraldo López de 35 años de edad, parado en la entrada de la plaza con su celular en mano. Todo quedó grabado por la cámara de seguridad de la plaza. 

El individuo vestía camisa blanca y pantalón oscuro, lo acompañaba un joven de playera blanca y short negro. El lugar estaba en completa calma, pero a las 9:24 y 31 segundos un hombre de camisa gris, pantalón oscuro y de complexión delgada aparece en la escena y se dirige a Carlos Manuel, desenfunda su arma y dispara a quemarropa. 

La víctima recibe el primer impacto directo al mentón y huye del lugar, sin embargo, su agresor antes de alejarse de la escena descarga tres tiros más con una pistola tipo escuadra calibre 9 milímetros; según la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE). 

En la escena del crimen se recolectaron tres casquillos percutidos y una ojiva. La víctima recibió tres impactos de bala, uno en el mentón, otro en la región lumbar izquierda y uno más en omoplato izquierdo. De acuerdo al Sistema AFIS el lesionado cuenta con antecedentes penales y se le giró una orden de aprehensión en el Hospital Juan María de Salvatierra. 

Otro hecho que preocupó a vecinos de la colonia Centro se registró el 6 de julio en las calles Márquez de León y Ramírez donde detuvo su marcha un automóvil Jetta color blanco con una persona lesionada por disparos de arma de fuego.
José Ángel González Portillo “El 27” abatido a balazos el 1 de noviembre de 2014 

Según relataron testigos, “desde la calle Manuel Pineda y Ramírez una camioneta Escape de color azul perseguía al carro blanco y así de la nada se escucharon fuertes ráfagas de armas de fuego ‘tatatatata’ –refirió–, al parecer se intercambiaban de carro a carro”, la persecución culminó en la esquina con Márquez de León, cuando el automóvil color blanco perdió el control y se estrelló contra una camioneta Pathfinder color arena. Un miembro del Grupo de Coordinación de seguridad Pública explicó que “se dio otro enfrentamiento en el lugar. 

Los Mayitos y Los Dámaso se volvieron a encontrar, buscando controlar la plaza, pero no pensaron que también venía armado”, confirmó. José Alberto Quiñones Márquez, de 35 años de edad y originario de Mazatlán, Sinaloa, recibió al menos cinco impactos de bala, confirmó la PGJE, sin embargo en su ingreso al Hospital Juan María de Salvatierra en una revisión preliminar se informó que el individuo sufrió 8 impactos (orificios, algunos de entrada y salida) en espalda baja y omoplatos. 

De acuerdo a los testigos, al pasar la primera unidad el joven se encontraba en la banqueta recargado en la pared (imagen) y al pasarse la unidad de la Policía Estatal Preventiva este sujeto abordó de nuevo el vehículo, los primeros en llegar fueron agentes ministeriales quienes se acercaron al vehículo, y de acuerdo a uno de los testigos, le indicaron que soltara el arma a lo que el herido accedió. A la llegada de paramédicos José Alberto de inmediato les hizo saber que “se equivocaron, ya cuando aceptaron dijeron mátalo, mátalo ya nos vio”, los primeros informes recabados es que en el interior del vehículo de “El Mazatleco” traía en su poder tres celulares y dinero: el arma no ha sido confirmada por agentes de seguridad. Estos hechos de sangre se asemejan el enfrenamiento que se registró en esta ciudad el 1 de noviembre de 2014 cuando fue abatido a balazos José Ángel González Portillo “El 27”, tras el enfrentamiento entre las mismas células delictivas.   

Amenazas del crimen Asimismo, el crimen a sangre fría de Samgar Salvador Gómez Reyes, ex encargado de despacho de la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales (SIE) de la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE), dejó muchas puertas abiertas para grupos de delincuencia organizada establecidos en La Paz, Gómez Reyes recibió constantes amenazas, los grupos delictivos colocaron mantas con su nombre y foto que reclamaron el pago por “limpiar la plaza”, hasta que el 29 de junio tres sicarios asesinaron al ex funcionario en la esquina de Airapí y Puesta del Sol. La PGJE llevó ante la Procuraduría General de la República (PGRE) la “investigación de mantas que personas desconocidas colocaron en diversos puntos de esta capital”, ya que en la última, colocada el 4 de julio en la carretera al norte en el kilómetro 9 y el entronque con la carretera al Aeropuerto Internacional Manuel Márquez de León, apareció de nuevo el ex funcionario de la Procuraduría Estatal, Bibiano Rigoberto Burgoin García, ex encargado de la Dirección de la Policía Ministerial, y también el de Erasmo Palemón Alamilla Villeda, Procurador de Justicia en Baja California Sur. Dicha manta decía textualmente lo siguiente: “Bibiano Sr Palemón ya vieron que no estamos jugando hijos de su puta madre, no cumplieron con lo pactado, cumplan ratas, contesta los blackberrys Bibiano”. 

Incidencia delictiva al sur de BCS “Empezaron en marzo, 5 de marzo 8 de marzo, por allí empezaron, habían cesado y ayer apareció uno, que por cierto dista de ajustarse a la mecánica de los anteriores, que además es una lona impresa, en todos y cada uno de los eventos se ha iniciado con una carpeta de investigación, contrario a lo que se dice con una falta de respeto que nosotros engañamos, lo niego. 

Todo servidor público en áreas de seguridad en las que labora siempre tiene algún riesgo,  hasta por un accidente, los que no tenemos que ver, no debemos preocuparnos tanto por nosotros, sino por la objetividad de la noticia de la investigación”, aseveró escuetamente el Procurador en torno al tema. 

Así se iniciaron las carpetas de investigación con el Número Único de Caso (NUC) LPZ/5400/2016 respecto a la manta hecha pública el 4 de julio, así como “4 eventos más en los que también aparecieron ese mismo tipo de publicaciones”. NUC LPZ/1936/2016, publicación del 05 de marzo del presente, en Blvd. Forjadores de Sudcalifornia, entre San Antonio y Santiago, Frac. Bellavista y publicación del 23 de abril, sobre puente peatonal que se ubica en Agustín Olachea, frente a plaza comercial; LPZ/1937/2016, publicación del 05 de marzo del presente, sobre el puente peatonal que se ubica en Calle Mariano Abasolo, entre Algodón y Calle 6; LPZ/2030/2016, publicación del 07 de marzo del presente, cartulina sobre vehículo que intentaron incendiar, en las calles Legaspy entre Gómez Farías y Altamirano; LPZ/2032/2016, publicación del 8 de marzo del presente, sobre el puente peatonal que se ubica en calle Forjadores y Bahía Asunción.   

Inseguridad, talón de Aquiles en los municipios Mientras los choques entre grupos rivales que pelean la plaza a balazos siguen sacudiendo la vida cotidiana en la capital del estado, la inseguridad sigue siendo el talón de Aquiles para las administraciones municipales, a 9 meses de haber iniciado su trienio. 
Narcomanta colgada en puente de La Paz con amenazas contra el Procurador de Justicia, Erasmo Palemón Alamilla y el Ex Director de la Policia ministerial, Bibiano Burgoin García (Amenazas del crimen al servicio público) 

En Comondú, las denuncias por robos a casa habitación y las ejecuciones fueron incidentes que preocuparon; en Los Cabos el vandalismo y el robo en todas sus modalidades; en La Paz el panorama es más crudo aun: ejecuciones en distintas zonas de la ciudad sin excepción, la hora tampoco ha sido impedimento. 

Comondú se mantiene como uno de los  municipios sobresalientes en este tema, pasó de ser la zona de mayor índice delictivo en cuestión de robos a casa habitación, vehículo y con violencia, a ser ejemplo estatal con la disminución de entre el 65 y 70 por ciento en incidencia delictiva. El alcalde Francisco Pelayo Covarrubias afirmó que la estrategia ha sido tomar cartas en el asunto y, en coordinación con los tres órdenes de gobierno, atacar directamente a los hechos suscitados; actualmente cuenta con alrededor de 250 elementos de seguridad. 

“De 104 robos que se han consumado en lo que va del año, 35 se dieron en el mes de enero, 32 en febrero, 15 en el mes de marzo, abril con 12, para terminar en el mes de mayo con solo 10 robos en casa habitación; 67 robos de vehículo de enero a mayo, en enero 12 vehículos robados; en febrero 28; en marzo solo 13, en abril 12, y en mayo logramos dar con la célula delictiva. Ya están a disposición de las autoridades, en mayo solo se robaron dos vehículos. 

Desde aquí les digo que les vamos a declarar la guerra a la delincuencia”, celebró Pelayo Covarrubias. Como parte de la atención a los robos en todas sus modalidades, el presidente municipal aseguró que lo principal fue identificar el problema y determinar las posibles estrategias a seguir, lo que derivó en la detención de los delincuentes y llevar opciones para quienes delinquían; en el estudio se estableció por qué cometían los delitos, las condiciones en que vivían y se buscó una solución, que hasta el momento ha resultado. 

“Nos dimos a la tarea de identificar plenamente a ese grupo que estaba delinquiendo sin oficio ni beneficio, que solo lastimaban el patrimonio de las familia, una vez identificados, ver si eran foráneos o del mismo municipio, ya identificados, en un acercamiento con estas personas el problema fue la falta de trabajo y que solo buscaban regresar a sus Estados de origen. 

Ayudamos a regresar a cerca de 50 personas que delinquían con viáticos pagados, a los locales identificamos que la mayoría tenían problemas de adicción y los apoyamos a que se incorporaran a anexos, centros de rehabilitación con la autorización de las familias”, finalizó. 

En Los Cabos, los mismos delitos repuntaron, pero con mayor focalización en horarios y zonas, lo cual llevó a agentes de la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, a atender rápidamente, aunque a la fecha se mantienen los delitos, pero en menor proporción. Así lo dijo el capitán de fragata retirado, José Jorge Ontiveros Molina, titular de la institución municipal. 

“Los delitos más relevantes o que tenían mayor alta en el municipio son los patrimoniales, que siguen siendo, pero en menor proporción: robo a casa habitación, robo a los ciudadanos, a vehículos o partes; robo a negocios era lo más marcado y algunas zonas focalizadas manejaban algunos puntos y los mismos horarios”, señaló. 

Las estrategias fueron complejas en un inicio, pero se hizo “un reajuste del personal, no por identificarlos como malos elementos, sino acomodarlos de acuerdo a la cantidad necesaria de unidades y elementos, se dio un periodo de observación de un mes, y posteriormente se hicieron los ajustes como cambios de mandos medios, llegaron elementos de la Marina que están trabajando en mandos medios y los elementos que estaban como comandos se mandaron al área de capacitación. 

Nos han apoyado en temas de prevención con la Policía Ministerial, el Ejército y la Marina”. Actualmente ocho agentes de la Marina Armada de México participan en tareas dentro de la corporación como mandos medios. 

Por último, expuso que una estrategia que ha funcionado es acudir a las colonias de mayor índice delictivo y establecer tácticas de prevención del delito con los vecinos, allí mismo, ellos hacen una evaluación de los elementos que atienden el sector y se evalúa el desempeño. 
Ataque en plaza comercial Soriana La Paz, elevó el nivel de violencia entre células delictivas (Julio rompió los esquemas del crimen organizado.) 

Sin embargo, La Paz sigue resintiendo los graves problemas de inseguridad, como los robos en todas sus modalidades, y el que más aqueja a los pobladores, los delitos de alto impacto como homicidios dolosos al estilo del crimen organizado. 

Para combatir la inseguridad en las calles paceñas, la Dirección Operativa de Tránsito Municipal implementó varias estrategias a mitad de 2016, que consisten en aumentar los efectivos en las vialidades, así como disminuir de cinco sectores en los que se dividía la ciudad, a solo tres. 

A su vez, éstos fueron subdivididos en cuatro al interior, de esta manera cada sector estará con la presencia de al menos cuatro unidades en cada uno. Además de que cada tres meses habrá rotación de elementos para disminuir posibles casos de corrupción. 

“Vamos cumpliendo paso a paso con el proyecto, ya está trabajándose, también reasignamos personal en un asunto de que los mandos van a estar siendo rotativos, ya no van a estar en el esquema de meses en los que pasaba meses o años en algunos sectores, aquí la idea es que estén rotando cada tres meses con el comandante de sector para que el patrullaje sea constante para tener presencia y prevenir el delito, y disuadir las conductas antisociales”, manifestó Álvaro Orlando Cabanillas, director operativo de la corporación. 

Los sectores quedaron de la siguiente manera: * Sector 1. Abarca colonias como Pedregal, Esterito, Ciudad del Cielo, Centro, Los Olivos, Cárdenas, Rinconada, Loma Linda, Loma Obrera, Márquez de León. * Sector 2. Ocho de Octubre, Bellavista, Fovissste, Fidepaz, Indeco, Civilizadores, Revolución. * Sector 3. 

Fraccionamiento Villas del Encanto, Camino Real, Santa Fe, Miramar, Progreso, La Fuente, Calafia, Ayuntamiento, Tabachines y demás del sur; así como las zonas de El Centenario y Chametla. “Con esta dinámica tendríamos un comandante por turno, que es la temática para tener la supervisión directa sobre las cuatro zonas que cada comandante tenga y que, además, las personas en un tema de proximidad social que implementaremos con la Policía Estatal, tengan el número del comandante y éste supervise las cuatro zonas, y que estén en interacción de los ciudadanos”, confió Cabanillas. Esta estrategia apuesta a que la incidencia delictiva vaya a la baja, ya que se estima la participación de 70 elementos distribuidos en las cuatro zonas al interior del sector. 

Los hechos delictivos están bien marcados por zona: en la número uno prevalece el robo a negocio, a vehículo y de vehículo; en el dos, repuntan las riñas y pleitos intrafamiliares; mientras que el tres, el robo a casa habitación va en aumento. A nueves meses de administración, seis de 2016, la corporación cambió el plan estratégico de acción, hasta el momento Comondú sobresale con la mejora en los índices, aunque se espera un mejoramiento en el resto de los municipios.