"GATO por LIEBRE al SENADO"," PAGO 243 MIL PESOS por…"TESIS ESCOLAR de la ARRACHERA"….era de "sumo interés" legislativo.


La polémica investigación que pagó el Senado en torno a la carne arrachera, al final, resultó que proviene de un trabajo escolar.
En 2015, el Instituto Belisario Domínguez pagó 243 mil 252 pesos por una rara investigación sobre la arrachera en establecimientos TIF.
Curiosamente, esta investigación es la misma que, en 2009, fue presentada en la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM, como informe final de un trabajo de prácticas profesionales. Ambos trabajos, tanto el pagado por el Senado como el que fue presentado en la UNAM— son idénticos. El autor, Luis Ramiro Ortiz Miranda, de hecho, sólo suprimió el agradecimiento y la dedicatoria.
No obstante, la introducción, justificación, objetivos, cuadros y cifras son iguales. La investigación presentada en la UNAM se concentra en el DF; mientras que la que compró el Senado se expone como una investigación nacional.
El trabajo es de 2009. No obstante, seis años después, Ortiz Miranda se le vendió al Senado el estudio llamado Procedimientos Operativos Estandarizados de Sanitización (POES) de Carne Arrachera en Establecimientos (TIF). A cambio, recibió un total de 243 mil 252 pesos, pues a los 209 mil 700 pesos que sobró se suman los 33 mil 552 pesos del 16% de IVA. Otro aspecto curioso es que el estudio se realizó en sólo tres días, del 17 al 20 de julio de 2015. El texto conserva, por lo demás, las mismas cifras sobre el consumo de carne en 2005.
Excélsior ya había revelado que, entre los 13 estudios especiales que pidió el Instituto Belisario Domínguez el año pasado, el cual estabapresidido en ese momento por el panista, Fernando Herrera, se encontraba uno referente a la carne de arrachera.
No es raro que alguien venda su tesis. Lo extraño es que el Senado pague por un estudio sobre la carne de arrachera.
Interrogado sobre este informe, Fernando Herrera, coordinador de los senadores panistas, dijo que “verlo así, como carne arrachera, parecería broma. Pero así se hicieron diversos análisis sobre la alimentación en el país”.
Lo cierto es que ambas versiones, coinciden hasta en las comas, los puntos y las faltas de ortografía.
Fuente.-