"RICOS en E.U encuentran "ESQUEMA para EVADIR IMPUESTOS"…algun parecido ?,también financian a "Políticos".



Los magnates de fondos de resguardo Daniel S. Loeb, Louis Moore Bacon y Steven A. Cohen tienen mucho en común.

Han administrado miles de millones de dólares en capital y ganado enormes fortunas. También han invertido en obras de arte y en financiar a candidatos políticos.

Además, cada uno ha aprovechado una esotérica laguna fiscal que les ahorró millones de dólares en impuestos.
¿El truco? Enviar el dinero a Bermudas y traerlo de regreso.

Los individuos más acaudalados en Estados Unidos crearon una especie de sistema fiscal privado, basado en lagunas legales y oscuras regulaciones, a fin de evadir el pago de miles de millones de dólares en impuestos, reveló hoy la prensa.

Así lo reveló una investigación publicada este martes en la página electrónica del diario The New York Times (NYT).

Destacó que mientras la desigualdad en el ingreso en Estados Unidos está en sus mayores niveles en casi un siglo y hay un debate sobre si la respuesta a este problema debe ser aumentar impuestos a los más ricos, este sector ha protegido y profundizado sus privilegios fiscales.

Algunos lo llaman la industria de la defensa de los ingresos, que consiste en un costoso ejército de abogados, planificadores de patrimonios, cabilderos y activistas antiimpuestos que explotan y defienden una gama vertiginosa de maniobras fiscales, de las cuales prácticamente ninguna está disponible para los contribuyentes más modestos.

Operando en gran medida fuera de la vista pública -en tribunales fiscales, a través de disposiciones legislativas oscuras y en negociaciones privadas con el Internal Revenue Service (el servicio de recaudación tributaria de Estados Unidos)- los ricos han usado su influencia para continuamente reducir la capacidad del Gobierno para gravarlos.

Jeffrey Winters, académico de la Universidad del Noroeste que estudia las élites económicas, explicó que los multimillonarios en Estados Unidos pagan millones de dólares por los servicios de expertos que los ayuden a pagar menos impuestos, lo que les ahorra decenas o cientos de millones de dólares.

El efecto ha sido la creación de una especie de sistema fiscal privado, que sirve sólo a varios miles de estadounidenses.

En años recientes, este aparato se ha convertido en una de las avenidas más poderosas de influencia para estadounidenses adinerados de todas las ideologías políticas, entre ellos Loeb y Cohen, que dan mucho dinero a los republicanos, y el multimillonario liberal George Soros, que ha hecho un llamado a impuestos más altos a los ricos al mismo tiempo que usa lagunas fiscales para reforzar su propia fortuna.

Todos son parte de un pequeño grupo que proporciona gran parte de las primeras cantidades de dinero donadas para la campaña presidencial del 2016.

El diario recordó que mientras que los aspirantes demócratas a la presidencia Hillary Clinton y Bernie Sanders han prometido incrementar los impuestos a los estadounidenses más ricos, los candidatos republicanos han propuesto políticas específicas para reducir bastamente la carga fiscal a este grupo.

"Existe la idea de que los ricos usan su dinero para comprar políticos; más precisamente, lo usan para comprar políticas y de manera específica políticas fiscales", explicó Jared Bernstein, investigador del Centro sobre Presupuesto y Prioridades Políticas.

El impacto sobre sus propias fortunas ha sido dramático.

Hace dos décadas, cuando Bill Clinton fue electo Presidente, los 400 contribuyentes que ganaban más en Estados Unidos pagaban casi el 27 por ciento de sus ingresos en impuestos federales, de acuerdo con datos del IRS (Servicio de Impuestos Interno, por sus siglas en inglés).

Para el 2012, cuando el Presidente Obama fue reelecto, esa cifra había caído a menos del 17 por ciento, que es sólo ligeramente más que la de una familia típica que gana 100 mil dólares anualmente, cuando los impuestos sobre la nómina son incluidos para ambos grupos.

Algunas de las batallas fiscales más grandes en la actualidad son libradas por algunos de los donadores más generosos a los candidatos del 2016.

Incluyen a las familias de los inversionistas de fondos de resguardo Robert Mercer, que dona a los republicanos, y James Simons, que da a los demócratas; así como el operador de opciones Jeffrey Yass, un donador de tendencia libertaria a los republicanos.

La firma de Yass está litigando en torno a lo que la agencia consideró ser decenas de millones de dólares en impuestos no pagados en su totalidad.

Renaissance Technologies, el fondo de resguardo que Simons fundó y que Mercer ayuda a administrar, actualmente está bajo revisión por el IRS por una laguna que le ahorró a su fondo unos 6.8 mil millones de dólares en impuestos durante aproximadamente una década, de acuerdo con una investigación del Senado.
Con información de Notimex y The New York Times.
fuente.-