"CIFRAS lo DEMUESTRAN",la VIOLENCIA AUMENTA y se EXTIENDE a REGIONES "DONDE ANTES NO HABIA CRIMEN ORGANIZADO"…vamos bien ?


Datos compilados por un grupo de la sociedad civil mexicana confirman una preocupante tendencia en México en los últimos meses: la violencia no solo aumenta en forma pronunciada, sino que también se extiende a regiones que anteriormente no se consideraban áreas álgidas para el crimen organizado.
En el primer trimestre de 2016, la organización mexicana Semáforo Delictivo documentó un incremento de 15 por ciento en los homicidios relacionados con el crimen organizado. El director del grupo, Santiago Roel, indicó que el 57 por ciento del total de homicidios este año fueron resultado de las ejecuciones criminales, por encima del 48 por ciento en el mismo periodo de 2015, según Excelsior.
En total, Semáforo Delictivo registró 4.456 homicidios durante los tres primeros meses de 2016 —por encima de los 3.862 de 2015—, lo que pone a México en un ritmo según el cual terminaría el año con 18.000 homicidios.
Los estados que arrojaron las tasas de homicidios más elevadas fueron: Colima (17,7 por 100.000 ciudadanos), Guerrero (14,5) y Sinaloa (8,3). Los que menos registraron fueron: Nayarit (0,9), Aguascalientes (0,7) y Yucatán (0,7). Guerrero tuvo el mayor número de muertes violentas que pueden estar vinculadas al crimen organizado, con 436.
Semáforo Delictivo también mide las incidencias de otros delitos de alto impacto en México, y halló una reducción de 12 y 9 por ciento en extorsión y secuestro, respectivamente, en el primer trimestre de 2016.
En general, se identificó a Colima, Guerrero y Morelos como los estados con el mayor deterioro de las condiciones de seguridad este año, entre las que la organización destacó la situación de Colima como de alarma especial, según informes de Animal Político.

Análisis de InSight Crime

Los datos de Semáforo Delictivo confirman observaciones anteriores de una tendencia preocupante: las tasas de homicidios en México están subiendo.
El gobierno mexicano divulgó recientemente estadísticas que muestran 1.725 víctimas de homicidio en marzo, el mayor número desde enero de 2014, cuando comenzaron a compilarse esos datos. Más aún, los datos oficiales gubernamentales registraron 3.158 homicidios en lo corrido de enero y febrero, un incremento de 11 por ciento sobre el mismo periodo de 2015.
El alza sostenida en los índices de homicidios en México tiene que ver en parte por regiones geográficas asociadas generalmente a la violencia y la actividad criminal, en especial Guerrero. No cabe duda de que la situación de seguridad en Guerrero, alguna vez orgullosa meca turística de Acapulco, sigue siendo crítica, con cifras oficiales que muestran 332 personas asesinadas en la ciudad en lo que va del año, pese a un sinnúmero de operaciones de seguridad que buscan devolver la calma en los últimos años. Recientemente, una organización de la sociedad civil mexicana catalogó a Acapulco como el municipio más violento del país, con índices de violencia casi cuatro veces sobre el promedio nacional.
Sin embargo, la tendencia alcista en los homicidios es aún más preocupante por los incrementos en lugares de los que no se sospecharía a primera vista, como Colima. En 2015 Colima ni siquiera ocupaba uno de los cinco primeros lugares entre los estados más violentos de México, pero un aumento de más de 300 por ciento en los homicidios lo ha llevado a convertirse en el estado más violento de México por primera vez en su historia.
Fuente.-