Los "HINCAN y los EJECUTAN"…al ESTILO de los "PUEBLOS SIN LEY"…es el "Nuevo Leon" del "Bronco" con las mismas "Broncas".



Tos jóvenes fueron hincados y sus ejecutores les dieron el tiro de gracia, anoche en la Colonia Constituyentes de Querétaro, en San Nicolás.

Los hechos fueron reportados a las 21:00 horas cuando paramédicos de Emergencias San Nicolás auxiliaron a los jóvenes que estaban tirados en medio de dos charcos de sangre, sobre una banqueta frente a unas bodegas.

De acuerdo a informes extraoficiales, la doble ejecución ocurrió en la privada Díaz Ordaz, entre Antiguo Camino a Apodaca y la Avenida López Mateos, en el Sexto Sector de la Constituyentes de Querétaro.

Las primeras investigaciones revelaron que los dos jóvenes fueron llevados hasta ese sitio que es una privada oscura, y frente a la bodega con el número 221, los hincaron sobre la banqueta. 

Por las evidencias encontradas en el lugar, los jóvenes menores de 20 años fueron hincados y al parecer recibieron el tiro de gracia.

Los fallecidos fueron identificados como Milton Kenedy Ramos Díaz, de 16 años; además de José Ricardo Gutiérrez Aguilar, de 18. Ambos recibieron al menos un disparo en la cabeza.

Se reportó que en el lugar se encontró a otro menor de nombre Eduardo, de 15 años, con domicilio en la Colonia Independencia, y quien fue lesionado con un arma blanca.

Tras escuchar las detonaciones, los vecinos del sector reportaron los hechos, por lo que policías municipales acudieron al lugar y observaron a los jóvenes tirados en medio de dos charcos de sangre.

Los oficiales escucharon que ambos jóvenes se quejaban, por lo que pidieron el auxilio.

Paramédicos municipales los trasladaron de urgencia al Hospital Metropolitano, que se encuentra a menos de medio kilómetro de distancia.

Horas más tarde, se informó que los dos jóvenes habían fallecido tras ingresar al nosocomio.

Sobre el o los presuntos agresores, las autoridades no obtuvieron datos, ya que la zona en donde fueron los hechos es un lugar oscuro y solo hay bodegas; los vecinos que escucharon las detonaciones viven a más de 300 metros de distancia.

Personal de Servicios Periciales se hicieron presentes para recabar evidencias y encontraron en la escena cuatro casquillos de arma de fuego calibre nueve milímetros.

Fuente.-